El Salmo 37 Católico de la Santa Biblia Cristiana

El Salmo 37 católico, es uno de los salmos perteneciente a la sagrada escritura del Libro de Salmos, a través de este se expresa la indignación de los justos que no entienden porque aquellos que obran en base al mal les va bien y prosperan mientras que ellos por el contrario no, y viven en la aflicción. Si quieres saber más no dejes de leer.

salmo 37 católico

Salmo 37 católico

Expresado previamente, el Salmo 37 católico es uno de los escritos del libro de Salmos de la santa biblia cristiana que busca que el lector a través de su poema note y aprenda sobre la existencia de dos tipos de personas, los buenos y los malos.

Este salmo fue escrito en su momento por el Rey David cuando ya se encontraba en avanzada edad, y por ende había vivido y obtenido experiencias con Dios, con su familia principalmente con sus hijos, con sus compañeros y amigos y también con sus enemigos.

Por lo que siendo iluminado y guiado por el Espíritu Santo decide escribir el salmo 37 católico en el que determina la existencia de dos tipos de personas, primero aquellos que obran en base al bien y segundo, aquellos que obran por el mal, en otros términos los hijos de Dios y los hijos del mal.

En el caso de los hijos de Dios se hace referencia a aquellos que buscan cumplir y hacer la voluntad del señor, que en base a las palabras y el aprendizaje sagrado obran para hacer el bien y así dar fuerza a su propia fe.

En cambio, los hijos del mal o los malos, son aquellos que ignoraron al señor en el transcurso de su vida y por tanto no cumplieron con la voluntad del señor.

Es importante destacar que cuando nos referimos a los hombres malos no solo se trata sobre los asesinos, violadores o los que secuestran y terminan encerrados, sino también a aquellos hombres que no sirvieron a Dios, no se rindieron ante él y no se acogen a su voluntad.

A través de este salmo se quiere dar a enseñar porque los buenos no deben de tener envidia de los malos, ya que existirán ocasiones en que observamos como ellos prosperan y tienen éxitos en lo que desean; mientras que los buenos sufren y padecen de persecuciones, no entran en negocios ilícitos, respetan a su matrimonio, entre otras acciones y no se les he gratificado.

Por lo que el salmo 37 católico funciona como una lupa, a través de la lectura de este te darás cuenta que el mismo nos recuerda que no debemos alejar la mirada de las cosas temporales y presentes, por el contrario debemos fijar la vista en aquello que es eterno y futuro.

salmo 37 católico

Esto se debe a que, aquellos que prosperan haciendo el mal, en el momento se encontrarán bien, pero a medida que pasa el tiempo este sentimiento de bienestar disminuye y no tendrán éxito; ellos se alejaran de la presencia divina del señor.

Por el contrario los hijos de Dios que obedecen su voluntad, a pesar de pasar por momentos difíciles siempre lograrán el éxito porque ellos obedecieron la voluntad de señor, y son ellos quienes estarán presentes con Dios en su reino y heredarán la tierra.

Visto esto, a continuación se te presentará el Salmo 37 Católico expresado en la Santa Biblia:

No te enojes a causa de los maleantes, no envidies a aquellos que actúan injustamente. Porque como la hierba se secaran y marchitaran.

Cree en Dios y obra por el bien, vive en este mundo y siembra la fidelidad. Coloca tu goce en manos del señor, él te otorgará lo que desea tu corazón.

Encomienda a Dios tu camino, confía en él ya que actuará. Concebirá tu justicia como luz resplandeciente, y tu derecho como el mediodía.

En silencio cree en él y haz que la espera sea paciente. No te molestes por el que triunfe en su rumbo, por aquel que actúa con sus intrigas no triunfará.

Aparta de ti la ira y el furor, no te irrites ya que sólo harías lo malo. Recuerda que los injustos serán extinguidos, mientras que los buenos tendrán la tierra.

Espera un poco, que el malo ya no existirá, y cuando lo busques en su lugar no lo encontrarás. Sin embargo los humildes tendrán la tierra y se encantaran con los frutos prósperos.

salmo 37 católico

El injusto trama contra el honesto, rechinando sus dientes. Mientras tanto el señor se ríe de él porque ve que ya su día llegará.

Los malos sacaron su espada para debilitar al afligido y al necesitado, para matar a quienes son rectos en la voluntad de Dios. Ellos no saben que esa espada atravesará su propio corazón.

Mejor es lo poco que tiene el justo que lo mucho que tienen los injustos, ya que los brazos de los malos serán quebrados, sin embargo Dios sujeta a los buenos.

Dios sabe cuales son los días de los buenos, y su herencia será eterna, no serán avergonzados en los períodos malos, y en días de hambre se llenaran. Por el contrario los injustos perecerán, y los enemigos del señor desaparecerán, se desvanecerán como el humo.

El impío pide prestado y no paga, mientras que el justo es caritativo y da. Porque aquellos bendecidos por Dios heredarán la tierras, mientras que los malos serán eliminados.

El señor determina el camino para cumplir con su voluntad y se deleita de quienes siguen el buen rumbo.  Cuando el bueno caiga no será derribado porque la mano de Dios lo sostendrá.

Yo fui joven y ya soy viejo y no he visto al justo desamparado, ni a su descendencia mendigando pan. Cada día el señor es compasivo y bendice a la descendencia del justo.

Aléjate del mal y haz el bien, y tendrás morada para la eternidad. Porque el señor ama la justicia y no desatiende a sus santos.

Los descendientes de los buenos son preservados para siempre, mientras que los descendientes de impuros no son preservados.

Los justos disfrutarán de la tierra y en ella morarán, sus bocas son sabias y sus lenguas expresan rectitud. La ley de Dios está en sus corazones, ellos no vacilan al caminar.

El injusto escruta al bueno y busca asesinarlo, pero el señor no lo dejará, ya que en sus manos está la vida de ellos, él tampoco permitirá que lo culpen cuando sea juzgado.

Espera en Dios y aguarda por su camino, él te exaltará para que disfrutes de la tierra. Tú verás cuando los malos se desvanezcan.

He visto al injusto violento expandirse como el árbol frondoso en su propio suelo, y luego paso y ya no está, y aunque lo busque no lo encontre.

Observa al que  es honesto, que es recto, éste hombre de paz será el que tendrá descendencia. Pero los malos serán acabados de una.

La salvación de los buenos viene de Dios, él es su fortaleza en tiempos de angustia.  El señor los ayuda y libra del mal, de los injustos, los salva porque él es su refugio.

Se espera que este artículo haya sido de tu agrado, de igual forma puedes visitar:

Oración a la virgen desatanudos: ¿Cual es y cómo se reza?

Salmo 5: Oración o plegaria de protección a Dios

Oración para alejar a una persona que nos hace daño 

(Visited 19 times, 1 visits today)

Deja un comentario