Aprende la novena a la preciosa sangre de Cristo

La novena a la Sangre de Cristo es una de las más imploradas a nivel mundial para encomendar varias misiones de índole personal, económica, financiera y un tanto más. Descubre cómo se elabora y todos los detalles a continuación.

novena a la Sangre de Cristo

Novena sangre de Cristo: oración diaria

Esta oración está compuesta por varias plegarias más que harán de la novena a la Sangre de Cristo bastante completa de realizar. Asimismo, puede conocer la novena a las benditas almas para sanar a todas aquellas que yacen en el purgatorio, esperando una oportunidad para gozar del cielo.

Oración de perdón

Me apropio de estas humildes palabras para dedicar esta fabulosa novena a la Sangre de Cristo, por ser preciosa y perfecta purificadora de todos los pecados. Señor, quiero que a partir de este momento limpies todos mis pecados, a través de esta hermosa sangre, líquido maravilloso que recorrió cada palmo de la Cruz en señal de nuestro perdón por los pecados cometidos.

Deseo abandonar esta vida pagana, la cual no me ha traído ningún beneficio. Quiero servir por entero a Dios, hasta acercarme a él, tal como lo hiciese con el sacramento del bautismo, al recibir el líquido sagrado para distanciar el pecado original. Me deseo sumar a la promesa encontrada en el texto sagrado: “Si todos vivimos en la luz, del mismo modo en que se encuentra Dios en la luz, estaremos toda una vida unidos por la Sangre de Cristo, que viene al mundo para limpiar el pecado”. (1 Juan 1,7).

La Sangre de Cristo me limpia en todo momento y hoy reconozco que soy un pecador, que he faltado a mandamientos y sacramentos impuestos por el Altísimo. Séllame con tu sangre, hasta que quede alejado de mí todo tipo de maldad y peligro orquestado por mis enemigos. Gracias Señor, por esta sangre tan liberadora.

Amén.

Alabanzas

  • Jesús, que fue el precursor de nuestra salvación. Bendita sea tu preciosísima sangre.
  • Cristo, que dio su sangre para salvarnos del pecado. Alabada sea tu preciosísima sangre.
  • Jesús, cuya sangre nos ha permitido un contacto real con Dios. Bendita sea tu preciosísima sangre.
  • Cristo, con tu sangre nos ha unidos a todos como una familia. Alabada sea tu preciosísima sangre.
  • Jesús, cuya sangre ha servido para limpiar todas las fallas. Bendita sea tu preciosísima sangre.
  • Cristo, que queremos gozar de las promesas del cielo. Alabada sea tu preciosísima sangre.
  • Jesús, con tu sangre hemos sido más valientes y guerreros. Bendita sea tu preciosísima sangre.
  • Cristo, que tu sangre ha servido como elemento primordial en la eucaristía. Alabada sea tu preciosísima sangre.
  • Jesús, con tu sangre nos hemos servido un gran banquete hacia la eternidad. Bendita sea tu preciosísima sangre.
  • Cristo, que tu sangre ha servido para vestirnos de traje en tu reino. Alabada sea tu preciosísima sangre.
  • Jesús, con tu sangre hemos revalidado esta novena. Bendita sea tu preciosísima sangre.

novena a la Sangre de Cristo

Rezo dedicado a la virgen María

Oh virgen sagrada María, tú que fuiste más que una flor en la vida de tu hijo, a quien esperaste con mucho gozo desde el primer anuncio. Esa flor que tu hijo me compró ha servido para resarcir todos mis pecados hasta la plena conversión.

Tú, virgen dulcísima, que viviste muy de cerca el dolor de tu hijo al morir en la cruz, con su preciosa sangre recorriendo cada centímetro de su madero, te pido que atiendas esta fabulosa novena a la sangre de Cristo en solicitud de protección y amor fraterno de Cristo bendito.

Por esa sangre, que brotó por todo el cuerpo del Mesías y que diluyó en sus manos lastimadas a través de los clavos, solicito la renovación de mis promesas bautismales para alejarme de todas las tentaciones ofertadas por el demonio. Virgen clemente, suplico que prestes atención a esta novena de la sangre de Cristo, poderoso líquido que ha sido el sello para cada uno de sus fieles en el perdón de los pecados.

Aquella sangre que brotó del cuerpo lastimado de Nuestro Señor, es un claro sinónimo del arrepentimiento de nuestros pecados. Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero, especialmente por los devotos que están alejados de la iglesia. Cuida y protege a todos los sacerdotes, ministros laicos, obispos y al Sumo Pontífice, para que siga defendiendo los intereses de nuestra amada Santa Iglesia.

Amén.

Oración de la sangre de Cristo

Señor Jesús, con tu poderosa sangre sellamos con máxima protección a todas las personas que invocan esta importante oración. Cuando el enemigo intente hacer daño, oh Jesús, baña nuestro cuerpo con el líquido sagrado para que nada pueda ocurrir en nuestra contra.

Con el poder de la sangre de Cristo sellamos toda maldad que rodea el ambiente a través del aire, agua, fuego y tierra. Que el abismo del infierno no sea capaz de alcanzarnos, porque en el cielo queremos estar abrazados, cerca, muy cerca del Altísimo para contemplar su trono en compañía de sus ángeles inseparables.

Con el poder de la sangre de Cristo impedimos a toda costa que la maldad se haga presente en nuestros corazones. También te rogamos para que la presencia de María, la virgen, llegue a cada rincón, a todos los lugares para engalanar nuestros hogares y negocios con su luz infinita, en compañía de Miguel, Rafael y Gabriel, como sus custodios más confiables. Arrúllanos, madre mía, como lo hicieses con Cristo al momento de nacer, para sentir tu amor materno en momentos difíciles.

La sangre de Cristo tiene poder y con ella queremos sellar nuestro hogar, para que el rastro de la maldad no logre cruzar el umbral de la puerta. Sellamos en protección a todos los miembros de la familia y demás integrantes que viven en ella (acá se mencionan a todas las personas que residen en ella). Del mismo modo, que el Todopoderoso la surta de alimentos, bebidas, salud, amor y unión, hasta constituir un hogar admirable frente a los ojos de Dios.

Con la sangre de Cristo deseamos la protección de animales y objetos de valor a que sean robados por personas desalmadas. A nuestras mascotas, para que sigan colmando de alegría cada uno de los hogares. A los niños más pequeños, que son inocentes y por consiguiente, víctimas fatales de la maldad que depositan sus ojos oscuros en ellos. Pronto bautismo para ellos.

Con el poder de la sangre de Cristo sugerimos que protejas cada establecimiento, bodega, negocio o colegio donde permanezcamos la mayor parte de nuestro tiempo. Otorga prosperidad para todos los días, para cumplir con todos los deberes en el trabajo o escuela. Para que las empresas e instituciones (mencionarlas) siempre funcionen de manera acorde para rendir mejor.

Rito de sellamiento

Yo (decir el nombre completo) me declaro tu más fiel seguidor, Todopoderoso. Me rindo ante tu majestuosa presencia para contemplar la caída de sangre que está presente en tu santo rostro. Ante ti me ato, para que siempre se haga tu voluntad. Ante ti abro mi corazón, para que en él sea embargado de amor y misericordia para mis otros hermanos.

En nombre de Nuestro Señor Jesucristo sello que su sangre siempre será mi escudo protector para frenar cualquier acción de maldad que intenten en mi contra cada uno de mis enemigos.

Yo sello mi corazón, para que esta novena a la sangre de Cristo preciosísima logre limpiarlo de muchos sentimientos negativos como odio o resentimiento, que pueda a llegar a sentir por alguien que ha ejercido mucho daño sobre mi persona. Con los bienes materiales y espirituales también hago un sellamiento, para que todo permanezca estable en mi vida.

Yo (repetir el nombre) a partir de este momento pretendo sellar mi espíritu con la poderosa sangre de Cristo. A partir de ahora mi voluntad le pertenece, porque su líquido rojizo es el sello que me mantendrá conectado a él para siempre.

Oh Dulcísima virgen María, depura los despojos malignos de mi ser con esta majestuosa sangre, sangre derramada por tu hijo para el bien de los hombres. Sello con su sangre a mis hermanos e hijos (nombrar a cada uno de ellos) para que no se vean tentados por el demonio en su afán de dañarlos.

Baño de sangre

Oh fiel clemente Jesucristo, que padeciste de terribles humillaciones con la lanza atravesada en tu cuerpo en la cruz. Imploramos que tu sangre purificada permita alejar todos los pecados que carcomen el alma. Con este baño me declaro tu fiel seguidor, hasta enaltecer tu riquísima sangre, que ha salvado a toda una nación de la condena perpetua. Que se cumplan los favores a pedir en la novena a la Sangre de Cristo (explicar con mucho detalle los favores a cumplir con mucha fe).

Amén.

Oración dedicada a Jesús

Señor Jesús, que diste tu vida por nosotros en la cruz, reitero mi profundo amor por ti ante este acto de sacrificio. También pido para ser tu fiel devoto(a) hasta beber el torrente de tu sangre hasta efectuar mi sellamiento. Tu preciosa sangre se encargará de apagar la llama del odio, saciar la sed, otorgar valentía, alejar temores, limpiar pecados y auspiciar la vida eterna.

Al final de esta pequeña oración todos responden: “Señor, bendito seas por esa sangre que derramaste por mí”. 

Oración de Sellamiento con la Sangre de Cristo

Día primero

Una vez finalizada la oración diaria, dará inicio la secuencia de los días para la novena a la Sangre de Cristo. Cabe mencionar que también puede indagar un poco más la Corona de misericordia.

Efesios 1,7: En un profundo acto de amor, Jesús ha derramado su sangre para la absolución de nuestros pecados“.

De acuerdo al testimonio de Libardo, él no estaba convencido que la Sangre de Cristo tuviese poder alguno; o al menos no como lo llegó a imaginar. Un día, gracias a una fuerte depresión que sufrió, tenía una imagen clara que la solución para sus problemas era el suicidio.

Su último deseo antes de morir fue recibir un baño con esta sangre, hasta que de forma oportuna sintió que algo oprimía su pecho. A partir de ese momento, Libardo sintió que su corazón estaba resurgiendo hasta retomar sus deseos por vivir.

Coro 

NOTA: Los coros en la novena a la Sangre de Cristo serán reiterativos, por lo cual se repiten en los días necesarios hasta el final del Rosario.

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día segundo

Es necesario reconsiderar que Dios es el Padre de todo lo creado. Cualquier persona u objeto que veamos alrededor es la obra más perfecta del Altísimo. Además de esta novena, puede conocer la oración a la Sangre de Cristo para cada día, bastante efectiva.

Colosenses 1,20: Por medio de Cristo, el universo entero se encuentra en absoluta paz desde el momento de su muerte y resurrección. Tanto en la tierra como en el cielo se goza de una gran armonía. La paz ha llegado a través de la Sangre de Cristo, cuando inició su derramamiento en la Cruz sagrada“.

El resentimiento y la mala voluntad de Maritza hicieron de ella una mujer bastante negativa y con pocas amistades, gracias a su forma de ser hostil. Peor aún, tenía una imagen nefasta sobre sí misma, dejando en claro una gran falta de autoestima en su ser. Peleaba con todos y hasta con ella misma; sin duda, una mujer bastante atormentada y alejada de los preceptos divinos.

Un día determinado, Maritza al ver que su mala actitud alejaba a las personas, en lugar de atraerlas, dedicó varios minutos para invocar la oración a la Sangre de Cristo para cambiar su paradigma. Gracias a ella, pudo perdonar a la persona que más daño le ha hecho en su vida, sin quedar un ápice de rencor y resto de sentimientos adversos que envenenan el alma. Desde ese momento, Maritza transformó su alma en bondad y misericordia, por perdonar a quienes la ofendieron en el pasado.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día tercero

Aceptar el perdón de todos los pecados cometidos es una clave importante para hacer sentir el día tercero de la novena a la Sangre de Cristo. Por si no es suficiente, puede indagar más sobre los versículos o citas bíblicas para la confesar los pecados.

1 Juan 1,7: Si nosotros vivimos en la luz, así como Dios está en la luz, entonces habrá una unión fraterna entre cada uno de nosotros por la Sangre de Cristo. Su hijo será capaz de limpiarnos todo el pecado cometido“.

En la tercera etapa de la novena a la Sangre de Cristo llega la historia de Rocío. Siempre se sintió incomprendida por Dios, sintiendo que tal vez él la abandono, por los infortunios que han acontecido en su vida. Ella se sentía indigna de Dios y por ello no estableció una conexión espiritual con él, así como tampoco se acercaba para recibir el sacramento de la comunión, al sentir que no era merecedora del cuerpo y la sangre de Cristo.

Sin salir de su error, Rocío tomó La Biblia hasta que circunstancialmente dio con el versículo de Juan, hasta que éste cambió su vida para bien. En ese instante entendió que Dios es un gran manantial de amor y que la Sangre de Cristo es un gran recurso protector que soluciona penas terribles, siempre y cuando la buscan con gran fe. A través de ese torrente, ella se sintió perdonada y sobretodo, merecedora de ser considerada como hija de Dios.

Después de llevar una larga trayectoria sin cumplir con algún sacramento, 25 para ser precisos, Rocío se acercó hasta la iglesia más cercana para confesarse. Esta acción la condujo hacia un camino de paz interior y bienestar que nunca antes había experimentado.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día cuarto

Tal y como se ha expresado a lo largo de este post, la sangre de Cristo tiene poder y es imprescindible tener conciencia de ello para efectuar esta novena.

Hebreos 9, 13-14: Es verdad que aquellas cenizas que pertenecen a los chivos y la sangre de los toros y becerros son implementados para limpiar el alma de los que están impuros. Desde luego, ellas tienen poder para purificar por fuera, pero imagínense.

¿Cuánto será el poder calculable en la Sangre de Cristo para hacer esta misma tarea? Cristo se ofreció a sí mismo para un noble sacrificio que permitió la salvación de todos los hombres en el mundo. Su sangre ha limpiado nuestras conciencias, para aceptar que la muerte es un generoso proceso que conduce a otra vida“.

Eloísa es un testigo clave para comprobar que efectivamente la Sangre de Cristo es un elemento que desborda en poder. Su esposo era un desobligado que asistía todos los días al bar hasta embriagarse. La mujer fue víctima en múltiples ocasiones de violencia doméstica. Ella soñaba con dejarlo ir para no sufrir más de sus maltratos, hasta que un consejero se acercó a ella para decirle que por cada intento que hiciera por levantarle la mano, invocara la oración a la Sangre de Cristo.

Una noche, el esposo llegó borracho con la oscura intención de maltratar y abusar de Eloísa, pero ella se adelantó al hecho verbalizando “Sangre de Cristo, protégeme siempre“. Lo extraordinario del caso es que la mano del borracho se devolvió a sí mismo, causándose el daño que pretendía hacerle a su mujer.

Efraín nunca más intentó levantarle la mano a su esposa. Por su parte, Eloísa ante una situación riesgosa siempre imploró “Sangre de Cristo, protégeme siempre” hasta sentirse más segura que antes.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día quinto

Apocalipsis 5,9: El día que fuiste sacrificado hasta el punto de verter la sangre en la Cruz, te has ganado el respeto de todas las razas, pueblos, lengua y nación“.

Apocalipsis 1,5: Jesucristo es el testigo fiel de la resurrección, por ser el primer hombre de hacerlo a los tres días de conmemorada su crucifixión. Ahora, él tiene el control sobre el reino de la tierra. Con el derramamiento de su sangre, Cristo nos ha amado, hasta perdonar los pecados“.

Para el quinto día, hay otra persona que en principio no tomó en cuenta el poder de la Sangre de Cristo. En esta oportunidad, Claudia fue víctima de adulterio, cuando su esposo de varios años la abandonó para irse con otra mujer, quedando devastada y con un gran pesar en su alma.  Empezó a cambiar su personalidad hasta sentir un profundo resentimiento contra su esposo y amante.

Aunque sea un paisaje paradójico. Claudia sin ningún tipo de malicia empezó a sellar al esposo y su amante a través de la sangre poderosa. En un par de meses aproximadamente, su marido terminó su relación adúltera, hasta el punto que el hombre regresó a su hogar sumiso y complaciente. Aquella relación extramarital quedó disuelta por completo.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día sexto

Aceptar la Sangre de Cristo en nuestras vidas, es una señal clara que estamos bendecidos y en victoria por siempre.

Hebreos 10,19: Ahora hermanos, por el poder de esta sangre, podemos entrar sin miedo al santuario“.

Alicia retuvo en su mente por mucho tiempo una idea equivoca: que las personas buenas solo recibían bendiciones infinitas de Dios. Un día su percepción empezó a cambiar cuando siguió bastante cerca una lectura referente a la Sangre de Cristo.

Ella dedujo que este líquido derramado es una señal para el perdón de los pecados. Posteriormente inició una novena a la Sangre de Cristo hasta que su vida dio un vuelco inesperado hacia el bien. Nunca más sintió miedo, nunca más tuvo temores en cuanto a sus decisiones.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día séptimo

A partir de este día inicia la etapa cumbre en la novena a la Sangre de Cristo. Hay que aceptar que esta sangre está capacitada para expulsar todos los demonios retenidos.

Apocalipsis 12, 9-11: Aquel día fue expulsado el terrible dragón, que con fiereza atacaba en forma de serpiente. Él, pues es el demonio, que logró seducir a casi todo el mundo. Cuando estos ángeles demoniacos estaban en tierra, escuché en el cielo una voz exclamar:  ¡Ya llegó la salvación! Entonces, el demonio fue expulsado del plano terrestre para que las atribuciones de Dios se hicieran notar“.

Rodolfo experimentó una ruleta rusa en su vida, pasando de la opulencia a la austeridad, En su casa tenía que resolver miles de inconvenientes, por ser el pilar de la misma. Todos los días, en un sitio distinto, empezó a rezar la novena a la Sangre de Cristo hasta que la ruina se volcó en abundancia.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día octavo

Éxodo 12,13: La Sangre de Cristo será una señal para que indiquen dónde están las cosas. Cuando yo hiera a los egipcios hasta la muerte, descuiden, porque ustedes no morirán. Veré la sangre y seguiré mi camino“.

Rosmary siguió muy de cerca la cita de éxito hasta ponerla en práctica, teniendo en cuenta que la sangre del cordero protegió a una aldea entera. Llegó a la conclusión que fue la misma Sangre de Cristo la que evitó que las casas se derrumbaran en el contexto egipcio.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Día noveno

Mateo 26, 27-28: Miro a sus discípulos, tomó su copa y dirigió las siguientes palabras: Beban todos ustedes de esta copa, porque esta es mi sangre, sangre que será derramada por todos ustedes y el perdón de sus culpas. Con ella confirma mi pacto hacia ustedes“.

En la ciudad de Italia, un sacerdote no estaba convencido sobre el poder de la Sangre de Cristo y la bondad de la hostia. En pleno acto litúrgico, la hostia que sostenía en sus manos se convirtió en un trozo de carne; y el vino, en sangre. Unos analistas científicos dedujeron que ninguno de los habitantes tenían ese tipo de sangre, al tomarse como pura y sin igual.

Coro

Oh clemente Cristo Redentor, tú que venciste a la muerte y te llenaste de gloria. Tienes un gran poder desde el momento que padeciste en la cruz. Librantes del hambre y resto de carencias, para ustedes que sean cubiertas sus necesidades con la Sangre de Cristo. Tu sangre tiene poder, porque ha calmado todo mi ser. Sangre redentora, protege a cada integrante de mi familia contra el mal y la desdicha.

Entrégame, oh querido Jesús, tu sangre derramada por nosotros, Señor. Quiero embriagarme de ella hasta obtener muchas victorias en tu nombre. Que la fuerza opresora que intenta lastimarme quede sellada para siempre, hasta que esté de vuelta mi tranquilidad con este maravilloso líquido equivalente a salvación. Tu sangre tiene poder y nosotros hemos sido limpiados para revalidar nuestros votos cristianos.

Novena Original de la Sangre de Cristo
(Visited 22.936 times, 83 visits today)

Deja un comentario