Oración del corderito manso: Atrae, domina y amansa

La oración del corderito manso es muy apreciada por los fieles devotos por ser muy milagrosa. En este post te presentamos esta oración, así como algunas de sus modalidades, para qué sirve y como llevar a cabo el ritual de invocación.

Corderito manso

Oración del manso corderito para amarrar, amansar y dominar

Esta efectiva oración nos da la posibilidad de atraer, dominar y amansar a aquellas que deseamos tener de nuestro lado y hacer lo que nosotros queremos que haga.

Por  lo general, este tipo de plegarias es muy buscado por personas conocedoras de los verdaderos poderes que tienen estas plegarias, al igual que los rituales involucrados en el momento de orar la plegaria.

Se dice que es una plegaria milenaria, que se ha ido transmitiendo de generación en generación y que ha probado ser eficaz a través de los tiempos si es rezada con mucho fervor, con lo cual es posible llegar a doblegar a cualquier persona. Para reforzar la oración del corderito manso es posible acudir a la oración a Dios en momentos difíciles.

Poderosa oración del corderito manso original

Es empleada para invocar el Cordero de Dios para que interceda y resuelva conflictos de diversa índole; a saber:

  • Para acabar con los problemas sentimentales.
  • Conseguir a la persona amada y estar siempre juntos y ser felices.
  • Para salvar la relación matrimonial.
  • Alcanzar un amor imposible.
  • Hacer que regrese el ser querido, dejando a la persona con la que está.
  • Modificar el carácter de una persona.

¡Oh bien amado Corderito Manso!

Tú que eres refugio del que sufre por amor y das sosiego al quien llora por la traición, acudo de rodillas a ti pues me siento desconsolado y desesperado.

Por favor dame lo que pido para dar tranquilidad a mi espíritu.

Por intermedio del Corderito Manso, yo te conjuro  (nombre de la persona que se quiere amansar) en el nombre de Jesús, María y José.

Y con estas mismas palabras te vuelvo a conjurar para que vengas a mí como manso cordero plena de amor y atención hacia mí.

¡Oh criatura de Dios!

 Yo te requiero para que (nombre de la persona amada) solo pienses en mi y lo hagas llena de amor.

Yo (nombre del que hace la oración) te conjuro mujer mía, para que vuelvas a mí mansa­ y amorosa.

Corderito manso

En el nombre del espíritu del dominio, domino tus cinco sentidos, tu pensamiento y tu voluntad y quedes dominada, mansa mis pies y amarrada­ totalmente a mí, tanto en el presente como en el futuro.

Qué cuando yo la vea, ella me vea, cuando yo la oiga, ella me oiga, cuando yo la mire, ella me mire, cuando yo la toque, ella me toque, Y cuando yo suspire, ella suspire.

Así sus cinco sentidos, su mente, sentimiento y corazón,  estarán atados a mí por siempre en un mismo amor,  en un mismo sentir y un mismo pensamiento.

Estaremos unidos hoy y siempre y nada ni nadie nos ha de separar.

Por Dios lo pido y por la misma naturaleza lo requiero.

De la oración se han generado varias modalidades según la persona a quien se desea dirigir la plegaria. Así tenemos:

  • Oración del corderito manso para el ser amado
  • Oración del corderito manso para dominar enemigos
  • Oración del corderito manso para el jefe
  • Para vencer a una persona
  • Oración del corderito manso para dominar a un hombre
  • Para el amor
  • Para amarrar
  • Para amansar
  • Oración del corderito manso santa muerte.
Oración al Cordero Manso para vencer, rendir, amansar y dominar enemigos y personas

Veamos ejemplos de cada una de estas modalidades.

Para el ser amado

Mediante esta oración es posible controlar la voluntad del ser querido y lograr que se someta a nuestros deseos, cuando él o ella se está alejando o se muestra indiferente.

Gracias a esta plegaria del corderito manso podemos atraer nuevamente a la persona y lograr amansarla según nuestros deseos.

También se puede hacer la oración al arcángel Chamuel para el amor verdadero para mayor inspiración al invocar al Cordero de Dios.

Así también podemos modificar esta plegaria y hacerla como una oración del corderito manso para dominar a un hombre.

¡Oh corderito manso!

Hoy vengo ante ti a implorar tu intercesión y a que alivies la angustia que me agobia en este momento. 

Requiero en esta hora aciaga vengas en mi ayuda.

Tú que mostraste sumisión en la ocasión cuando fuiste sacrificado por los judíos, te pido me ayudes a amarrar el corazón de (nombre de la persona) para que siempre permanezca siempre a mi lado.

Que solo tenga ojos para mi, oídos para mi, sus deseos para mí y que solo esté pendiente de mi.

Permite que vuelva atraer a (nombre de la persona) como un manso cordero a mi vida, que regrese a mí. Doblega su carácter para que jamás se separe de mí.

¡Oh corderito amado siempre mí!

Regrésalo a mi lado y que pueda dominarlo para que cumpla todos mis caprichos.

¡Oh, Cordero de Dios!

Espero me ayudes a que (nombre de la persona) me dedique todo el tiempo a mí y que nada lo aleje de mi vida.

A través de ti, corderito manso, hago el conjuro, para que su amor jamás deje de ser mío.

Pido que me ame, me desee, que en su mente siempre esté yo, para me recuerde todos los días que me ama.

Conjuro a (nombre de la persona) a través del corderito manso para que jamás vuelva a abandonarme.

¡Señor Jesús!

Te pido que, por la intercesión del corderito manso, me concedas lo que tanto anhelo.

Tú que eres fuerza suprema, Hijo Bondadoso de Dios, que fuiste crucificado para salvarnos de nuestros pecados.

Tú que eres poder y luz divina que me iluminas siempre, te suplico que bajo la intercesión del corderito manso atraigas nuevamente a mi amor (nombre de la persona), porque sin él mi vida ya no tiene sentido.

¡Corderito manso!

Amánsalo y sé mi fuerza en todo momento para que regrese a mi lado arrepentido.

Amén.

Oración corderito manso para dominar enemigos

Mediante esta modalidad de la oración podemos usarla para dominar a todo tipo de enemigos.

Estos enemigos pueden ser de diversa índole, desde el más tranquilo, de quien no se espera una mala acción malintencionada, hasta el más amenazante y agresivo, que arremete sin importarle los daños que pueda causar.

¡Oh Jesucristo mi Salvador y Guía Celestial!

Tú que venciste la muerte, después de haber padecido las peores humillaciones en la cruz para redimir a nosotros, pecadores.

Tú, corderito manso, que eres ejemplo bondad y la nobleza, concédeme la petición que requiero de vencer a (nombre de la persona),que me ha ofendido gravemente y no he podido hacer que se retracte de sus acciones.

A ti, corderito manso, que siempre me has concedido lo que hasta ahora te he pedido, haz que (nombre de la persona) esté frente a mí humillado y suplicando perdón por todas las ofensas cometidas hacia mi persona.

Cordero de Dios, que has logrado que muchos pecadores hayan sido redimidos y salvada su alma, te ruego que domines a todos mis enemigos, desde el más indefenso hasta el más fuerte, porque todos buscan lastimarme con su maldad.

En especial domina a (nombre de la persona) y sus familiares para que se desbaraten sus planes de dañarme, que en la mente de ellos sólo esté la posibilidad de venir frente a mí doblegados pidiéndome perdón.

Ayúdame con el conjuro que lanzo a sus personas para amarrarlos, que cumplan mi voluntad y así poder humillarlos por ser el enemigo más poderoso que tengo.

Cordero manso

Con tu gracia deseo acabar con sus intrigas, injurias y maldad sobre mi persona y así acabar con sus ofensas, persecuciones y peleas con las que me han martirizado todo este tiempo.

Quiero, corderito amado, poder disfrutar de un enemigo suplicando piedad, arrepentido de sus maltratos hacia mí.

¡Oh cordero manso!, amarra por completo la mente de todos mis enemigos, para que su maldad no se cumpla y que la mano de la justicia también interceda, para que ninguno de ellos me derrote.

¡Bendito corderito manso!

Que siempre has estado a mi lado.

Te suplico que alejes de mí todas las tentaciones del demonio, que me asechanzas a través de (nombre de la persona) y sus familiares.

Auxíliame en estos momentos en que el enemigo quiere involucrarme en esos vicios para hacer que caiga en el pecado.

Aleja todas esas habladurías, chismes y ofensas que difunden para dañar mi imagen frente a mis seres queridos.

Ahuyenta a todos los que buscan quebrantar mi relación de pareja, creando falsas testimonios y provocando la desconfianza.

Deseo que, por tu intercesión, corderito manso, que todo el mal que me desean, se convierta en múltiples bendiciones para mí.

 Hazles saber las consecuencias de su proceder el día de su juicio final, hazles saber que el Santo Padre será implacable.

¡Corderito manso! Si alguno de mis adversarios se acerca con malas intenciones, aléjalo para siempre de mi vida para que sus malas intenciones y acciones no interfieran en mi día a día.

Amén.

Para el jefe

Se trata de una modalidad de la oración del corderito manso para amansar, dominar y amarrar, con la cual es posible pedir que el jefe sea más condescendiente y dócil. Así como también que sea más justo y deje su despotismo.

Como efecto de la oración corderito manso, el jefe valorará todo el esfuerzo que haga la persona que hace la oración y reconocerá sus talentos.

De la misma manera, podemos confiar en la Oración al Señor de la Misericordia, que es también eficaz al rezarla junto con la oración del corderito manso.

El Señor de la Misericordia

Veamos la oración.

¡Jesús Salvador y Redentor del mundo!

Siempre atentos a los ruegos de fieles seguidores.

Te pido que intercedas ante el Dios omnipotente, creador de todo lo visto y creador de la tierra, que sea escuchada mi plegaria.

¡Oh cordero sagrado!, amansa a mi jefe y ablanda su corazón, domina su carácter para poder tener una mejor relación laboral y poder así cumplir cabalmente con mis funciones.

Te imploro me ayudes a que la carga laboral no sea tan pesada y cambien las actitudes de mi jefe.

¡Oh cordero manso!, ayúdalo a ser más comprensivo y accesible para todos sus empleados.

Dómalo y hazle saber que, para ser un buen jefe, no hay que ser déspota ni arrogante.

 Auxíliame, ¡oh cordero de Dios!, que purificas los pecados, para así no tener que dejar mi empleo ante tanto acoso y maltrato laboral.

Amén.

Para vencer a una persona

Esta modalidad de la oración nos ofrece la opción de dominar a una persona que nos quiere superar a la fuerza. Con la oración podemos lograr que la persona quiera lograr un entendimiento y desistir de sus intenciones egoístas. La oración reza así:

Mediante el poder del corderito manso, hoy conjuro a las fuerzas del destino, para que (nombre de la persona) sea vencida ante mi presencia.

Deseo que yo esté siempre por encima de él y logre con determinación y reconocimiento la meta deseada.

Deseo que estas palabras se materialicen enseguida y (nombre de la persona) se vea en la necesidad de reconocer mis méritos.

Amén.

Para dominar a un hombre

La modalidad de la plegaria para dominar puede ser dirigida a una persona o a una situación de relación. Con ella se logra desbaratar las malas intenciones que se hayan iniciado, logrando dominar completamente a la persona o a la situación.

Esta oración del corderito manso se puede usar bien para un amor, para un enemigo o para una persona cercana y la podemos acompañar con la Oración a la Virgen Milagrosa, quien también puede interceder ante el Santo Padre.

Yo te conjuro (nombre de la persona) por el poder del cielo, del agua,del viento y de la tierra para realicen los deseos para dominar su voluntad.

Con estas palabras yo te embeleso, para que, cual cordero manso, tu caigas dominado ante mí, pidiendo mi clemencia y expresando tu arrepentimiento.

Yo te conjuro (nombre de la persona) por el poder de los espíritus, de la luz,la verdad y el deseo que solo escuches y sigas mi voz y cumplas toda orden que dé.

Eternamente, agradecido, corderito manso, por ayudarme a lograr el dominio que imploro.

Amén.

Para el amor

En caso de conflictos amorosos, la oración del corderito manso ha realizado muchos milagros a los que lo han invocado.

La oración permite al que la reza pedir por ese amor, lograr la atención de la persona amada, a cuidar y preservar ese amor, o incluso amarrarlo.

Algunos han propuesto efectuar ciertos rituales y hechizos útiles para los creyentes que se han atrevido a dar este paso con mucha responsabilidad y temple.

¡Oh santo manso cordero, siempre bien amado por mí!

En virtud de tus nobles sentimientos que mostraste incluso en los peores momentos cuando fuiste sacrificado, en este día vengo a implorar tu intervención para que me ayudes a obtener  la llegada a mi vida de un amor verdadero, que sepa valorar mis sentimientos, mi forma de ser y mi corazón.

Concédeme poder disfrutar la dulce compañía de esa alma gemela que encienda la chispa de mi amor.

¡Dios Todopoderoso, que por siempre bendices al cordero!

Haz que el amor llegue a mi vida, que pueda cambiar todos mis momentos de soledad por una compañía agradable, que quiera estar siempre junto a mí tanto en mis días buenos como en los malos, en la enfermedad, en mis triunfos y fracasos y todas esas etapas de celebración y alegría que se disfrutan con la persona que amas.

¡Bendito corderito manso!, que fuiste sacrificado junto con Cristo en la cruz en el Monte Calvario, en nombre de este calvario que vivo, te imploro que mi amor (nombre de la persona) llegue a mi lado vivamos entregados el uno para el otro.

Por largo tiempo he sufrido esta soledad que acongoja mi corazón.

Y me mantiene en este entorno entristecido, sin esperanza, sin alegrías, sin deseos de vivir.

Qué venga mi alma gemela, que quede presa de mi, amarrada a mis sentimientos.

Hazle entender que sólo conmigo será feliz, ¡oh cordero de Dios, animal sumiso.

 Haz que esa sumisión traspase su corazón, para dominarla, para que nunca me deje.

Tráeme esa alma gemela manso como el cordero, para jamás dejarla escapar.

¡Oh cordero manso querido!

Acudo en esta oportunidad de rodillas ante tu estampa poderosa y con la firmeza de conjurar a (nombre de la persona), para que me sea fiel siempre.

 Te ruego para que no fracase en su intento esta relación, intercedas para que siempre me tenga en su mente y en sus pensamientos.

Bajo el cordero manso envío este conjuro, y me aferro a él, y por su gran poder amarro este amor, para que seas feliz solo conmigo, que sea siempre honesta y sin reservas.

¡Oh cordero sagrado!

Qué todo lo que te he pedido se cumplan en su totalidad.

 Amén.

Para amarrar

El corderito manso también lo podemos invocar si lo que se desea es amarrar a una persona, para lo cual se requiere tener la foto de esa persona a fin de lograr mayor concentración al rezar y se reza por cinco noches seguidas pronunciando las siguientes palabras:

Por medio del corderito manso hoy te conjuro (nombre de la persona) para que tus 5 sentidos se unan a los míos.

De manera que cuando yo te vea, tú me veas, cuando yo te escuche, tú me escuches cuando yo te toque, tú me toques, cuando yo te sienta, tú me sientas, que cuando yo te piense, tú me pienses.

De esta forma (nombre de la persona) yo te amarro cual cordero a su pastory seré yo el guía que enrumbe tu destino y seremos siempre el uno para el otro.

Con esta plegaria yo te amarro (nombre de la persona).

Y tu carácter se verá doblegado ante mi voz.

Amén.

Para amansar

El corderito manso también nos permite amansar el carácter de una persona. Esto es cuando se trata de una persona muy descontrolada en su forma de ser, si es muy alegre y desordenada, si es muy celosa si es muy iracunda, agresiva.

Para estos casos se debe llevar a cabo la plegaria durante cinco días consecutivos. Ello será suficiente para observar cambios importantes en la forma de ser de la persona. Veamos la oración.

Yo te amanso con esta plegaria (nombre de la persona) mediante el gran poder del Cordero de Dios

Y que tu carácter se vea transformado, cambiado y doblegado ante mi voz.

Qué tu humor se apacigüe, que tu celo se modere y la ira se calme.

Se libren de tu mente todos estos efectos cuando yo haga acto de presencia.

Qué te inclines ante mí, me rindas respeto y me trates con la dulzura, tranquilidad y cordura, pues tú eres como un cordero y yo el pastor que te guía y te controla.

Qué esto se cumpla tal cual es mi deseo, por intermedio del Cordero de Dios.

Amén.

De la Santa Muerte

Entre los fieles devotos se ha generado la tradición de trabajar la oración del corderito manso con el culto a la Santa Muerte.

Como sabemos, este culto es muy apreciado por que ha dados milagrosos frutos a los creyentes, desde que surgió a mediados del siglo XX dentro de la tradición religiosa del pueblo azteca y maya antiguo.

Ahora se ha hecho costumbre rezar al corderito manso junto con la Santa Muerte para amansar, dominar y aplacar por completo a una persona.

Es propicio señalar que la mayoría de estos rituales u oraciones tienen gran poder, de allí que se exhorte al que ora actuar con responsabilidad y no usar dichos poderes sin razón alguna.

A continuación, la oración al corderito manso en unión con la santa muerte.

¡Oh Santa muerte y corderito manso!

Invoco sus grandes poderes en esta oportunidad, porque requiero de fuerza.

Para que me ayuden en este momento aciago que vivo.

Espero poder contar con sus virtudes, santas insignias maravillosas, y me concedan cada favor que trate de solicitar, en nombre de Dios Todopoderoso junto a la Santísima Trinidad.

¡Oh santa muerte mía! ¡oh cordero sumiso bendito! no me desamparen y atiendan mi petición de conjurar a (nombre de la persona) para que no tenga ni un momento de tranquilidad.

Requiero que la atormenten, la ahoguen de pensamientos oscuros y tenebrosos.

Qué mortifiquen cada uno de sus días, para que siempre me tenga presente en sus pensamientos.

 Qué no logre comer bien, ni dormir plácidamente, porque en su mente debo estar siempre yo.

¡Oh majestuosa muerte!

Qué con tu poderosa guadaña has logrado atraer a muchos seguidores, al igual que el manso cordero dado en sacrificio, los invoco en esta oportunidad para que me ayuden a dominar tanto el cuerpo como en el espíritu de (nombre de la persona) y venga a mí suplicando perdón y clemencia.

Deseo verla frente a mí arrodillada, besando mis pies.

 Cuando haga el rito de atravesar la aguja en esta vela, su voluntad estará a mi merced.

Estará dócil como un cordero y la someteré a mis decisiones y control.

 Al igual que la aguja que perfora, yo también estaré penetrando en tu mente haciendo que me recuerde por siempre.

Santa Muerte

¡Santa muerte poderosa, en conjunto con el corderito manso!, por sus infinitos poderes amansadores, deseo someter a (nombre de la persona) para que esté a mi merced y cumpla con mi voluntad.

 No tendrá ni un sólo minuto de paz hasta que vuelva conmigo mansa y dócil.

 Quiero dominar todos los ámbitos de su vida, hasta verla sumisa por completo.

Que vuelva a mí, que me adore a mí, que sólo cumpla mi voluntad para que nada ni nadie más acapare sus pensamientos.

Amén.

Ritual

Para invocar al poderoso corderito manso es necesario llevar a cabo un ritual para lograr que nos conceda lo que le pedimos.

Los rituales según la modalidad de la oración y la intención con que se hacer, son bastante parecidos. Así que contamos con rituales para atraer o alejar una persona, también para amarrar a alguien a nuestros deseos. Asimismo para lograr amansar y cambiar el temple de alguna persona mal encarada o muy agresiva.

Cuando se trata de alejar enemigos difíciles o letales que no son fáciles de combatir, la oración tener efectos inmediatos.

Y se puede hacer y lograr lo deseado aun cuando no esté cerca la persona conflictiva, alejando a ese alguien que se está entrometiendo en la relación de pareja, o cambiar el carácter del vecino o familiar problemático.

De manera tal que llevando a cabo el ritual tal cual se indica, el corderito manso podrá dominar efectivamente a esos enemigos incómodos y desesperantes, con sus funciones amansadoras o dominadoras sobre nuestros adversarios.

Para el ritual se requiere los siguientes materiales:

  • Una vela, preferiblemente de color blanco.
  • Una mesa como altar en donde se colocarán todos los implementos necesarios para el rito.
  • Una fotografía o retrato de la persona que se quiere dominar, la cual es fundamental para que se pueda realizar de manera eficaz el ceremonial.
  • Algunas hojas de ruda, planta apropiada para este tipo de ritual.
Altar para el ritual de la oración del corderito manso

Procedimiento

  • Encender la vela, que se ofrecerá en el Altar sobre el mesón.
  • Colocar al lado izquierdo de la vela blanca la foto de la persona a ser dominada mediante el ritual.
  • Tomar parte de la planta y poner frente a la foto y repetir la plegaria del corderito manso a continuación:

¡Dios Todopoderoso!

Bajo tu amparo me refugio, en nombre de la Virgen María y de su hijo bendito Jesús, yo conjuro a (nombre completo de la persona en la foto) para doblegar su voluntad por completo. Haz que venga a mi de rodillas suplicando amor y clemencia frente a mí. Conviértelo(a) en un cordero manso, para que me obedezca en todo lo que ordene.

Qué se acerque a mí suplicando amor, clemencia, compasión. Qué me complazca en todo. Domina su recia voluntad y que todas sus malas energías se conviertan en bendiciones para mí, mientras esté dominado(a) bajo este ritual magno. Que su voluntad siempre esté a mi disposición.

Amén.

  • Golpear la foto con la rama de ruda y guardarla luego en un lugar estratégico.
  • Se apaga la vela al concluir con la oración del corderito manso.

¿Para qué sirve la oración del corderito manso?

Esta oración nos ofrece muchas opciones para lograr nuestros deseos, tal como lo hemos podido apreciar en cada una de las modalidades de la oración.

Así tenemos que la oración nos brinda la posibilidad de:

  • Atraer hacia nosotros a esa persona que se ama y con la cual se desea compartir la vida.
  • Dominar a ese ser que nos hace la vida imposible y nos martiriza con sus maldades.
  • Amansar a esa persona descontrolada o violenta, que no está haciendo debidamente las cosas.
  • Doblegar a ese ser rebelde e impetuoso que nos hace daño con su proceder.
  • Amarrar a cualquier persona que queremos tener a nuestro lado sumiso y en completa obediencia de nuestros deseos.
Existen creyentes que combinando esta oración con la del poder efectivo de la santa muerte es posible obtener resultados más contundentes y duraderos. Además, se ha dicho que esta combinación de oraciones puede hacer que se alcancen con mayor rapidez los deseos de las súplicas de sus fieles.

No obstante, es propicio destacar que, en virtud de la contundencia y eficacia de la oración, tanto ésta como su ritual deben hacerse con mucha responsabilidad, criterio y disciplina y encomendarse a al Salmo 91.

Se hace esta acotación, ya que si la oración es direccionada a la persona equivocada, muy probablemente el orador tendrá serios problemas.

Sin embargo, no siempre es así porque cuando se reza este tipo de oración, lo hacen personas capacitadas para elevar oraciones de esta índole, quienes tienen sobradas razones para hacerlo.

Además, los que hace esta plegaria lo hacen de manera paulatina como si fueran gotas de corderito manso, tienen una sólida convicción de que se obtendrá la gracia solicitada y que saben que hace falta muchísima creencia en lo que se está haciendo.

Preparación de la oración

Para poder hacer esta oración, hay que dedicar unos momentos para preparar debidamente el altar en el que se ofrecerá la oración y se hará el conjuro.

Cuando lo que se desea es amansar o suavizar el carácter de una persona, es importante recordar tener a la mano como implemento imprescindible la foto de dicha persona de manera de poder dirigir las palabras de la oración mirando directamente su rostro.

Es preciso igualmente colocar en el altar flores y las ramas de la planta de ruda. Se coloca también el frasco de perfume, que se esparcirá en el ritual.

Ahora bien, ¿para qué sirve el perfume del corderito manso? Se trata de una fragancia con la cual se impregna la rama de ruda con la cual se golpea la foto de la persona a quien se le hace el conjuro y mediante ese perfume que queda en la foto, se dice que se puede acelerar el proceso de lo pedido.

Asimismo, el recinto donde se va a llevar a cabo el ritual, debe ser espacioso y no muy iluminado, más bien debe ser una habitación oscura con la única luz de la vela blanca.

Además, debe ser una habitación ventilada y debe estar ubicada en un sitio apartado, lejos del bullicio de la calle. Se puede efectuar el ritual en solitario o se puede compartir ese espacio y momento con alguien más que también desea realizar la oración del corderito manso.

Corderito manso o cordero de Dios

Es de señalar que siempre se hace la oración dirigida específicamente al corderito manso, mas hemos de señalar que éste se refiere al Cordero de Dios, que todos conocemos que redimió a la humanidad de todos sus pecados.

Ambos corderos están estrechamente vinculados y decimos que se trata del mismo cordero.

Es por ello que al corderito manso,tal como al Cordero de Dios, se elevan oraciones con el propósito de eliminar toda mancha o pecado del mundo y lograr la purificación de la humanidad, inspirados en la Oración a la Virgen Milagrosa.

La figura del cordero ha sido parte esencial de la creencia cristiana popular, tanto así que los devotos emplean esta oración en muchos de sus rituales a fin de contrarrestar y vencer enemigos feroces e implacables.

De allí que el Cordero de Dios o corderito manso haya sido reconocido y referenciado en los distintos Evangelios y en muchos de esos pasajes bíblicos se le distingue por su nobleza, humildad y espíritu de generosidad y sacrificio, cualidades que caracterizaron el proceder de Jesús durante su estadía entre los seres humanos.

Lo encontramos, por ejemplo, en:

  • En los textos de Juan, a quien se le debe la conocida frase de “Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.
  • En lecturas referentes al Apocalipsis, que nos hablan de un cordero sacrificado cuya figura se parece a la de un león.
  • En las referencias que hacía Casiodoro de Reina, religioso español, quien resaltaba que San Pablo veía en Jesús a un cordero que se sacrificaba por obediencia al Dios Padre.
Corderito manso
Jesús, Nuestro pastor

Se ha empleado la imagen de un cordero por ser una criatura que muestra docilidad, paciencia y tranquilidad y que representa, además, honestidad.

La imagen que más se ha divulgado del corderito manso ostenta una aureola sobre su cabeza y en el fondo se aprecia una bandera blanca con una cruz en rojo.

Así de dócil y humilde fue el actuar de Nuestro bendito y siempre amado Cordero de Dios referido a Nuestro Señor Jesucristo, como el pastor que acompaña y orienta a su rebaño guiándolo hasta encontrar el rumbo correcto hacia la Gloria de Dios.

Por tal motivo, esta efectiva oración ha sido empleada en diversas ocasiones durante la Santa Misa justo en el momento en que los feligreses se dan el abrazo de la paz, como corderos de un mismo rebaño.

Ahora bien, por todos es sabido que en la tradición judía, se solía sacrificar corderos para la llamada fiesta del Pésaj o Pascua con el fin de liberarse de culpas, limpiar las manchas del pecado y congraciarse con el Altísimo.

La época de la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo coincidió con esta festividad de la Pascua, lo que llevó a relacionar el sacrificio que voluntariamente hizo Nuestro Señor con el sacrificio del cordero de la Pascua judía.

Se estableció así esa asociación del Hijo del Dios Padre con el corderito manso y, por ello, se le comenzó a llamar el Cordero de Dios a Nuestro Señor Jesús.

La Biblia también da cuenta de este pasaje de la vida de Nuestro Señor. Así lo encontramos en el Evangelio de Juan en 19,14, en el que se nos habla de los sacrificios que se celebraban en la Pascua, que acontecieron en el mismo tiempo en que Cristo era crucificado en el Monte Calvario.
(Visited 20.477 times, 3 visits today)

Deja un comentario