Salmo 5: Oración o plegaria de protección a Dios

Los salmos hacen referencia a reflexiones u oraciones cortas donde se pide en referencia a un deseo o anhelo propio. En este caso se hablará sobre el Salmo 5 y algunas versiones de este en el cristianismo.

salmo 5

Salmo 5

El salmo 5 es (como su nombre lo indica) el quinto salmo del libro bíblico de los salmos, y su escritura es asignada representativamente al rey David.

En él se expresa reflexivamente cómo el Tzadikim reza para buscar la liberación de aquello que hace sufrir, así como solicitar la capacidad de servir al señor sin distracciones, y también es conocido como oración de la mañana Salmo 5.

Versiones del Salmo 5

Se puede decir que hoy en día las versiones más usadas acerca de este salmo es la del catolicismo y la de la Reina Valera en 1960, por lo que a continuación se mostrarán ambas versiones.

Salmo 5 Biblia Católica

“Señor escucha lo que te digo, y a mi lamento presta atención. Escucha  mi voz ¡Oh mi rey y mi Dios! Te ruego señor que: En la mañana escuches mi palabra.

Te prometo y espero tu respuesta. No eres un Dios que le gusta la maldad, ni el mal se acoge en ti. Los inconscientes no soportan tu mirada, rechazas a los que obran mal.

Los que mienten los devastas: odias las violencias y los embustes. Sin embargo yo por tu gran bondad puedo entrar a tu casa, frente a tu templo me arrodillo.

Te pido señor que por tu justicia me guíes y abras un camino llano en mí ante aquellos que me espían, pues sus palabras son falsas y en su interior habita el crimen.

Castigalos señor, que fracasen en sus intrigas, échalos por sus crímenes no justificados, ya que se revelaron frente a tí. Que la alegría llegue a los que se acogen de tí, que festejen porque los proteges y celebran su amor hacia tí. Pues tu bendices al justo y como un escudo lo cubre tu favor”

Salmo 5 Reina Valera 1960

“Escucha, oh Jehová, mis palabras;
Considera mi gemir.

Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío,
Porque a ti oraré.

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz;
De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.

Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad;
El malo no habitará junto a ti.

Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

Destruirás a los que hablan mentira;
Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.

Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa;
Adoraré hacia tu santo templo en tu temor.

Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos;
Endereza delante de mí tu camino.

Porque en la boca de ellos no hay sinceridad;
Sus entrañas son maldad,
Sepulcro abierto es su garganta,
Con su lengua hablan lisonjas.

Castígalos, oh Dios;
Caigan por sus mismos consejos;
Por la multitud de sus transgresiones échalos fuera,
Porque se rebelaron contra ti.

Pero alégrense todos los que en ti confían;
Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes;
En ti se regocijen los que aman tu nombre.

Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo;
Como con un escudo lo rodearás de tu favor.”

Puedes visitar también:

Las Bodas de Caná: Significado en el Cristianismo

Conoce el Significado de la pesca milagrosa de Lucas 5

¿Sabes como fue la Transfiguración de Jesús? Apréndelo

(Visited 29 times, 1 visits today)

Deja un comentario