Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre por la paz

La caridad del cobre oración es un rito que todos los cubanos efectúan en nombre de la virgen con el mismo nombre. Cada 8 de septiembre, todos sus devotos concentran su fe para solicitar todos los favores posibles a esta advocación mariana de gran relevancia en los países del Caribe y Cuba.

caridad del cobre oración

Oración a la virgen de la Caridad del Cobre

El acto de abrazo de la paz es muy importante cada vez que se realiza la ceremonia en honor a esta virgen.  Con la oración a la Virgen de la Caridad podrá sanar cualquier problema o inconveniente, así como también de atraer la paz en situaciones de gran tormento. Asimismo, hay que tomar en consideración la poderosa oración a los fieles por la paz universal.

En la Iglesia de San Lázaro en el Rincón es el sitio ideal donde todos los feligreses se reúnen para elevar una importante oración a la Virgen de la Caridad del Cobre para agradecer por todos los favores concedidos. La acción de gracias es un evento bastante especial con el cual se reconoce la presencia o poder de esta virgen en cada una de sus vidas.

Virgen de la Caridad del Cobre oración para el amor

El amor es un sentimiento que muchos persiguen cuando no lo obtienen de forma espontánea. Otros lo hacen por el amor de todo un prójimo, más allá de querer atraer la presencia de un sujeto. En este mismo orden de ideas, está la oración a Santa Marta para conquistar el amor, muy reconocida por sus fieles gracias a su efectivo poder.

Gran patrona de Cuba, Dios te salve por siempre, porque estás llena de gracia y virtud. Eres la Madre de Cristo y esposa de Dios, gran mujer fiel y bondadosa que atiendes el llamado de todos los hijos con difíciles casos. Llevas en tu nombre la palabra mágica del amor. Precisamente, madre santa, espero amar a Dios en primer lugar, honrar, venerar y santificar todos sus dones. Derrama amor en nuestros corazones, para ser mejores personas para adorar las gracias del Todopoderoso

Faculta a mi vida de ese amor que no ha llegado con la facilidad que había esperado. Hazle entender a (nombre de la persona) que solo yo le amaré con la misma intensidad de un volcán en erupción. Ilumina su corazón, para que observe sin la fuerza de las tinieblas este hermoso amor que tengo por ofrecer.

Oh patrona mía, Señora de los Cubanos y auxilio de los cristianos, con atención te venero hasta obtener una resolución en favor de mi amor con (repetir nombre) hasta ser ejemplo de historia, como la gran María y José hicieron para el cristianismo.

caridad del cobre oración

Oración a la Virgen de la Caridad

Amadísima Señora, que cada 8 de septiembre recibes en tu regazo a cada hijo devoto para festejar contigo cada una de tus gracias. Bendita sea entre todas las mujeres, al igual que el fruto de tu vientre, amadísimo Jesús.

Te agradecemos por visitar a cada uno de nuestros pueblos, al igual que muchas naciones, además de Cuba. Oh Reina del Caribe, patrona nuestra, facultadora de paz y amor. Hoy, como cada 8 de septiembre, agradecemos tu infinita misericordia para cada uno de nosotros, que constantemente estamos pecando.

Gracias por tu peregrinar, por colmar de luz cada uno de nuestros hogares. Gracias por infundir tanto amor en cada uno de nuestros corazones. Agradecemos por tu gracia infinita, por ese manto que recubre nuestros seres sin importar los pecados que hemos cometido.

Infinitas gracias por tender tu mano en tus hermanos cubanos que tanto han necesitado de ti. Infinitas gracias por proteger a cada fiel ubicado dentro y fuera de sus naciones, para que prosperen en cada uno de sus proyectos.

Plegaria a Nuestra Señora

Gran virgen de la Caridad, cuyo rostro se encuentra esculpido en cada una de nuestras memorias. En la mente y corazón de todos los hermanos cubanos estás, como madre y protectora. Cuida a todos los presentes, quienes acudimos a venerar tu santo, madrecita. Ruega por nuestra paz, para que la fe siga viva con fervor y júbilo. Virgencita adorada, vela por los intereses de Cuba, hasta ser de esta nación lo que tanto hemos soñado: libre, plena y próspera.

Madre Soberano, bajo tus pies me hallo para implorar por todos nuestros ciudadanos. Mejora la salud del enfermo, ofrece bebida al sediento, provee de comida al hambriento. Madre Poderosa, que conocemos cada una de las carencias de nuestro amado país, haz que salgamos adelante y mejorar diversas situaciones.

Consuela a los afligidos, calma la ansiedad de los desesperados, ofrece amor a quien sufre en soledad. Alivia la mentalidad de quienes ignoran muchas cosas, colma de bendiciones a todos nosotros.

Rezo para implorarle a la virgen

Madre de las virgenes, piadosa, misericordiosa, cuyo rostro irradia luz a todos quienes te invocan. Recordemos todos, que cada hijo al acercarse a ti, jamás tendrá desamparo de tu parte.

En esta ocasión especial, postrado/a bajo tu manto deseo solicitar el siguiente favor (a continuación, ese favor a implorar) para obtener todas las respuestas que quiero y una buena resolución. Amorosa madre, porque ningún cubano ha tenido una mala respuesta de tu parte, del mismo modo pretendemos formar parte de ese trono glorioso de los testigos de los incontables milagros.

Benevolente presencia soberana, escucha cada súplica que con humildad se han establecido en la Caridad del Cobre oración. Míranos con compasión y no nos abandones, madre nuestra. Todos los presentes te recibimos con la misma gracia en que nos recibes en tu casa. Así sea.

Para pedirle justicia

Majestuosa virgencita de la Caridad, tú que nunca nos abandonas en todas las solicitudes que con humildad nos acercamos. Dios bendice enteramente a la Caridad del Cobre oración, para que todos encuentren el resguardo indispensable para sanar cada aflicción albergado en los corazones.

Por esa virtud de la piedad para los grandes sufrientes. Por ese amor incomparable que hemos recibido. En este tiempo, nos hallamos para requerir justicia en lo siguiente (acá con detalle se explica un episodio que requiere un aspecto equitativo o para castigar a un enemigo que hizo daño) para que nuestras almas consigan el regozo que en algún momento perdemos. Dios Todopoderoso.

Quisiéramos contar por toda la eternidad con tu amparo y protección. Líbranos del mal y todos los enemigos que con injurias pretenden manchar el nombre de todos los presentes. Elimina todas las artimañas del demonio hasta cantar tus alabanzas en señal de victoria. Tenemos plena confianza en que sacarás adelante a todos tus hijos, sin distinguir si son cubanos o de países hermanos. Por ese gran amor profesado, nos despedimos de ti, madre nuestra, con la esperanza de gozar de tu misericordia.

Amén.

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario