Oración a Yemayá para el amor y abrir caminos

Yemayá, fue la primera diosa en vivir sobre la faz de la tierra, piadosa y llena de amor y bondad. A ella se le atribuye el poderío sobre la atracción del amor, la justicia y la misericordia. Yemayá es la deidad de todos los mares. En este interesante artículo conocerás la oración a Yemayá para el amor, salud y más. No te lo pierdas.

ORACIÓN A YEMAYÁ

¿Quién es Yemayá?

Yemayá es una deidad ancestral, un Orisha de mucha importancia en la santería. Es considerada la diosa o reina de los mares, por lo que es la protectora de los marineros y pescadores, sin embargo su protección también abarca a las madres y a sus hijos, sobre todo al momento de nacer. Es la diosa de la maternidad, reina del agua de los ríos y del mar.

El día dos de febrero se celebra y venera a Yemayá, por lo que en algunos lugares es un día festivo. Se hacen rituales donde se realizan plegarias, con ofrendas de cestas repletas de frutas, velas y productos que vienen del mar. Esta celebración honrando a Yemayá, también se realiza en fin de año.

Oración a Yemayá

Si tus deseos son mejorar la relación con tu pareja o simplemente deseas atraer el amor hacia tí, Yemayá escuchará tus plegarias en sus oraciones. La diosa Yemayá te brindará la paz que tanto anhelas. Al haber sido la primera protagonista del amor sobre la tierra, Yemayá, como deidad principal, tiene el don de la compasión.

Un maravillosos poder ancestral que le permite ser el centro de atracción para el amor, la justicia y la infinita misericordia. Yemayá no sólo te brindará tus anhelos respecto al amor de pareja, sino que también protegerá a tus descendientes y a tus seres queridos, otorgándole el deseo de ser madre y protegiéndote con su infinito amor, puesto que Yemayá sabe lo que es amar sinceramente.

Esta deidad ancestral ha sido considerada a lo largo del tiempo, como la “diosa madre y patrona de todas las mujeres”, más fervientemente la protectora de las mujeres en cinta. Una leyenda antigua asegura que Yemayá es un espíritu que habita en una de las islas de la mitología Yoruba, la isla es considerada la más importante en esa cultura, por lo que Yemayá es la madre de todos los Orishas.

Esta diosa mística es de carácter impulsivo por lo que se le atribuye que es la reina de los mares y las tormentas de los mismos son ocasionados por ella. Las mujeres a lo largo de la historia, son las más asiduas a invocar a la diosa Yemayá, por sus plegarias y favores. Los amores imposibles se hacen posibles con las plegarias a Yemayá. A esta reina de los mares se le solicita la protección del hogar bajo la gracia de Dios.

ORACIÓN A YEMAYÁ

Los feligreses suelen rezar la oración a Yemayá para solicitar la solución de diversos problemas en particular. Para iniciar la oración a Yemayá, se debe orientar sobre cuáles son los elementos que satisfacen a la hermosa y compasiva diosa del mar, puesto que esta orisha es atraída por ciertos elementos que son de su agrado, como objetos y tributos marinos.

Se debe comenzar encendiendo una gran vela blanca para proceder a entregar las ofrendas a la diosa del mar. Pueden ser dulces o frutas de cualquier tipo. Todas las ofrendas y plegarias a Yemayá deben realizarse en un ritual que dure de tres a nueve días consecutivos para que surta el efecto deseado. Preferiblemente y en tiempos impares siempre.

Es aconsejable localizar un lugar tranquilo y sereno para realizar las plegarias y rituales a la diosa, ella siente la presencia del amor sincero, por lo que las plegarias deben provenir del corazón y realizarlas con total humildad, fe y esperanza. Siempre que se invoque a la diosa con amor, ella acudirá a la respuesta, pero todo ritual debe estar acompañado de lo necesario según el tipo de petición, para que el efecto deseado se logre.

Todas las plegarias que se le realicen a la diosa del mar Yemayá, como: hechizos para el amor, fertilidad, protección a la familia y a los hijos, para la armonía en la vida, apagar las tristezas y dolencias del alma, solucionar misterios ocultos, etc, se asocian a esta diosa madre, sin embargo dependiendo de cuál es la solicitud que se le realice, su denominación puede ser modificada.

Si se invoca para la belleza física, buena suerte y para obtener beneficios en cuanto a la salud, el nombre de invocación para esta orisha sería Erzulie.

Si por el contrario la diosa se solicita para quedar en cinta por problemas de fertilidad, su nombre será Yemoja. Si lo que se desea es que el agua permita regenerar los suelos por sequía y que la cosecha sea fructífera, se invocará a Yemayá bajo el nombre de Yemana.

Todas las madre fieles seguidoras de Yemayá, que son practicantes de la religión Yoruba, saben del gran poder que Yemayá posee al influenciar a los más pequeños de la casa, por lo que suelen invocarla bajo el nombre de Emanjah, acudiendo a ella para que las ayude a educar a sus hijos.

Como se sabe, Yemayá es la patrona de las mujeres embarazadas de la religión Yoruba, por lo que suele ser invocada por ellas para que sus bebés no natos, se desarrollen con normalidad y que a su vez el parto sea excelente. El nombre utilizado para ello es el de Yemayá Olokun, el mismo que es utilizado para que los sueños de los sueños sean protegidos.

Poderosa oración a Yemayá

A continuación una oración bastante poderosa dedicada a la diosa del mar Yemayá, utilizada por sus fieles seguidores de la religión Yoruba:

“¡Oh diosa Yemayá!, tú que gobiernas las aguas, brindando tu protección a toda la humanidad.

¡Oh Divina Madre!, salva nuestros cuerpos y mentes, limpiándonos con las aguas del mar, propagando el respeto dentro de nuestros corazones, respondiendo con gran veneración a la gran fuerza de la naturaleza que tú encarnas y permite que nuestras tropas nos amparen y protejan.

Te suplicamos oh poderosísima Yemayá, Reina de las aguas este deseo a obtener.

Con todo amor y justicia te ruego dame la fuerza, dame la energía necesaria para poder soportar todo.

En tu reino el mar y bajo tu armonía quiero vivir.

Protege a mis seres queridos de todos los males y peligros.

¡Oh Salve, diosa Yemayá, soberana del Mar”.

Después de realizar esta plegaria a la diosa del mar, se debe acompañar con una novena con flores de color blanco, para realizar la súplica, luego se procede a llevar todo al mar durante el últimos día bajo la puesta del sol. El ramo de flores debe estar sujeto con un cordel o cinta de color azul celeste y deberá ser lanzado al mar junto con todo lo demás al realizar el final del ritual.

También se lanzan al mar, al unísono con el ramo, nueve monedas en tributo a los favores que la diosa del mar ha concedido. Si se desea, se pueden realizar algunas oraciones católicas, pero realizando todo con mucha fe. Cuando se realice la plegaria final a la diosa del mar Yemayá, esta se deberá hacer estando dentro del agua.

Oración a Yemayá para el amor

Si alguna persona en soledad desea hallar el amor, invoca a Yemayá con una plegaria, para que ella la ayude a hallar la pareja que tanto anhela.  Incluso si ya la tiene, tal vez sólo desee mantenerla a su lado para siempre, o hacer que regrese el amor perdido. Para cualquiera de las opciones, se invoca una plegaria bastante eficiente.

La orisha, siempre cumple las plegarias y otorga a sus fieles la paz, armonía y tranquilidad que tanto desean encontrar en el amor. La diosa le brinda a sus seguidores la serenidad del inmenso mar y la tranquilidad de sus aguas. La diosa Yemayá le otorgará a su fiel seguidor, el amor que tanto anhela a voluntad, a la vez que lo protegerá de problemas futuros en su relación, puesto que el amor que otorga es en infinita compasión.

Oración para el amor en Yoruba, no correspondido

Lo que más nos duele como seres humanos, es amar a alguien profundamente y que por alguna razón ese amor no sea correspondido de la misma manera. Por tal motivo, los seguidores de la reina del mar y del amor en la religión Yoruba, suelen elevar una plegaria en solicitud de cambio, para sosegar el dolor que causa no ser correspondido por la persona amada. De ser posible se le implora que esa persona corresponda el amor que uno desea.

Se dice que en el transcurso del tiempo, con fe en Yemayá, y oraciones continuas, se logra ablandar el corazón de la persona amada para que corresponda de igual manera y vaya cediendo a los atributos de quien la ama.

“¡Oh poderosa diosa Yemayá!

Vengo ante ti para pedir que me ayudes.

Que abras los ojos de mi amado (aquí en nombre de la persona) para que me ame con pasión, que sus ojos sean solo para mi, que sienta deseos de besarme y abrazarme.

Oh Poderosa Madre Yemayá.

Que su amor sea tan fuerte como las olas de tu mar, que su pasión se desborden como las aguas, que mi amado (se dice el nombre de la persona) sienta que no puede vivir sin mí, que solo yo lo haré feliz para siempre.

Te lo suplico oh salve mi diosa amada Yemayá”.

La oración a Yemayá debe realizarse  a diario, prendiendo una vela de color blanco y se debe colocar al lado de esta alguna fruta o algún dulce, en su defecto un poco de azúcar en un bol, hasta que se reciba el deseo solicitado, pero a cambio de los favores concedidos, se deberá realizar un compromiso ante la diosa, donde se comprometa a realizar lo mismo y ayudar a otras personas a conseguir sus sueños, haciendo público que Yemayá le concedió sus más profundos deseos en el amor.

Oración para encontrar el amor verdadero

Cuando eres fiel creyente de la orisha Yemayá y estás en busca del amor verdadero, ten la seguridad de que no tendrás que continuar buscando, el amor te encontrará y llegará a tí de formas inesperadas permaneciendo a tu lado por siempre.

Siempre que se realizan los rituales para el amor, se debe tener en cuenta que hay que solicitar cosas reales, pedir porque puedas encontrar alguien que te valore tal y como eres, con tus atributos y defectos. Que juntos puedan valorarse y construir un mundo a su alrededor y a ser mejores individuos uno con el otro.

“Madre mía, diosa poderosa Yemayá, tú que conoces mis necesidades afectivas, tú que eres mi madre y mi guía, te pido señora hoy en este dia que traigas ante mí a mi verdadero amor.

Solo tú puedes hacerlo.

¡Oh poderosa Yemayá!”

Poderoso y efectivo ritual para los amores imposibles

Si no se ha obtenido beneficios en la vida en cuanto al amor, si no has conseguido enamorarte o que te correspondan, se puede realizar el ritual a continuación, con pasos bastante simples, a partir de encender una vela de color rojo, un bol con agua limpia y purificada, sal marina, una hoja de papel de color blanco y un lápiz de color rojo.

Durante la luna llena se debe realizar este simple ritual, se coloca una cucharadita de la sal marina en un bol con el agua de manantial o mineral, dejando que la sal se disuelva sola hasta la media  noche y se cargue con la luz de la luna.

Transcurrido ese tiempo, en la hoja blanca y con el lápiz de color rojo, se debe escribir su nombre junto con las características y rasgos de la persona que se desea conquistar. Luego se procede a encender la vela y mientras se reza la plegaria a la diosa Yemayá, se quema el papel. Por último, las cenizas de ese papel se deben colocar dentro del bol con el agua y se dejará así hasta que la luna cambie.

Oración a Yemayá para lograr que regrese y se amarre a tí

Lamentablemente a veces el amor se acaba por algún motivo, por discusiones absurdas o problemas de malos entendidos, la persona que amamos decide apartarse de nuestra vida. También puede suceder que una tercera persona se interponga en el camino de esa unión y separe lo que estaba unido por el amor.

Si sabes tienes la completa seguridad de que esa persona amada que se ha ido es tu verdadero amor, puedes invocar a la diosa Yemayá para que interceda por ustedes, con diferentes plegarias. Seguramente la orisha escuchará tu pena y acudirá a ayudarte.

Ante las circunstancias de abandono del hogar por situaciones perversas, se puede acudir a la oración a Yemayá para que interceda y devuelva a su pareja, ya que sabemos que tiene bastante poder e influencia al respecto, protegiendo a las familias con problemas.

Hay una plegaria para amarrar a la pareja y así evitar que se vaya o si se va, logra que el poder de Yemayá lo impulse a regresar. A continuación una extraordinaria plegaria que hará que tu pareja no desee estar alejado (a) de tí:

“¡Oh Yemayá!, gran divinidad, Tú que eres la reina de los mares, tú que sometes la furia de los océanos con tu poderoso amor.

Concédeme la gracia de mantener en mi vida la luz de un verdadero amor.

Convierte mi hogar en un refugio para resguardar al amor verdadero.

Oh salve reina, gran sabia, compasiva y misericordiosa, apiádate de mí y no me dejes en esta soledad, apacigua mi dolor y tristeza aparta de mi vida para siempre el sufrimiento.

Haz que (nombre de la persona) vuelva a mí y con ello se cumpla el deseo de que permanezca a mi lado hasta el final de nuestras vidas. Amén”.

Oración a Yemayá para abrir caminos

Este ritual se debe realizar en un día apacible y preferiblemente soleado, para que la diosa pueda interceder por la abundancia de manera más eficaz. Debe realizarse preferiblemente un día sábado y se debe montar un hermoso altar para venerarla.

Se puede colocar una toalla, paño, mantel, etc de color celeste para dar el simbolismo del mar. Se deberá prender una vela azul claro y otra de color blanco.

Y la persona que realice el ritual debe vestirse con ropa en los mismos colores. Si posee una figura o estampilla de Orisha, la deidad hija de Olóòrun y flores de color blanco, preferiblemente rosas, deberá colocarlas en el altar, incluso puede hacer un adorno para su cabeza.

Comience las plegarias, si desea con los ojos cerrados a manera de visualizar sus sueños, luego puede abrirlos lentamente, regresando a su estado actual. Debe visualizar que la fuerte energía de la diosa comienza a despejar sus caminos y a abrirle paso ante ellos por encima de las dificultades. Aquí la oración a Yemayá:

“Dios te salve, estrella de mar, muy poderosa diosa, madre y abogada de todos navegando en un mar agitado de la vida.

Su valiosa protección de confianza en su séquito de ayudantes, sirenas, ninfas, indias del mar, para ser nuestros guías, protectores, consuelo y aliento durante las tormentas de la vida en la tierra.

Refugiándonos llenos de confianza y fe en su aura y manto de burato.

Sea nuestra guía, nuestro farol, sea siempre nuestra estrella brillante que guía, para que nunca fallezcamos o perdamos la ruta segura que nos hará alejarnos del peligros del mar agitado y de la vida material.

Por favor, acepta mi humilde devoción como símbolo de mi cariño y esperanza, para que yo puedo caminar por el sendero vital con la mente clara y el cuerpo sin los fluidos negativos que pueden dificultar mis actividades.

Que así sea”.

Oración a Yemayá para solicitar dinero en abundancia

Después del amor, lo que más desean los feligreses es la abundancia y el dinero pleno en sus vidas, por tal motivo buscan invocar a la diosa de los mares solicitando su ayuda al respecto.

En vista de que la orisha está asociada a la prosperidad y la abundancia otorgando buena fortuna en la mitología Yoruba. Una de las plegarias más utilizadas por los fieles es la siguiente:

“¡Oh Bendita Madre! Soberana de las aguas de todos los mares, Diosa radiante de luz con majestuoso poder, tu amor por tus hijos es Gigantesco, que iguala al tamaño de tu sagrada sabiduría, con la que rigen nuestras vidas desde los océanos.

Escucha Poderosa diosa Yemayá, los favores que implora mi ser, y concédeme la ayuda por la cual a ti acudo, aleja de mi toda la mala suerte, dentro de tus sagrados mares ahoga todos mis temores, tristezas, rencores y angustias, por no tener dinero suficiente.

Trae a mi (Tu nombre completo) Bondadosa Yemayá, Fortuna, dinero y prosperidad.

Gracias Majestuosa Diosa por oír mi súplica y conceder mis anhelos.

Salve, oh diosa Yemayá, Amén”.

Oración a Yemayá para quedar embarazada

Para muchos la orisha Yemayá es la patrona de las mujeres por lo que acuden a ella para la solicitud de todas las peticiones que corresponden a una mujer, entre ellas para solicitar quedar en estado. Gracias a que la diosa o reina del mar, posee un amor verdadero y compasión infinita por las mujeres que añoran tener bebés.

Es así que las mujeres que desean salir embarazadas acudan a ella orando e invocando su ayuda para poder salir en estado. No piden quedar embarazadas únicamente, también solicitan que la gestación sea pacífica y armoniosa como debe ser y que el parto sea tranquilo y que el bebé nazca sano.

“¡Oh madre poderosa!

Que Inmenso es el amor por tus hijos.

¡Oh gran soberana! Reina de mares y océanos, gran protectora del hogar y la familia, te pido noble diosa atraer el amor a mi vientre, para llenar de amor y alegría a mi hogar.

¡Oh Salve reina Yemanyá!

Te pido santa madre, que mi ruego sea atendido mandame a mi vientre un hijo, y llena mi hogar de dicha y felicidad.

¡Oh Salve reina Yemanyá!”

Oración para la salud

Tener problemas de salud a ocasionado a lo largo de la historia la depresión y tristeza de los seres humanos. Cuando presentas inconvenientes con la salud, se desgasta la energía del cuerpo, la vida se opaca y se pierde muchas veces la esperanza y las ganas de continuar. Nada como estar completamente sano para tener la paz que se necesita para estar tranquilos en la vida.

Podemos tener problemas de enfermedad mental, pero cuando se ve afectada la salud física, impidiendo la movilidad y ocasionando algún tipo de discapacidad, el ser humano llega a perder la fuerza, puesto que se llega a sentir inútil ante la vida cotidiana dentro de la sociedad.

Esto puede llegar a tener un desenlace fatal, ya que muchas veces lleva al ser humano a un fuerte estado depresivo, que puede incluso generar la muerte aún y cuando su enfermedad no lo amerite. Es ahí, cuando los fieles acuden a la diosa Yemayá, para solicitar e implorar su ayuda.

Para acudir a la diosa del amor, se realiza un pequeño ritual, donde se deberá escribir la petición y lo que se necesita de ella, en una hoja de papel de color blanco. Esta vez no importa el color del lápiz con el que se escriben las peticiones. Sin embargo, la tinta debe ser indeleble, para que el agua no la disuelva y borre. Ya que deberá arrojarse el escrito con los deseo al mar. También de deberán arrojar nueve monedas en un tamaño medio todas.

Una vez concluido el ritual, se realiza la plegaria junto con la petición, colocados cerca de la orilla del mar y frente al horizonte. En ese momento debemos solicitar el perdón de nuestras acciones a la diosa y contarle todo lo malo y bueno que haya pasado en nuestras vidas de lo cual seamos culpables. También se debe perdonar a todos lo que nos hayan hecho cualquier daño.

En este momento del ritual, debemos liberar todas las cargas que nos pesan en la espalda y dedicar el tiempo que sea necesario a esta súplica. La sinceridad del alma debe fluir para que nuestra madre Yemayá nos pueda perdonar.

Al estar liberados de todos los sentimientos de culpa, es cuando nos acercamos a la orilla del mar para invocar a la diosa Yemayá con toda nuestra fe y amor. Realizamos la plegaria correspondiente y finalizamos el ritual a solicitar los deseos que queremos no brinde la diosa del mar. Las monedas se van arrojando al mar mientras realizamos el ritual y los deseos.

Cuando terminamos con la solicitud, le realizamos una ofrenda a Yemayá para que nos de a cambio lo que imploramos. La ofrenda que se realiza es colocar un ramo de flores, preferiblemente rosas de color blanco que son las preferidas de la reina Orisha, en una cesta rodeado de frutas diversas. Luego procedemos en adentrarlo al mar, empujando la cesta, para que la corriente se la lleva a la diosa. A continuación le dejamos la oración a Yemayá para mejorar la salud:

“¡Oh gran diosa Yemayá!

Tu que eres la Madre del Mundo, eres la fuerza que mantiene la creación, Reina de todos los bienes y aliento de la vida misma.

Madre de todas las madres, siendo el mar es tu símbolo y la sal es tu marca.

Tu protección es infinita y eterna, por lo que te pido ahora ayúdanos Madre nuestra, provéenos con lo necesario para vivir, que no falte el alimento, la salud, el amor y el dinero, que no nos falten las fuerzas necesarias para seguir adelante, la fuerza que extraemos de tu inmenso mar, que no nos falte techo y hogar, y nunca llegue la enfermedad.

¡Oh salve diosa amada Yemayá!”

Oración a Yemayá para la protección

Siempre que se acuda a la diosa del mar Yemayá, para implorar una petición sobre protección, se debe encender una vela de color azul, antes de empezar con el ritual, ya que este color simboliza al agua del mar.

También se deberá colocar incienso o realizar vaporizaciones con aceites esenciales de rosas blancas, para que el ambiente esté perfumado e impregnado con ese aroma que tanto le gusta a Yemayá.

Al comenzar con las plegarias es recomendable inclinar la cabeza a manera de sumisión y respeto, dando paso a una breve meditación para despejar la mente, que debe estar concentrada únicamente en la petición a Yemayá. Seguidamente a esto, se visualiza la petición, se realiza la plegaria y se apagan la vela y el incienso.

El ritual se debe completar diariamente antes de acostarse y justamente al despertarse, con una vela de color rosado que es el símbolo del cobijo de la divinidad, la cobertura de protección de una madre para con su hijo. A continuación la oración a Yemayá:

“Oh diosa Yemayá, soberana de las aguas, inúndanos con tu sagrada protección.

Oh divina Madre, limpia nuestras auras, blíndanos contra todo mal que nos aceche purifica nuestro cuerpo y nuestro espíritu, permitid que vuestras manos nos protejan y amparen salvando con ello a toda la humanidad.

¡Salve Yemayá! ¡Reina de los Mares!”

Oración para solicitar ayuda

La orisha Yemayá madre deidad que protege con amor al mundo, es solicitada como tal por todos sus fieles creyentes, para que les proporcione ayuda y los proteja de todo mal. Yemayá es la reina guerrera de los mares, por su gran fuerza.

Según algunas leyendas antiguas, Yemayá es la madre de todos los orishas o dioses mitológicos de la religión Yoruba. La originaria, en el tiempo y promera diosa en el principio del mundo. Por lo tanto se cree que cada ser vivo a nacido de ella.

Todos los que creen en ella la invocan para su protección cuando se sienten acorralados por las circunstancias, debido a su gran poder.

La plegaria para solicitar ayuda a Yemayá se realiza como cualquier otra, generalmente usando bastantes elementos para tal fin. Durante este tipo de oración se abre una brecha o canal para mantener el contacto latente con la diosa a manera se comunicarse con el alma pura.

Sus fieles solicitan sobre muchas cosas la ayuda en los problemas cotidianos. Este ritual se realiza con ofrendas hacia Yemayá, con frutas, velas y flores como es costumbre. Si se desea que sea un efecto rápido y más poderoso, se forma una especie de poción a base de camarones, alcaparras, lechuga, huevos duros, tomate y un tipo de acelga de nombre Ochinchin.

Para esta parte del ritual se debe realizar un Ekó, en base es un tamal de maíz que se enrolla en hojas de plátano, con olelé, unos granos parecidos a las caraotas con pasta, jengibre, bastante ajo majado y cebolla. Las velas ofrendadas son blancas y azules, y las frutas son piñas, naranjas, manzanas, peras, uvas, melón, etc, también se acompaña con postres dulces. La plegaria a utilizar es la siguiente:

“¡Oh Yemayá, Yemayá! madre de las aguas y los todos los mares, inmenso es tu poder, tu fuerza y tu luz, de igual forma que lo es tu amor por tus hijos, apelando a ese amor estoy hoy, apelando a tu gran sabiduría, gobernadora de los océanos y mares, Haz que llegue hasta ti mi pedido.

Te pido ayuda para alejar de mi camino a mis enemigos, te pido ayuda para llevar en paz mi hogar.

Oh gran Yemayá ayúdame a sanar las heridas, elimina de mi los rencores y el pesar, que sea tu grandeza mi mayor riqueza.

¡Salve oh reina Yemayá!”

Oración a Yemayá para pedir limpieza

Para sanar, purificar y dar limpieza al alma, cuerpo y mente, al igual que a lugares, etc… se han mantenido rituales desde el comienzo de los tiempos, y para ello los orishas que forman parte de la religión Yoruba son expertos en el tema.

Para ello se ritualizan despojos, baños purificadores, etc, con incienso, velas y otros objetos, que suelen acompañarse obviamente de las plegarias a la deidad del mar Yemayá.

Para esto se realiza un ritual que debe continuar por ocho días consecutivos, por las mañanas al despertar preferiblemente.

Se enciende una vela grande de color azul claro. Se deben poner oche claveles de color blanco en forma circular alrededor de la vela, que luego de terminarse, el mismo día se deberá llevar al mar y arrojar los restos al mismo.  De no encontrarse cerca del mar, se puede arrojar a un río o enterrarse a las raíces de un gran árbol que sea frondoso a modo de protección. Aquí le dejamos la oración a Yemayá que suele utilizarse para este propósito:

“¡Oh divina madre Yemaya!, dueña del agua y participe del origen de la vida, tú que reinas sobre la superficie del mar, vierte sobre la humanidad tu protección, esparce una descarga limpiadora sobre nuestros cuerpos y en nuestras auras.

Que tu acción limpiadora se disperse dentro de nosotros con la fuerza de la naturaleza que tu simbolizas.

Fluidifica y descarga nuestros espíritus, cuerpos, y en todo lo que nos rodea libéralo de toda impureza que puedan haber adquirido, de todos los males enviados, de toda la negatividad acumulada, de toda hechicería echada sobre nosotros.

Permite que tus hijos nos ampren y protejan, a todos nuestros hermanos de todo mal y maldad, permite que seamos limpiados y clarificados, para que estando limpios de todo lo negativo alcancemos nuestros sueños y metas, y consigamos atraer lo benéfico a nuestra vida, ¡Oh salve reina, que así sea!”

En conclusión, la deidad de los mares, diosa y reina mitológica, primera en el mundo, madre de todos los orisha, Yemayá, es la diosa que todos los feligreses, en especial las mujeres buscan para que su vida esté protegida, bajo su infinita misericordia y compasión. Por lo que la oración a Yemayá es maravillosa para toda situación.

Si desea realizar algún ritual en busca de ayuda para esta deidad, en este artículo seguro encontrará muchas oraciones de su interés. A continuación le dejamos algunos de los enlaces que podrá encontrar en este blog, con temas muy interesantes para usted:

(Visited 1.804 times, 8 visits today)
Categorías Santería

Deja un comentario