Conoce la Jerarquía de la Iglesia y Quien la Lideriza

Toda institución (política, social, empresarial, cultural, administrativa, religiosa, entre otras) tiene una escala o grado que le permite mantener una mayor organización en la misma, y la iglesia católica no prescinde de esto. Es por ello que este post estará dedicado al tema de Jerarquía de la Iglesia católica.

Jerarquía de la Iglesia Católica

Jerarquía de la Iglesia Católica

Para hablar sobre la Jerarquía de la Iglesia se debe tener presente que este termino es usado con el fin de determinar un sistema organizativo dentro de la Iglesia, pero no otorgando una autoridad absoluta.

Por lo tanto esta denominación es establecida a los integrantes o participantes de la Iglesia Católica que tienen la función de ejercer caridad y dar a conocer el evangelio en los fieles creyentes.

Y esta jerarquía  viene reglada por el Código del Derecho Canónico, en el capitulo que tiene por nombre “El Pueblo de Dios”, en la sección II denominada “La Constitución Jerárquica de la Iglesia”. Sin más a continuación observaras la estructura o Jerarquía de la Iglesia.

Clero

El surgimiento de la palabra clero viene dada del latín tardío clerus, y este del griego bizantino κλῆρος (kléros), este termino es usado para definir al conjunto de personas integradas en el servicio religioso, que tienen la función de efectuar las actividades referentes al culto, siendo estas: la conmemoración de la liturgia (ejecución de la misa) y el desempeño de los sacramentos (bautismo, confesión confirmación, matrimonio…).

El clero, se encuentra dividido en dos partes, el primero es el clero regular y el segundo el clero secular. Se define al Clero Regular como aquel que se encuentra reglado por una orden religiosa, es decir, son un conjunto de sacerdotes pertenecientes a una comunidad religiosa que coexisten en base a un reglamento y realizan votos solemnes, ellos viven en un monasterio apartados del resto del mundo.

Su objetivo es el ofrecer un servicio espiritual y regular, a través de actividades como son la educación de jóvenes, catequizar (anunciar la palabra de Dios), cuidar a los enfermos u otras más.

Por otro lado el Clero Secular es aquel, que por el contrario del anterior, sus integrantes no pertenecen a una orden religiosa, en otras palabras, este no se rige por un reglamento monástico.  Los Clérigos o integrantes de éste clero, coexisten fuera del monasterio, involucrándose en las comunidades para ayudarlas, predicar la palabra de Dios y realizar los sacramentos.

Jerarquía de la Iglesia Católica

Por lo tanto este clero se encarga de las funciones administrativa de la Iglesia Católica. Y en base a esto, se encuentra su división en los tres niveles del Sacramento del Orden: el Episcopado, el Presbiterado y el Diaconado.

Episcopado

Teniendo un origen divino, el episcopado se entiende como el primer nivel de la Jerarquía de la Iglesia Católica, sin el no existiría la organización en la misma.

Este se encuentra constituido por los consejeros consagrados que acogieron y percibieron en su totalidad el Sacramento de Orden Sacerdotal, por lo que son considerados como discípulos directos de los doce Apóstoles. Dentro de el encontramos: El Papa, los Cardenales, los Patriarcas, los Arzobispos y los Obispos.

Sumo Pontífice

También conocido como el Papa, es el dirigente de la Iglesia Católica, quien en la escala de la Jerarquía de la Iglesia representa al Vicario de Cristo en Tierra, por lo que tiene como labor dirigir a la Iglesia ( a los fieles creyentes) de forma Universal, misión dada por el mismo Cristo a Pedro antes de su crucifixión, y por lo tanto trasladada consecutivamente a cada papa con el pasar del tiempo.

Para su elección se hace por medio de un recinto denominado cónclave, entendiendo por este como una reunión en donde todos los cardenales del mundo participan, y por medio del proceso de aclamación, compromiso o el de escrutinio se elige al Sumo Pontífice, en donde la oración y la asistencia del Espíritu Santo son elementos participes y de gran importancia para dicha elección.

El mismo es ayudado, aconsejado y asistido por la Curia Romana, aunque hay ocasiones que es asesorado por el Sínodo de los Obispos; tiene su sede en la Cátedra de Pedro en Roma . Y actualmente el Papa Francisco es quien ejerce esta responsabilidad.

Cardenales

Los cardenales son obispos que se convierten en cardenales por elección del papa. Estos tienen la función de aconsejar y colaborar con el Sumo Pontífice, por lo que se puede decir que representan la mano derecha del mismo.

Asimismo, su asistencia viene dada en dos formas, la primera es colegialmente para tratar asuntos de un alto nivel de importancia por lo cual son convocados, y la segunda es personalmente, que es donde realizan actividades para ejercer su oficio, colaborando al sumo pontífice en referencia a su gobierno de la Iglesia en forma universal, esta última mencionada anteriormente.

Igualmente, como se menciono previamente, su elección es hecha por el Papa; el requisito que se necesita es ser sacerdote, recibiendo primeramente la ordenación episcopal, para posteriormente recibir el anillo y birreta del Santo Padre.

Los cardenales pueden ser enviados a cualquier lugar del mundo con la misión de fortificar la fe de los creyentes, así como realizar encomiendas particulares.

Estos, también tienen el derecho (si son menores de 80 años) de votar para escoger a un nuevo papa por la muerte de su precursor, y en su mayoría viven en la curia Romana, donde se les asigna una Iglesia o Capilla en Roma para que sea asistida por ellos, y así tener un integrante de representación del clero en la ciudad.

Patriarcas

Los patriarcas son obispos que presiden una iglesia en especifico, en otras palabras son lideres católicos encargados de dirigir una iglesia, y que practican un determinado rito. Hoy en día estos patriarcas son encontrados en las Iglesias Católicas Orientales, siendo estos:

  1. Patriarca Católico Copta de Alejandría
  2. Patriarca Católico Sirio de Antioquia
  3. Patriarca Greco-Melquita de Antioquia, Jerusalén, Alejandría, y de todo el Oriente
  4. Patriarca Católico Maronita de Antioquia
  5. Patriarca Caldeo de Babilonia
  6. Patriarca Católico Armenio de Cilicia

Aunque, también, esta denominación es dada a unos obispos de gran importancia en la iglesia latinoamericana, este titulo en este caso fue otorgado de forma honoraria y no se le dio una autoridad o dominio adicional, por lo que no poseen el mismo poder que el patriarcado de la Iglesia Católica Oriental.

Entre los patriarcas latinoamericanos encontramos: el Patriarca Latino de Jerusalén, el Patriarca de las Indias Orientales, el Patriarca de Lisboa y el Patriarca de Venecia

Los patriarcas se diferencian de los obispos porque su autonomía es orientada o guiada por un estos, gobernando con la cooperación de un sínodo, y elegidos por el mismo sínodo, para ser reconocidos posteriormente por el Papa.

Arzobispos

Los arzobispos son sacerdotes que tienen un alto rango, es decir, un título honorifico, y que a parte de cumplir la función de un padre común, también tiene el encargo de un diócesis, entendiéndose por este como un territorio que esta bajo la jurisdicción espiritual de un obispo.

A pesar de tener un título honorifico, los arzobispos no tienen un poder mayor al de un obispo, ya que ambos se encuentran en el mismo nivel, su diferencia radica en que obtienen un mayor porcentaje de responsabilidad, por lo que la demanda es mucho mayor, y por ello debe rendir cuentas sobre la diócesis más grande y prestigiosa de la cual es responsable.

Dentro de la Jerarquía de la Iglesia, en el renglón de los arzobispo también podemos encontrar a aquellos denominado Arzobispos Metropolitanos, que  son los que designan a una metrópoli, es decir, a aquellas ciudades principales de la antigua provincia romana, eclesiástica o a una región capital local.

Estos son encontrados tanto en las iglesias occidentales como orientales, donde en las ultimas el calificativo es usado de diversas formas, principalmente porque son pocos en cantidad y por ello no alcanzaron los requisitos para ser ascendidos a Archidiócesis Mayores o a Patriarcados.

Asimismo, como dato importante, se destaca que no todas la iglesias orientales consiguieron completar determinadas condiciones, por lo que solo tienen el grado de Archidiócesis Mayor, y entonces su autoridad es dada a un Arzobispo Mayor seleccionado por su correspondiente sínodo y luego corroborado por el Sumo Pontífice. También dentro de los arzobispos podemos encontrar al arzobispo titular y/o el arzobispo primado.

Obispos

Siguiendo el tema “La Jerarquía de la Iglesia Católica”, los obispos son los siguientes dentro de esta organización. Estos son sacerdotes que representan de forma directa a los doce apóstoles, por lo tanto se puede decir que son sucesores de estos.

Los mismos son elegidos directamente por el papa para ser consagrados en su totalidad, por lo que se les otorga casi por completo autoridad sobre los fieles de sus diócesis.

Ellos tienen tres principales funciones, siendo estas enseñar, santificar y dirigir una porción de la Iglesia Católica con sus propios principios, para ello son enviados alrededor del mundo con la finalidad de cuidar una iglesia en particular perteneciente a la Iglesia Universal, esto con el debido permiso, orientación y comunión del Sumo Pontífice.

Entre otras de sus tareas se encuentra ocuparse de los presbíteros bajo su mando, con el objetivo de que ejecuten sus obligaciones en los estados en donde residen, y disponer de los medios y sedes necesarios para aumentar su fe y vida espiritual e intelectual.

Otra de las misiones de los obispos es enseñar la fe católica, conmemorar el culto, sobre todo celebrar la misa o Eucaristía y liderar a la iglesia que le corresponda como un humilde pastor.

Los requisitos para su nombramiento debe ser conspicuo o celebre en su solida fe, tener buenas costumbres, ser reconocido por los fieles creyentes y tener mínimo treinta y cinco años, igualmente debe tener un aproximado de cinco años como sacerdote, y a su vez tener una licenciatura o doctorado en Sagrada Escritura y/o teología o derecho canónico.

Sacerdotes

Conocidos también con el nombre de presbiterados, son aquellos hombres que posterior a formarse en un seminario sirven y colaboran a los obispos, por lo que no han recibido en su totalidad el sacramento del orden, su nivel de autoridad es limitado de forma parcial sobre fieles creyentes de la comunidad religiosa.

Estos pueden dirigir algunas parroquias de los diócesis en donde se encuentran, dada previamente la autoridad por el obispo, y también tienen algunos títulos que pueden hacerlos diferenciar unos de otros, como lo es por ejemplo:

  • Párrocos: son quienes se le otorgan una comunidad parroquial para su cuidado. Tiene como misión conocer y dirigir a su comunidad religiosa, por lo que puede hacer algunas actividades para ello como lo es visitar a las familias, a los enfermos, estar al pendiente de los pobres y de los más necesitados, entre otras.

  • Vicarios: son ayudantes del obispo en su diócesis, por lo que su función viene dada a la necesidad requerida o voluntad del obispo. Pueden existir diversos vicarios como son: apostólico, parroquial, general, sufragáneo, entre otros.
  • Adscritos: son aquellos que tienen una tarea en particular dentro de los diócesis, y viven en una parroquia en particular.
  • Canónigo

Los sacerdotes a su vez también pueden conformarse o dividirse según su actividad o labor en dos tipos: los primeros son los padres religiosos, siendo estos los que ejercen votos sagrados de pobreza, castidad y obediencia, son integrantes de una comunidad religiosa y viven bajo unas normas propias de vida otorgando a su comunidad un servicio de humildad y fe, propagando las palabra de Dios. Mientras que los segundos son los propios diocesanos, que son aquellos vinculados a un diócesis por el cual fue ordenado, estos no profesan votos, y son los colaboradores de los obispos.

Diaconados

Son hombres consagrados con el primer nivel del sacramento del orden, estos tienen por objeto ofrecer un servicio de caridad, divulgando la palabra del señor y participando en la misma ceremonia eucarística.

A su vez se dividen en dos, los transitorios que son aquellos que tienen por objeto convertirse en sacerdote y para ello pasan por un proceso siendo una de las etapas servir como Diacono, y los permanentes que son fieles creyentes en la religión católica preparados para estos, que no están allí para cumplir el proceso de orden sacerdotal, e incluso pueden ser hombres casados.

Los diáconos son vistos como Cristo servidor, por lo que tienen por objeto la encomienda del labor pastoral y caritativa de la Iglesia como la obra misionera, por ello estos no pueden realizar todas las actividades que haría un sacerdote, como lo es por ejemplo la consagración de la hostia, y la elaboración de la confesión.

Laicos

Seguidamente con el tema de la Jerarquía de la Iglesia Católica, los otros integrantes de estas son los Laicos, estos son personas creyentes en la religión en sí, que al igual que los otros miembros de la iglesia tienen el objetivo de difundir y manifestar la palabra de Dios.

El origen de la palabra proviene del griego laikós “popular” y laós “pueblo”, es decir, el pueblo popular, por lo que se puede definir como el pueblo del Señor que tiene por vocación propia buscar el camino hasta llegar al Reino del Dios.

Como bien sabemos una de las creencias de la iglesia es la igualdad de la humanidad, es por ello que los laicos son igual de importantes en esta jerarquía, ya que al incluirlos se le da igualdad de participación en las ceremonias y rituales católicos y dignidad en la comunidad religiosa en comparación al clero, más no comparten las mismas funciones. Por lo que estos tienen el llamado de ser testigos de Cristos, tanto individualmente como de forma colectiva.

Consagrados

Para culminar con esta clasificación, se encuentran entonces a los consagrados que son hombres o mujeres que deciden tomar una vida consagrada, a través de la aceptación de los consejos evangélicos, es decir, votos de pobreza, castidad y obediencia, por lo que se pueden entender de igual forma como aquellas personas que toman la decisión de tener una vida fuera de lujos, sin posesiones, absteniéndose a tener una relación amorosa y obedeciendo al superior de su comunidad. Entre algunos de estos podemos encontrar: los monjes y monjas, los frailes y hermanas, los ermitaños, entre otros.

Como se visualizo la Iglesia Católica contiene una Jerarquía que permite mantener un control en la distribución de las funciones, otorgando la facilidad de cumplir el objetivo de esta, por ello es importante conocer dicha jerarquía, y aun más si practicas esta religión.

Si estuvo de tu agrado este post puedes visitar de igual forma los siguientes artículos: En el primero sugerido, aprenderás más sobre la religión católica y su función como principal religión en el mundo actual, así como la variación de esta con el pasar del tiempo. Y en el segundo enlace recomendado aprenderás más sobre el origen de la iglesia católica, su trayectoria histórica en el mundo.

Descubre cuál es la misión de la iglesia en la actualidad

¿Sabes quién fundo la Iglesia Católica? Apréndelo aquí

(Visited 53 times, 1 visits today)

Deja un comentario