Aprende cómo leer la Biblia católica y entenderla

¿Algunas veces ha intentado descubrir todos los secretos de la Biblia y entender sus misterios? Con ayuda de este post podrá aprender cómo leer la Biblia católica hasta ser testigo de los principales argumentos que ella posee en su interior.

cómo leer la bíblia católica

¿Cómo leer la Biblia católica?

Este artículo tiene la intención de enseñar cómo leer la Biblia católica de una forma sencilla para que sus lectores no muestres complejidades al momento de entenderla. Del mismo modo, puedes descubrir contradicciones de la Biblia que no conocías, que también son fundamentales para aceptar o descartar posibles hipótesis sobre ella.

Acá se responderá la pregunta que refiere al título de este interesante artículo, aunado a cómo entenderla para que sea más ligera su lectura. La Biblia posee una estructura que para muchos católicos resulta complicado, pero con una buena práctica será tarea fácil sentarse a leer varios de estos paisajes que remiten a Dios y las obras de Jesucristo.

La Biblia no es un libro como cualquier otro, que ofrece lecturas intuitivas para sus lectores. Para esto, hay que obtener ciertos conocimientos en la materia, que son útiles para los amantes de los paisajes bíblicos o las Sagradas Escrituras. Es normal que de vez en cuando nos preguntemos ¿Por qué si leo la Biblia, no soy capaz de entender su contenido.

¿Por qué mientras más leo la Biblia, me confundo mucho más? ¿Por dónde empiezo para comprender su propósito? Son interrogantes que los feligreses tienen al tener en frente las Sagradas Escrituras porque, por muy buena intención que haya para leer, en el fondo no hay un entendimiento claro sobre lo que dice.

Para hacer ejercicios sobre cómo empezar a leer la Biblia católica es necesario tener mucha paciencia, humildad y buena disposición para comprender las lecciones de este post. Lo más recomendable es iniciar con las lecturas del Nuevo Testamento, ya que allí aparece la vida pública de Jesús, todas sus obras y su pasión. Más adelante, puede pasarse la página para conocer las primeras revelaciones.

¿Por qué debo leer la Biblia?

Es un modo para estar cerca de Dios e incrementar la sabiduría respecto a sus dones, la vida de Jesucristo, su familia sagrada y todas las vivencias que vivieron estas personas en sus tiempos. Además, muchos hogares católicos mantienen la tradición de tener este texto sagrado a la vista de todos en señal de protección o escudo contra todo mal.

Estas lecturas son muy nutritivas si alguien atraviesa problemas maritales o familiares, gracias a diversas reflexiones que están incluidas en este texto.

¿Cómo estudiarla?

Como se ha planteado con anterioridad, al menos en cada uno de los hogares católicos está presente una Biblia como parte fundamental. Sin embargo, su lectura ha quedado un poco en el olvido, sea por desinterés de muchos o por la poca comprensión que tienen sobre la misma.

Es un libro de larga extensión que sin duda puede significar un gran acto complejo sentare a leer con detenimiento. Los católicos están seguros que en ella hay grandes secretos y tesoros ocultos, pero no tienen la menor idea de cómo leer la Biblia católica y conocer el trasfondo de todas esas palabras.

También ocurre el caso que los católicos leen la Biblia con gusto para entenderla, pero al final resultan enajenados por opiniones ajenas venidas de sectas que prometen explicar su significado, pero al final tergiversan la información a su conveniencia. En el fondo, lo que estos grupos buscan es separar a los católicos de la iglesia con mentiras que maquillan con relación a este libro, pero que resultan vacías si son sometidas a exámenes.

En otro escenario, están quienes la leen por mera diversión, sin esperar algún tipo de enseñanza que dejan todos los paisajes Bíblicos. Estos textos sagrados no pueden verse como un juego o simple pasatiempo de ocio. Es un riesgo creer que Dios hablará inmediatamente cuando inicia la primera página. Aprender cómo leer la Biblia católica es un gran acto de amor que no pretende complacer caprichos.

Leer la Biblia no basta tener fe y devoción, sino además un poco de conocimientos y sabiduría suficiente para descifrar muchos de los mensajes presentes. Si no hay una preparación conforme a las necesidades, es una forma de tentar a Dios y eso no es positivo.

Hoy más que nunca, hay que exhortar a la comunidad católica para que tenga la sapiencia necesaria para comprender la Biblia. Leerla superficialmente no es una razón válida para estar con Dios. Lo mejor que puede ofrecer este texto antiguo es entender sus intenciones, interpretar su contenido y así experimentar una sabiduría incalculable.

Para una parte de la humanidad, la Biblia sigue siendo un objeto decorativo que está presente en los despachos o bibliotecas, pero no existe opción mejor que leerla con el cuidado pertinente o ser asistido en su lectura.

cómo leer la biblia católica

¿Por dónde empezar a leerla?

A continuación, una guía bastante productiva para saber cómo empezar a leer la biblia católica como es debido. Estas lecturas, de acuerdo al orden establecido, es un buen modo sobre cómo entender sus designios en gran medida.

Primera carta de Juan

Esta sección refiere al inmenso amor que Dios siente por todos sus hijos. Indica que ha elegido a cada uno de sus siervos para que siga su camino con diligencia y humildad. Mientras el lector presta atención a cada letra de esta carta, se percatará que el amor de Dios es misericordioso y eterno por sus elegidos. Los evangelios y otras epístolas manifiestan este bondadoso sentimiento que el Altísimo experimenta por los católicos, hasta el punto de generar sorpresas muy agradables.

Evangelio de San Lucas

Acá estará presente parte de la biografía de Cristo, los pormenores de su nacimiento, el anuncio del Ángel y su recibimiento en el portal. Gracias a los testigos directos sobre lo que hizo Jesús en vida, es posible la lectura de este Evangelio.

Hechos de los Apóstoles

Este texto da a conocer cómo fue fundada la primera iglesia. Del mismo modo, relata las vivencias de las primeras comunidades cristianas, las persecuciones que mantuvieron con los fariseos, la poca aceptación de los judíos y mucho más. Más que una vida entera de Jesús, sus testigos remiten todo lo que han leído u oído sobre él. Es importante prestar atención a las dificultades que tuvo la Santa Iglesia para establecerse en el mundo.

Este libro fue escrito por San Lucas para dejar demostrado que la primera iglesia primitiva tuvo bastante aceptación por el público devoto. Principalmente, en Hechos de los Apóstoles habrá referencias que explican la difusión del cristianismo en todas las naciones.

Otro acontecimiento interesante que aparece en este manuscrito es la conversión de San Pablo y sus misiones posteriores que iluminaron al mundo de esperanza. Asimismo, explica las razones del por qué Pedro indica que estos Evangelios deben llegar a manos de los gentiles. Declara que la salvación no es exclusiva para los judíos, sino para la comunidad entera.

Resto de los Evangelios: Mateo, Marcos y Juan

Al unificar la lectura de estos tres Evangelios, podría formarse una visión globalizada sobre todas las actividades de Jesús, antes y después de su vida pública. Dios es tan misericordioso que envió a su propio hijo a la cruz para que las puertas del cielo volviesen a abrir para esperar a aquellos hombres bondadosos que actuaron conforme a su ley divina.

Retomar lectura del Nuevo Testamento

Es una de las lecturas más extensas que puede hallarse dentro de la Biblia, porque está compuesta por 27 libros en su interior. En el índice de este texto podrá encontrarse la numeración en forma esquematizada para saber cuándo y dónde finaliza el Nuevo Testamento.

El libro de las revelaciones o Apocalipsis es el libro con el que concluye las Sagradas Escrituras. En ella hay una vasta visión futurista sobre lo que Dios prometió a los hombres, los tiempos de gloria y qué hay después de la muerte.

Por ejemplo, hay lecturas dentro de este manuscrito que requieren de una interpretación literal, es decir, porque en las palabras están escondidos algunos símbolos importantes para entender mejor su contexto. Es imprescindible pedir a Dios un poco de sabiduría para no complicarse la vida en medio de estas lecturas. De igual modo, el lector está en libertad de buscar ayuda de un buen conocedor para que explique lo que no ha comprendido de la Biblia.

Los Filipenses representan la mejor guía posible para encontrar ese gozo en Dios para servirle del mejor modo que puede hacerlo un cristiano a través de la siguiente cita:

«Regocíjense en el Señor siempre. Otra vez lo diré: ¡Regocíjense!»  Filipenses 4:4

Antiguo Testamento

Aparentemente, cómo leer la Biblia católica de la mejor forma quiere decir que es preciso iniciar desde los textos más largos y recientes hasta los más antiguos, para armar un buen hilo conductor sobre los hechos y percibir con naturalidad las reflexiones principales.

Los Salmos son el contenido esencial que hace vida dentro del Antiguo Testamento. En primera instancia, estos salvos fueron escritos como parte de ritos o cánticos para el servicio religioso. No obstante, para acciones sobre cómo leer la Biblia católica y entenderla es requerido ver en estos Salvos textos que van más allá de un contenido como himnos, sino como mensajes de contenido oculto que corresponden analizar.

Más que cánticos o pertenecer en las letras de un himno, estos Salmos son alabanzas para Dios. Cuenta la comunidad cristiana que quienes leen estos textos cantados y entienden su contenido, están haciendo una lectura doble sobre los mismos. Estas oraciones son bastante estéticas en la lectura y tienden llegar al corazón de todos los cristianos con facilidad. De inmediato, un ejemplo de los Salmos que están presentes en el Antiguo Testamento:

“Te exaltaré mi Dios, oh Rey, y bendeciré Tu nombre eternamente y para siempre. Todos los días Te bendeciré, y alabaré Tu nombre eternamente y para siempre. Grande es el Señor, y digno de ser alabado en gran manera, y Su grandeza es inescrutable”. Salmos 145:1-3

En el Antiguo Testamento hay 46 libros que explican con mucho detalle sobre la creación del mundo. En virtud de ser un texto bastante amplio, se ha dividido en cuatro categorías bien diferenciadas: Hechos históricos, poéticos, sapienciales y proféticos.

Los Salmos y proverbios son las lecturas favoritas de quienes entienden realmente de la Biblia, porque hay mensajes contundentes sobre la gula, pereza, deudas, dinero, forjar el carácter, crianza de los hijos y demás temas que enmarcan la vida cotidiana de los católicos y cristianos.

Elegir una buena traducción de la Biblia

Las Biblias más recomendadas en este artículo son aquellas cuyas traducciones provienen de los textos originales o más antiguos que puedan encontrarse dentro de la historia cristiana. Para que sirva de complemento, las Sagradas Escrituras más completas tienen sus antecedentes del griego y el hebreo, dejando las de latín como segundo plano.

Generalmente, las Biblias de carácter latino manejan contradicciones, debido a fallos en el modo de traducirlas. Dos recomendaciones interesantes son la Biblia de Navarra y de Jerusalén.

Para que no se dificulte la tarea de cómo leer la Biblia católica, de preferencia es mejor utilizar la de Jerusalén. Esta Biblia ha sido objeto de estudio y análisis por los teólogos durante muchos años; quiere decir que está mejor interpretada, mucho más valorada y por ende, la recomendación perfecta para tener en los hogares. Lo más atractivo de este tipo de Biblia es que alrededor de la numeración de las páginas una serie de complementan los textos, para ofrecer una mejor información al respecto.

Gracias a sus traducciones, la gran mayoría de los paisajes bíblicos contenidos no necesitan de un ayudante para que la lectura haga sus propios juicios de valor. Aprender cómo leer la Biblia católica puede significar sencillez si en los hogares cuenta con la Biblia de Jerusalén, más completa y modernizada, que no desprende de los conceptos más antiguos.

Es aceptable que en la actividad de cómo leer la Biblia católica la gente se base en los textos en línea o subidos en internet. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con las traducciones, pudiéndose ejecutar comparaciones entre un texto empastado con una Biblia en su versión web.

Si la persona dentro de sus intenciones quiere conocer los textos sagrados subidos a la red, no es una opción fiable o un hábito correcto de su estudio. Es mucho mejor emprender este interesante viaje a lo desconocido con una Biblia tradicional, porque sus notas en el pie de página son de gran utilidad.

Estudiarla con humildad

Si la persona tiene un interés real a cómo leer la Biblia católica es por mantener un acercamiento con Jesucristo y su Padre, el Todopoderoso. Al menos demostrar una iniciativa quiere decir que el católico quiere aprender u obtener los mayores conocimientos para enfrentarse a las lecturas difíciles de las Sagradas Escrituras.

Para llegar hasta la Biblia, lo ideal es reflejar un corazón dispuesto a aceptar todos los estatutos presentes allí, sin emitir prejuicio, ni criticar los Salmos presentes que embelesan el alma de quienes los leen.

Hay que prestar atención a lo que Dios quiere decir. Cómo leer la Biblia católica no es un juego y por ende, quienes tienen el sagrado libro en sus manos, estarán conscientes que bajo ellas hay un gran poder concentrado con otras categorías de libro que pueden resultar interesantes. Si no hay un entendimiento correcto de estas palabras, quedarán vacías o como un especie de ruido incómodo para el espectador.

Para entender las lecturas de la Biblia, el católico debe reducir su corazón como si fuese un niño, envuelto en curiosidades, desprogramado y con la mejor disposición de aprender las lecciones divinas de Dios. Por ejemplo, cuando los padres envían a sus hijos por primera vez a la escuela, ellos preguntan por qué están allí y qué pide la escuela en ellos.

La respuesta es sencilla: que aprendan y sean personas sabias para el futuro. Tampoco es pretendido que un niño avance en su aprendizaje y que en un año de preparación ya asista a la universidad, porque no es posible. De este modo, cómo leer la Biblia católica es un proceso lento, pero que tiende a llenar de satisfacción con el tiempo.

Por supuesto que nadie nace aprendido y quizá cómo aprender a leer la Biblia católica sea el procedimiento más placentero si no hay comprensión lectora. Para eso, es importante pedir a Dios un toque de sabiduría para que dicha lectura sea fluida y descifrar el contenido sin hacer pausas muy largas. De no entender algún párrafo, versículo o libro, es vital hacer anotaciones correspondientes para dárselas a un sacerdote o conocedor de este texto.

No hay que desanimarse en el camino, porque tal como se ha explicado en otros párrafos, cómo leer la Biblia católica es un proceso que demora más tiempo de lo imaginado.

Pedir entendimiento al Espíritu Santo

La Biblia, desde el punto de vista religioso, es tomada como un libro sellado. Esto quiere decir que si el sujeto no cuenta en su corazón con el Espíritu Santo, por más que intente leer las Sagradas Escrituras, no tendrá ningún tipo de respuesta por parte de Dios.

Resulta totalmente aplaudible que la gente católica por voluntad propia pretenda leer la Biblia. Esto es un acto de humildad que, aunque no sea del todo suficiente, es un buen indicio para tener un acercamiento con Dios.

Como recomendación, cada vez que ejecute una lectura, puede pedir a Nuestro Señor Jesucristo la intercesión del Espíritu Santo para abrir el campo del discernimiento y entender muy bien las lecturas. Una cita que guarda relación con este párrafo pertenece a 1 Corintios 2:14:

“Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son una locura; y tampoco las puede entender, porque tienen que discernirse espiritualmente”.

En lo particular, cómo leer la Biblia católica es más entretenido hacerlo en grupos, porque existen segundas opiniones que tienden a aportar ideas, análisis o traducciones. Si existen otros individuos como el lector interesado, se hará más llevadera todas las lecturas, porque la idea de aprender es colectiva en lugar de personal. Es un buen ejercicio para comenzar a adentrarse en el mundo de los textos antiguos.

Leer las instrucciones previas

En la mayoría de las Biblias hay una serie de indicaciones que permiten servir de guía al momento de iniciar con las lecturas de estos textos. Son de gran utilidad para los novatos que realizarán la lectura por primera vez. No obstante, estas instrucciones son insuficientes, porque este manuscrito es tan amplio que se necesita mucho más que instrucciones.

¿Por qué es importante estudiar la Biblia católica?

En primer lugar, cómo leer la Biblia católica es un ejercicio que toda la comunidad debe hacer. Es el alimento para todos los seguidores de Cristo para comprender sus acciones en el pasado y los verdaderos motivos de la salvación. ¿Qué sucede cuando las personas no se alimentan de forma correspondiente? El cuerpo comienza a perder fuerzas hasta el punto de debilitarse.

Esta analogía es consecuente sobre cómo leer la Biblia católica, porque es un modo de empaparse con las mejores lecturas, los pasajes extraordinarios y conocer a fondo la vida de Jesucristo.

La Biblia es uno de los libros más antiguos del mundo y por tanto, el más criticado por quienes están alejados de la religión. Una buena actitud es leer la Biblia católica en familia, porque si esto ocurre, ninguna fuerza maligna será capaz de penetrar aquel humilde hogar donde la religión católica es homenajeada como es debido.

No solo es indispensable leer la Biblia para conocer la magnitud de los pecados, sino entender por qué Dios nos ama tanto y qué sacrificios pueden hacerse para agradar sus ojos misericordiosos. La palabra de Dios tiene poder y va cambiando a las personas poco a poco, pero para ser grandes seres humanos y tener un impacto agradable para la sociedad.

Sin que la familia lo note, en el fondo están siendo transformados por este texto que en su interior esconde lo más hermoso que Jesús pudo hacer en vida y dejó de herencia para todos con su muerte.

Principales biblias católicas

Estas son las Biblias más conocidas en el mundo entero, o al menos más vendidas para los hogares.

-Biblia de Jerusalén: Conocida de este modo por ser la más preparada por los teólogos o biblistas. Quienes trabajaron en la elaboración de este texto sagrado estuvieron adscritos en la Escuela Bíblica de Jerusalén, con gente capacitada para traducir todos los salmos, paisajes y libros que están contenidos en ella.

El primer texto de este estilo apareció traducido en francés en el año 1956. Más adelante, la primera edición elaborada en España dio a conocer la publicación 11 años más tarde.

Sobre el interés de cómo leer la Biblia católica, es obligatorio que sea la más utilizada, por ser considerada como la más completa en cuanto a traducción, textos y paisajes bíblicos que gozan de buena reputación. Un punto en contra es su precio, no siento tan asequible para el bolsillo del consumidor promedio.

-Biblia de Navarra: Su principal característica es presentar una traducción bastante cuidada. Es bastante valorada por el público católico precisamente por manejar un lenguaje bastante sencillo de entender. Predomina el pie de página como notas explicativas o fungen como instrucciones para que el lector tenga una mejor experiencia al momento de indagar en el libro sagrado.

A diferencia del primer caso, este libro es más barato y manejable por los espectadores, aunque siempre será predominante la primera opción para estudiarla. Para otro tipo de público más conocedor, la Biblia de Navarra es bien recibida para estar en los hogares y disfrutar de la lectura en familia.

-Biblia latinoamericana: Si la traducción de la Biblia anterior es sencilla de entender, la latinoamericana maneja un vocablo popular accesible para todos los principiantes que inician en su proceso de aprendizaje. Lo que hace distintivo a este texto sagrado es que mezcla la palabra de Dios con la realidad social que vive Latinoamerica.

Posee comentarios, pie de páginas y traducciones, todos en una misma página para facilitar su lectura. A pesar que no es la más indicada para iniciar su estudio, podría complementar los conocimientos adquiridos para ejecutar comparaciones con otras ediciones.

(Visited 126 times, 1 visits today)

Deja un comentario