Padre Nuestro para niños: como enseñarlo y más

Uno de los discípulos de Jesús, fue quien le pidió que le enseñara a orar y tras esto es que nace el Padre Nuestro que conocemos hoy en día. Esta fue una oración que nos reglo nuestro amado Jesús. Es por esta razón que el Padre Nuestro para niños, debe considerarse una forma de enseñar a los más pequeños a conectarse con el Padre Creador del cielo y de la tierra.

padre nuestro para niños

El Padre Nuestro para niños

Según se relata, el Padre Nuestro para niños nace tras la petición de uno de los discípulos de Jesús, relacionada a la enseñanza de practicar la oración como el hijo de Dios lo realizaba con su Padre.

Jesús decide enseñarles la oración del Padre Nuestro que hoy en día forma parte de la consagración que nos permite conectarnos con Jesús. Esta se puede considerar por lo tanto, un regalo por parte del Salvador, convirtiéndose en una representación de la oración cristiana fundamental.

Se debe mencionar que a esta oración también se le denomina oración del Señor. Esto se debe a que nos la otorgo Jesús. Además de ello, en esta oración se piden las cosas en el orden más conveniente para nuestras vidas.

Por lo tanto, es fundamental entender que el Señor Todopoderoso siempre sabe que es lo mejor para nosotros. Es por ello, que a través del Padre Nuestro podemos entablar una conversación con nuestro Padre Celestial.

De igual forma, es importante destacar que se trata de vivir las palabras que posee esta oración del Padre Nuestro para niños. Por lo que no debemos únicamente repetirlas sin analizar lo que se está diciendo en cada una de ellas.

Explicación del Padre Nuestro

Lo más importante que debemos preguntarnos es ¿Quién nos enseñó la oración del Padre Nuestro? Tras esto, debemos estar conscientes que fue nuestro amado Salvador Jesús.

Se relata que fue un día en que los apóstoles le pidieron que le enseñaran como debían orar correctamente a su maestro. Tras esto Jesús decidió componer una oración para ellos y también para todos los creyentes en Dios y el cristianismo.

Esta historia se encuentra plasmada en la biblia, Mateo 6: 6- 15. Debemos por otro lado, tener en cuenta que es necesario que analicemos frase por frase que conforma el Padre Nuestro. Con el objetivo de aprender a entender que significa cada una, para así poder conectarnos con el Señor de una manera mucho más sencilla.

Saludo

Inicia con el Padre Nuestro tú que estas en los cielos: esta frase se enfoca en dar inicio con la presencia del Señor de los cielos y de la tierra. Para poder adorarle, amarle y bendecirle sin problema alguno.

Padre: en el momento que decimos que es nuestro padre, nosotros procedemos a admitir que somos nosotros sus hijos. Por ende, tenemos el deseo y a su vez el compromiso de comportarnos como sus hijos. Lo que quiere decir que tras esto, que deseamos parecernos a él. Además de ello, demostramos que confiamos en nuestro amado Padre Celestial.

Padre nuestro

En el momento que procedemos a decir Padre nuestro, procedemos a reconocer las promesas de amor que él nos da como hijos que somos. Esto se debe a que el Padre Celestial ha querido ser nuestro Padre. Por lo que nos da a entender que él es un padre lleno de bondad, amo y fidelidad. Padre nuestro significa que mío, de Jesús y todos aquellos que crean en la religión cristiana.

Que estas en el cielo

El cielo es el hogar del Señor Todopoderoso, por lo tanto tenemos que entender que no es un lugar, más bien es una manera de estar. El Padre Omnipotente está dentro del corazón de sus fieles, pues el ama a quien confía y cree en su amor hacia nosotros. Dios tiene el poder de habitar dentro de nuestra alma siempre y cuando se lo permitamos. Él no se encuentra afuera del mundo, su presencia abarca más allá de lo imaginable, todo lo que podemos ver y tocar.

Las siete peticiones

Después de lograr ponernos en presencia del Padre Todopoderoso, desde el fondo de nuestro corazón, debemos proceder a decir las siete peticiones, que son a su vez las siete bendiciones.

Santificado sea tu nombre

En este momento decimos que el Señor Todopoderoso es alabado y a su vez santificado en cada nación que existe. Lo que a su vez nos permite entender la importancia que tiene para cada  hombre.

Esto a su vez nos demuestra que depende de nuestra vida y a su vez de nuestra oración que su nombre sea santificado o no. Por lo que pedimos que logre ser santificado porque lo apoyamos. De igual forma pedimos que los otros lo santifiquen, a pesar de que aún no les ha llegado la gracia que Dios nos da.

Con esto le expresamos a Dios el deseo que tienen todos los hombres por ser conocidos y a su vez agradecidos por el amor que él nos da. De igual forma, demostramos el deseo que tenemos que el nombre de Dios sea conocido y pronunciado por todos los hombres.

Siempre buscamos que al igual que nosotros los otros hombres pronuncien su nombre de manera santa, para bendecir. En busca de que no se blasfeme en su nombre. Debemos bendecir el nombre de Dios a través de nuestra propia vida.

Venga a nosotros tu reino

Cuando se habla del reino del Señor, nos enfocamos en que lo debemos hacer presente en nuestra vida. Con el fin de hacer crecer su bendito reino. De igual forma, a través de esto, expresamos el deseo porque llegue el regreso a la tierra de nuestro Salvador Jesucristo.

Jesús vino a la tierra como hombre y a su vez nació de manera humilde y esparció sus enseñanzas del mismo modo. En el fin del mundo, Jesús volverá a venir pero representando el reinado de Dios y de los hombres.

Con esto, se trata de ayudar a fomentar el evangelio y a su vez la conversión de todos los hombres. Para que conozcan y amen a Dios Todopoderoso. De igual forma, con esto se pide por el crecimiento del reino del Señor Celestial.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo

La voluntad de Dios representa para el hombre la salvación. Pues de esta forma podremos estar junto a él.  Lo que quiere decir que pedimos que nuestra voluntad sea la suya, para así salvar al hombre.

Con el fin de eliminar el error en la tierra, para que así reine la verdad, para que el vacío sea destruido y pueda florecer la virtud.

Danos hoy nuestro pan de cada día

Cuando decimos danos nos enfocamos en dejar que Dios nos dirija con toda la confianza en la que un hijo se deja dirigir por su padre. En el momento que decimos nuestro pan, hacemos referencia al pan que comemos de manera satisfactoria, con el fin de satisfacer nuestra alma.

Además de ello, hacemos referencia al hambre que hay en el mundo, resaltando los dos tipos que hay. Por lo que demostramos que podemos ayudar a aquellos hermanos que necesiten de nosotros.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden

Esto hace referencia a que como carne débil que somos, los hombres pecamos, los que nos lleva a alejarnos del Padre Todopoderoso. Es tras esto, que tenemos la obligación de pedirle perdón, pues esto es una ofensa para él.

Lo que nos permite entender que al recibir el amor de Dios debemos contar con un corazón limpio y lleno de pureza. Dejar atrás los corazones duros incapaces de perdonar y ser perdonados.

Mientras que como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden: habla directamente del perdón que debe nacer desde el fondo de nuestra alma. Es importante entender que para lograrlo necesitamos la ayuda del Espíritu Santo. Recordando siempre que el amor es más fuerte que el pecado.

padre nuestro para niños

No nos dejes caer en tentación

El pecado se considera el fruto de consentir la tentación en nuestra vida. Esto quiere decir que es aquella invitación que se le da al mal para que obremos de manera incorrecta.

Con esta suplica, le pedimos a Dios que no permita que tomemos el camino del pecado, que nos lleva hacia el mal. El Espíritu Santo nos ayuda a eliminar de nuestra vida la tentación. Por ello, con este Padre Nuestro para niños demostramos su importancia.

Y líbranos del mal

El mal es Satanás, es decir el ángel rebelde que Dios amaba. Con esto le pedimos al Señor Todopoderoso que nos resguarde de él. De igual forma pedimos que los males del pasado, presente y futuro se alejen de nuestras vidas.

También hacemos una petición por la paz y a su vez la gracia que solo Jesús puede darnos a través de su amor por nosotros.

Amén

Quiere decir que así sea.

Nota: como te diste cuenta, el rezar el Padre Nuestro es una forma de pedir a Dios por nuestra seguridad. De igual forma en este Padre Nuestro para niños, aprendemos a entender el compromiso que tenemos como hijos de Dios.

Si deseas leer un poco más sobre temas relacionados a esto, te recomendamos los siguientes artículos:

(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja un comentario