¿Conoces los sacramentos de iniciación? Aprende aquí

Los sacramentos de iniciación son actos sagrados que fundamentan la vida cristiana, con ellos las personas realizan el bautismo, la confirmación y la primera comunión como parte de un comienzo de vida espiritual cristiana, conocerlos en profundidad leyendo este artículo.

Sacramentos de iniciación

Para la Iglesia Católica los sacramentos representan los actos denominados signos que van a fortalecer y dar entrada en los fieles a la religión cristiana, se considera el compromiso que todo católico debe cumplir para considerarse miembro e hijo de Dios, a través de ellos se obtienen la vida divina y se ofrece la consideración de ser hijo del creador.

Estos actos llamados sacramentos de iniciación, se realizan al comienzo de la vida de un cristiano y se establecen con el bautismo y terminan con la primera comunión, pero los sacramentos completos terminan con la unción de los enfermos. Para un devoto católico la realización de los tres sacramentos principales es fundamental

Desde los primeros años, los niños son bautizados con el objeto de liberarlos del pecado original, posteriormente y a través de su vida sigue estableciendo la reunión y realización del resto de los sacramentos que veremos detalladamente más adelante.

Estos sacramentos de iniciación cristiana son otorgados únicamente por los sacerdotes de la Iglesia Católica, sin embargo existen sus excepciones con respecto al bautismo que puede ser otorgado por una persona autorizada y en estado seglar no cristiano.

En el sacramento del matrimonio es donde las personas que realizan el sacramento son los mismos que lo administran, el sacerdote solo es un elemento de apoyo espiritual. Se establecieron desde hace muchos años y están consolidados como uno de los elementos más importantes en toda la vida católica de cualquier persona.

La institución de los siete sacramentos

Los sacramentos de la Iglesia católica están organizados con el objeto de obtener la bondad y la aceptación de Dios como su hijo, en las Eucaristía se busca la renovación de estos sacramentos a través del misterio pascual de Jesús, donde se renueva y actualiza la salvación de la humanidad.

sacramentos de iniciación

Cada sacramento es un rito que se elabora en una ceremonia destinado a los fieles con el objeto de recibir a Dios que les permita vivir una vida cristiana libre de pecados y en constante a espiritual, Según la tradición y la historia de ciertos teólogos, estos sacramentos fueron instituidos por jesucristo.

Representan las señales sensibles y eficaces de la gracia, mediante la cual se otorga la vida divina, palabras dichas por el propio jesucristo,  sin embargo y continúa el Mesías diciendo: 

“Los frutos de los sacramentos dependen también de las disposiciones de quien los recibe”.​

Cuando se celebran los sacramentos la  Iglesia Católica realiza diversos actos como formulación de oraciones palabras, ritos y utilización de símbolos con el objeto de fortificar su fe de los devotos, lo que constituye una parte importante en la vida de cada cristiano.

Se dice que son necesarios para la salvación de los creyentes y que para recibirlos no solo hay que tener la voluntad sino a la disposición para aceptar a Dios en el corazón, determinando de esa forma una vida cristiana para toda la vida y asumir el compromiso de realizarlos durante  toda la vida, en la Biblia se dice los siguiente

“El perdón de los pecados, la adopción de hijos de Dios, la conformación a Cristo Señor y la pertenencia a la Iglesia”.

De manera que el espíritu santo prepara la aceptación de los sacramentos a través de la palabra de Dios  y la fe, donde deben ser recibidos por los corazones abiertos a la disponibilidad, lo que permite fortalecer la fe y renovarla.

Los sacramentos de iniciación son momentos de Dios en la vida de cada cristiano y para muchos se consideran como, señales sagradas porque expresan una realidad espiritual, señales eficaces ya que simboliza el efecto de la realidad que lo produce, también representan señales de gracia cuando transmiten donde relacionados con la gracia divina.

Así mismo son manifestaciones de señales de fe porque a través de quien os recibe permite expresar y sentir la bondad y el amor de Dios a través de esa propia fe, además los sacramentos son una expresión de responsabilidad y convicción que los cristianos en toda su vida deben manifestar como fieles seguidores de Dios.

¿Cuáles son los siete sacramentos?

Los siete sacramentos están divididos en tres tipos, los sacramentos de iniciación (que es el tema principal de este artículo junto al resto de los sacramentos eclesiásticos), están considerados como los primeros que permitan sentar las bases para la vida cristiana.

Comienza con el bautismo como una forma de renacimiento en Dios, luego sigue con la Confirmación que consiste fortalecer el bautismo y termina con la alimentación de la Eucaristía a través la Primera comunión.

Continúan con los sacramentos de curación que son la penitencia a través de la confesión y la unción de los enfermos, y tenemos los sacramentos al servicio de la comunión y la misión que son el orden sagrado y el matrimonio, cada uno es una forma de agrupar una manera de vida cristiana, donde se abarquen todas las diversas expresiones espirituales relacionadas con la devoción a Dios.

También existen un tipo de sacramento que solamente se pueden administrar una vez en la vida y que están diferenciados entre los tres grupos, tenemos al bautismo, la confirmación, le matrimonio y el orden, diferentes a los que se pueden administrar varias veces, pero veamos cuáles son los sacramentos de iniciación y cuales son los sacramentos restantes.

El Bautismo

Se considera el primero de los sacramentos de iniciación por medio del cual la persona nace espiritualmente en la vida de Dios, se utiliza símbolos y elementos como el agua para manifestar la presencia de la Santísima Trinidad. Se administra una sola vez en la vida y para un cristiano representa un gran compromiso y responsabilidad para con Dios y la Iglesia.

Con el bautismo los fieles son liberados del pecado original y regenerados como hijos de Dios, a su vez se convierten en los corderos de Jesús que deben participar en su misión, la cual consiste en llevar la paz y el regocijo de saber que todos los hombres pueden ser hijos de dios.

El nombre de Bautismo proviene de la palabra griega llamada “Baptizein”, que traducido significa “Inmersión” “Sumergir” dentro del agua, en este caso la inmersión realmente expresada en una forma en  cómo el cristiano baja al sepulcro para morir en el pecado junto a Cristo, de manera que pueda obtener una nueva vida en la resurrección. En Efesios se expresa algo interesante:

“Fuimos, pues, con Él sepultados por el bautismo en la muerte, a fin de que, al igual que Cristo resucitamos de entre los muertos por medio de la gloria del Padre, y así también nosotros vivamos una nueva vida”.

El bautismo también es llamado el “Baño de la regeneración y Renovación del espíritu Santo”, según la Iglesia y el contenido de la palabra, es un significado de nacimiento en el agua y el espíritu de Dios, son el nadie puede entrar al Reino de Dios.

El catecismo de la Iglesia católica lo define como “El rito esencial que consiste en sumergir en el agua al candidato o derramar el agua sobre su cabeza, mientras se invoca el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”

De manera que con él estamos eliminando el pecado original y el resto de los pecados personales, de manera que la persona ingresa en una vida espiritual donde la importancia de la gracia de Dios es lo más fundamental, se dan dones y virtudes a través del Espíritu Sano de manera que se convierte en hijo directo de Dios y miembro inalterable de la Iglesia católica. Puedes indagar más sobre este sacramento en nuestro artículo: Sacramento del Bautismo.

Condiciones

Aunque no son muy exigentes, la Iglesia católica determina una serie de condiciones importantes que todo futuro cristiano debe complementar junto a la fe. La sugerencia más importante es tratar de realizarlos en los primeros años de vida de la persona, de allí el compromiso de los padres en buscar la forma de realizar este sacramento de iniciación a temprana edad en sus hijos.

Sin embargo no es limitativo a personas que con una edad avanzada puedan ser bautizados, lo importante es realizar el sacramento. Aunque es importante mencionar que si una persona ha sido bautizada en otra corriente religiosa siempre es considerado para Dios realizar el bautizo en las condiciones que establece el catolicismo.

El bautismo como sacramento de iniciación se considera importante en los niños debido a que elimina el pecado original con el cual nace toda persona nace  y es necesario ser liberado, de manera que para ser liberado de ese pecado si la persona mayor de edad lo haya sido realizado en otra corriente religiosa, la Iglesia lo considera válido porque el efecto proviene directamente de Dios.

Otra condición importante que la Iglesia intenta, es tratar de que una persona antes de morir sea bautizado, se le debe administrar el sacramento representa de vital importancia realizarlo en cualquier momento (como lo detallamos anteriormente) por un sacerdote.

De manera que la importancia de la salvación del alma debe estar emparentada con la realización en algún momento de la vida que genera la realización del bautizo como una forma de establecer la vida cristiana.

Siempre el criterio del sacerdote prevalece en estos casos y no solo es la intención de ambos sino la fe y la condición que pueda ofrecer el creyente.El procedimiento y las palabras usadas por el sacerdote generalmente son las mismas en su contenido, cuando se hace presente frente a la pila el padre dice:

“Te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Y procede entonces realizar con el pulgar de la mano derecha un dibujo de la cruz en la frente del bautizado, de esta forma se da a conocer la presencia de la fe, y la importancia de hacerlos en niños es que inmediatamente ingresan a la vida de Jesús, la cual se afianza posteriormente con la Confirmación, está no puede realizarse sin haber procesado primero la ceremonia y el acto de bautismo.

Las condiciones para bautizar tienen diferentes variantes en los países, algunos incentivan a los padres a realizar un Curso o taller donde se invita a los padres de los niños acudir a charlas informativas donde se busca de reforzar el compromiso y la fe en Dios, a los padres y su bondad y entrega hacia Dios.

El resto de las condiciones son establecidas por las comunidades pastorales de cada Iglesia según la religión donde se encuentre ubicadas, incluso se llega a pedir donaciones para ayudar a personas que se encuentran en necesidad y para el mantenimiento de la capilla, Templo o la propia Iglesia.

Simbología

El bautismo tienen ciertos símbolos que debe ser manifestados y respetados por las participantes  en la ceremonia, estos símbolos son cuatro y representan los principales que jamás están ausentes en las ceremonias.

Estos símbolos el procedimiento y la utilización de este sacramento de iniciación se establecieron desde hace muchos años, cuando la Iglesia se estaba consolidando en la ciudad de Roma aproximadamente en el siglo XVI, donde se plantea un rito especial para dar entrada a los cristianos a la vida de Dios, veamos:

  • El agua, es uno de los principales elementos para  el acto del bautismo, está representada por el paso de la vida pagana a una nueva vida, sirve para purificar y elimina el pecado original, se utiliza agua bendita que es llevada por el sacerdote.
  • El aceite, representa la fortaleza del espíritu Santo, reviste el bautizo de una energía espiritual que permite establecer la fe como una fuerza que todo cristiano debe poseer siempre eliminando y evitando los peligros de la vida diaria.
  • Ropa Blanca: Es una forma de mantener la pureza de la fe en Dios, significa la limpieza y la purificación de Jesús en el alma del bautizado, consiste en una nueva vida llena de luz y limpieza nueva y eterna.
  • La vela tiene dos significados el primero es una forma de presencia del Espíritu Santo y de cómo nos permite el fuego unirnos a Dios y el poder ser santificados en su gloria, el segundo significado tienen que ver con el don de la fe, reconociendo a Dios y que a través de ella lo recibimos en su gracia.
  • En algunos ceremoniales se incluye la sal como un elemento salvador, pero no es obligatorio ni permanente establecido por la Iglesia. También tenemos la Pila donde se coloca a la persona donde cae el agua bendita después que se agrega en la cabeza.
  • La pila bautismal como realmente es llamada representa una forma de cómo las aguas en todo el mundo pueden purificar la vida, es una pequeña representación de la vida pecadora que se elimina con el bautizo.

Importancia

La importancia más relevante del bautismo como uno de los elementos mas importantes de los sacramentos de iniciación,  es que permite la salvación espiritual de todas las almas que se sometan a su realización, Jesús mandó no solo mandó  sus discípulos a anunciar la nueva del evangelio sino también a bautizar a todas las naciones, de manera que el bautismo es la salvación para todos aquellos que hayan recibido el anuncio de Jesús.

Jesucristo es el único camino para la vida eterna, nadie se salva sin pasar por él, sin embargo existen algunas consideraciones de importancia como por ejemplo las personas que no han tenido la oportunidad de recibir una revelación de cristo, se establece su culpa y se arrepienten, se les otorga el llamado bautismo del deseo.

Existe también el llamado bautismo de sangre donde todos los que son muerto s de manera trágica o a través de un martirio son salvados sin importar haber confesado su fe cristiana o practicando la vida católica. Sucede igual cuando los niños que mueren a temprana edad o muy pequeños, sus almas son confiadas a la misericordia divina.

La Confirmación

Forma parte del segundo sacramento de iniciación, inmediatamente después del bautismo, es llamado “Crisma” y consiste en el acto de reafirmación de la fe en Cristo, se convierte en una ceremonia sencilla muy similar al bautizo, donde la persona después de unos días o meses debe demostrar su devoción y presencia en la fe en Dios a través del acto Crismal.

El acto se realiza en cualquier capilla, Iglesia o templo católico, donde previamente se otorga una fecha  y de esa forma al igual que el bautizo, acuden el o los padrinos junto a los padres y la persona a ser bautizada, se le coloca aceite en forma de función que realiza el sacerdote u Obispo, este aceite generalmente es bendecido un jueves santo.

Es la segunda parte del sacramento de iniciación cristiana, que permite a las personas integrarse de manera definitiva en la fe católica y cristiana, están en la vida de Dios directamente y pertenecen a la comunidad eclesiástica. La ceremonia como tal permite renovar y afianzar las promesas hechas en el bautismo, y se recuerdan las preguntas realizadas por el sacerdote durante la primera actividad sacramental.

Al igual que el bautismo, la confirmación se administra una sola vez en la vida, sin embargo  puede ser realizado en cualquier momento de la vida, representa de una importancia vital, que ayuda a renovar esos votos de fe que todo cristiano debe cumplir con la Iglesia y Dios.

También se considera un sacramento muy dependiente del bautismo, y no puede ser llevado a cabo sin la previa realización del  primer acto sacramental, las condiciones son similares pero menos estrictas que la del bautizo.

Eucaristía o Comunión

Es un sacramento de celebración que busca de alguna manera recordar a Jesús, a través de la realización de la última cena, la pasión y la resurrección, este acto permite dar a los cristianos la oportunidad de recibir a Jesús a través de la toma de la hostia, la cual representa el cuerpo de cristo transformado en pan y el vino transformado en sangre. Esto se realiza en cada misa así que te invitamos a conocer también las Partes de la Misa, para saber cuándo y cómo se llev a cabo este sacramento.

La Eucaristía es un sacramento que se realiza en función de las personas que han sido perdonados de sus pecados, la ceremonia es muy densa y hermosa, cada fiel que comulga lo hace con un sentido de fe y de culpa, por sus pecados cometidos y que fueron perdonados.

El sacrificio del cuerpo que llevó a cabo Jesús es manifestado de manera integral en la Eucaristía, se considera un signo de unidad y uno de los actos más importantes durante la realización de la misa y primera comunión. La Eucaristía se instituyó por Jesús un jueves santo mientras celebrara con sus discípulos la última cena. Se busca con la celebración además unir la liturgia en el cielo y anticiparse a la vida eterna.

La Eucarístia se realiza estableciendo dos  grandes momentos dentro del acreeonia, la primera llamada Liturgia de la palabra donde el sacerdote proclama y dice la palabra de Dios, en eses momento los fieles deben estar atentos a las descripciones que dice Padre. Es un momento de observación y reflexión donde todo cristiano debe tomar en cuenta cada palabra dicha por Dios.

Naturaleza y sentido

La otra secuencia es la Liturgia eucarística, que comprende la presentación del pan y del vino, la plegaria que llevan a la determinación y descripción de las palabras de consagración y comunión, el sacerdote actúa en función de representar a Jesús y la Iglesia, levantando y glorificando a Dios a través del pan y el vino

Este sacramento de iniciación debe ser presentado por el Obispo, un sacerdote o un presbítero autorizado por la Iglesia, ya que el culto y la idolatría está reservada solo a Dios, de manera que es para todos los fieles cristianos que han sido bautizados, asistir manera casi obligatoria todos los domingos a misa, al igual que la comunión, esta debe recibirse aunque sea en Pascua y la persona debe estar incorporada en las actividades eclesiásticas y sentirse agradecido con la gracia de Dios.

La sagrada Comunión o primera comunión como es llamada en muchos países, representa el acto donde la Eucaristía se lleva a cabo, es la forma de cómo los cristianos comprenden el agradecimiento que se le debe a Dios, El bautismo y la Confirmación representan el inicio hacia el amor que se debe tener al prójimo, la Eucaristía es la forma directa de cómo aprendemos a ser cristianos, a través de la caridad y la bondad.

Para presentar la sagrada comunión, la comunidad católica realiza con personas seglares y comprometidas con la Iglesia, la preparación del catecismo, donde se dan instrucciones y conocimiento a los participantes en la próxima eucarística de la comunión y todo lo referente a las enseñanzas de Jesús y el papel de la Iglesia en el mundo.

Algunos de estos cursos o talleres duran aproximadamente 6 meses dependiendo del lugar y el país donde se realiza la comunión Eucarística. Posteriormente debe acudir el domingo indicado, con el objeto de recibir la bendición y perdonarles sus pecados, recibiendo la hostia y el sacramento de la comunión que le permite ser un hijo de Dios.

Esta consagración se realiza durante la misa, y la participación es masiva, se reúnen generalmente muchos jóvenes, que incluso recientemente habían sido bautizados y confirmados, la ceremonia de la misa es una forma de recrear el momento de la última cena, la conversación que Jesús tuvo con sus discípulos y las palabras sagradas que pronunció, tomadas para fortalecer la eucaristía y la misa.

Importancia de La Transubstanciación

Es el momento en al cual el sacerdote pronuncia los siguiente: “Esto es mi cuerpo  y Esto es mi sangre” refiriéndose al pan y al vino respectivamente, se sumerge en el llamado cambio del cuerpo de Jesús en pan y la sangre que derramó en vino, para la Iglesia es uno de los momentos más hermosos de la Liturgia, porque refleja el momento cumbre en la cual Jesús manifiesta la entrega de amor hacia los hombres.

Cuando el pan se entrega a los fieles a través de la Hostia se convierte en un proceso de transubstanciado y es una acción que involucra el cuerpo de Jesús hacia los hombre, realmente no se ingiere un pedazo de oblea o pan, son el cuerpo de Jesús en eso realmente se convierte el momento, la presencia de Jesús en Pan y vino.

Presencia de Jesús

La presencia de Jesús está basada en todos los momentos litúrgicos y Eucarísticos que la iglesia realiza, cada momento en el cual es realizada una actividad donde se llama a Dios a través de la oración u otro acto de fidelidad, se considera también la presencia de Jesús a través de todas las  acciones nos permitan llevar por el camino correcto.

Esta presencia se hace más fuerte cuando se realiza el acto de la transubstanciación, su vida a través de los elementos que forman parte en la última cena, el pan y el vino, aunque como explicamos siempre está presente en cada momento de nuestra vida, la realización de la Eucaristía permite tenerlo más cerca, sobre todo el momento de entregar cada fiel la hostia.

La presencia de Jesús es uno de los dogmas más sagrados con los que cuenta la iglesia católica y el cristianismo, se ha dicho mucho sobre cómo Jesús se hace presente en la vida de las personas y sobre todo en algunos que han marcado distancia con el catolicismo como por ejemplo los protestante, que nunca estuvieron de acuerdo con la Eucaristía realizada de esta forma.

Sin embargo no lo negaban, Martín Lutero, iniciador de la Reforma Eucarística, incluso llegó a decir que  “En la Eucaristía están al mismo tiempo el pan y el vino y el cuerpo y la sangre de Cristo”. Aunque siempre la consideró una presencia de Jesús en las ceremonias, no estuvo de acuerdo en la forma de sus actos.

Juan Calvino que trabajó al lado de Lutero también expresar algo con respecto a este tema: Cristo está en la Eucaristía porque actúa por medio de ella, pero que su presencia no es substancial”.  Sin embargo la historia ha ido ocurriendo poco y los sucesos han venido a demostrar que la eucaristía pertenece a un acto relacionado con la presencia de Dios, cada domingo observamos cómo cada cristiano que acude a misa se realiza su entrega de amor a Dios a través de la bondad y el amor de Jesús.

Confesión y penitencia

Este sacramento permite a los cristianos  católicos confesar sus pecados ante Dios a través de un sacerdote, el cual procede posteriormente aplicar una penitencia la cual posterior a ser cumplida se establece entonces la reconciliación con Dios.

Cuando los seres humanos pecan (Según la religión católica) la conexión con Dios se destruye, de manera que la confesión permite nuevamente dar oportunidad de arrepentirse y hacer la propuesta y compromiso de no volver a pecar jamás.

Sin embargo y por condiciones obvias sabemos que el ser humano no es perfecto y se encuentra en constante vulnerabilidad ante las actividades del l demonio, donde en ciertas oportunidades la persona cae en pecado nuevamente. este acto también esta muy relacionado con los sacramentos de iniciación.

Reconocer las faltas ante un sacerdote estimula la autoestima y promueve la fe y la espiritualidad de cualquier ser humano. El proceso consiste en  asistir a un pequeño cubículo donde se encuentra una división semi abierta donde el cura escucha todas las confesiones de la persona. La cual previamente debe arrodillarse y persignarse.

La oración que realiza la persona se denomina acto de arrepentimiento la cual es un momento de purificación, que posteriormente debe ser aplicado en la Eucaristía o comunión, de manera que pueda ser recibida por el alma limpia y se pueda na perdonar los pecados.

La confesión y el paso para comulgar no forman parte de los sacramentos de iniciación, pero deben ser conocidos por los lectores cristianos católicos, porque se consideran un complemento de todo el proceso de sacramental de la religión.

El proceso continúa con el sacerdote pronunciando unas palabras de perdón y bendice a los penitentes, de esta forma la iglesia toma en consideración el sacramento de la penitencia dentro de la confesión.

Es importante que  después de recibirla en la Eucaristía, debe ser practicada diariamente, la persona debe entender que como cristiano, está en la obligación de establecer nuevamente su conexión con Dios buscando el gozo y la gloria. Para saber como realizar la confesión puedes apoyarte en un exámen de conciencia.

Es importante señalar que la confesión se encuentra determinada por el secreto sacerdotal, el cual es una condición que todo clérigo debe tener en cuenta cuando algún fiel le confiesa sus pecados, estos jamás deben ser dichos ni consultados a otra persona, ni siquiera a otros  sacerdotes, tampoco debe importar el rango eclesiástico que tenga, el secreto del sacerdote es guardar para siempre la confesión de la persona en su mente.

Para los curas está totalmente prohibido comentar, socializar o escribir el pecado confesado de una persona, es un voto de fe y confianza que los sacerdotes hacen a Dios, de hacerlo público o manifestarlo, estarían cometiendo uno de los pecados más terribles y penados por la Iglesia.

Unción hacia los más necesitados

Este sacramento tampoco es considerado como de iniciación, y es realizado únicamente por los curas y sacerdotes quien reza y unge a los enfermos para estimular y promover el equilibrio de los pensamientos espirituales, con el objeto de buscar su sanación y la paz en la mente, así mismo se busca la sanación a través de la fe.

No olvidemos que Jesús decía que él no curaba las enfermedades ni resucitaba a los muertos, sencillamente lo que hacía el milagro era la fe en Dios, y ese es el punto principal de la Unción de los más necesitados.

En tiempos pasados, este sacramento era administrado únicamente a las personas que se encontraban en estado de enfermedad terminal, pero de algunos años para acá, se ha comenzado a realizar de una forma sencilla, en donde los sacerdotes utilizan sus dones espirituales para promover la espiritualidad en los enfermos, la finalidad realmente consiste en aliviar el dolor y el malestar que genera una enfermedad.

Este sacramento también es usado incluso cuando la persona se encuentra definitivamente en estado de fallecimiento y es innegable su muerte, algunos pacientes incluso han salido del trance crónico de salud y han vuelto de nuevo a la obtener salud. se cree que es el único que no tiene relación directa con los sacramentos de iniciación, Puede ser dado a cualquier persona que se encuentre en estado de enfermedad, y no solamente a personas que están en estado de fallecer en cualquier momento.

El Orden sagrado

Se considera al servicio de la comunión y la misión, tiene mucha relación con los sacramentos de iniciación, sin este sacramento no existirían los sacerdotes, los curas ni los obispos que son los encargados de  administrar y supervisar las órdenes del resto de los sacramentos, llevar a cabo la Eucaristía, la Liturgia y todas las actividades pastorales que hacen de la Iglesia una organización espiritual importante la actualidad.

La orden como realmente es llamada, permite  conceder la autoridad a ciertos hombres y a ejercer las funciones en los diversos ministerios eclesiásticos, relacionados con el culto a Dios y la salvación de todas las almas.

Está compuesto por diversos grados devocionales o ascensos,  que dan privilegios y formas de atarle el orden en la iglesia veamos cómo están conformados.

  • El Episcopado es el principio de la actividad sacerdotal, donde se le otorgan plenitud de orden a candidato y se establece como sucesor de los apóstoles, tiene la cualidad de enseñar, santificar y regir todo lo referente al catolicismo, la biblia y el cristianismo
  • El Presbiterado, considera al candidato como una parte de Jesús, su actividad está basada en la función pastoral, la cual es capaz de administrar el culto divino y tienen la facultad de actuar en nombre de Dios.
  • El Diaconado, en esta parte el sacerdote debe dedicar su vida al culto divino, la predicación, y la orientación cristiana, cada acción debe estará acompañada de la caridad.

Matrimonio

todos sabemos el significado del matrimonio en la vida social, la sociedad lo establece como el núcleo y la base del mundo actual, la Iglesia los establece como el sacramento  que santifica la unión entre dos personas de distinto sexo, tiene su base en la indisolubilidad y la fidelidad, quien logra realizar este sacramento eclesiástico no puede volverlo a realizar.

El matrimonio como muchos creen no es oficiado por el sacerdote , la pareja como tal es la que lleva a cabo la ceremonia y asume el compromiso de unión, ellos piden y reciben del sacerdote únicamente la bendición para que la nueva familia que está naciendo se encuentre bajo la protección de Dios. Puedes indagar mucho más sobre este sacramento en nuestro artículo: Sacramento del matrimonio.

¿Qué dice el Nuevo Testamento?

Y hemos visto los sacramentos de iniciación e incluso hemos repasado el resto de los 7 sacramentos de la Iglesia, pero que dice el Nuevo testamento con respecto a estos actos sacramentales, específicamente con respecto a los sacramentos de iniciación, vemos a continuación.

Los sacramentos son para la religión católica una serie de ritos y actos ceremoniales que permiten conectar la vida espiritual con Dios, otras religiones también practican estos actos de diversas formas, e incluso la Iglesia ortodoxa considera también realización de todos los sacramentos al igual que la Iglesia católica.

En términos teológicos, los ritos cristianos se establecieron como los “Mysterion”, el cual era un término usado en el latín y que servía de sacramento en otras corrientes religiosas, el término como tal proviene del latín sacramentum, que era una traducción de la palabra griega “sacramentum”, escrita de la misma forma, que traducida significa “misterios secretos”.

Las primeras apariciones de los misterios secretos o simplemente los misterios sagrados fueron apareciendo en el evangelio durante el Nuevo testamento, Marcos por ejemplo nombre lo siguiente: “La voluntad los misterios del Reino de Dios”, En las epístolas de San Pablo el término Mysterium aparece más de 21 veces.

La Iglesia católica ha interpretado una serie de elementos sagrados plasmados en las escrituras donde los sacramentos resultaron actos muy relevantes en la historia y definición de la venida de cristo así como la forma como se establecieron las predicaciones y los actos para la creación del cristianismo.

El  “mysterion” o sacramento, representan los signos que permiten realizar la voluntad de Dios hacia los hombres, y estos deben buscarla a través de la Iglesia La cual es la casa donde Dios expresa su forma de glorificar su bondad.

¿Qué es la patrología?

Es una rama de la historia basada en estudios teológicos  que permite analizar y considerar el periodo del nacimiento del cristianismo hasta el siglo VII, y hasta el siglo VIII en Oriente, se basa en estudiar la vida y obra de los diversos autores que produjeron y escribieron toda la historia teológica de la humanidad.

Esta ciencia ha permitido a muchos jóvenes comenzar a observar la historia del cristianismo con un interés enorme, actualmente se han conseguido evidencias importantes que han ido incluyendo en las diversas narraciones históricas que han definido el cristianismo, el cual tienen una documentación cronológica e histórica muy abundante.

La patrología permitió considerar y afianzar los términos de los sacramentos y su forma de cómo fueron  implementados como los actos sagrados de la Iglesia, sin embargo tienen algunas repercusiones y ramas que derivan de criterios venidos de las regiones y movimientos cristianos unidos a las creencias y tradiciones mediterráneo Oriental, Roma y Grecia.

Griega

Durante los primeros siglos de nuestra era la palabra misterio estaba relacionada con momentos de salvación, de manera que en las escrituras griegas se estableció el término de los misterios (Sacramentos) como hechos basados en la vida de Jesús. Las creencias griegas se basan en ceremonias y ritos hacia corrientes religiosas llamadas mistéricas que en ocasiones se confunden con la tradición gnóstica.

Muchos cristianos de primer momento buscaban de evitar en su mayoría el uso de este término griego “mysterion” que representaba un significado similar al misterio utilizado en posteriores épocas por los cristianos

Durante los primeros siglos

El mysterion es una forma de espiritualidad griega que refleja la imagen oculta y un modelo de los dioses, y se enseñaba a través de una ciencia llamada Mystagogia, esta relación fue copiada pero en un porcentaje menor por los  primeros cristianos a mediados del siglo Ii de nuestra era.

El signo era una especie de ceremonia usada por los primeros cristianos traídos de los conceptos y términos griegos e incluso San Agustín lo expresa de la siguiente forma: “El signo es una realidad sensible que enlaza con una realidad invisible”. Para el siglo IV y V  el paganismo estaba en plena decadencia y el cristianismo estaba dando pasos grandes en su expansión.

Sin embargo el término pagano “Mysterion” estaba popularizado entre las comunidades de cristianos,  donde detallaron una forma de apreciar el mundo, y los estableció como un acto de salvación para la humanidad a través de cristo lo que permitía celebrarlo en las ceremonias llamadas liturgias.

Los padres alejandrinos 

Representaron un movimiento de incursión en las tradiciones del cristianismo,  Clemente de Alejandría y San Agustín llevaron muchas creencias paganas y las instalaron  en los nuevos con tipos del naciente cristianismo, apreciando a las religiones paganas se encontraban muy dispersas.

Las catequesis de enseñanza Mystagogia griegas provenientes de las creencias paganas, son un precedente de los ritos del bautismo, la Unción la Eucaristía y por ello, sus catequesis mistagógicas son una introducción con la finalidad relacionada con la vivencia de los principales ritos: el Bautismo, la Unción y la Eucaristía.

Algunos griegos cristianos consideraron en su tiempo que la Mysteria pertenecía a un rito pagano que la Iglesia considero llevarlo a cabo con el objeto de invocar al espíritu santo, debido a su similitud, este rito pagano consideraba entre sus tradiciones espirituales actos relacionados con “La consagración a través del bautismo, la comunión y la unción”.

Estas ceremonias eran presididas por los llamados consagrantes que eran sacerdotes que ubican a los consagrados que pertenecían a los fieles y devotos de las religiones paganas.

Latina

La influencia de los sacramentos en el cristianismo también proviene de las corrientes espirituales nacidas en el norte de África donde la traducción de la palabra griega Mysterion  significaba en los idiomas de esta región “Sacramentum”.

El término fue adaptado por los romanos quienes practican el paganismo, y entre sus ceremonias se establece una relacionada con su similar cristiano, de manera que el bautismo, representaba para los romanos un juramento de fidelidad entre Dios y el bautizado.

Con la mezcla de los ritos aplicados por el Mysterion griego se consigue entonces una vinculación en la ceremonia sacramental del bautismo entre las tendencias latinas y griegas. Gracias a la patrología se ha podido  diferenciar sin desvirtuar cada tradición específica,

Primeros siglos  

Para el siglo III Cipriano de Cartago había adaptado las ceremonias y ritos del bautismo venido de las tradiciones paganas de África, considerando la colocación y representando la propia ceremonia a través de la utilización de un obispo.

Cipriano estableció el criterio en el cual el Bautismo es un pacto entre dios y el Bautizado y qué adoptar una ceremonia donde se involucre a Dios y toda su voluntad con la persona que lo aplicó al Bautismo, pues, según su criterio, se realiza un pacto entre Dios y el bautizado. Pero también consolidó la noción griega de mysterion, aplicándola a los demás ritos cristianos. Cipriano de Cartago asumió estos sentidos, dándoles un alcance eclesiástico en las ceremonias.

Durante los siglos IV y V

En esta etapa el término “Sacramentum”, representó junto a la palabra “Mysterion”, todas las actividades relacionadas con la misa. El cristianismo adoptó  estos momentos ceremoniales y los haya introducido en los actos realizados por los cristianos, aún no se habían establecido los principios más reales del sacramento como lo conocemos ahora.

Ambrosio de Milán un cristiano radicado en esa ciudad, amplifico el uso de las palabras y las relaciono con los hechos de la historia de la salvación el encuentro de Jesús con sus discípulos. También otros cristianos le dieron relevancia cuando establecieron el término Sacramentum, como las ceremonias y ritos especiales que realizaba la naciente Iglesia con el pueblo.

Muchos también comenzaron a relacionarla con los signos espirituales de Jesús y aludir a los llamados “depósitos de la fe”, durante este periodo se presentaban muchos cambios en las estructuras religiosas y se estaba gestando un movimiento muy fuerte establecido ya por San Pablo.

El planteamiento de los signos se hizo muy fuerte para determinar la forma de realización de los sacramentos que entraban en la vida cristiana de los fieles también en una forma de conmemoración. Se establecen entonces la fortaleza y eficacia de los sacramentos como  elementos que determinaría la vida cristiana.

Sin embargo en otras regiones se seguían utilizando los términos Sacramentum” y “mysterium”, que durante la presentación de la famosa escolástica tuvieron un cambio y definición.

La escolástica y el sacramento

Durante la primera Edad Media se llevó a cabo la primera Escolástica, que consistió en la corriente religiosa y teológica que usaba términos y propuestas de la  filosofía grecolatina para establecer la revelación del cristianismo.

En ella se describieron los primeros tratados de los sacramentos llamados “De sacramentis christianae fidei”, escritos  por Hugo de San Vitro u seguidor de san Agustín y cristiano que implementa muchas ideas relevantes durante el desarrollo del cristianismo.

Este criterio comienza a ser importante no solo para la aplicación de los sacramentos como los conocemos actualmente sino en todo lo referente a las actividades sacramentales, con la finalización de este periodo fueron desarrollando y ensamblando los sacramentos de una forma más estable y firme.

Muchos cristianos y clérigos que posteriormente fueron declarados por la iglesia como santos, determinaron y estudiaron el motivo por el cual los sacramentos se habían establecidos como los signos más importantes para la naciente corriente religiosa. Santo Tomás de Aquino estableció el número de sacramentos en siete, determinando además su forma y parte en el ceremonial, así como la importancia que representa para la fe.

En el Segundo Concilio de Lyon se leyó una profesión de fe  en la cual el “Septem ecclesiastica sacramenta». Donde se determinaba realmente a los sacramentos como inamovibles dentro de los ritos y ceremoniales que todo cristiano debe considerara para su devoción.

¿Qué estableció la Reforma?

Fue un movimiento llevado cabo por un grupo de reformistas los cuales negaron de la eficacia del sacramento en relación con la gracia, se discutió mucho durante la reforma el aspecto teológico y divino de los sacramentos, existían muchas diferencias que llevaron años de discusión.

Entre los temas que se llegaron a plantear estaban por ejemplo que los signos no podía sustituir a la fe cristiana, lo que resulta para los reformistas como ineficaz en sí misma, lo que permitió establecer la propuesta que solo los sacramentos fueran únicamente dos

Ordenanzas y normas de la reforma

Representan las simbologías del mensaje del evangelio que cristo vivió, en la Reforma se establecieron condiciones de realización para los sacramentos, algunos clérigos y sacerdotes  estuvieron de acuerdo, sin embargo en otras no hubo conciliación. Incluso se dijo que el bautismo y la comunión como sacramentos no eran requisitos para su salvación.

Concilio de Trento

Este concilio significó un momento sumamente importante para la iglesia, los protestantes liderados por Martín Lutero y Juan Calvino habían considerado justificar unas reformas donde incluso se ponía de manifiesto el tema de los sacramentos, a este debate se le llamó el Concilio de Trento, el cual se realizó entre los años 1545 y 1563

Duró unos 18 años y tuvo más de 25 sesiones donde se discutieron temas que con el tiempo se convertirían en las reformas para la Iglesia, fueron  llevadas a cabo por Martín Lutero. Y sus actividades se desarrollaron únicamente en la ciudad Italiana de Trento.

sacramentos de iniciación

El concilio de Trento dedicó la mayoría de sus sesiones a tratar el tema del sacramento, pero nunca dejó claro su verdadero fundamento y aplicación, ya que el documento final concluyó expresando un concepto definido como la “Forma visible de la gracia invisible”, lo que indica una forma de manifestar algo inesperado y poco creíble.

En este concilio se consideró que los sacramentos habían sido establecidos por Jesús, para los cual junto a otros temas, algunos no estuvieron de acuerdo, 

Este concilio sacó a luz muchas diferencias con respecto a la forma de establecer los sacramentos por parte de los reformistas, en ellos se establecieron los sacramentos en número de tres, El bautismo, a la confirmación y el orden.

Llegada de la contrarreforma

La contrarreforma como su nombre lo dice fue una movimiento basado en contrarrestar los planteamientos establecidos en la Reforma llevada a cabo por Martín Lutero y Juan Calvino, muchos teólogos y sacerdotes tradicionales con una tradición cristiana arraigada afrontaron y refutaron los conceptos de la Reforma por medio de criterios bien claros.

Consideraron una definición muy extensa con respecto al sacramento, el modo de la gracia en cada uno de ellos y la naturaleza de esa acción sacramental, se estableció el catecismo propuesto por el papa Pío V, el cual ofrecía definición de términos que serían fundamentales para la implantación de los sacramentos en los años siguientes.

Esta reunión con características del concilio, tenía el objetivo de definir para toda la comunidad cristiana, la intención de los sacerdotes y clérigos hacia la conveniencia de la Iglesia, el papa Alejandro VII, estableció este criterio con la finalidad de vincular directamente a los sacerdotes con los sacramentos, llevarlos a que se considerarán como elementos internos de la Iglesia y poderlos exportar a los fieles.

Sirvió para ir abriendo el camino en la formulación de  criterios que pudieran establecer de una vez por todos los siete sacramentos e incluso los sacramentos de iniciación y sus  tipos.

Periodo de la Ilustración

Se consideró un movimiento nacido durante la finalización del periodo de la edad media, se formó junto al racionalismo y los pensamientos se estaban abriendo hacia nuevas  realidades.

Se consideró la época del final de los reformadores que poco a poco se fueron aislando en sus propios criterios basados en las situaciones simbólicas, los católicos comenzaron aceptar de manera muy positiva los criterios nuevos de la iglesia y por supuesto la de los cristianos que llevaron a cabo las nuevas formas de presentar los sacramentos.

El sacramento en la actualidad

Con estas propuestas y posterior a la llegada de ciertos movimientos que permitieron a la Iglesia establecer cierto poder a nivel mundial, a través de los años se desarrollaron acontecimientos importantes que permitieron dar a los sacramentos vinculación con las realidades del hombre. La Iglesia comienza desarrollar reuniones de importancia con las altas esferas del cristianismo y establece condiciones normas y criterios que definirían el futuro del catolicismo.

El segundo concilio vaticano

Esta reunión permitió reflexionar sobre la influencia del movimiento litúrgico y las enseñanzas dejadas por la patrología, con ellas se r recuperó de una forma muy respétale el término “Mysterion”, se develó su uso e importancia que permitieron a la iglesia establecer definitivamente los sacramentos.

Todos los padres pertenecientes a este concilio asumieron estas reflexiones de las tecnologías consideradas en la Constitución “Sacrosanctum Concilium dogmática Lumen Gentium” que establece criterios muy precisos con respecto a toda la formalización y actividades del catolicismo. Además se consideraron tres tendencias reflexivas posteriores al concilio estas fueron:

  • Recopilar el centralismo de la Eucaristía a través de soluciones necesarias y pertinentes.
  • Profundizar en el modo de relación en los cuales los sacramentos son una forma de encuentro con Dios.
  • Establecer los sacramentos con  la actividad sacramental de la Iglesia.

Estos criterios permitieron considerar los tres tipos de sacramentos que en la actualidad se establecen en la Iglesia católica, hoy en día sirven de referencia y se instruye en diversas formas de enseñanza con el objeto de masificar y establecer el criterio del cristianismo como herramienta para dar entrada a la casa del Dios.

Contenido del catecismo católico

El catecismo católico establece una explicación antropológica con respecto al número de sacramentos, en ellos se detalla de manera explícita la teología de todo el concepto de trabajo del concilio vaticano.

El catecismo contiene diferentes contenidos donde se explica detalladamente la relación de los misterios de la Iglesia y los sacramentos, se muestra la totalidad de la liturgia en la Iglesia y en la segunda parte se detallan los siete sacramentos.

El resto del catecismo explica y recuerda cómo fueron formados los sacramentos, creados por Jesucristo y detalla el concepto real de cómo la Iglesia lo considera en su filosofía teología. Detalla totalmente  que representan los sacramentos para la Iglesia como son celebrados y a quienes dan fruto.

Dones del espíritu Santo

Son las cualidades otorgadas a todos los que realizan los actos de sacramentos, así como en las actividades de sacramentales de la Iglesia, la mayoría de estos dones son otorgados a través de la el proceso de vida de cada cristiano, pero generalmente se comienzan a otorgar en los sacramentos de iniciación, estos dones son:

  • Don de Piedad
  • Don de Ciencia
  • Don de Fortaleza.
  • Don de Consejo
  • Don de Sabiduría.
  • Don de Inteligencia.
  • Don de Temor.

Quienes reciben estos dones se encuentran en plenitud de Cristo los hacen fieles y les dan la fortaleza para enfrentar las situaciones que enfrentarán a su vida, ninguna persona puede olvidarlos, aunque son otorgados directamente por la gracia de Dios, siempre es bueno considerar que cada persona cuenta ellos. Igualmente es importante conocer los Frutos del espíritu santo.

(Visited 94 times, 4 visits today)

Deja un comentario