Oración a San José de Cupertino para los Estudios

Si tienes problemas para estudiar o pasar los exámenes, conoce la vida y  la poderosa oración a San Cupertino. Este santo sabe los padecimientos que sufrimos como estudiantes y mediante esta plegaria intercederá en tu camino para que todo salga bien. Conoce aquí un poco de su vida y su maravillosa oración.

Oración a san Cupertino

Oración a San Cupertino

Este Santo nació en 1603 en un pequeño pueblo de Italia, llamado Cupertino. El niño vino al mundo en extrema pobreza, en un cobertizo cerca de su casa; pues su padre había perdido el lugar por atraso en los pagos. Luego de un tiempo su padre murió, y su madre sumida en la desesperación de las necesidades, trataba a José de manera dura y descuidada.

Así creció José en este entorno hostil, sin embargo no albergo malos sentimientos en su corazón. Por el contrario, era tan inocente, que frecuentemente pecaba de distraído. Además, dadas las carencias económicas de sus familia, estudió muy poco y aún así se le hacía difícil.

A los 17 años sintió un fuerte llamado de Dios, a la vida religiosa. Intentó ingresar a la orden de los franciscanos, pero dada su poca formación académica, fue rechazado. Luego pidió que lo admitieran en los capuchinos y fue aceptado como hermano Lego. Sin embargo, luego de ocho meses fue expulsado por ser en extremo distraído. Se le caían los platos al llevarlos al comedor, se le olvidaban los oficios encomendados, entre otros.

Pero este muchacho a pesar de las dificultades y de lo difícil que se le hacía aprender las cosas, nunca se dio por vencido. Rogó a un tío franciscano que lo dejara entrar a la orden como mandadero, y así lo hizo. Gracias a su humildad, obediencia y dedicación, fue ganándose el cariño de todos los frailes de la orden. Tanto así, que en 1625 fue admitido en la orden franciscana por voto unánime y le pusieron a estudiar para convertirse en monje.

Oración a san Cupertino

Milagros como Estudiante

Ahora, te preguntarás ¿Por qué la oración para el estudiante a San José de Cupertino es tan efectiva? Bueno, como ya sabemos, a este muchacho se le dificulta el estudio. Sin embargo su comportamiento agradaba a Dios y recibió su ayuda para poder ordenarse a el sacerdocio.

El primer milagro, cuenta que José tenía un examen y solo podía explicar bien la frase “Bendito el fruto de tu vientre Jesús.” Entonces el jefe de los examinadores dijo: Voy a abrir el evangelio, y la primera frase que salga es la que tendrás que explicar.” Pues adivinen cual salió; justamente aquella que José se sabía “Bendito el fruto de tu vientre Jesús”

El segundo milagro, se presentó el día del examen final. Allí donde los religiosos debían ser entrevistados por el obispo. Cabe destacar que esta prueba era definitiva para saber si eras ordenado o rechazado. Pues sucedió que los primeros diez frailes que pasaron antes que José de Cupertino, respondieron muy bien. Tanto, que el obispo suspendió el resto de las pruebas diciendo: “¿Para qué seguir examinando a los demás, si todos están tan formidablemente preparados?  Adivinen quien venía luego, nuestro humilde y tenaz José de Cupertino.

Así, este joven se ordenó al sacerdocio y entregó su vida con devoción y dedicación a Dios. Es por esto que se considera el Santo de los estudiantes, dada las dificultades que debió vencer para poder lograr sus objetivos. A continuación, encontrarás la oración a San José de Cupertino para los exámenes. Cuyo poder a ayudado a muchos jóvenes que tienen dificultades con el aprendizaje de una asignatura.

Espero que la utilices con mucha fe y humildad, para que este santo interceda en tu beneficio y logres aprobarlo.

Oración poderosa a San José de Cupertino

“Querido Santo, purifica mi corazón, transfórmalo y hazlo semejante al tuyo. Infunde en mí tu fervor, tu constancia y tu fe. Querido Santo, tú que perteneces a la corte celestial; muéstrame tu bondad ayudándome y yo me esforzaré en imitar tus virtudes.

Amable hijo de Dios, que con tu gracia y humildad lograste atravesar duras pruebas; intercede en mi favor en esta asignatura. San José, tu que me entiendes como estudiante que fuiste, permite que mi mente logre adquirir los conocimientos que necesito.

Querido protector mío, el estudio frecuentemente me resulta, difícil duro y aburrido; tú puedes hacérmelo fácil y agradable. Yo te prometo un mayor esfuerzo en aprender y una conducta más digna de tu agrado.

Oh Dios, que dispusiste la importante misión sobre tu hijo unigénito elevado sobre la tierra en la Cruz. Concédeme que mediante la intervención de tu seráfico hijo José de Cupertino, pueda alcanzar las metas que me he propuesto.

Ayudándome a vencer las tribulaciones y merezcamos llegar al Él, que contigo vive, por los siglos de los siglos. Amén”

No te vayas sin antes leer los siguientes artículos:

La mejor oración del estudiante para la mañana

Descubre aquí la Oración milagrosa para los estudios 

(Visited 19 times, 1 visits today)

Deja un comentario