Oración a la Virgen de Fátima, la Santa de los portugueses

En el catolicismo el 13 de mayo se celebra la festividad de “Nuestra Señora del Rosario de Fátima”, a través de la Oración a la Virgen de Fátima. Esta veneración se inicia a partir de la aparición a los pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco, en la Cova da Iria, Fátima, en Portugal. Es patrona del Inmaculado Corazón de María.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

Oraciones a la Virgen de Fátima

Como buenos católicos iniciaremos este artículo colocándolos bajo la protección de Dios y de la Virgen de Fátima, a través de la oración para empezar el día, agradecerle por cuidar de nosotros, de nuestros niños y vigilar que estemos siempre con buena salud y, pedirle que vigile nuestros pensamientos, palabras y acciones para reforzar nuestra fe todos los días. Por esto compartiré algunas oraciones.

Oración a la Virgen de Fátima para tener un buen día

Santa Virgen de Fátima, con perdurable gozo por tu presencia materna, acoplamos nuestras voces con todas las generaciones que te han llamado Bendita.

Alabamos la bella obra de Dios a través de ti, que hace llegar siempre su misericordia a todos nosotros en cualquier momento, y circunstancias menos favorecidas, para auxiliarnos y salvarnos.

Oye y escucha nuestras oraciones que con amor y confianza dirigimos hacia ti madre celestial, que como buena madre sabes que todos somos dignos de ti y conoces lo que sentimos por ti en nuestros corazones.

Virgen_de_Fatima

Atiende y ampara nuestra vida: exalta cada aspiración de bien, todos los días vigoriza y mantén nuestra fe, apoya y guía la esperanza, promueve y alienta la caridad, llévanos a todos por el camino de la integridad.

¡Oh Virgen de María!, que al dejarte ver por última vez te hiciste llamar como la Reina del Santísimo Rosario, y que promoviste el rezar como prueba de fe y recogimiento para el logro más positivo y poderoso de todos los males y desdichas que nos desesperan, tanto espirituales como temporales, visibles e invisibles.

Inducid en nuestros ánimos un hondo aprecio de los secretos de nuestra Liberación que se evocan en el rezo del Rosario, para así vivir eternamente de sus creaciones. Conferirles la gracia de ser eternamente fieles a la práctica de suplicar diariamente para honraros a Vos, acompañando vuestros deleites, sufrimientos y delicias, y así conseguir vuestra maternal asistencia y socorro en todos los instantes de la vida, pero especialmente en la hora de la muerte ¡Amén!

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

Oración a la Virgen de Fátima por los favores conferidos

¡Santa Virgen de Fátima! Tú que te dejaste ver muchas veces por los niños y registe a toda una comunidad de fieles de acuerdo a los mandatos del Santo Padre. Tu que eres la madre indudable que con piedad y amor nutres las almas de los que en Dios creemos.

¡Graciosa madre mía! Mi destino lo pongo en tus benditas manos y reconozco enormemente el que hayas estado siempre conmigo, protegiéndome desde el mismo momento en que entregue mi corazón a ti. Te pido que nada me perturbe, que nada me espante y que eternamente este conmigo. Amén!.

Oración para pedir un milagro

¡Amada Señora del Rosario!, santísima Virgen de Fátima que confiaste en todos nosotros misiones de armonía, amor y fe. Tú que llevas contigo el amor y fe de miles de fervorosos creyentes y que escuchas nuestras suplicas con serenidad y celo. (Ver también: Novena a San Marcos de León)

Hoy me pongo a tus pies para que me escuches en estos momentos de desasosiego, con la confianza de saber que me sabrás socorrer. Consiente en guiarme el camino para superar esta situación que estoy atravesando y haz que el milagro se encargue de este momento para así yo, con tu bello manto, pueda gozar con las destrezas de ser un fiel devoto. ¡Amén!

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

Oración a la Virgen de Fátima para protección de los niños.

¡Bendita madre nuestra! Oh Santa Virgen de Fátima que te mostrasteis a niños como yo y que llevaste a toda una población hacia la auténtica fe. Tu que velas por los niños y colmas de amor y alegría los corazones de los más pequeños. Te imploro hoy que siempre estés conmigo en cualquiera circunstancia y me libres en todo instante de cualquier energía negativa que quiera extraviarse del camino del bien. ¡Amén!

Oración a la Virgen de Fátima por nuestra salud

Amada Virgen de Fátima; tú que transmites generosidad maternal y que estas en todo momento a la derecha nuestra protegiendo a todo aquel que venera tu nombre. Como tú caritativo y fiel creyente me dirijo a ti en todo momento y en especial hoy, suplicando tu ayuda en estos instantes en que mi salud se encuentra quebrantada y me siento confundido Te suplico que vigiles mi restablecimiento y te estaré eternamente agradecida. ¡Amén!

Breve oración a la Virgen de Fátima

Amada Virgen Santísima, que te presentaste antes los niños en diversas oportunidades, a mi también me gustaría mirarte, escuchar tu voz y decir: Amorosa madre mía, guíame al Cielo. Con certeza en tu amor, te suplico me alcances de tu Hijo Jesús una fe ferviente, capacidad para comprenderlo y amarle, serenidad y gallardía para servirle a Él y a mis prójimos, y un día estar junto contigo en el Cielo.

Te solicito con el mayor fervor por la transformación de los pecadores y la armonía del mundo; por los niños para que siempre cuenten contigo y tengan en todo momento tu auxilio divino y lo solicitado para que estén en todos los aspectos bien y tengan salud y, un día estén en la gloria eterna. ¡Amén!  (Ver artículo: Novena a San Alejo)

El poder del Santo Rosario

Desde su primera revelación ante los niños Lucía, Jacinta y Francisco el 13 de mayo de 1917, la Virgen de Fátima habló sobre la importancia y poder del Santo Rosario. Los pequeños cuando la vieron y saber quién era le preguntaron si ellos irían al cielo, a lo la Virgen de Fátima le contestó que tanto Lucía como Jacinta sí irían, en cuanto Francisco, contestó que, si iría, aunque primero tendría que rezar muchos rosarios.

La Virgen de Fátima les comunicó a los niños que todos los días se tiene que rezar el Santo Rosario para pedir por el fin de la guerra y lograr la paz del mundo. La Santísima Virgen al hablar con ellos los alumbró con sus manos santas envolviendolos con su luz divina. Los tres niños con un fervoroso amor se arrodillaron y glorificaron a la Santísima Trinidad y al Santísimo Sacramento.

La segunda oportunidad en que se les apareció la Virgen María, en Fátima, ellos ya estaban rezando el rosario, luego en la tercera oportunidad en que la virgen se les apareció le solicitó que, al terminar cada misterio, dijeran “Jesús mío, perdónanos, líbranos de todo mal, del fuego del infierno, guía todas las almas al cielo, en especial a las más necesitadas”.

Al tiempo los niños pastores revelaron de las apariciones de la Virgen María en Fátima, y muchas personas como muestra de fe iban y dejaban dinero en Cova de Iría, por esto Jacinta le consultó a la virgen que hacer con el dinero donado por las personas, a lo que la virgen María les informó que ese dinero lo destinarán para la Celebración de Nuestra Señora del Rosario y que lo que sobrara los emplearán en la edificación de un templo.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

En una siguiente aparición la Virgen se mostró con un semblante muy afligido, a lo que la Virgen les comunicó “Orar, orar mucho, suplicar por los pecadores y haced expiaciones por los arrepentidos, para auxiliarlos porque muchas almas al morir son condenados al infierno por faltar quién se ofrezca a ver por ellos a través de la oración y suplicar por el perdón de sus almas.

Luego de saber sobre las apariciones de la Santísima Virgen, las personas buscaban a los niños para solicitarles el favor de interceder ante la Virgen por ellos. El día de la quinta visión, a los pequeños pastorcitos les costó llegar hasta Cova de Iría, por las cantidades de gente que les impedían avanzar. Los niños al ver a la Señora del Rosario empezaron a rezar con la Virgen y las personas. De nuevo les pidió a los niños seguir orando para que terminara la guerra. (Ver también: Oración para el Amor con la Santa Muerte)

En la postrimera visión, previo que sucediera el Prodigio del Sol, en este milagro el astro rey parecía que se movía y que caería sobre los miles de personas que asistieron en esta ocasión a la aparición de la Virgen María, en esta ocasión la Madre de Dios solicitó que se construyeran en ese sitio una capilla en su honor y se mostró como la “Señora del Rosario”. El 13 de octubre durante esta aparición, con rostro muy triste dijo “Que no se siga ofendiendo a Dios Nuestro Señor, porque está muy ofendido”.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

 Relato de la aparición de la Virgen narrada por Lucía Dos Santos

…Mi hermana Carolina era quién guardaba el rebaño y al llegar a la edad de trece años, ya estaba en edad de obtener un empleo. Por esto mi madre me encargó el cuidado de las ovejas a mi persona, quién relata esta historia es Lucía Dos Santos. Para que cuidaran las ovejas de sus padres, sus primos Francisco y Jacinta también fueron encomendados en esta tarea, aun cuando estaban muy pequeños. Los tres niños estaban felices por esta tarea.

Estábamos contentos porque cada día podríamos vernos y jugar, empezamos a organizar como cada mañana sacaremos los rebaños y nos encontraríamos en el Barreiro. En esta laguna nos reunimos y escogemos el lugar a dónde llevar las ovejas a pastar, íbamos felices y contentos a realizar esta tarea como si nos hubiesen invitado a una verbena. Le dábamos a las ovejas nuestras comidas para tenerlas tranquilas y que nos hicieran caso.

Cuando estábamos instalados en el sitio de pastoreo no se separaban de nosotros y podíamos jugar tranquilos. A mi prima Jacinta le encantaba consentir a los blancos corderitos, se los subía a su regazo, para acariciarles y por las noches llevarlos cargados hasta la casa, para que no se cansaran. Una tarde de regreso a casa, Jacinta se metió en medio del rebaño.

Al verla le pregunté ¿qué haces ahí entre las ovejas?, …es para hacer lo que hizo Nuestro Señor, lo vi en una estampita que me dieron, él estaba parado entre las ovejas y llevaba una en sus brazos…Otro de nuestros juegos era subir hasta la cima más alta y sentarnos sobre la piedra más grande y gritar nombres, pues a Jacinta le gustaba mucho oír el eco de su voz.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

Cuando gritamos, el nombre que mejor sonaba era María, en ocasiones a manera de juego Jacinta oraba en voz alta el Avemaría completa, pronunciando cada palabra una vez que se callaba el eco anterior. También disfrutamos cantando y además de canciones profanas, que conocíamos bastantes, Jacinta le gustaba más cantar “Salve Noble Señora”, “Virgen Pura”, “Ángeles, cantad conmigo”.

Francisco se sentaba en la piedra más alta, cantaba y también tocaba su flauta, disfrutaba quedarse un rato divirtiéndose con su flauta, Jacinta y yo bajábamos a competir haciendo carreras. Al atardecer luego de llegar a casa nos sentábamos Jacinta y yo en una piedra frente a la casa a contemplar, las luces crepusculares cuando el sol se ponía o también contar estrellas, cuando la noche estaba estrellada. Decíamos que las estrellas eran las lámparas de los ángeles.

Jugábamos comentando que la Luna era la lámpara de Nuestra Señora y el Sol era la lámpara de Nuestro Señor, a lo que Jacinta le gustaba decir, que prefería la lámpara de Nuestra Señora, porque se puede ver sin dificultad sin miedo a que nos ciegue, e igual tampoco nos quema, a diferencia de la lámpara de Nuestro Señor que si puede quemarnos y maltratar nuestros ojos. (Ver artículo: Oración del Corderito Manso)

Francisco que nos acompañaba se ponía a jugar mientras las lámparas de los ángeles y la de Nuestra Señora alumbraran en el firmamento. Se sentaba a contarlas junto a nosotras, aunque prefería ver la salida y puesta del Sol, si había luz solar le gustaba más contemplar los rayos solares y a diferencia de su hermana le gustaba más la lámpara de Nuestro Señor, es más bonita decía.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

Él se divertía siguiendo los rayos solares que se reflejaban en los vidrios de las ventanas de las casas, en las gotas de agua de lluvia, en el reflejo del sol en el lago, en las gotas de roció de las hojas de los árboles y arbustos, él opinaba que brillaban tanto o más que otras tantas estrellas. Cuando en las tardes luego de pastorear nos sentábamos a buscar estrellas y no las observábamos, creíamos que era porque no tenía aceite.

Un día fuimos a pastorear las ovejas en una propiedad de mis padres cerca del monte Cabeco, en horas del mediodía empezó a lloviznar, para resguardarnos buscamos de subir la ladera del monte seguidos del rebaño, hasta que llegamos a una roca que nos protegiera. Nos quedamos en este refugio improvisado el resto del día a pesar de haber dejado de llover, y haber salido el reluciente Sol.

Nos sentamos a merendar y luego oramos el rosario, una vez terminado de rezar empezamos a jugar a las piedrecitas, llegando a jugar por breve tiempo, cuando empezó una fuerte brisa a mover las ramas de árboles y arbustos, por lo que nos pusimos atentos para observar qué estaba pasando, ya que el día estaba despejado.

Con sorpresa observamos como desde el olivar venía acercándose hacia nosotros un jovencito de unos 15 años, muy bello y tan blanco como la nieve y que los rayos solares lo traspasaba por su transparencia como un cristal. Una vez frente a nosotros, nos advirtió “Se que están sorprendidos y quieren saber quién soy, soy el Ángel de la Paz”, rezad conmigo”.

Acto seguido se puso de rodilla sobre la tierra, se inclinó y colocó la frente sobre el suelo y junto con él repetimos tres veces la siguiente frase: “Dios mío, yo creo, adoro, espero y Te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman”. Al incorporarse nos dijo, que rezaramos así. “Jesús y María tienen sus corazones abiertos a oír vuestras súplicas”, dicha estas palabras nuestras mentes las grabaron y nunca las olvidamos.

Mucho tiempo después un día de verano, estábamos jugando sobre un pozo que era de mis padres en el sembradío y que le decíamos Arneiro. De repente mientras jugábamos observamos la misma figura del ángel, muy cerca de nosotros y nos dijo: “¿Qué están haciendo?, rezad, rezad mucho. Los Santísimo Jesús y María, tienen puestos sus corazones sobre ustedes propósitos de misericordia. Sugiero que sean constantes en promoted al Altísimos oraciones y expiaciones.

Lucía le preguntó ¿cómo hacemos expiaciones? Prometer a Dios todo aquello que puedan, así como un sacrificio de reparación por los pecados con el cual se ofendió a Dios y orar para solicitar el arreglo de los pescados. Para traer la paz a vuestro país. Soy su Ángel de la Guarda, el Ángel de Portugal. Tengan a bien ser humildes y aceptar con obediencia la angustia que el Señor Nuestro Dios os solicite.

Para aclarar mejor, el ángel antes de partir insistió sobre su sugerencia a la enmienda y a las expiaciones: “A Dios le gusta los sacrificios de los niños: pues sus súplicas tienen poder para la transformación de los pecadores” las palabras del ángel quedaron grabadas en nuestros corazones y en nuestros espíritus y nos ayudó a intuir quién era Dios, cuánto nos quería y quería ser amado, el valor de la penitencia y como le gustaba. Como por amor a Dios los pecadores cambiaban.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

El resultado fue que empezamos a compartir con Dios Nuestro Señor todas nuestras preocupaciones, pero sin apresurarnos ni buscar otros expiaciones y enmiendas, a excepción de quedándonos horas arrodillados rezando la plegaria enseñada por el Ángel. Francisco, luego de la segunda visita del Ángel con duda unos minutos después nos preguntó, “¿Qué te dijo el Ángel, ya que conversaste con él?”, le contesté “¿Tú no lo escuchaste?”,

Respondiendo que no, yo te observé hablando con él y llegué a oír lo que tu le respondes, pero lo que te dijo no lo escuche. Por lo que le referí sobre lo que había dicho el Ángel en las dos visitas que nos hizo. Al cabo de cierto tiempo, fuimos a pastorear las ovejas por la ladera norte un poco más arriba de los Valiños, a una propiedad de mis padres. En una siembra de olivos que le llamamos Pragueira.

Una vez que comimos nuestras meriendas, nos fuimos a orar en una gruta que estaba al otro lado del monte. Una vez en la gruta nos pusimos de rodilla y bajamos la mirada hacia la tierra y, empezamos a repetir la plegaria que nos enseñó el Ángel: Dios mío, yo creo, adoro, espero y Te amo, … estuvimos repitiendo la oración un buen tiempo, cuando nos dimos cuenta nos estaba iluminando una luz inédita.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

Al levantarnos para precisar que pasaba fue cuando vimos al ángel con un Cáliz en su mano izquierda y sobre este Cáliz una Hostia superpuesta de la que caían gotas de sangre dentro del Cáliz. Luego el ángel dejó el Cáliz volando en el aire, se aproxima a nosotros y se arrodilla y nos hace repetir con él por tres veces la plegaria de la Santísima Trinidad, para que recen por el perdón de sus pecados.

Luego de el ángel haber terminado de rezar y hacer que nosotros repetiremos la misma oración, se incorporó y tomó el Cáliz y la Hostia; divide la Sangre del Cáliz entre Francisco y Jacinta orando: “Tomad y bebed el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, horrorosamente afrentado por los hombres desagradecidos. Resarcir sus culpas y confortad a vuestro Dios”. Se volvió arrodillar y de nuevo todos volvimos a rezar la oración de la “Santísima Trinidad… y se desvaneció.

Permanecimos rezando la misma oración y cuando nos dimos cuenta ya estaba anocheciendo y por esto nos alistamos y regresamos a casa. Los días posteriores todavía sentíamos la presencia de Nuestro Señor Dios, y esta presencia era tan viva que nos sentíamos frágiles. Nos parecía como si hubiera quitado nuestros movimientos corporales por un largo tiempo. Internamente nos sentíamos llenos de paz y armonía, por haber recibido la comunión.

Virgen de Fátima

El 13 de mayo primera aparición de la Virgen en Fátima

Un tiempo después el 13 de mayo de 1917, nos encontrábamos los tres en lo alto de la cima de Cova de Iría, vimos como un relámpago, empezamos a bajar por creer que iba a llover, ya bajando volvimos a ver un relámpago y sobre un arbusto una Señora más brillante y resplandeciente que el sol y toda vestida de blanco, nos paramos y quedamos muy próximos a ella.

La Señora se dirigió a nosotros y nos dijo que no tuviéramos ningún temor, yo le pregunté ¿De dónde es usted?, a lo que dijo “que era del cielo”, “¿qué es lo que quiere?”, respondiendo: Quiero que regresen a este sitio durante seis meses, a esta misma hora y cada día 13 de mes. Luego sabrán quién soy yo y que quiero. Regresaré una séptima vez. Le pregunté si también iría al cielo y dijo que “Si iría”. ¿Jacinta también? “También”, y “¿Francisco?” También va a ir, aunque tiene que rezar muchos rosarios.

Por la paz del mundo rezad el Rosario

El gozo que tenía Jacinta, le dificulta mantenerse serena, de vez en cuando pronunciaba con admiración “Ay que belleza de Señora”, yo por lo embelesada que estaba sospeche que lo iba a decir y, se le había prometido a la Señora, el secreto de su aparición y de lo que dijo. Cuando yo le reclamaba que mantuviese el secreto, ella argumentaba “No lo voy a decir a alguien”, “Quédate tranquila”.

Pero, el día siguiente Francisco llegó corriendo sofocado y me dijo que Jacinta lo había dicho anoche en su casa. Jacinta escucho que su hermano la acuso y, con lágrima se justificó argumentando que tenía las palabras en la garganta queriendo salir, ¿Qué les dijiste?, les comenté que la Señora nos dijo que iríamos al Cielo, y ¡justo eso fuiste a decir!, ¡oh! lo siento ya no lo vuelvo a repetir.

Cuando ese día llegamos al sitio de pastoreo, Jacinta estuvo sentada pensativa y al llamarla para jugar, respondió la Señora nos dijo que rezamos el Rosario e hiciéramos penitencias por el arrepentimiento de los pecadores. Así que de ahora en adelante tenemos que orar completo el Avemaría y el Padrenuestro. A partir de ese mismo día empezamos a rezar el Rosario completo.

 Segunda aparición de la Virgen el día de San Antonio

El día de la celebración de la fiesta de San Antonio, el 13 de junio, mi madre y mi hermana, sabiendo que me gustaba mucho esta festividad me retaron comentando, “a ver si dejas de ir a la celebración por ir a pastorear a Cova de Iría a conversar con esa Señora”, manteniendo su actitud y comentarios irónicos de burlas, que me afectaba y entristecen. A eso de las 11:00 am., salí de casa para buscar a Jacinta y Francisco e ir a Cova de Iría en espera de la visita de la Señora.

Ese día me sentía triste y dolorida, como dijo la Señora que podría suceder. Luego nos pusimos a rezar el Rosario junto con otras personas que también estaban en Cova de Iría, un rato después vimos la luz centelleante resplandecer y seguido la Señora parecido como la primera vez. Al momento pregunte “Qué quiere usted de mí”, “Quiero que regresen aquí el día 13 del próximo mes, cada día oren el rosario y lean que se dediquen aprender a leer”.

Virgen de Fátima

Seguido comentó “Después que hagan esto diré para que vine”, le solicité por la curación de un enfermo, respondió “si se arrepiente de sus pecados y se convierte, se curará este mismo año”, “Le pedí que nos llevará al cielo”, “Sí, a Jacinta y Francisco pronto se irán al cielo conmigo, pero tu te quedarás más tiempo, pues Jesús quiere que seas su mensajera y me hagas conocer y amar. Pues Él quiere las personas en el mundo sientan fervor de mi Inmaculado Corazón”.

Le pregunté afligida y ¿Me quedaré sola?, “No, yo estaré cuidando, deja el desánimo, ¿sobrellevas mucho? Mi Inmaculado Corazón, será tu guía para ir al cielo y llevarte hasta Dios”. En ese instante abrió sus manos y nos envolvió con su radiante luz, Francisco y Jacinta se veían como elevados al cielo y yo en el rayo de luz que se difuminaba por la tierra.

Ante su mano derecha de la Señora, se veía un corazón con espinas que parecían clavadas y entendimos, que era el Corazón Inmaculado de María, agredido por los pecados de todos nosotros y, pedía su resarcimiento. Después de esto ya la noticia era voz populi. Mi madre me suplicaba que desmintieron esa noticia. Para que cambiara la versión me daba mimos, obsequios y también me castigó hasta pegándome con la escoba.

Una mañana tal era el pesar de mi madre por los sucesos, que como esfuerzo adicional me comunicó que iba invitar a ir a casa al señor cura para que confesara “que todo lo dicho era mentiras y le pides que te perdone”. Cuando pasamos cerca de casa de mis tíos mi madre entro un breve momento, y yo me escabullí para decirle a Jacinta lo que estaba sucediendo, y llorando por mi angustia me dijo, voy a decirle a Francisco que vamos a rezar a tu pozo y, tu nos encontramos de regreso allí.

Virgen de Fátima

Una vez a mi regreso, corrí hasta el pozo y vi a mis primos de rodillas, rezando. Al verme Jacinta se colocó de pie y corriendo vino a abrazarme y preguntarme lo sucedido, se lo referí y me dijo: ¡Vistes!, la Señora nos protege, así que no tenemos que estar temerosos. Ella nos quiere mucho.

El 13 de julio de 1917 tercera aparición en Cova de Iría

Al poco rato de haber llegado a Cova de Iría e iniciar el rosario junto a la encina, junto a una mayor cantidad de personas, vimos el brillante relámpago ya conocido y de inmediato a nuestra Señora sobre la encina. Al verla de inmediato pregunte ¿Qué quiere usted de mí?, ella respondió “Regresen el próximo mes el día 13 y sigan orando el rosario todos los días en homenaje a Nuestra Señora del Rosario, pedir por la paz del mundo y que termine la guerra, pues solo Ella puede socorrer”

Le preguntamos “¿quién era? y le solicitamos hiciera un milagro para que la gente que estaba con nosotros también vea y creyera”. En el mes de octubre revelaré quién soy y a su vez haré un milagro que todos verán y creerán. Después realice varias peticiones. A lo que responden que, para lograr las gracias solicitadas, teníamos que orar el rosario a diario.

Hagan penitencia por los que pecan, y digan con constancia y cada vez que realicen la ofrenda por los pecadores, “Jesús, por tu amor, por el perdón de los pecadores y en resarcimiento de las faltas hechas en contra la Inmaculado Corazón de María”, al pronunciar estas palabras volvió abrir las manos como en otras oportunidades y la luz brillante se reflejó en el suelo.

Virgen de Fátima

La luz penetró y al momento se vio como un pozo de fuego, de este fuego salían demonios y almas de formas humanas parecidas a unas brasas transparentes, bronceadas o negras, de estos salía humo y llamaradas, caían por todos lados, gritaban, chillaban, se quejaban del dolor y espantaba verlos. Yo por la sorpresa de esta horrenda visión, realice un grito de espanto.

Horrorizados y con temor nos volvimos a ver la Señora y ella nos comentó con tristeza “Ese es el infierno adonde van las almas en pena por los pecados cometidos en vida. Con el propósito de salvarlo Dios quiere instaurar en el mundo el fervor a mi Inmaculado Corazón. Por esto es que se tiene que rezar a diario el rosario, así se amparan muchas almas y lograrán la paz.

La guerra se va a terminar. Sin embargo, si continúan ofendiendo a Dios, en el tiempo de Pío XI se iniciará otra peor. Cuando lleguen a ver una luz en la noche, será la advertencia de Dios todo el mundo, de que los va a escarmentar por los homicidios durante la guerra, el hambre y los acosos a la Iglesia y al Santo Padre. A fin de frenarlo vendré a solicitar la promesa de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión renovadora de los primeros sábados.

De Rusia tomar en cuenta este pedido, se transformará y se mantendrá la paz, de lo contrario promoverá su mensaje y las guerras, así como las asechanzas contra la Iglesia. Serán castigados los buenos, someterán a varias naciones y el Santo Padre sufrirá mucho. Con el tiempo mi Corazón Inmaculado ganará. El Santo Padre me bendecirá y se reconciliaron en el mundo habrá un tiempo de paz. Portugal siempre mantendrá su fe…

Virgen de Fátima

De lo que te acabo de decir no lo comentes con ninguno. Tan solo a Francisco. Recordar rezar el rosario a diario y luego de cada misterio decir “Jesús mío, indúltanos, líbranos de fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y en especial a las más necesitadas” … luego vino un momento de silencio y, al rato pregunté “¿Quieres algo más de mí?, respondiendo ““En el día de hoy es suficiente”

En ese momento empezó a elevarse dirigiéndose al este, desvaneciéndose en el firmamento. Cuando ya culminó la aparición las personas se arremolinaron y comenzaron a preguntar y que intentaba de dar respuesta y con la mejor disposición poco a poco le daba respuestas. Entre estas me preguntaron ¿por qué me entristecí?, contestado que era un secreto.

Luego de esta aparición Jacinta, quedó muy impactada y comenzó a decir que “muchas almas pecadoras van al infierno y se quedan por siempre allí”, le preguntaba ¿por siempre?, respondiendo “por la eternidad”, le preguntaban “¿los que van al Cielo es por siempre?, “ sí, por siempre”…luego de meditar sobre el infierno y las almas penando quedamos muy afligidos, y suplicamos como Nuestra Señora nos solicitó el rosario y la oración después de cada misterio.

Jacinta se quedaba como en trance y se despertaba y comenzaba a llamarme a mí y a su hermano ¡Francisco, Francisco! … tenemos que rezar, tenemos que orar para salvar a muchas almas del fuego del infierno. En oportunidades me tomaba del brazo y me decía, yo voy al cielo, pero tú vas a estar aquí, sí Nuestra Señora lo permite, dile a la gente como es el infierno, para que dejen de pecar y se salven de ir allí.

Los días siguientes nos visitaron unos sacerdotes y nos hicieron preguntas, y nos sugirieron oraramos por el Santo Padre. Jacinta les preguntó ¿el Santo Padre?, respondieron quién era y porque se tenía que orar por él… pasado unos días nos fuimos en la hora de la siesta junto al pozo de mis padres.

… Francisco y yo fuimos a buscar miel y poco después Jacinta nos llamó y dijo ¿Vistes al Santo Padre?, … lo vi en una gran casa, arrodillado, …llorando. Afuera mucha gente y lanzando piedras e insultándose… tenemos que rezar por él. Otro día en la Lapa del Cabezo, nos arrodillamos a rezar las oraciones del Ángel y, al tiempo Jacinta se levanta y me pregunta… ¿Vistes las carreteras y calles llenas de gentes llorando, pasando hambre, sin comida?, y ¿el Santo Padre en un templo orando frente al Inmaculado Corazón de María?

Nos arrestaron el 13 de agosto

Desde ese momento que Jacinta tuvo esas visiones, en todas nuestras peticiones pedimos por el Santo Padre. Llegó el 13 de agosto y mucha gente llegó de diferentes puntos. Sin embargo, que llegó una orden del síndico indicando mis padres que fuésemos a dónde mis tíos, allí nos interrogaron y por no decir el mensaje de Nuestra Señora, nos apresaron.

El 19 de agosto, una vez liberados y estaba pastando con Francisco y Juan, a Jacinta sus padres pidieron se quedará en casa, estando cerca de Valiño, en horas del atardecer, se empezó a sentir una sensación sobrenatural por esto ofrecimos pagar a Juan para que buscase a Jacinta. Justo llegando Jacinta, apareció Nuestra Señora, sobre la encina.

Virgen de Fátima

Le pregunté ¿Qué quiere usted de mí?, que vayan a Cova de Iría el próximo día 13, continúen rezando el rosario todos los días. El último día realizaré un milagro y la gente creerá. La gente deja ofrendas en Cova de Iría ¿qué hacemos con ese dinero?, Úsenlas en dos andas, … para la fiesta del Rosario y el resto del dinero para reunir para construir una capilla.

Penúltima aparición el 13 de septiembre

El 13 de septiembre de 1917, apenas si logramos llegar a Cova de Iría, por la gran cantidad de personas que se arremolinaba a nuestro alrededor para pedirnos que pidiéramos a Nuestra Señora por ellos. Al aparecer Nuestra Señora nos dijo continúen rezando el rosario por la paz. En octubre también van a ver a Nuestro Señor, a la Señora de los Dolores y del Carmen y a San José con el Niño Jesús, para bendecir al mundo.

Dios está feliz por vuestras penitencias, …Me han solicitado que le haga muchas peticiones, la curación de varios enfermos, de un sordomudo, “curaré algunos”, en octubre todos creerán cuando vean el milagro y, luego se elevó y desapareció. En los días siguientes hacíamos sacrificios por el perdón de los pecados, cuando veíamos algunos pobres les entregamos monedas o rezamos por su salvación.

El milagro de la Virgen del Rosario

El día 13 de octubre, estaba lloviendo a cántaros y, sin embargo, hubo una multitud de personas, salimos más temprano de casa para evitar cualquier retardo. Cuando llegamos a Cova de Iría al estar junto a la encina, pedí a todos que rezaramos, pocos minutos después vimos el resplandor y a Nuestra Señora, “¿Qué quiere usted de mí?”, “Quiero que construyan un templo en mi honor en este lugar”. “Yo soy la Virgen del Rosario, y les pido que sigan rezando”.

Virgen de Fátima

“La guerra está terminando y los soldados regresaran a su casa”, Me han solicitado muchas peticiones para usted, “Curaré a unos si y otros no. Es preciso que se arrepientan y se arrepientan por sus pecados, con tristeza en su rostro, pidió que no siguiéramos ofendiendo a Dios”. Luego con sus manos abiertas, reflejo hacia el sol su propia luz y en simultáneo se elevaba, en ese momento por un impulso interior, pedí a la gente que mirasen.

Nuestra Señora se desapareció en el cielo, y al lado del sol aparecieron San José con el Niño Jesús, bendecía al mundo por él haciendo la señal de la cruz, la Santísima Virgen con un vestido blanco y un manto azul, luego se desvanecieron. Ya después aparecieron Nuestro Señor y Nuestra Señora y parecía la Virgen de los Dolores. Nuestro Señor también moviendo la mano haciendo la señal de la cruz parecía dar la bendición. Estos desaparecieron y ahora Nuestra Señora parecía a la Virgen del Carmen.

Durante estas apariciones de Nuestra Señora en Cova de Iría, la expresión que yo mantengo en mi corazón y memoria, fue la petición de la Virgen “No sigan ofendiendo a Nuestro Señor Dios que lo ofenden bastante”. Me gustaría hacer sonar el eco y que todos los hijos de la Madre del Cielo, escucharan su voz.

Virgen de Fátima

La iglesia católica y su posición

La iglesia católica consideró las apariciones en Fátima, y sus mensajes como pronósticos sobre la transformación de Rusia al cristianismo. En 1937, el mismo año que ocurrieron las apariciones ocurrió en Rusia la Revolución de Octubre que está considerada la segunda etapa de la Revolución Rusa de 1917, que esto llevaría a formarse la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922, dirigida por el partido comunista y que permaneció hasta 1990.

Se puede decir que este pronóstico se cumplió con la separación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en 1990. El tercer mensaje lo relacionan con el intento de homicidio del Papa Juan Pablo II, que tuvo lugar el 13 de mayo de 1981, mientras se celebraba el 64° aniversario de la aparición de Nuestra Señora del Rosario en Fátima. Como lo refirió la Santa Sede.

Una Virgen viajera

Durante los peregrinajes de la Virgen de Fátima, por diferentes ciudades europeas y del resto del mundo, se utiliza una réplica donada el 13 de mayo de 1947, por el señor Obispo de Leiria y coronada pomposamente por el Señor arzobispo de Évora.

El peregrinaje de la imagen de la Virgen de Fátima, fue propuesto por un párroco de la capital alemana, Berlín, en 1945 una vez terminada la Segunda Guerra Mundial. Este párroco propuso visitará todas capitales europeas hasta la frontera con la Unión Soviética. La imagen estuvo viajando por unas 64 ciudades por más de 50 años, por lo que la Rectoría del Santuario de Fátima, decidió autorizar las peregrinaciones en ocasiones especiales.

Millares de visitantes admiraron la imagen de la Virgen de Fátima en mayo de 2000 en el evento “Fátima Luz e Paz”. Luego en el 8 de diciembre del año 2003, el día de la Inmaculada Concepción, la imagen fue entronizada en la Capilla del mismo Santuario de Fátima y ubicada en una columna próxima al altar mayor.

Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima

Tal como fue solicitado a los pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco, en Cova da Iría se edificó la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, sitio en dónde se apareció la Virgen una vez cada mes, entre el 13 de mayo al 13 de octubre de 1917, esta se empezó a construir el año de 1928, este fue consagrado el 7 de octubre de 1953, y recibió el título de basílica menor por el Papa Pío XII.

En la actualidad se construyó un Santuario también el municipio de Ourém, en Portugal e incluye a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, antes descrita, este santuario recibe el nombre de Santuario de Nuestra del Rosario de Fátima. El actual santuario de Fátima es uno de los sitios de peregrinación más visitados del mundo. Llegando a estimarse unos 7,3 millones de peregrinos en el año 2011. La mayoría vienen de España, Italia y Polonia.

Virgen de Fátima

(Visited 1.015 times, 2 visits today)
Categorías Súplicas

Deja un comentario