Aprende a realizar la Novena o Rosario a la Virgen de Juquila

La Virgen de Juquila, segunda patrona de Oaxaca, localidad de mexicana, es después de la Virgen de Guadalupe patrona de México, la virgen más venerada por los mexicanos. Desde su llegada a Oaxaca, en 1552, es muy querida por sus habitantes y una manera de orar es a través de la Novena o Rosario a la Virgen de Juquila.

NOVENA O ROSARIO A LA VIRGEN DE JUQUILA

Novena o Rosario a la Virgen de Juquila

En 1552 llega a Amialtepec, pueblo que hoy día se le conoce como Santa Catalina de Juquila ubicado en el estado de Oaxaca, cuando el Fraile Dominicano Jordán Fuentecilla es enviado para ser sacerdote de esa localidad, mientras estuvo ejerciendo sus funciones sacerdotales en este pueblo contrató los servicios de un humilde campesino a quien educó en la religión católica.

Una vez que reubican a Fray Jordán, por estar escaso de recursos económicos y quiere pagar los servicios al campesino, le hace entrega de una imagen de la Purísima Concepción, que traía desde España, con la advertencia que la siguiera cuidando y adorando como él le había enseñado. El humilde campesino, coloca la imagen en su choza.

Con el tiempo los campesinos educado en la religión católica por Fray Jordán, iba a visitar para reverenciar a la Virgen de la Inmaculada Concepción, por medio de la imagen, que resguardaba en su choza este noble campesino y, a medida que algunas de sus solicitudes fueron escuchadas y resueltas, se propagó su fama de virgen milagrosa.

Esto conlleva que la noticia de los milagros de la reina de los cielos, fue bien acogida y traspasó las fronteras de Amialtepec, y cada día llegaban más peregrinos a venerar y solicitar favores a la virgen María, a la que llamaban la Virgen de Juquila, que estaba en casa del campesino. Esto redunda, que el nuevo cura del pueblo, convenciera al campesino y la imagen fue llevada al templo del pueblo (Ver artículo: Oración a la Virgen del Carmen por los difuntos).

NOVENA O ROSARIO A LA VIRGEN DE JUQUILA

Según corría el año de 1633, cuando por la tradición de los campesinos de preparar el suelo para la siembra de quemar los restos de la hierba seca del monte, para que durante el invierno brotara pasto verde para el ganado, pero en esa oportunidad la brisa llevó las llamas hasta el pueblo y las chozas o jacales de los habitantes y el templo se quemaron, quedando reducidos en cenizas.

Una vez que se propagó el fuego los habitantes del pueblo se refugiaron en las afueras de este, al regresar para ver que se logró salvar del voraz incendio. Encontraron de entre los escombros a la imagen de la virgen que tan solo presentaba pocas quemadas. Luego de estos, al parecer se sucedieron varios milagros. Al poco tiempo, pobladores de otras comarcas se enteraron de estos milagros y, empezaron a ir al pueblo al venerar a la Virgen María de Juquila.

Estos acontecimientos dieron inicio a la adoración de la Virgen de gran cantidad de personas de diversos lugares de México, la reubicación de la Virgen en un templo y posterior construcción de su propio Santuario dónde se continúa en la actualidad venerando a la Virgen de Juquila y celebrando sus festividades y actos religiosos cada 8 de diciembre.

Novena a la Virgen de Juquila

Días previos de iniciar las festividades en honor a la Virgen de Juquila empiezan a rezar un novenario en su honor. Este novenario se lleva a cabo con los rezos de un rosario y leer escrituras de la Biblia. Simultáneo que se reza el Rosario se acompaña de canciones en nombre de la Virgen de Juquila.

NOVENA O ROSARIO A LA VIRGEN DE JUQUILA

Además de esta manera de realizar el novenario en nombre de la Virgen de Juquila, es rezar solo la oración durante nueve días continuos, esto lo realizan durante el día o en horas de la noche, de acuerdo a la disponibilidad de tiempo de los fieles que rezan. Por lo usual los novenarios lo hacen en los días de celebración a la Virgen, más estos los puedes hacer en cualquier otro momentos.

Estos novenarios los puedes hacer si estás pasando por una situación desesperada y lo puedes adecuar a solicitar el favor en que precises que la Virgen te ayude. Te sugiero encender una vela cada día. Ante todo, al llevar a cabo el Novenario o Rosario lo que importa es que lo hagas con mucha fe, con la certeza que por la intercesión de la Virgen de Juquila Dios te va ayudar en la solicitud que le hiciste.  La oración de la novena para la Virgen de Juquila está acorde al favor que precisa que Dios y la Virgen lo ayude.

La Novena a la Virgen

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración a Nuestro Señor Jesucristo

Señor mío Jesucristo, Rey de majestad inmensa y Dios de bondad infinita, resplandor de la gloria del padre y reflejo de su belleza, Creador, Juez redentor de todo género humano. Cordero sin mancilla, tan amante de la pureza que reservasteis de toda culpa a la criatura privilegiada que elegisteis para Madre; maestro en quien creo como a verdad infalible; salvador en quien espero como a misericordia inagotable.

Dios a quien amo como a sumo bien infinitamente digno de ser amado; yo me estremezco al considerar que he tenido la osadía de ofenderos; conozco el alma que he hecho y me pesa el haber pecado. No desecheis, señor, este pecador arrepentido que se acoge bajo el manto de aquella virgen pura en quien vuestros penetrantes y dedicados ojos no encontraron la menor mancha.

Perdonadme, bien mío, por aquella purísima sangre que en el ara de la luz derramaste para salvar a todos nosotros y preservar a vuestra Madre Santísima de la cautividad de la culpa: limpiad con ella mi pobre alma digna de observar la blancura de esta paloma predilecta mientras por mi parte propongo y os doy mi palabra con toda fuerza de que es capaz mi arrepentido corazón de nunca más pecar, ayudado de vuestra divina gracia. Amén.

Oración al Espíritu Santo para todos los días

¡Espíritu consolador, que procedes del Padre y del Hijo como afecto de infinito amor! Ilustra mi entendimiento, inflama mi voluntad para que dignamente alabe y glorifique a vuestra celestial esposa, Madre de mi Señor Jesucristo, María Santísima obsequiando en esta Novena, reverenciando, Amén.

Oración a María Santísima para todos los días

¡Purísima Virgen María, Hija elegida del Padre; Madre verdadera del Hijo y Esposa merecidísima del Espíritu Santo, templo vivo de la Santísima Trinidad! Juntos todos en Vuestra presencia y uniendo nuestro corazón con el vuestro, veneramos su soberana grandeza, confesamos su infinita santidad, le ofrecemos nuestro afecto y con el más profundo respeto le glorificamos porque os ha preservado de la culpa original y os ha llenado de todas las gracias en vuestra concepción. Y para celebrarla dignamente, os rogamos y lo que sea de su Santísima voluntad.

NOVENA O ROSARIO A LA VIRGEN DE JUQUILA

Oración para el Día Quinto

Purísima Virgen María, reina de los apóstoles, concebida en gracia, adornada de todas las virtudes y especialmente de la prudencia para el hermoso ejercicio de las otras virtudes y acertado gobierno de la Santa Iglesia de la que habíais de ser Madre. Os confesamos, Señora, Virgen prudentísima en el ministerio de Madre del mismo Dios y de la Santa Iglesia, y Reina de todas las criaturas.

Alegrémonos, Señora, de tus glorias, celebramos tu concepción inmaculada te confesamos toda hermosura y sin pecado, nos damos los parabienes, y también los damos a tus Santísimos padres Joaquín y Ana. Glorifiquemos a la Beatísima Trinidad y os suplicamos nos lo participéis para gobernar nuestra vida conforme a la Divina Voluntad, Amén.

Salutación Primera

Yo os venero, oh purísimo corazón de María Santísima, sagrado depósito de mi amadísimo Jesús Sacramentado, y me alegro de verte enriquecido con todas las gracias que os comunico la persona del Espíritu Santo, recibiendo por su Esposa suya, toda hermosa en el ministerio de vuestra Purísima Concepción. Avemaría y Gloria.

Salutación Segunda

Yo os venero, oh purísimo corazón de María Santísima, sagrado depósito de mi amadísimo Jesús Sacramentado, y me alegro de verte enriquecido con todas las gracias que os comunico la persona del Padre, para haceros Hija suya, toda hermosa en el ministerio de vuestra Purísima Concepción. Avemaría y Gloria.

Salutación Tercera

Yo os venero, oh purísimo corazón de María Santísima, sagrado depósito de mi amadísimo Jesús Sacramentado, y me alegro de verte enriquecido con todas las gracias que os comunicó la persona del Hijo, para haceros suya, toda hermosa en el ministerio de vuestra Purísima Concepción. Avemaría y Gloria. Ahora, alentando la confianza en que se desea conseguir por reverencia a su purísima e Inmaculada Concepción (Ver artículo: Promesas de Dios para la mujer cristiana).

Oración para todos los días

Purísima Virgen María, Madre auténtica de Jesús y de toda la Santa Iglesia y en el misterio de vuestra purísima Concepción, señora de España; por reverencia a este dulcísimo misterio os suplicamos nos miréis con benigno ojos para que unidos todos como hijos vuestros en caridad perpetua. Vivamos ajustados a nuestras obligaciones, nos alcance lo que hemos implorado y la gracia de una santa y eterna alegría. Amén.

Con esta oración puedes hacer una Novena a la Virgen de Juquila

“Virgen Sagrada de Juquila, me rindo ante ti en honor de tu divino hijo, suplicando de tu sagrada piedad ante mi Dios mi salvador, confiaré tu gran y divina protección para que a la hora de nuestra muerte nos bendigas ante el Señor.

NOVENA O ROSARIO A LA VIRGEN DE JUQUILA

Dios te salve… Virgen de Juquila madre de Jesús, reina de la iglesia católica, te solicito la unidad y la bendita paz, ante todos mis hermanos me arrodillo ante ti, para que des al mundo entero la paz y el cese de la violencia, que reine el amor y tu misericordia madre mía.

Dios te salve… Virgen de Juquila reina de los cielos y de los apóstoles derrama sobre tus hijos tu gracia celestial, llénanos con tu bendición, madre santa te ruego por los pobres, por los enfermos y por los caídos, te suplico por mi familia, por mis amigos y por mí para ser cada día un mundo lleno de paz y armonía.

Dios te salve Reina y Madre… Virgen de Juquila, ruega por nosotros para que seamos dignos de merecer tu presencia, Amen”.

Esta es una oración con la que puedes hacer una Novena, y hacer la solicitud de la gracia que quiere. Puedes después agregar la oración que enseñó Jesucristo, el Padrenuestro seguido de Avemaría, Credo y Gloria.

NOVENA O ROSARIO A LA VIRGEN DE JUQUILA

Rosario a la Virgen de Juquila

Para rezar a la Virgen de Juquila una Novena o Rosario tiene que hacerlo de todo corazón y fe. Te sugiero para hacer la novena es buscar un lugar donde puedas conversar con la Virgen y con Dios, y después disfrutar de las gracias que le imploras al dejar que ella haga su trabajo. Antes de iniciar la Novena o el Rosario te sugiero lo siguiente:

  • Escoge un lugar tranquilo para que puedas orar a la Virgen sin interrupción
  • Te a tu disposición un rosario
  • Tener para cada día una vela o veladora de color blanco
  • De ser factible coloca flores, para que arregles el espacio de manera acogedora y bonito
  • Aclara con exactitud qué quieres solicitar a la Virgen de Juquila, te sugiero lo escribas para evitar dudas mientras estás realizando la solicitud. De esta manera es más seguro que la virgen te ayude

Pasos a seguir para rezar el Rosario

Ya listo para iniciar la Novena o Rosario, tomamos el rosario y nos persignamos: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Acto de Contrición

Jesús, mi Señor y Redentor. Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén.

Es significativo hacer el acto de contrición, realizarla de todo corazón y en realidad arrepentido de todos los pecados para facilitar, que el ruego hecho a la Virgen de Juquila sea escuchado por esta. Luego, del acto de contrición, se dice: Ave María purísima, sin pecado original concebida. A partir de aquí se está lista para iniciar la Novena o Rosario a la Virgen de Juquila. Empezando con la siguiente oración:

Madre querida, Virgen de Juquila, Virgen de esperanza, te suplico perdones mis pecados, que son muchos, tuya es mi vida Madre Santa, sed mi custodia y protégeme de todo mal. Madre querida protege a tus devotos promotores de tu fe, que caminan en este mundo esparciendo tu semilla, acompáñalos por todos los caminos.

Vela por los pobres que no tienen alimento para su cuerpo y espíritu y el pan que les quitan, Madre Santa que lo obtengan con tu gracia celestial. Escoltarme en toda mi vida y líbrame Santa Madre de Dios de todos los pecados. Amén. (REALIZAR LA PETICIÓN DEL FAVOR QUE QUIERES DE LA VIRGEN DE JUQUILA)

Inicio del Rosario

Se inicia el rosario en nombre de la Virgen de Juquila, anunciando los misterios que correspondan de acuerdo al día que se esté haciendo el rosario, es decir, los misterios del Rosario son: Gozosos, Dolorosos, Gloriosos y de Luz. En la práctica se dedican de la manera siguiente: el lunes y jueves se dedican a los Misterios Gozosos; el martes y viernes a los Misterios Dolorosos; el miércoles, sábado y domingo se dedican a los Misterios Gloriosos.

NOVENA O ROSARIO A LA VIRGEN DE JUQUILA

Tú te preguntarás y ¿el día jueves no se reza el Rosario?, sí y se reza dedicando el Ministerio de Luz.  Esto porque, los Misterios Gloriosos se proponen se dediquen seguidos el sábado y el domingo, y cómo el sábado es un día marcado de carácter mariano, se trasladó al sábado la segunda meditación de los misterios gozosos, debido que la presencia de María es más acentuada. Quedando disponible entonces el jueves, para dedicarlos a los Misterios de Luz.

Seguidamente rezas el Padrenuestro cada vez que vayas a iniciar la dedicación de los Misterios. Padrenuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén (Ver artículo: Oración a Dios para quedar embarazada).

Luego que recemos el Padrenuestro, rezamos diez Avemarías. Dios te salve María, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Al finalizar el rezo de las diez Avemarías, rezas Gloria al Padre. Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Al culminar este ciclo de dedicación de los cinco Misterios, el Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria, rezar tres Avemarías, Gloria y Dios te Salve.

Dios te Salve. Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te Salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos.

Y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh, Clemente! ¡Oh, piadosa! ¡Oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, santa Madre de Dios. Para que nos hagamos dignos de las promesas de Jesucristo. Rezar el Salve para agradecer a la Virgen.

Ya realizado los rezos del Rosario dedicado a la Virgen de Juquila, corresponde rezar las Letanías, esta fase del Rosario tiene la importancia de que te ayuda a conectar con tu ser espiritual al reforzar tus creencias religiosas. Al terminar las Letanías terminas la Novena o Rosario a la Virgen de Juquila.

Letanías Lauretanas.

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Dios Padre Celestial

Dios Hijo, Redentor del mundo

Dios Espíritu Santo. Ten piedad de nosotros

Santísima Trinidad, un solo Dios

Santa María

Santa Madre de Dios

Santa Virgen de las vírgenes

Madre de Cristo

Madre de la divina gracia

Madre purísima

Madre castísima.  Ruega por Nosotros

Madre que has permanecido viva

Madre Inmaculada

Madre amable

Madre admirable

Madre del buen consejo

Madre del Creador

Madre del Salvador                                                                      Ruega por Nosotros

Virgen Prudentísima

Virgen digna de veneración

Virgen digna de alabanzas

Virgen Poderosa

Virgen Clementísima. Ruega por Nosotros

Virgen Fiel

Espejo de Justicia

Trono de Sabiduría

Causa de nuestra alegría

Morada del Espíritu Santo

Morada llena de Gloria

Morada del todo consagrado a Dios

Rosa mística

Torre de David

Torre de marfil. Ruega por Nosotros

Casa de oro

Arca de la alianza

Puerta del Cielo

Estrella Matutina

Salud de los enfermos

Refugio de los pecadores

Consuelo de los afligidos

Amparo de los cristianos

Reina de los ángeles

Reina de los profetas

Reina de los apóstoles

Reina de los mártires. Ruega por Nosotros

Reina de los confesores

Reina de todos los santos

Reina concebida sin mancha del pecado original

Reina elevada al cielo

Reina del Santísimo Rosario

Reina de la Paz,

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Perdónanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Escúchanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Ten misericordia de nosotros

Bajo tu auxilio nos acogemos, Santa madre de Dios. No deseches nuestros ruegos en las penurias, antes bien, líbranos de todos los peligros, Virgen siempre gloriosa y bendita. Suplica por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro señor Jesucristo. Amén.

Ahora que ya sabes las oraciones y cómo rezar el Rosario a la Virgen de Juquila, tiene entonces que comprometerte realizarlo por nueve días. Puedes que hagas esta Novena u otra, sin embargo, lo indispensable es mostrar humildad hacia la Virgen y seguir sus enseñanzas. A través del Rosario o coronilla te ayudaras a solicitar favores a la Virgen de Juquila al ofrecerlo con fe y humildad (Ver artículo: Oración a la Santa Muerte Niña Blanca).

Solicitud de favores a la Virgen

Pues para que ocurran los milagros, antes tenemos que creer que estos ocurren y hacer mérito para lograrlo, por esto tienes que comprometerte a realizarlo completo por nueve días  y publicar el rosario al noveno día, para divulgar la fe hacia la Virgen de Juquila. Se sugiere que pidas tres favores y los escribes bien claros.

El primer favor solicitado tiene que estar relacionado con su trabajo, si estas desempleado solicitas un buen empleo y sí, ya estás empleado entonces solicita por mejor dónde estés trabajando y, luego se le piden otros dos favores que tú crees que son imposibles, olvídate de si crees que son difíciles, pídelos con fe y seguridad de que la Virgen de Juquila con todo su amor y protección de los conferirá, si son para el bien de tu alma.

Luego le das las gracias a la Virgen de Juquila, por los favores concedidos y los próximos a otorgarnos y acto seguido rezamos la novena o las oraciones dedicadas a la virgen, estas oraciones las culminas Padrenuestro, un Avemaría y Gloria a Dios, para de esta manera finalizar la oración de petición a la virgen.

(Visited 11.218 times, 9 visits today)
Categorías Novenas

Deja un comentario