¿Qué es espiritualidad católica y cómo lograrla?

La espiritualidad siempre intenta nivelar la balanza entre dos elementos: doctrina y vivencia, teoría y práctica, contemplación y apostolado. Definir qué es espiritualidad católica es un tanto engorroso, pero con ayuda de este post podrás aprender lo esencial acerca de este tema.

qué es espiritualidad católica

¿Qué es espiritualidad católica?

Antes de englobar este concepto, es pertinente descubrir qué es la espiritualidad. Es una rama de la teología que estudia el dinanismo hasta influir en la vida de las personas. Por ejemplo, cómo nace este espíritu, cómo muere y los pasos para lograr la consolidación hasta llegar a la santidad. Si los conceptos son otros apartados de interés, debes echar un vistazo a qué es el don de la ciencia.

Para comprender qué es espiritualidad católica, es hora de hacer hincapié en esta santidad, el momento que Dios nos llama para partir a su lado. De cualquier modo, entender qué es espiritualidad católica tiende a ir más allá de las acciones, porque los testimonios mediante la palabra es igual de relevante. Es un hecho que la balanza siempre debe estar equilibrada entre doctrina teológica y vivencia cristiana.

Por ejemplo, si una persona es capaz de visualizar qué es espiritualidad católica apostando por la doctrina teológica, pero olvidándose de la vivencia cristiana, está sujeta a todo lo racional. El aspecto intelectualista es beneficioso, pero si no hay una repercusión positiva para la vida del cristiano/católico, no está experimentando su verdadera espiritualidad.

Si sucede lo contrario en el esmero de encontrar qué es espiritualidad católica, es decir, vivir con solo la vivencia cristiana, el sujeto solo está expuesto a los hechos subjetivos. El margen de error es mucho mayor, porque las modas se hacen cotidianas y la persona no está dispuesta a manipular su espíritu desde un eje racional. La verdadera espiritualidad católica debe combinar lo mejor de estos dos ejes, para hacerla más funcional.

Para guiar hacia el concepto de qué es espiritualidad católica, hay que fijarse en unas palabras bastante sabias de Santa Teresa de Ávila: “No diré cosa que no la haya experimentado mucho” (Vida 18, 7; Camino, prólogo 3). Lo dicho anteriormente respalda un poco la vivencia cristiana, pero también estuvo apegada a la doctrina teológica con estas palabras: “No hacía cosas que no fuese con parecer de letrados” (Vida 36, 5).

De Ávila enaltece mucho la presencia de las letras en la vida del católico, porque gracias a ellas, todos los sujetos están encaminados al entendimiento, el discernir, conducir a la reflexión. Un buen ejemplo que ella misma indica son las Sagradas Escrituras, por tratarse de palabras con luz para acercar al verdadero sentir del católico.

Tal y como se ha especificado, para hallar la esencia sobre qué es espiritualidad católica hay muchos márgenes de error. La ignorancia en todos los temas religiosos es un terreno peliagudo que con frecuencia muchas personas están tanteando. Esto permite que muchos individuos intenten forjar su propia espiritualidad con falsos cimientos.

qué es espiritualidad católica

Cuando la ciencia y la mente están bien fundamentadas, en la búsqueda de qué es espiritualidad, toda persona tiene el poder de discernir lo bueno de lo malo, tener libre albedrío de tomar decisiones correctas con ser más analíticos.

Otro margen de error es el ofrecimiento de doctrinas falsas o que carecen de todo tipo de verosimilitud, pero que a simple vista parece del agrado para un colectivo. Hay que ser consecuentes con los temas espirituales, para no irse por las ramas en estos asuntos. El subjetivismo arbitrario es propicio cuando la gente experimenta la vivencia cristiana, pero no profesa con la doctrina teológica.

Quien está en medio de la subjetividad arbitraria, no tendrá un conocimiento profundo acerca del significado en la Revelación o en la teología de todos los santos. Ellos están satisfechos con sus propios pensamientos o criterios, sin indagar más allá de sus propias vivencias.

Todas aquellas espiritualidades conocidas, pero que no son capaces de llegar a ese sentido vasto de santidad, pertenecen a falsas promesas de esta misma actividad, ocurriendo lo mismo con el compromiso apostólico. Generalmente, estos cristianos parecen ser intelectuales, pero no son más que sujetos cómodos, sabihondos, soberbios y ternos en su postura. Para ellos la verdad es su propia verdad, cegados ante la influencia teológica.

Estos falsos elementos tienden a crear ideas confusas sobre qué es espiritualidad. Al final de cuentas, son ideas extravagantes, efímeras o absolutamente vacías. Se considera que ellos hacen uso de un “malabarismo espiritual” o sacar anécdotas bajo la manga para complacer los deseos de ese sector que tampoco está interesado en la doctrina teológica. Si alguien toma el tiempo suficiente, se percatará que todas estas ideas no tienen forma o contenido que valga la pena.

Cuando la persona intenta asomarse un poco por la hendija teológica, podría notar que todas las ideas derivadas por las vivencias cristianas no son del todo fiables. Bien lo decía San Pablo: “No soportan la doctrina sana; sino que, según sus caprichos, se rodean de maestros que les halagan el oído” (2 Tm 4, 3). Por su parte, San Juan de la Cruz estipula que no hay nada mejor que tener a los mejores guías para descubrir qué es espiritualidad católica.

De la Cruz respalda su postura con la frase: “mirar en qué manos se pone, porque cual fuere el maestro, tal será el discípulo” (Llama de amor viva, 3, 30-31). La intención de San Pablo y San Juan de la Cruz es llamar a conciencia para todos los católicos para que vuelquen su fe en Dios, pero que tampoco olviden el tesoro oculto que representan las letras en la vida.

¿Hay una o varias espiritualidades?

Para dejar en claro un aspecto sobre qué es espiritualidad católica, es momento de confirmar que es una sola. Quien conoce de ella podrá distinguir todo su fondo, en lugar de su forma, es decir, entender todo el proceso de santidad, la vida trinitaria y todos los elementos para llegar a ella.

Cultivar el amor por los sacramentos, la liturgia, mantener un alma abnegada por el prójimo y demás semejantes, valorar las letras como el camino de la sabiduría y apreciar las vivencias da muestras de un hombre que sabe manejar su balanza en cuanto espiritualidad católica se refiere.

En este mismo orden de ideas, como lo señala el Concilio del Vaticano II: “Una misma es la santidad que cultivan, en los múltiples géneros de vida y ocupaciones, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios” (Lumen Gentium 41a).

Este mismo concilio recalca bastante en la santidad para conducir a una vida cristiana plena, llevando consigo un gran espíritu de caridad para tender la mano sobre quien lo necesita con prontitud. Si ellos tienen la santidad correcta, serán los bienaventurados para entrar en el Reino del Señor.

Las maneras de adoptar esta santidad son múltiples, porque puede hablarse de santidad medieval, primitiva, moderna y otras más. Los estados de vista son funcionales con esta santidad como laical, sacerdotal, religiosa y muchas más.

Todo cristiano o católico que carece de una espiritualidad bien consolidada, es similar a ubicarse en medio de la intemperie y sin saber qué hacer al respecto. En caso de ocurrir todo lo contrario, esa misma espiritualidad será una fuente que garantice paz o tranquilidad, un refugio consolidado que no tendrá obstáculos para subsistir. Qué es espiritualidad católica es el camino que muchos quisieran construir, pero que no todos tienden a recorrer por falta de información o dejar la subjetividad arbitraria a un lado.

La iglesia ha manejado para este movimiento dos tipos de espiritualidad, con tendencia: unificada y diversificada:

  • Tendencia unificadoraTiende a difuminar una o más espiritualidades, rompiendo con algunas tradiciones desde tiempos antiguos para exhortar a loa adolescentes, párrocos o madres de familia a forjar una espiritualidad valiosa.
  • Tendencia diversificadoraEs más radical que el primer caso, porque se basa en sus propios métodos o lenguajes para llegar hasta la espiritualidad esencial. Es un tipo de espiritualidad más aislado, cuadrado o cerrado. Quienes predican con ello, sus integrantes no valoran la ayuda al otro como un todo en el prójimo.

7 pilares de la espiritualidad católica

Ser católico incluso no es decirlo a viva voz, sino demostrarlo con hechos. Para ser designados como discípulos de Cristo hay que contar con una formación constante hasta lograr el objetivo.

Confesión

Es el principal sacramento que nos acerca al perdón de Dios si hay un arrepentimiento sincero de todos los pecados cometidos. De cumplir con la penitencia, esa alma entra de nuevo en comunión con Dios, tal y como ocurre al momento de ser bautizados.

Oración

Elevar una plegaria es ambivalente y sencillo al mismo tiempo. Sencillo, porque hablar con Dios puede hacerse en cualquier momento del día; y complejo, porque muchas veces no sabemos qué palabras utilizar, o la fe no está superpuesta a cada una de las exclamaciones.

Eucaristía

Es el acto de recibir el cuerpo y la sangre de Cristo, exaltados en la última cena del jueves santo. Representa el máximo memorial de su muerte y resurrección.

Sagradas Escrituras

La palabra de Dios es fundamental para adentrar en temas sobre qué es espiritualidad católica. Acá están recogidos todos los testimonios en la vida pública de Jesús y mucho más.

Ayuno

No es otra forma más que conducir a la abstinencia de alimento, principalmente de carne en el miércoles de ceniza y el viernes santo. Puede verse como una leve penitencia para subtugar el alma carnal.

Rosario

Elevar un rosario es tan fundamental que muchas personas han manifestado un cambio sustancial en sus vidas para mejor.

Lectura espiritual

Puede cumplirse con la propia Biblia, aunque otros testimonios a cuerpo presente, conocer milagros de Dios y todo lo relacionado, alivia el alma.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja un comentario