Conoce el Significado de la pesca milagrosa de Lucas 5

Jesús realizo muchos milagros mientras estuvo en vida dentro del mundo terrenal, estos hicieron que la población creyera en sus palabras y el evangelio que predicaba. Es por ello que este post estará dedicado a uno de estos sucesos acontecidos llamado La Pesca Milagrosa.

La Pesca Milagrosa

La Pesca Milagrosa

La pesca milagrosa hace referencia a un acontecimiento evangélico  donde Jesús fue participe realizando un milagro delante de la comunidad presente. Este milagro se encuentra explicado en la biblia en el Evangelio de Lucas 5, y se desarrolló en el mar de Galilea o Tiberiades.

Resumen de la Pesca Milagrosa

Como bien mencionamos la Pesca Milagrosa se encuentra en el texto bíblico de Lucas 5,  el cual expresa: En aquel entonces Jesús se encontraba a las orillas del lago Genesaret predicando y dando a conocer la palabra de Dios.

Mientras tanto muchos de los hombres pescadores se encontraban en el mar desde la noche hasta tempranas horas intentando pescar, más no lo habían conseguido. Por lo que desanimados regresaron a tierra firme, amarraron los botes y empezaron a lavar las redes.

En eso Jesús se le acerca a Simón, dueño de las barcas, sube a una de ella y le solicita a Simón que alejara un poco la misma de la orilla e inició con las enseñanzas a la población.

Al culminar le dice a Simón “Ve adentro del mar junto con los pescadores, anda ve, lleva tus barcas y lanza las redes para pescar”, a lo cual Simón responde: “Señor estuvimos desde la noche intentando pescar, y nada paso, pero si tú nos dice que hay que ir de nuevo, te obedeceremos”.

Los pescadores junto a Simón subieron a los dos barcos y fueron mar adentro, al llegar allí lanzaron sus redes y mientras que esperaban, de repente notaron que las mismas se movían mucho y con gran intensidad, por lo que decidieron tomarlas y se percataron que habían logrado atrapar a grandes cantidades de pescado.

Fueron tantos los pescados que tuvo que acercarse el otro barco a donde Simón y ayudar a sus compañeros a alzar las redes llenando así ambos barcos de muchos peces, casi incluso hundiéndose.

Por lo que llenos de felicidad regresaron a tierra firme, y Simón se acercó a Jesús y arrodillándose le dijo: “Maestro aléjese de mí, soy un hombre pecador”, puesto que los pescadores y el mismo Simón ante tal milagro se quedaron asombrados y no tenían palabras que expresar.

La pesca milagrosa

Cristo en respuesta exclama: “No te espantes, ni temas, a partir de ahora hasta el fin de tus días serás Simón el pescador de Hombres”, y los pescadores en admiración al señor decidieron seguirlo y unirse a él.

Análisis sobre el milagro

Cada uno de los milagros que Jesús hizo en su vida, fueron enseñanzas para la población y la comunidad, por lo que los primeros cristianos tuvieron la misión de dejar por escrito estas experiencias obtenidas que servirían de educación a sus descendientes, y a la humanidad en sí.

Es por ello, que es importante que se conozca de estos milagros y de las enseñanzas que otorga. En el caso de la Pesca Milagrosa se puede observar, en base a lo anterior, que hubo una moraleja en este milagro.

Si se analiza por partes, al momento de Jesús decir: “Leva los barcos a mar adentro junto a los pescadores”, se determina como una orden simbólica, ya que como bien se sabe Jesús no fue criado como un pescador, y a pesar de esto le indica a Simón lo que debe hacer, por lo que la misma se ve representada como una fábula hecha acto.

En base a estos actos, se observa que la visión de Cristo fue la de una organización el hecho de pescar, ya que su invitación a Simón a los pescadores puede denotarse como una nueva aventura.

Por lo que ir mar adentro hace referencia a que se debe navegar, buscar, aventurarse a realizar acciones por vocación, desprenderse de todo aquello que te pueda frenar y así adquirir el compromiso de actuar en la salvación de cada uno de nosotros, salvar a la humanidad.

De igual forma también se observa que en respuesta Simón acepta la orden sin rechistar, esto se puede ver como un acto de obediencia firme y sobre todo de confianza a ciegas, ya que si nos vamos a los sucesos previos, Simón y sus pescadores no habían podido pescar en el mar, por lo que esta experiencia que terminaban de vivir se puede ver como una demanda de no aventurarse, más el otorgo su confianza en las palabras del señor.

Si se analiza en base a las acciones humanas, el sentido común de Simón le decía que no había esperanza, que si iba de nuevo podía perder el viaje más el sobrepone encima a su experiencia las palabras sabias de Jesús, sin aún entender la orden que le dieron, pero creyendo en su Maestro, no desconfía y va a cumplir su misión.

Como seguidores de Jesús se debe otorgar la confianza plena de cada uno de nosotros en su palabra, se puede incluso ver como desorientada y confundida la misión que te otorga, más el señor te coloca constantemente a prueba, es él quien sabe el deseo tan puro y noble de tu alma, con su espiritualidad nos apoya para lograr nuestros proyectos vocacionales, por lo que es indispensable creerle y atreverse a vivir una aventura por muy difícil que sea.

Cuando Simón obedeció, y se fue mar adentro junto a sus pescadores se observó el milagro de la pesca. Nunca en su vida había pescado tanto, y esto nos deja de enseñanza que Dios obra por nuestro bien, que aquel que confía será recompensado por el señor, así como le sucedió a Simón.

La pesca fue tan grande que rompió con sus expectativas y esperanzas, es por ello que Cristo es bondadoso con aquel fiel creyente, su generosidad es otorgada abundantemente en los bienes que ofrece.

Cuando Simón regreso su vida dio un giro para bien, vio a Jesús de una manera diferente, Cristo lo hizo sentir poderoso en cada uno de sus deseos, haciéndolo comprender que en él y sus palabras hallaría la solución de cada uno de sus problemas, consiguiendo satisfacer sus metas, por lo que le hace la invitación de afiliarse a él de forma definitiva.

Pero en respuesta, Simón le contesta al señor que se aleje, que él no merece estar presente entre los suyos ya que es hombre pecador en comparación a su maestro.

En otras palabras, todo ser humano como hombre ha tenido errores en su vida, siendo los más graves los pecados, estos deben de reconocer los mismos, así como lo hizo Simón, que observando Jesús como una santidad en carne propia, se da cuenta y reconoce de sus faltas, sintiendo incluso vergüenza de estar presente en el círculo íntimo de Jesús, ya que nadie a excepción de la Virgen María es exento de haber cometido pecados, y por ello le pide a Dios que se apartara de él.

Jesús al ver el temor de Simón, anhela que el mismo recupera su confianza, por lo que lo alienta y le expresa que no debe temer, que admira la audacia, obediencia y firmeza que tuvo al creer en él y obedecerlo, confiando y garantizando su palabra sin duda ni quejas.

Cada acción de Jesús fue hecha con el fin de generar un bienestar a la población, el mismo no libera a nadie de su verdad como pecador, en cambio le da la oportunidad de redimirse correspondiendo a la llamada de formar parte de él, sin prestarle atención a las fallas de cada uno que hemos cometido, dejándolo en el pasado.

Jesús coopera con los genuinos y auténticos temores de la debilidad en la humanidad, les otorga seguridad a quien se arrepienta, les garantiza de que la idea de la vocación es realizable ya que el estará para sostenernos con su gracia.

Finalmente, en el relato de la Pesca Milagrosa se menciona el hecho de que Jesús le hace saber a Simón que será hasta el fin de sus días un pescador de hombres, y posteriormente los pescadores y Simón dejan todo para seguirlo.

Con lo primero Jesús hace referencia que cada uno de los seres humanos tenemos un destino noble al que debemos llegar, que él nos ofrecerá las herramientas y apoyo necesario para llegar al camino que nos llevará a dicho destino.

De igual forma el establece en cada una de nuestras vidas misiones que debemos cumplir, y que en cada uno de nosotros está la vocación cristiana a la cual él nos hace la invitación, nos invita a cumplir el objetivo del Señor.

Y cuando los pescadores y Simón decidieron dejar todo, es porque se dieron cuenta que vale mucho más estar con Jesús, seguirlo y tomar esta vocación, a miles de barcos llenos de pescado, porque tiene más valor trabajar arduamente a cumplir el propósito de Dios que es salvar a la humanidad.

Si estuvo de tu agrado este artículo, te puede interesar leer los siguientes:

Desarrollo Humano Integral, ¿Qué es y cómo lograrlo?

Importancia de la familia en la sociedad

Persecuciones Cristianas, una historia muy cruenta

(Visited 11 times, 1 visits today)

Deja un comentario