Oración a San Marcos de León para amansar a tu marido

Cuando se tiene una relación poco afectuosa con una persona esto causa malestar y si esta persona es el esposo es bueno buscar una solución para mejorar la relación. Con la oración a San Marcos de León para amansar a tu marido, te ayuda a mejorar la relación y la comunicación con tu marido  para tener una vida más armónica y placentera entre ambos.

oracion a san marcos de leon para amansar

Oración a San Marcos de León para amansar

Para realizar la oración a San Marco de León para amansar al marido, se tiene que hacer con mucha fe, creencia y compromiso. El compromiso es de analizar cómo mejorar la relación contigo mismo, para que te revises y encuentres, primero, cómo te afecta y segundo, si tú quieres que esta forma de tratarte tu marido realmente quieres que cambie, sane y sea de amabilidad y cordialidad.

También se tiene que creer en el poder de la oración, que es la forma que tenemos para mejorar nuestro ser espiritual al conectar con ella, cuando conversamos con Dios todopoderoso, Padre celestial y guía espiritual al que nos dirigimos en este caso a través de San Marco de León, que logró vencer a sus enemigos y realizar muchos milagros.

En esta solicitud el milagro es vencer nuestros propios miedos y saber que tu marido también vive la relación a través de sus propios miedos y, una vez que te das cuenta, querer controlar la situación con la fe de que lo vas a lograr y entonces, traer el amor a la relación. Es decir resaltar lo bueno de tu marido y controlar tus críticas.

Verás que cada día es más fácil y con la ayuda de San Marco y un guía espiritual verás buenos resultados. Una manera de ver lo bueno de tu marido para lograr que él vuelva a querer estar contigo y, lo atraigas, entonces verás que de nuevo empieza a cambiar su actitud y te trate como la reina de la casa.

oracion a san marcos de leon para amansar.

Oración a San Marco de León para amansar tu marido

Las siguientes oraciones para amansar a una persona y atraer a tu amor, te favorecerá para enamorar esa persona que te gusta y amas. Busca de retomar las conversaciones con tu marido y resaltar esa complicidad entre los dos, sé que el trajinar del día a día, a veces hacen que se esté alterada, entonces, reza estas oraciones todas las noches antes de dormir, complementada con el Padrenuestro, Ave maría y Gloria y te relajaras, para sentirte bien y dormir en paz junto a tu marido.

“Apártalos de los pensamientos de la envidia y del odio para aspirar el néctar de lo sublime. Que nos demos cuenta del amor que puede reinar entre todos los seres humanos si somos conscientes de tu amor, Señor, os lo pedimos por mediación de San Marcos, tu siervo “¡Oh, San Marco de León!, tú que desataste y desarmaste a la fiera más grande del mundo (Ver artículo: Oración a San Rafael Arcángel).

Os suplico que desarmes el corazón de (SE DICE EL NOMBRE DE LA PERSONA AMADA), para que venga, que nadie lo detenga; que corra, que corra, que nadie lo socorra, que las calles se le acorten y sus pasos se alarguen, que llegue a mí, como manso cordero, humilde y redondo a mis pies”.

Imagen de san Marco de León

Cuando vemos la imagen de San Marco de León, suele representar sentado leyendo los evangelios y, con un león a sus pies, esto según es por una frase que escribió San Pedro, sea esta “Vuestro enemigo el diablo, como león rugiente, da vueltas alrededor de vosotros buscando a quien atacar” (1 P: 5,8).

Oración original dedicada a San Marco para amansar

“San Marco de León, tú que llevaste la palabra de Cristo por el Mundo, escucha mi plegaria. Que tu fuerza y determinación consigan que haga justicia y que mis enemigos caigan derrotados ante el bien San Marcos, con la fuerza de un León y su poder de dominación haga que las personas que pretendan hacerme mal se arrodillen ante Dios y cambien de parecer.

Intercede por mí, tú que dejaste tú vida para dar a conocer la palabra del Altísimo Señor y atiende mi petición. Se hace la petición seguido de un Padre Nuestro, un Avemaría y Gloria”.

Oración para que quiera estar contigo

“Yo, aquí y siempre suplico la excelsa influencia del justo San Marcos de León, apóstol de Jesucristo, Nuestro Dueño, con la intención de que calme y domes, doblegue y Domine. Al hombre sinvergüenza, al hombre atrevido, le digo:

Clava tu rodilla y coloca tu barba hacia el suelo porque previo a que tu nacieras apareció la creación de Dios. Hambre poseía y de consumir me dio, frío había y me abrigó, miedo tuve y me resguardo.

Pido al beato evangelista, al noble San Marcos de León para que domestique de pies, manos y corazón a (NOMBRA A LA PERSONA QUE INTENTAS AMARRAR) así como domó al león y a las otras bestias del monte, yo te ruego, piel por piel, ímpetu por ímpetu, implorandote te someto a mí (REPITES EL NOMBRE) no lograras estar con dama alguna.

Y si quisieras hacerlo, tus pujanzas te han de agraviar. Sólo junto a mí lograrás estar. Admirado San Marcos de León, tú que domesticaste al león y al dragón a excesivos de hacer dormir al león al lado de tus eternos pies, así deseo que amanses y dormites a: (REPITES EL NOMBRE) y que cabecee en profundo sueño, y que al momento que despierte se levante conmigo en sus pensamientos y que me conquiste y quiera por siempre.

También domes a mis contrarios, que tú conoces cuáles son, para que presida la unión entre (NOMBRAR A LA PERSONA AMADA) y yo. Y los familiares nuestros, oro con todo fervor este rezo, para que la persona a quien amo me aprecie y aspire perpetuamente y no quiera otra persona desigual a la mía. Amén”

Oración para amansar, vencer y dominar

¡Oh santo justo y protector! ¡Bendito San Marcos de León!, tú que enviaste la desgracia del dragón, tú que evitaste la desgracia del dragón, tú que evitaste la desgracia del dragón, tú que a pesar de tus propias flaquezas y confiando en la gracia y fortaleza del Señor, con humildad y firmeza sometiste fieras y enemigos, te ruego confiadamente y con gran fe:

Amansa los corazones, los malos sentimientos y los malos pensamientos de todo aquel que contra mí esté, de todo aquel que mi mal y ruina quiera, piense o desee. Paz, paz, Cristo, Cristo, Dominum. Paz, paz, Cristo, Cristo, Dominum Nostrum (Ver artículo: Novena o Rosario a la Virgen de Juquila) .

Con tu fuerza y poder y con la ayuda de San Juan y del Espíritu Santo si ojos tienen, no me miren, si manos tienen, no me toquen, si lenguas tienen, no me hablen, que con los hierros que tengan, a mí no me hieran, ayúdame con tu mediación a: (PEDIR LA GRACIA QUE QUIERE). Paz, paz, Cristo, Cristo, Cristo Dominum Nostrum.

San Marco de León, así como calmaste la sed del león y a tus pies dominado se quedó, calma a mis adversarios y a todo el que busque el mal, véncelos para que no puedan dañarme, amánsalos, que no acerquen a mí, dominarlos, para que no lleguen hasta mí. Paz, paz, Cristo, Cristo Dominum Nostrum.

San Marcos de León así como calmaste la sed del león y a tus pies dominado se quedó, calma a mis adversarios y a todo el que busque mí mal, véncelos para no puedan dañarme, amánsalos, que no acerquen a mí, dominarlos, para que no lleguen hasta mí. Paz, paz, Cristo, Cristo, Cristo Dominum Nostrum.

Mis enemigos son bravos como el león, pero amansados, rendidos y dominados serán por San Juan y el poder de San Marcos de León. Paz, paz, Cristo, Cristo Dominum Nostrum. Así sea. Rezar tres Credos, Padrenuestro y Gloria. Rezar esta oración por tres días consecutivas.

San Marco de León parte de su historia

San Marco fue discípulo de San Pedro y San Pablo, se encargó junto con otros discípulos a divulgar las enseñanzas de Jesucristo. Él participó en la primera escritura del evangelio, basado en los testimonios de San Pedro, y a partir de este evangelio de San Marcos, otros tres evangelistas escribieron sus propios evangelios.

San Marco no fue discípulo directo de Jesucristo, pues él era apenas un niño cuando Jesús fue condenado a muerte. De acuerdo a los estudiosos de los evangelios, reseñan que es posible que Jesús fuera amigo de los padres de Marcos y debido a esto desde niño escuchó las enseñanzas de Jesucristo y en casa de estos es dónde según se llevó a cabo la Última Cena. Además de esto San Pedro fue quien bautizó a San Marcos.

En el evangelio de San Marcos, narra que hubo un joven que huyó cuando iban a apresar y por estar cubierto tan solo con una sábana con la carrera se cayó y, tuvo que huir desnudo. Los intérpretes de los evangelios creen que es posible que haya sido el mismo San Marcos y, quien siguió a Jesucristo y a los apóstoles al Monte de  Getsemaní.

San Pedro lo consideraba como un hijo. Cuando tenía unos 44 años partió junto con San Pedro y su primo José a recorrer diferentes ciudades para divulgar las enseñanzas de Jesucristo. Después de este tiempo estuvo viviendo por un lapso de diez años en Jerusalén, junto al apóstol Pedro. En Jerusalén estuvo cumpliendo funciones y deberes como intérprete y consejero (Ver artículo: Oración a la Virgen del Carmen por los difuntos).

El evangelio escrito por San Marcos, fue escrito de forma muy sencilla y directa para informar los hechos esenciales que Jesucristo enseñó para que los fieles no se distrajeran. Narró más los hechos que lo que dijo, su narración la hizo como si estuviera en todo momento en los lugares por dónde fue a divulgar sus enseñanzas Jesús.

Cuando empezamos a leer el evangelio de San Marcos, este inicia su relato en cuando Juan estaba bautizando a la gente en el desierto, el mensaje del apóstol era que tenían que bautizarse y cambiar de actitud, para que les perdonase sus pecados… En aquel tiempo el león era muy temido por los peregrinos que caminaban por el desierto, pues considerado como el Rey del Desierto. Por esto su imagen tiene un león a su lado, dominado por San Marcos.

Según los historiadores San Marcos murió cuando contaba 68 años, torturado en la ciudad de Alejandría, por personas que mataban a los que profesaban la religión cristiana. Cuando lo estaban torturando dicen que quisieron quemarlo pero no lo lograron, pues, cuando rescataron su cuerpo lo encontraron intacto por los fieles cristianos de Alejandría, quienes lo envolvieron y llevaron a enterrar. Luego en el siglo 9, su cuerpo fue trasladado a Venecia, y en su honor construyeron la Catedral de San Marcos y denominado patrono de la ciudad de Venecia.

(Visited 49.582 times, 11 visits today)

Deja un comentario