Oración a santa Marta para dominar a una mujer

La oración a santa Marta para dominar es la más apropiada cuando requerimos controlar y doblegar a alguien. Es muy usada por los hombres para dominar a una mujer. Aprenda a rezarla aquí.

Oración a santa Marta para dominar

Oración a santa Marta la dominadora

Como patrona de los hogares ha sido declarada santa Marta, quien es venerada en la religión católica por conceder favores de distinta índole. Una de las peticiones más recurrentes que se hacen a santa Marta, la dominadora, es pedirle por tener el dominio sobre un ser en específico, particularmente para tener el control de la voluntad de una persona amada.

Igualmente se le invoca para conseguir un amor imposible, recuperar al ser amado o para dominar la voluntad y pensamientos de los enemigos. Al respecto también está la Oración a Santa Elena para el amor para casos similares.

Entre los hombres es común emplearla con mucha frecuencia para dominar a la mujer que aman. Es por ello que, a continuación, presentamos la oración a santa Marta para doblegar a la mujer amada.

¡Oh Poderosa santa Marta!

Acudo a ti, santa dominadora de serpientes, para que me concedas el gran favor que requiero de ti y poder aliviar mi pena.

Enciendo esta vela ante tu imagen para que con su llama y con el algodón con que se limpiaron los santos óleos, satisfaga la necesidad que tengo y me permitas superar los obstáculos que se interponen en mi vida, tal como venciste a la fiera que te embistió y que ahora está dominada a tus pies.

Sé, Gran Señora, que nada es imposible para ti por lo que te pido me des la suerte y el dinero que necesito para requiero.

Recurro porque sé que, al igual que salvaste a un niño de muerte segura por una serpiente y que gracias a ti Dios le concedió la vida, me darás también la salvación.

Te pido, asimismo, que alejes todo mal y todo el que quiera causarme daño.

Qué los domine y que la serpiente a tus pies se enrede en su cuerpo hasta que se arrepienta y me pida perdón de rodillas.

Quiero también encomendarte a (nombre de la persona amada) para que me atienda, que vuelva y acepte ser mi esposa.

En caso contrario, domínala, santa Marta, con la serpiente, para que caiga rendida a mis pies.

Te hago esta petición porque sé de tu fortaleza y valentía como cuando espantaste las bestias.

Concédeme que (nombre de la persona amada) regrese a mi lado para siempre y  que (nombre de la persona amada) no pueda vivir tranquila con nadie más que conmigo.

Santa Marta, te exhorto desde el fondo de mi corazón que (nombre de la persona amada) no se enamore de ningún hombre,  sea viejo o joven, bien parecido o feo, de piel blanca o negra.

Te pido que solo piense en mi cuando esté en casa de amigas,  en un bar, en cualquier fiesta, reunión o salida con amigos, caminando por la calle, de compras o simplemente viendo televisión.

Te ruego que (nombre de la persona amada) sienta nostalgia cada vez que vea parejas de enamorados.

Qué (nombre de la persona amada) sienta tristeza y arrepentimiento por abandonarme y esté atormentada por el remordimiento de haberme hecho sufrir.

Qué (nombre de la persona amada) se sienta celosa al pensar que otra mujer esté conmigo y  que despierte en ella el deseo de buscarme para reconciliarnos.

Finalmente, que (nombre de la persona amada) vuelva a sentir atracción, necesidad y amor que una vez sintió por mí (nombre de la persona hace la oración).

Amen.

Se puede rezar también Oración para que piense en mí ahora para obtener la tranquilidad que la plegaria ha sido escuchada.

Espíritu de dominio

Se hace la siguiente invocación y rezo al espíritu de dominio para obtener su intercesión.

En el nombre de Dios yo te invoco, Espíritu del Dominio, porque eres el Espíritu Intranquilo, Espíritu del Desespero, así como invoco al Espíritu de don Juan de la Conquista, Espíritu del Amor, Espíritu de don Juan de los Caminos, Espíritu de los 4 vientos, Espíritu del Encanto, Espíritu de san Marcos de León, Espíritu de santa Marta y santa Elena de Jerusalén.

A todos estos Espíritus benéficos, los conjuro para que me auxilien en mi deseo de dominar todos los sentidos, sentimientos, pensamientos, juicio y la voluntad de (nombre de la persona amada). 

Ofrezco este conjuro al santo Ángel de la Guarda de (nombre de la persona amada), invocando el día en que nació, por el santo día que la bautizaron y por el día en que ha de morir.

También, conjuro al espíritu vivo, para que el cuerpo, mente, cerebro, sexualidad, cabeza, ojos, pies, manos y voluntad de (nombre de la persona amada), estén bajo mi dominio y control.

Concédeme Espíritu del Dominio que (nombre de la persona amada), no pueda vivir sin mí, ni comer, ni dormir, ni beber, ni recibir visitas en su casa o visitar a nadie, ni distraerse, ni ver televisión o películas, ni andar en la calle de compras, ni ir a fiestas, ni oír música, ni bailar, ni cantar, ni sentirse feliz, ni trabajar.

Deseo verla celosa y desesperada por tenerme, atraída por mi sexo, ofreciéndome el suyo, sintiendo nuevamente lo que sintió antes por mí.

Qué  vuelva arrepentida de haberme dejado, halagándome con besos y caricias, suplicante y mansa, siendo yo (nombre de la persona que hace el conjuro) su único dueño. 

Con dos te veo, con tres te ato, la sangre te bebo y el corazón te parto, Cristo valedme y dadme la paz.

Ven (nombre de la persona amada) dominada en cuerpo, voluntad, y sexualidad.

Amen.

Luego se rezan nueve Ave María y un Gloria durante nueve días y luego en el noveno día se publica la oración. Se cumplirán todos los deseos al cuarto día de su publicación.

Se reza el Gloria.

Ofrecimiento

Se presenta el ofrecimiento respectivo señalando la ofrenda que se hace.

A Nuestro Señor Jesús, a santa Marta, al espíritu del dominio. les ofrezco mi agradecimiento por atender mis súplicas y mi pedido de amor.

Les ofrezco esta oración a los espíritus caritativos por el ángel guardián de (nombre de la persona amada), por el santo día en que nació, por los 4 vientos, cada uno de ellos y por los lugares donde se encuentren.

Hagan que se siempre esté pendiente de mí, que me ame, que me desee y no permitan que me olvide.

Al Espíritu de las fuerzas le pido le dé las fuerzas y la voluntad a (nombre de la persona amada) para que venga a amarme.

Le exhorto al Espíritu de las ilusiones, que mantenga viva la ilusión por mí de (nombre de la persona amada).

Le imploro al Espíritu de la desesperación que permita que (nombre de la persona amada) se desespere por mí.

Le ruego, también, a los Espíritus caritativos,  quienes entrego el cuerpo, alma y voluntad de (nombre de la persona amada) hagan que no pueda hacer ninguna de sus actividades sin que esté yo (nombre de la persona que hace el conjuro).

Amén.

Luego, se enciende un velón de petición con el aceite específico para este tipo de ritual.

Ritual para atraer al ser amado

Se trata de un ritual muy poderoso para atraer, dominar y unir a la persona amada. Se debe realizar en esos momentos cuando se perciba que la persona amada se está alejando y se desee recuperarla.

Asimismo, se puede hacer cuando una relación se encuentre estancada por la falta de amor, el hastío o el cansancio para sacarla de esa situación de desamor.

Se sugiere efectuar este ritual un día viernes de luna creciente para lo cual se requieren los siguientes materiales:

  • Aceite de amor o de almendras
  • Una imagen de santa Marta
  • Nueve velas rojas
  • Un palillo de madera.

Con el palillo se escribe el nombre completo de la persona a quien se desea dominar en una de las velas rojas, partiendo de la mecha hacia la base. No usar nada que sea de metal y recordar consagrar todas las velas antes.

Es importante preparar un espacio en casa para colocar el pequeño altar en el que se va a realizar el ritual.

Para el ritual, se enciende la vela roja con fósforo de madera, se coloca delante de la imagen de santa Marta y se recita:

Oración milagrosa

Confío en ti mi Dios, hijo y espíritu Santo mi Señor Jesús  mi único salvador con todas las fuerzas te pido que me concedas la gracia que tanto deseo (se pide la gracia o deseo).

Amén.

Tres oraciones

Son oraciones poderosas que, al hacerlas con fe y de corazón cumpliendo con el compromiso de rezarle una oración cada semana, dan buenos frutos. Sino se cumple lo antes indicado, santa Marta ignorará la petición y probablemente no le agradará y podría ocasionar problemas.

Para ganar el amor de alguien

Muy útil cuando se desea conquistar el amor de una persona que no nos ha correspondido. Se hace un día martes y se repite por los siguientes trece días. Se enciende una vela, se prende incienso o una lámpara de aceite cada vez que se haga la oración. Los resultados no se harán esperar.

La oración es la siguiente:

¡Poderosa santa Marta, la dominadora!

Hago esta petición para que me ayude con mis problemas y poder vencer estas dificultades, tal cual usted derrotó a las bestias salvajes.

Sé que nada es imposible para usted, por ello le pido bendiga mi trabajo y salud.

Principalmente, concédame que (nombre de la persona a dominar) no tenga tranquilidad hasta que pague por el mal que me ha hecho.

Acuda a mi igual que se adentró en lo salvaje y aterrorizó a las bestias salvajes, que ató con sus cintas y domesticó.

Confío plenamente en usted y su gran poder.

Amen.

Para alcanzar un amor imposible

Es una oración sencilla, pero de gran poder, si se reza con fe. También se puede hacer para conseguir un amor que ha sido difícil de lograr.

La oración es la siguiente:

¡Santa Marta la dominadora!

La que encanta al diablo, que condimentó los vinos a los muertos, quito colmillos de los seres y desenterró huesos de la tumba.

La misma que parió nueve veces y a todos se les arrebato la vida.

Te ruego que te dirijas al corazón de (nombre de la persona que se desee dominar) y la domestiques con tu poder.

Qué necesite estar cerca de mi (nombre de la persona que hace la oración), endúlzala y domínala para mí.

Qué le nazca un profundo amor por mí y que sólo yo sea dueño de su corazón.

Qué solo piense en mí día y noche.

Amen.

Para dominar a alguien

Para la siguiente oración se requiere:

  1. Una imagen, estampa o figura de santa Marta la dominadora.
  2. Nueve velas color rojo, preferiblemente, sobre las cuales se escribe el nombre de la persona a dominar. Se colocan rodeando la imagen o figura de santa Marta y se encienden con un fósforo.

Está oración resulta ser más efectiva si se hace con luna creciente. Se rezan, al finalizar, nueve Padres Nuestro y nueve Avemaría.

La oración es la siguiente:

¡Santa patrona Marta!

Te pido consumir está vela que te enciendo para suplicarte que resuelvas mis problemas.

Me libres de los impedimentos que obstaculizan mi camino para llegar a quien yo amo.

Creo en tu poder, pues derrotaste a bestias peligrosas.

Todo es posible para ti, por ello invoco tu poder de dominio, en el nombre de Dios.

Escucha mi ruego para controlar todos los sentidos, acciones, pensamientos y voluntad de (nombre de la persona a poseer).

Este conjuro es una ofrenda para los Ángeles guardianes de mi amado.

Quiero ser dueña de (nombre de persona a dominar), de todas sus acciones, mente, alma y cuerpo.

Qué no tenga ojos ni mente para nadie más que para mí.

Qué me dé su corazón completo, obedezca a mi voz y esté dominado por mí.

Por tu divino poder santa Marta.

Amen.

Para alejar al enemigo 

Se emplea para dominar a todos los enemigos y quienes nos deseen el mal. Se reza todos los días consecutivamente durante 9 días y siempre a la misma hora.

Se necesita tener nueve velas color verde y encender una diaria. Se reza la oración mientras se va consumiendo.

Para mayor efectividad de la oración, se puede hacer una ofrenda con tabaco, café o pan dulce.

La oración es la siguiente:

¡Poderosa santa Marta, dominadora de bestias!

Por ello te suplico me libres de todo mal y derrotes a todos mis enemigos.

Qué alejes a todos los que desean dañarme y permite que la serpiente a la cual venciste, los domine y se arrepientan e imploren mi perdón.

Asimismo, poderosa santa Marta, te ruego que mi amado (nombre de la persona amada) solo viva pendiente de mi.

Qué me complazca en todo lo que yo quiera.

Amen.

Al terminar esta oración se reza un ave María y un Gloria.

Para situaciones difíciles

Es apropiada para tener bajo control situaciones difíciles buscando tener dominio sobre ellas y sobre las personas que las causan. Se reza todos los martes por nueve semanas consecutivas y se enciende una lámpara de aceite cada martes al hacer la oración.

La oración es la siguiente:

¡Oh Santa Marta!

Acudo a ti, pues creo plenamente en tu poder y tengo una fe incondicional en tu fuerza y bondad.

Quiero mostrarte mi lealtad encendiendo una vela cada semana, que será consumida por tu fuerza.

Te pido alivies las dificultades que me agobian.

Santa Marta, mantén bajo mi dominio y control todos los aspectos de mi vida.

Dame el poder para dominar está difícil situación por la que estoy pasando.

Así como tú tuviste dominio sobre las fieras que te atacaron.

Ilumina mi mente para mantener bajo mis manos todas las situaciones difíciles.

Te lo ruego santa Marta dominadora.

Amén.

(Visited 886 times, 1 visits today)

Deja un comentario