Oración a Jesús del gran poder en situaciones graves

Cristo está presente en todas las situaciones de apremio para apoyar a sus más fieles devotos. Lo único que ellos deben hacer es implorar la oración a Jesús del gran poder con diligencia, en espera de una respuesta satisfactoria que aminore aquellas situaciones de adversidad.

oración a Jesús del gran poder

Oración a Jesús del gran poder para deseos difíciles

No existe un corazón más noble que el de Cristo, capaz de conceder grandes milagros a los corazones más afligidos de este mundo. Con la oración del gran poder de Dios puede sostenerse tranquilamente, para dejar en sus manos la solución que el orante tanto está buscando. Asimismo, realizar una oración de amor al Santísimo Sacramento es una gran idea para estar en mayor comunión con el Todopoderoso.

Sería conveniente presentar un pequeño altar con la imagen de Jesús del gran poder junto a una veladora para hacer más práctica la ceremonia. Sin duda alguna, con hacerlo, queda demostrado que Jesús es nuestro gran confidente, aliado y amigo siempre y cuando las personas que se acerquen hasta su imagen posean un grado de fe inquebrantable.

Jesús del gran poder es aquel socorro que llega cada vez que se implora un auxilio, la mano que es tendida para no caer en el abismo, el pañuelo para limpiar los ojos de tanto dolor. Para afrontar con pie de plomo estos inconvenientes, a continuación la oración a Jesús del gran poder.

Oración inicial

Señor Jesús, que tu infinita bondad me ha permitido estar presente para implorar este acto de contrición, con la promesa de nunca más pecar hasta manchar tu nombre. Propongo con firmeza que a partir de este momento estoy consagrado/a a ti como el más fiel de tus siervos. Perdona mis bajezas y rencor: sentimientos que van en contra de aquellas aguas bautismales que recibí para alejar el rastro del pecado original.

Tú que llegaste a este mundo para nuestra salvación y aunque poco te he correspondido en bondad, te suplico que me liberes de todas las astucias que plantea el enemigo, para que su poder dañino no me alcance. Libera cada una de mis inquietudes hasta que mi corazón vuelva a sentir esa paz que se está diluyendo con el paso de los días. Aunque tu amor no merezca, no recurro a ti en vano, porque tu gran poder siempre estará latente para protegerme a mí y a mis hermanos.

Con tu sumisión estoy dispuesto/a a cumplir con tu voluntad para ser alguien mejor, suplico con atención que atiendas esta gran necesidad (acá se expone la situación grave a resolver) que ha aquejado mi alma en los últimos días.

Quiero ser tu buen pastor, para que me encamines hacia el buen rumbo: el del bien. No me dejes nunca, porque tengo la certeza que siempre has estado conmigo en cada una de mis etapas difíciles. Oh Jesús, no me desampares en esta situación grave que tanto requiero de un consuelo.

Amén.

oración a Jesús del gran poder

Poderosa plegaria para casos difíciles

Es una plegaria sumamente potente que puede respaldar las oraciones anteriores de este post. En todo caso, también puede acudir a la oración a San Charbel para favores urgentes.

Suprema autoridad, Dios del gran poder, que cargaste con aquel madero hasta el Getsemaní. Gran Hijo unigénito de Dios, que por tu sufrimiento has lavado cada una de nuestras culpas. Con esta oración a Jesús del gran poder quiero pedir que contribuyas a mejorar este caso (con detalle se explica el favor urgente) para sentir un poco de alivio en este corazón que ha sufrido la adversidad.

Te doy mi amor y mi afecto sin condiciones, pero elimina por siempre cada una de estas preocupaciones que mantienen mi alma en vilo. Señor justo y benevolente, que has ayudado a muchas personas a remediar todos los males hasta curar el corazón lastimado de quienes creemos en ti. Tú que estás al tanto de todo y defiendes las causas nobles, como justas.

Por esa cruz pesada que cargaste sobre los hombros, frente a la mirada llorosa de tu madre, la Virgen María, me arrodillo hasta tu imagen sagrada para contarte lo siguiente (nuevamente se repite el caso difícil) para que des respuestas a cada una de mis interrogantes que no me dejan descansar ni ocupar la concentración en algo más.

Brazo poderoso, que ofrece el calor fraternal de un Hijo que siente el verdadero amor de su padre abrázame, refugiame, protégeme, socórreme.

Con esa gran sencillez que te caracteriza, oh benigno Señor del gran poder, no dejes nunca de cumplir cientos de milagros a quienes creemos en ti. Socorre a cada alma necesitada, con sed de ser testigo de un milagro y acá estaremos todos mis hermanos, rindiendo culto y ser serviles a tu nombre que para nuestros labios es sagrado y perfecto.

Estoy necesitado/a de tu socorro, pero estoy consciente que eres una gran fuente de caridad, esperanza, arrojo y protección. Que todos los casos difíciles que acomplejen mi espíritu queden suprimidos. Que todas las tinieblas que me impiden ser feliz, queden despejadas. Todas las angustias en mi corazón por siempre se transformarán en gracias y alegrías, para celebrar con mis hermanos tu gran poder, el poder que existes y encausas grandes milagros al mundo entero.

En tus manos por siempre encomiendo mis problemas, porque mi alma confía en ti y en tu infinita misericordia. Contigo no existe el miedo en mi vida, porque representas la esperanza que todo estará bien. Ante ti me despido, cumpliendo con humildad de la oración a Jesús del gran poder.

Amén.

Oración a Jesús del Gran Poder
(Visited 162 times, 1 visits today)

Deja un comentario