Frases del papa Francisco y sus mejores pensamientos

Las frases del papa Francisco se han caracterizado por su contundencia sobre temas polémicos que afectan a la sociedad. En este post recogemos las más resaltantes y un breve comentario sobre la temática de ellas.

Frases del papa Francisco

Frases del papa Francisco

El 266° papa de la Iglesia Católica, Francisco, se propuso desde que fue elegido como cabeza del catolicismo llevar a cabo una especie de renacimiento de la Iglesia en la que la humildad y el apoyo consistente a los más necesitados del mundo sean sus objetivos primordiales.

Como sabemos, Jorge Mario Bergoglio, que es su nombre secular, fue elegido como sucesor del papa Benedicto XVI, tras la renuncia de éste al pontificado.

Las frases del papa Francisco han sido siempre tema noticioso, en virtud de que sus palabras tocan aspectos problemáticos de la sociedad como son la homosexualidad, los abusos del clero a menores de edad, el aborto, etc. y su mensaje está, por lo general, cargado de un llamado de atención a la Iglesia en general.

Dicho mensaje, aunque elocuente y sencillo, es directo y concreto en su forma de expresión, lo cual le ha valido el reconocimiento del mundo entero como un Santo Padre preocupado por renovar aspectos fundamentales religiosos, pero de una manera diáfana y puntual.

Sus palabras han calado con buen talante en la audiencia católica, por lo que hemos querido recoger y comentar aquellas frases del papa Francisco que han tenido mayor impacto entre la feligresía católica y el público en general.

Sobre los niños

El papa Francisco ha sido fervoroso defensor de la niñez desvalida y así lo demuestra en cada oportunidad que tiene de expresar su amor por ellos, abogando por su protección integral. Acompañemos al papa con la Oración de protección y bendiciones para los hijos.

«No podemos dormir tranquilamente mientras los bebés mueren de hambre y los ancianos están sin cuidado médico».

«No hay niños malos, ni tampoco adolescentes completamente malvados, solo existen personas infelices».

Frases del papa Francisco

«Cuando se trata de los niños que vienen al mundo, ningún sacrificio de los adultos será juzgado demasiado costoso o demasiado grande».

«Dios no tiene dificultad para hacerse entender por los niños, y los niños no tienen problemas para comprender a Dios».

«Los niños nos recuerdan otra cosa bella; nos recuerdan que somos siempre hijos. Incluso si uno se convierte en adulto o anciano, aún si se convierte en padre, si se ocupa un lugar de responsabilidad, por debajo de todo esto permanece la identidad de hijo». 

«Los niños son en sí mismos una riqueza para la humanidad y también para la Iglesia, porque nos llaman constantemente a la condición necesaria para entrar en el Reino de Dios: aquella de no considerarnos autosuficientes sino necesitados de ayuda, de amor, de don…»

Para los jóvenes

Muchas han sido las conferencias y encuentros con los jóvenes promovidos por el Santo Padre para compartir y darles bríos e ideas de proyectos en los cuales la presencia juvenil es prioritaria.

«Queridos jóvenes, no tengan miedo de tomar decisiones decisivas en la vida. Tengan fe, el Señor no los abandonará».

«Queridos jóvenes, no enterréis vuestros talentos, vuestros dones que Dios os ha regalado. ¡No tengáis miedo de soñar grandes cosas!»

«Queridos jóvenes, Cristo os pide que estéis completamente despiertos y alerta, para ver las cosas de la vida que realmente importan».

«Los adolescentes están tan atraídos por la verdad como con la comodidad y la convivencia».

«Injusticia que se radicaliza en los jóvenes, ellos, «carne de cañón», son perseguidos y amenazados cuando tratan de salir de la espiral de violencia y del infierno de las drogas».

«El arte, el deporte ensanchan el alma y hacen crecer bien, con aire fresco y no aplastan la vida. Sigan siendo creativos, sigan así, buscando la belleza, las cosas lindas, las cosas que duran siempre, y nunca se dejen pisotear por nadie».

«Perdimos el encanto de caminar juntos, perdimos el encanto de soñar juntos y para que esta riqueza, movida por la esperanza, vaya adelante, hay que caminar juntos, hay que encontrarse, hay que soñar. No pierdan el encanto de soñar. Atrévanse a soñar».

Sobre las mujeres

La discriminación femenina y violencia de género han sido fuertemente atacada por el papa, por lo que él la condena ampliamente.

«En la iglesia y en el camino de la fe, las mujeres tienen y tendrán un papel importante en la apertura de las puestas al Señor».

«Dar la vida, no poseerla, es aquello que hacen las madres, dan otra vida, sufren, pero después son felices, alegres porque han dado otra vida».

«Lo importante, en la vida de cada hombre y de cada mujer, no es no volver a caer jamás por el camino. Lo importante es levantarse siempre, no quedarse en el suelo lamiéndose las heridas».

«Una iglesia sin mujeres sería como un colegio apostólico sin María. La Virgen es más importante que los apóstoles y la iglesia misma es femenina, esposa de Cristo y madre».

«Tenemos que trabajar más duro para desarrollar una teología profunda de las mujeres dentro de la iglesia. El genio femenino es necesario dondequiera que tomemos decisiones importantes».

«Ante el flagelo del abuso físico y psicológico causado a las mujeres, es urgente volver a encontrar formas de relaciones justas y equilibradas, basadas en el respeto y el reconocimiento mutuos, en las que cada uno pueda expresar su identidad de manera auténtica».

Sobre los abusos a menores de edad

El pontífice califica de vil crimen el abuso sexual a los menores de edad. La Novena por la unción del Espíritu Santo nos inspira para alabar esta labor del papa.

«El abuso contra los menores de edad es uno de los peores y más viles crímenes posibles».

«Destruye inexorablemente lo mejor que la vida humana reserva para un inocente, causando daños irreparables para el resto de su existencia».

«La Santa Sede y toda la Iglesia están trabajando para combatir y prevenir tales crímenes y su ocultamiento, para averiguar la verdad de los hechos que implican a eclesiásticos y para hacer justicia a los niños que han sufrido violencia sexual, agravada por el abuso de poder y de conciencia».

Sobre la familia

El recinto familiar es considerado por el papa como lugar sagrado en el que debe sentar bases católicas de los pequeños, que serán los futuros ciudadanos.

«El tener un sitio al cual ir, se llama hogar, tener personas a quienes amamos, se llama familia, y tener las dos cosas es una bendición».

«Una vida familiar sana requiere el uso frecuente de tres frases: ¿puedo?, gracias, y lo siento».

«Si puedo ayudar al menos a una persona a tener una vida mejor, eso ya justifica la ofrenda de mi vida».

«La familia es donde nos formamos como personas. Cada familia es un ladrillo en la construcción de la sociedad».

«El corazón humano desea alegría. Todos deseamos alegría, cada familia, cada pueblo aspira a la felicidad».

«Creo que es lo que el Espíritu Santo siempre quiere hacer en medio nuestro: echarnos ganas, regalarnos motivos para seguir apostando a la familia, soñando, construyendo una vida que tenga sabor a hogar y a familia».

«En la familia nos formamos como personas. Cada familia es una piedra viva en la construcción de la sociedad».

«Prefiero una familia con rostro cansado por la entrega a una familia con rostros maquillados, que no han sabido de ternura y compasión».

Sobre el amor

El papa Francisco ha expresado su beneplácito cuando entre las personas, las parejas, los padres e hijos, los hermanos se cultivan esos lazos de amor, que deben ser fortalecidos a diario.

«El amor atrae al amor, de una forma mucho más fuerte que cuando el odio atrae a la muerte».

«El secreto de la vida cristiana es el amor. Solo el amor llena los espacios vacíos causados por el mal».

«El amor de Dios es ilimitado: ¡no tiene límites!»

«Somos llamados al amor, a la caridad y esta es nuestra más grande vocación, nuestra vocación por excelencia».

«El amor trae luz a la vida y le da sentido incluso al dolor».

«Hoy la gente está sufriendo de pobreza, pero también de falta de amor».

Sobre la fe

Esta virtud fundamental para la doctrina católica es siempre resaltada por el papa en todas sus conferencias alrededor del mundo.

«La fe no es para tenerla escondida, sino para compartirla».

«La fe no es una luz que dispersa toda nuestra oscuridad, sino una lámpara que guía nuestros pasos en la noche y es suficiente para el viaje».

«No es suficiente decir que somos cristianos. Debemos vivir la fe, no solo con nuestras palabras, sino con nuestras acciones».

«La esperanza no te abandona. El optimismo abandona, la esperanza no».

«La fe se basa en hechos concretos, no en teorías».

Sobre el aborto

Totalmente negado el papa a esta monstruosa práctica a la que ataca en cada una de sus intervenciones públicas que versan sobre el tema.

«Todo niño que no nace, sino que es injustamente abortado, lleva el rostro de Jesucristo, y lleva el rostro del Señor».

«El aborto no es un mal menor: es un crimen. Es echar fuera a uno para salvar a otro. Es lo que hace la mafia. Es un crimen, es un mal absoluto».

«Todo niño que se anuncie en el vientre de una mujer es un regalo».

«¿Cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su florecimiento?»

«El aborto, nunca es la respuesta».

Sobre la homosexualidad

El papa considera que todos los seres humanos debemos ser respetados en todo momentos y tal como seamos. Por ello, plantea que se efectúe una revisión de algunos textos bíblicos que versan sobre la homosexualidad

«Si alguien es homosexual, necesita de Dios y tiene buena voluntad, ¿Quién soy para juzgarlo? No marginemos a la gente por eso. Ellos deben estar integrados en la sociedad».

«Quien descarta a los homosexuales no tiene corazón».

«Todos somos seres humanos, tenemos dignidad. Si una persona tiene una tendencia u otra, esto no le quita la dignidad como persona».

Sobre la vida cotidiana

El papa en cada una de sus intervenciones siempre nos deja un mensaje para la vida, un consejo para llevarnos bien con nuestros semejantes y una lección de crecimiento personal. En las Frases del alma de San Francisco de Asís también encontramos palabras de aliento.

«No porque tengas poder, puedes destruir la vida de otra persona».

«Todos tenemos la tarea de hacer el bien».

«La vida es un viaje. Cuando nos detenemos, las cosas salen mal».

«Donde no hay trabajo, no hay dignidad».

«¡Qué bien nos hace apelar en los momentos de tentación a nuestra memoria. Cuánto nos ayuda el mirar la «madera» de la que fuimos hechos. No todo ha comenzado con nosotros, y tampoco todo terminará con nosotros, por eso, cuánto bien nos hace recuperar la historia que nos ha traído hasta aquí!»

«Para cambiar el mundo debemos ser buenos con aquellos que no pueden pagarnos».

«El mundo nos dice que busquemos el éxito, el poder y el dinero. Dios nos dice que busquemos la humildad, el servicio y el amor».

«Necesitamos conocernos, escucharnos y mejorar nuestro conocimiento del mundo que nos rodea».

«El dinero tiene el deber de servir, no de gobernar».

«Infelices son aquellos que buscan la venganza y son rencorosos».

«Se necesita realizar gestos de humildad, fraternidad, perdón y reconciliación. Estas son premisas y condiciones para una paz autentica, sólida y duradera».

«Si algún día la tristeza te envía una invitación, dile que ya estas ocupado con la alegría y que le vas a ser fiel toda la vida».

«Una persona que no esté convencida, entusiasmada, segura y enamorada, no convencerá a nadie».

«Me agrada cuando alguien me dice “no estoy de acuerdo”. Eso de verdad ayuda. Cuando solo dicen “Ah, que genial, que genial”, es inútil».

«El liberalismo sin frenos solo causa que los fuertes sean más fuertes, los débiles más débiles y excluye a los demás excluidos».

«Decir que puedes matar en nombre de Dios es una blasfemia».

«La ofensa se acaba con el perdón; así vivirás en paz con todos».

«Detrás de las formas de odio y vandalismo, con frecuencia está escondido un corazón que no ha sido reconocido».

«Él es capaz de sanar nuestros corazones e invitarnos una y otra vez, setenta veces siete, a volver a empezar».

«Donde hay verdad, también hay luz, pero no confundas la luz con el flash».

«Un ejemplo que uso a menudo para ilustrar la realidad de la vanidad es la siguiente: ve al pavo real. Es hermoso si lo miras desde el frente. Pero si lo miras desde atrás, descubres la verdad… Quien se entregue a tal vanidad ensimismada tiene una enorme miseria que se esconde en su interior».

«¿Hasta dónde nos hemos habituado a un estilo de vida que piensa que en la riqueza, en la vanidad y en el orgullo está la fuente y la fuerza de la vida?»

Sobre Dios

Mensajes de Dios que el papa nos transmite dedicado a todos por igual.

«El perdón de Dios es más fuerte que cualquier pecado».

«Jesús es la puerta que se abre a la salvación, una puerta que está abierta a todos».

«Dios siempre tendrá paciencia».

«Aquel que no le reza al Señor, le reza al diablo».

«Ser cristiano no es solo obedecer mandamientos: se trata de dejar que Cristo tome posesión de nuestras vidas y las transforme».

«Dios es el que nos brinda el valor para caminar contra la corriente».

«A nuestro alrededor también existen ángeles que se dejan ver».

«El amor de Dios no es genérico. Dios mira con amor a cada hombre y mujer, llamándolos por su nombre».

«Jesús entiende nuestras debilidades y pecados; nos perdona si nos dejamos perdonar».

«¡Hay tanto ruido en el mundo! Debemos aprender a callar en nuestro corazón y delante de Dios».

«El Señor no se cansa de perdonar. Somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón».

«El odio no debe ser difundido en el nombre de Dios».

«El Big Bang, que hoy se considera el origen del mundo, no contradice la intervención creadora de Dios, sino que la requiere».

«Si deseamos seguir a Cristo de cerca, no podemos elegir una vida fácil y tranquila. Debemos elegir una vida exigente, pero llena de alegría».

«Jesús es más que un amigo. Es un maestro de la verdad y de la vida que nos muestra el camino que conduce a la felicidad».

«Siempre debemos caminar al lado del Señor, a la luz del Señor, siempre intentando vivir de forma irreprensible».

«Cuando cortas la comunicación con Dios, el hombre pierde toda su belleza original y termina por desfigurar cada cosa alrededor de él».

«Desde que Dios hizo al mundo, también hizo la realidad».

«Nuestro Padre Dios no sabe hacer otra cosa que querernos y echarnos ganas, y empujarnos, y llevarnos adelante, no sabe hacer otra cosa, porque su nombre es amor, su nombre es donación, su nombre es entrega, su nombre es misericordia».

Sobre la evangelización

Ayudemos al papa Francisco en su labor evangelizadora. Sigamos para ello, sus frases dedicadas a este tema y también podemos rezar la Oración a Jesús del gran poder.

«Si queremos avanzar en la vida espiritual, entonces, debemos ser constantemente misioneros».

«Un verdadero misionero que nunca deja de ser un discípulo, sabe que Jesús camina con él, que le habla, que respira con él, que trabaja con él».

«Un evangelizador nunca debe parecerse a alguien que acaba de regresar de un funeral».

«La misión es a la vez una pasión por Jesús y una pasión por su pueblo».

«La indiferencia hacia los necesitados no es aceptable para un cristiano».

«Que nadie use la religión como pretexto para acciones contra la dignidad humana y contra los derechos fundamentales de todo hombre y mujer».

«El Evangelio responde a nuestras necesidades más profundas, ya que fuimos creados para lo que nos ofrece: la amistad de Jesús».

«Un cristiano nunca está aburrido o triste. Más bien, el que ama a Cristo está lleno de alegría e irradia alegría».

«Descubre nuevas maneras de difundir la palabra de Dios a todos los lugares del mundo».

«Acordémonos de esto: no se puede proclamar el evangelio de Jesús sin un testimonio tangible de nuestra propia vida».

«La verdad, de acuerdo a la fe cristiana, es el amor de Dios hacia nosotros en Jesucristo. Como resultado, la verdad es una relación».

«Solo la persona que siente felicidad en buscar el bien de los demás, en el deseo de su felicidad, puede ser un misionero».

«La gente del Señor desea pastores, no clérigos pretendiendo ser burócratas o funcionarios del gobierno».

«El verdadero poder es el servicio».

«El mundo nos dice que busquemos el éxito, el poder y el dinero. Dios nos dice que busquemos la humildad, el servicio y el amor».

«No es suficiente decir que somos cristianos. Debemos vivir la fe, no solo con nuestras palabras, sino con nuestras acciones».

«Practicar la caridad es la mejor manera de evangelizar».

«Sólo puede ser misionero alguien que se sienta bien buscando el bien de los demás, deseando la felicidad de los otros».

«El verdadero misionero que nunca deja de ser un discípulo, sabe que Jesús camina con él, que le habla, que respira con él, que trabaja con él. Percibe a Jesús vivo con él en medio de la tarea misionera».

«La gente del Señor desea pastores, no clérigos pretendiendo ser burócratas o funcionarios del gobierno».

Sobre la Iglesia

El papa siempre atento a fortalecer la doctrina católica, por lo que nos deja sus palabras de aliento para ayudar a engrandecer nuestra Iglesia.

«Añoro una iglesia que sea madre y Pastora».

«No podemos ser cristianos a tiempo parcial. Si Cristo está en el centro de nuestras vidas, está presente en todo lo que hacemos. El confesionario no es un lugar de tortura, sino un sitio donde la misericordia del señor nos anima a ser mejores».

«Soy un pecador y esta es la definición más exacta. No es una figura retórica o un género literario. Yo soy pecador».

«Hoy en día, no tenemos una muy buena relación con la creación».

«El cristiano que no rece por los que gobiernan no es un buen cristiano».

«¡Oh, me encantaría una iglesia pobre, para los pobres!»

«Muchas más personas trabajan los domingos como consecuencia de una competitividad impuesta por una sociedad de consumo».

«¡El mundo espiritual destruye! ¡Destruye el alma! ¡Destruye a la iglesia!»

«Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades».

«Veo claramente que lo que más necesita hoy la iglesia es la capacidad de curar heridas y de calentar los corazones de los fieles. Necesita cercanía, proximidad».

«A los sacerdotes les recuerdo que el confesionario no debe ser una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor que nos estimula a hacer el bien posible».

«Hay un peligro que nos amenaza a todos en la iglesia, absolutamente a todos. Y ese es la mundanalidad. Nos atrae a la vanidad, a la arrogancia y al orgullo».

«Nosotros no debemos reducir el seno de la Iglesia Universal a un nido que protege nuestra mediocridad».

Sobre la misericordia

El Pontífice ha dedicado algunas palabras a la misericordia de Dios y nos ofrece sugerencias para vivir plenamente en la Gloria del Señor.

«En este año de la misericordia, y en este lugar, quiero con ustedes implorar la misericordia divina, quiero pedir con ustedes el don de las lágrimas, el don de la conversión».

«Que arduo es entender la alegría y la fiesta de la misericordia de Dios para aquel que busca justificarse a sí mismo y acomodarse».

«Lejos de aniquilar, como muchas veces pretendemos o queremos hacerlo nosotros, la misericordia se acerca a toda situación para transformarla desde adentro».

«Con sus vidas son profetas de la misericordia, son el corazón comprensivo y los pies acompañantes de la Iglesia que abre sus brazos y sostiene».

«Un poco de misericordia hace que el mundo sea menos frío y más justo».

«La Iglesia debe ser un lugar de misericordia dado libremente, donde todo el mundo puede sentirse acogido, amado, perdonado y animado a vivir la vida buena del Evangelio».

«La misericordia siempre será más grande que cualquier pecado, nadie puede poner un límite al amor del Dios que todo lo perdona».

«Es tiempo de conversión, es tiempo de salvación, es tiempo de misericordia».

Sobre la oración

La importancia de la oración es siempre resaltada en cada mensaje que nos deja el papa. Recemos la Oración a la Divina Providencia para recibir la bendición de Dios.

«La oración no es mágica, es confiarse al abrazo del Padre».

«La oración es la llave que nos muestra el camino hacia la fe. No la tengamos en el bolsillo cerrando el camino».

«La escuela de la oración es la escuela de la vida y en la escuela de la vida es donde vamos haciendo la escuela de la oración».

«A rezar se aprende, como aprendemos a caminar, a hablar, a escuchar».

«¿Estás enojado con alguien? Ora por esa persona. Eso es el amor cristiano».

«Nuestra oración no puede reducirse a una hora los domingos. Es importante tener una relación diaria con el Señor».

Sobre la Navidad

Todos los años el papa nos deleita con sus mensajes navideños cargados con palabras de estímulo para iniciar nuevos retos en el año entrante siempre bajo la gracia de Dios.

«La Navidad es felicidad, felicidad religiosa, una felicidad interna de luz y de paz».

«La Navidad es alegría, alegría religiosa, una alegría interior de luz y paz».

«Dios nunca le da a alguien un regalo que no sea capaz de recibir. Si él nos da el regalo de la Navidad, es porque todos tenemos la capacidad de entenderlo y recibirlo».

«La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien un poco de silencio, para oír la voz del Amor».

«El pino de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida». Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida. La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir».

«Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, alegría y la generosidad. Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor. La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor».

Biografía breve

Jorge Mario Bergoglio, papa Francisco, nació en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936 de familia católica. A los 21 años decidió convertirse en sacerdote por lo cual ingresó al seminario del barrio Villa Devoto y, luego, al noviciado de la Compañía de Jesús.

Fue arzobispo de Buenos Aires de 1998 a 2013 poco antes de ser elegido como papa.También, fue  cardenal de la Iglesia Católica Romana de Argentina de 2001 a 2013 y presidente de la Conferencia de Obispos de Argentina de 2005 hasta 2011.

Fue elegido como el sucesor del papa Benedicto XVI el 13 de marzo de 2013, cuando este último renunció al pontificado. Se le eligió en la quinta votación efectuada durante el segundo día de cónclave.

Es radicalmente opuesto al consumismo y el desarrollo excesivo. Ha dado su apoyo a las acciones que se llevan a cabo contra el cambio climático. No apoya el marxismo y sus versiones de la teología de la liberación y el capitalismo.

Por otra parte, ha contribuido en la contención de la guerra civil Siria.

(Visited 84 times, 1 visits today)

Deja un comentario