Persecuciones Cristianas, una historia muy cruenta

Como bien sabemos hoy en día el cristianismo es la religión principal de devoción, pero los inicios para los seguidores de Jesús fueron difíciles ya que posterior a su resurrección, con la propagación de la religión iniciaron las más fuertes Persecuciones Cristianas, de la cual se hablara en este articulo.

Persecuciones Cristianas

Persecuciones Cristianas

Se entiende como Persecuciones Cristianas a aquel fenómeno que contiene diversas facetas entre sí; de la cual los creyentes del cristianismo han tenido que vivir.

Básicamente, las persecuciones del cristianismo consisten en la violación por parte de no cristianos o mismos cristianos con otras creencias, de los derechos humanos que tienen cada de uno de los seguidores de esta religión.

Y entre dichas acciones de las persecuciones podemos encontrar: el encarcelamiento sin aval o respaldo que tu vida permanecerá intacta, actividades de tortura y azotamiento, ejecución (conocida como martirio), la expropiación de los bienes o también el destrozo de la propiedad, entendiéndose por esto como el destrozo de todo objeto que tenga simbología cristiana, entre otros casos.

Reseña Histórica

Jesús ademas de simbolizar el Hijo de Dios convertido en Hombre para librarnos de nuestros pecados, en la historia de la humanidad a implicado grandes cambios, y para hablar sobre sus acciones y las consecuencias de estas en el mundo, se debe primero mencionar el contexto en el que se vivía antes de su llegada.

Cronológicamente, la etapa histórica donde Jesús nació, creció y murió como hombre era la edad media. En aquel tiempo el mundo se regia bajo culturas paganas, es decir, la humanidad en el ámbito político, social, cultural y religioso estaba bajo el mando del Imperio Romano, con participación de los Judíos.

En este mundo los políticos, quienes eran los ricos, sometían y explotaban a los pobres bajo sus reglas, discriminandolos así, por lo que el termino derecho humano no estaba presente.

Persecuciones Cristianas

Las tradiciones del Judaísmo y la cultura romana, eran las que dominaban el entorno cultural, por lo tanto las comunidades se regían bajo esto, pero a su vez eran injustas y crueles, por lo que la llegada y predicación del evangelio otorgo un cambio a este punto de vista de la realidad humana.

El imperio romano gobernó de forma autocrata, expandiendo su dominio por varias partes del mundo. Su gobierno era caracterizado por tener una economía esclavista, donde las diversas comunidades entre sí se comunicaban por las vías y puertos ínter conectadas que permitían la comercialización.

De igual forma, la agricultura representaba un papel importante en el ámbito económico, pero en sí la sociedad se encontraba notablemente dividida entre ricos y plebeyos, o en otras palabras los que gozaban de privilegios y los que no.

Asimismo, se puede visualizar que la religión politeista (adoración a diversos Dioses) era la que dominaba a la sociedad, y por lo tanto los romanos eran considerados personas supersticiosas.

Por ello, y muchas o tras razones la llegada de Jesús dio un cambio en la sociedad, que conllevo en el futuro lejano a la caída del Imperio Romano.

Jesús desde su perspectiva determinaba que todos los hombres eran igual ante el reino de Dios, que su misión en la tierra era la de librarnos del pecado, para así renacer siendo mejores personas.

Persecuciones Cristianas

Pero esto era visto como un alto de rebeldía ante el Imperio, que podía causar un levantamiento por parte de la sociedad plebeya, y es por ello que Jesús fue crucificado, y posteriormente los cristianos perseguidos, ya que para los romanos eran una secta judía.

En otras palabras, el cristianismo marco un antes y un después en la historia de la humanidad, y es por ello que sus inicios para los fieles creyentes de la religión fueron difíciles, más estos no se rindieron.

Información de interés

Se dice que las persecuciones cristianas  han existido desde los inicios de esta religión, inclusive con el mismo Jesús.

Explicado previamente Cristo nos trajo consigo nuevas ideologías que cambiaban la perspectiva y visión de los hechos que afectan a la humanidad.

Es por ello que los jefes judíos bajo la Jurisdicción de los romanos tomaron la acción de perseguir a todo aquel cristiano para darle fin al cristianismo.

Según estudiosos la razón más probable de surgieran estas Persecuciones Cristianas por parte de los judíos era el choque de ideologías y tradiciones, ya que ambas en relación son muy diferentes entre sí.

Por ejemplo, los judíos creían en una entidad suprema, un Dios que los gobernaba, siendo este un ser celestial no humano, por lo que en base a la ideología cristiana que ve a Jesús como un Dios hombre se observa así una de las diferencias.

Asimismo a la comunidad romana, les preocupaba la profecía que determinaba que el rey de los judíos llegaría y con el su reino, lo que ocasionaría una sublevación de las personas, que no podían permitir.

Por lo que los jefes judíos bajo el mando de los romanos tenían la labor de recolectar los impuesto a Roma y mantener el orden publico, lo cual les traía beneficios, y es allí donde se visualiza la necesidad de darle un alto a cualquier rebelión que pudiera surgir, ocasionando entonces un repudio hacia los cristianos.

Datos Precedentes de las Percusiones por los Romanos

Por otra parte, los romanos observaron a los cristianos y al cristianismo como una nueva secta judía que no podían permitir que se expandieran porque generaría su crecimiento y desarrollo otorgándole poder que le quitaría a ellos mismos, lo que causaría en el futuro el declive de su autoridad.

A pesar de que los cristianos fueron perseguidos con más ímpetu por los mismos judíos, no quita el acto de que los romanos no hayan sido participe  de estas persecuciones.

Como autoridad del imperio, los mismos observaron en la religión cristiana un alzamiento futuro, ya que vieron en el cristianismo semejanzas a hechos que ocurrieron en etapas pasadas, por lo que quisieron implementar una solución al posible problema que la religión nacida podría ocasionar.

Rememorando al año 70, los judíos ocasionaran un alzamiento que trajo consigo la destrucción de la ciudad de Jerusalén y por ende su regreso a sus tierras  natales en dominio del Imperio Romano.  Asimismo uno de los posibles amenazas que los romanos veían en las sectas judías era la insurgencia política.

La comunidad romana asemejaba estas nuevas costumbres traídas por los cristianos como rituales orientales como por ejemplo eran los de Eleusis y Samos, los misterios de Cibeles, rituales Egipcios como es el de Isis, entre otros más, donde la practica de la magia hacia presencia.

De igual forma se debe recordar que los romanos al tener una cultura pagana distinta a la que estaba surgiendo, se presentaba una colisión persistente entre ambas ideologías.

Una de las costumbres por parte de los emperadores de roma era el de tener estatuas de ellos mismos en las distintas poblaciones y/o regiones que pertenecían a Roma.

También  se auto anunciaban como Dioses o hijos de estos seres, por lo que exigían la devoción y respeto de sus seguidores, siendo un acto simbólico el adorar o arrodillarse ante estas estatuas.

Mientras tanto el cristianismo por el contrario, toma como ideología que Cristo es el único hijo de Dios Verdadero, quien vino a limpiar la tierra de nuestros pecados; y por ello no se sometían ante estos actos lo que ocasionaba en los romanos una alarma, ya que visualizaban su negatividad como conductas rebeldes en contra del imperio, dando inicio así a las diversas Persecuciones del Cristianismo.

Otro ejemplo donde se observa el choque de corrientes culturales, era el hecho que para Cristo era una obra que todas las personas eran iguales ante el ojo de Dios,  todos somos hijos de Dios y hermanos entre sí, así como la dignidad de la humanidad.

Es en esto donde observas así el fiel principio de igualdad humana, que hacia disputa con las creencias romanas, ya que bien se sabe que la sociedad de aquel entonces se basaba en la esclavitud.

De igual forma el hecho de colocar a disposición las riquezas o bienes propios a la comunidad religiosa cristiana y  realizar practicas comunistas, eran actos vistos como una amenaza al imperio.

Por lo tanto en sus inicios la religión cristina se observaba como un dogma dirigidos a los humildes, a aquellos individuos que toda su vida padecieron de abusos por parte de los monarcas romanos, a los pobres y a los esclavos, el conjunto de personas que en cantidad eran mayor a los mismos gobernantes, y por ello se expandió de forma más rápida y precisa esta corriente ideológica pese a que los romanos pusieron todo su poder para evitarlo.

De esta forma el cristianismo se observo como una secta religiosa ilegal, por lo que los cristianos tuvieron que aplicar metodologías y sistemas para poder realizar sus reuniones secretas en las famosas catacumbas de la ciudad de Roma.

De igual forma, usaban otros lugares para esconderse como eran las casas de los súbditos, donde podían libremente predicar la palabra de Jesús. Y para esto usaban signos como por ejemplo el Pez que hacia referencia Jesús, el Hijo de Dios, y los romanos no se percataban de esto.

Por lo tanto, dando estos sencillos ejemplos, se observa el choque tan pronunciando de ambas culturas, lo que genero en los romanos un miedo y amenaza para mantener el control y el orden social, pensando que sí se originaba una revuelta, por ser menores las clases privilegiadas serían las más afectadas.

Visualizando la reseña histórica previa y con ello el contexto de aquella etapa de la humanidad, se puede iniciar a hablar sobre las Persecuciones Cristianas desde los inicios hasta las más actuales.

Persecuciones por parte de los Judíos

Una de las primeras persecuciones a los cristianos por parte de los judíos fue aquella que dio lugar a la muerte de Esteban, recordado este como el primer mártir en el cristianismo.

Esteban fue uno de los personajes de gran importancia en la iglesia cristiana, el mismo fue un diacono de la iglesia primigenia de Jerusalen y uno de los primeros mártires.

Este tenia el objeto, al igual de muchos cristianos, de dar a conocer el Evangelio, haciendo fuertes criticas a las autoridades judías, lo que causo que se le acusara de criminal y con ello su condena a la lapidación.

Esteban dio un discurso ante la comunidad de Sanedrín basando el mismo en las escrituras del Antiguo Testamento. Sus palabras hicieron mención a hechos ocurridos donde la presencia de Dios estaba presente, pero no se le dio importancia.

Él mismo menciono a Abraham, a sus hijos y descendientes, y de como Jose termino en Egipto, posteriormente hablo de este personaje y el papel que tuvo de asesor del faraón, y de la historia de la esclavitud al pueblo judío por parte de los diversos faraones presentes en la historia, de igual forma menciono a Moisés y su vida y el anuncio y visita que tuvo de Dios.

De  la vida de Moisés hablo sobre la anécdota cuando este se encontraba en el monte y los israelitas le comentaron a su hermano Aarón que creara un Dios que los guiaras en el tortuoso camino del desierto, lo que fue visto como un acto de rebeldía por parte de la comunidad israelita ante Dios.

También menciono las construcciones del tabernáculo sagrado elaborada por Moisés y del templo hecho por Salomón bajo los mandamientos del Señor, haciendo referencia que Dios se encontraba presente no solo de forma celestial, sino también terrenal, ya que su propósito era el de protegernos.

Estas palabras fueron expresadas por el mártir Estaban para dar a conocer su objetivo, que era el demostrar al pueblo que Jesús siguió el propósito de Dios sin desobedecerlo, cumpliendo así sus mandamientos.

Pero a su vez, dichas palabras ocasionaron un disgusto entre los sanedritas, que al no lograr contenerse, dejaron que su ira escapara.

Por lo que, Esteban pese a esto exclamo unas palabras al cielo mencionando que veía a Jesús en el (el cual estaba recientemente ejecutado) sentado a la derecha de su padre, originando como consecuencia su captura por parte de los judíos, llevándolo a las afuera de la ciudad a una cueva para su lapidación.

Este castigo era realizado en esta cultura cuando un hombre decía blasfemias, en este acto los testigos presentes en la lapidación debían arrojar piedras, por lo que siguiendo sus tradiciones dejaron a un lado sus mantos para poder elaborarlo.

En esta lapidación estuvo presente Saulo, conocido en el futuro como el apóstol Pablo, quien en su época oscura (antes de convertirse en apóstol) fue participe y aprobó muchas de las persecuciones del cristianismo.

Antes de sus cambios ideológicos en apoyo al cristianismo, Saulo de Tarso como judío difería de muchas de las creencias de los cristianos, por lo que estuvo presente en diversas persecuciones cristianas elaboradas por los judíos, que disminuyeron fue con su cambio de religión.

Según hechos históricos Saulo de Tarso menciona haber escuchado desde el cielo una voz llamándolo siendo este Jesús, cuando estaba en camino a Damasco con el objeto de aprisionar a otros cristianos, esto hizo abrir sus ojos, y observar lo que ocurría desde otra perspectiva, cambiando así sus ideales.

Los ciudadanos de Damasco al enterarse de esto, se posicionaron en las puertas de la ciudad a esperar la llegada de Saulo Tarso, ahora conocido con el nombre de Pablo, para capturarlo y asesinarlo, pero Pablo recibió la ayuda de otros cristianos, logrando así evadir a los judíos y escapar, tomando un nuevo camino con destino a Jerusalen.

Cuando logro llegar a Jerusalen, busco a los cristianos para unirse a la comunidad cristiana, pero estos tenían muchas dudas con respecto a éste ya que lo recordaban como su antiguo verdugo, y tanta fue su perseverancia que posteriormente logro que le creyeran, y así inicio su camino como un seguidor de Jesús.

Pablo dedicándose a la religión cristiana, comenzó a predicar el evangelio por diversas partes del mundo, y una de las ocasiones donde tuvo otro atentado a su vida, se dio a las afueras de Jerusalen cuando tuvo un debate con unos grecianos, quienes eran un conjunto de personas judías helenistas, viviendo así las persecuciones al cristianismo.

Asedios al cristianismo por causa de los Romanos

Las persecuciones por parte de los romanos  hacia los primeros cristianos fueron las más duras y devastadores para esta comunidad. Las mismas iniciaron en el siglo I, continuaron al II y culminaron por el siglo XV aproximadamente.

En los inicios de la religión, las autoridades cristianas no realizaban distinciones de esta religión con respecto a la corriente cristiana judía, por lo que rebeliones como la elaborada en Roma, en aquel entonces gobernada por el emperador Claudio, iniciadas por un personaje de nombre Cresto (identificando al mismo como Cristo) fueron uno de los motivos de la exclusión de los judíos de la ciudad de Roma.

Según la data histórica, se afirma que son 10 persecuciones del cristianismo elaboradas por los romanos, denominadas cada uno de estas con el nombre del emperador quien la ordeno, estos fueron:

  1. Nerón
  2. Domiciano
  3. Trajano
  4. Marco Aurelio
  5. Septimio Severo
  6. Maximiano
  7. Decio
  8. Valeriano
  9. Aureliano
  10. Diocleciano

Como bien se sabe y se menciono en la reseña histórica, el cristianismo era visto inicialmente como una secta judía, por lo que su practica era prohibida, y esto más muchas otras razones simbolizo que los cristianos estuvieran constantemente perseguidos, donde sus vidas estaban en riesgo, viviendo en miedo, ya que si eran capturados los asesinaban de formas horrorosas, variando esto de la sensibilidad que el gobernador a cargo tuviera.

En varios periodos existía un nivel de tolerancia por parte de los no creyentes de la religión a los que si creían, dando la libertad a los predicadores de anunciar y proclamar el evangelio, pero a pesar de esto, muchas de estas ocasiones en las que podían darse a conocer eran interrumpidos por los déspotas ocasionando su detención y algunos martirios, por lo que los cristianos tuvieron la necesidad de estar de forma clandestina y así disminuir la cantidad de muertes, humillaciones y castigos a su gente.

Se dicen que fueron 10 persecuciones, haciendo mención a hechos ocurridos donde las autoridades principales daban la orden de iniciar dichas persecuciones de forma genérica, es decir, persecuciones en todos los rincones de una provincia, sin piedad para la captura de la mayor cantidad de cristianos.

Pero estas no eran del todo acatadas de forma uniforme, es por ello que se hace mención que el nivel de cumplimiento de dichos decretos dependían del celo de cada regente.

De igual forma la magnitud de cada hostigamiento y caza de los cristianos era transformada y diversa entre una y otra, por ejemplo se dice que la persecución del regente Nerón ocasiono decena de muertes en Roma, más no se percataron fuera de la ciudad, mientras que la de Diocleciano tenía el objetivo de eliminar por completo a los cristianos ocasionándose así en diversas partes del mundo, por lo que fue una búsqueda profunda de cristianos.

Esta persecución fue una de las más crueles y sangrienta, incluso fue tanto el nivel de muertes, que el regente Diocleciano ordeno acuñar en una moneda la frase «Diocleciano, emperador que destruyó el nombre cristiano».

No se tiene precisamente el numero de victimas que las persecuciones causaron, pero se tiene un aproximado de esto arrojando la cifra de 2.000 victimas creyentes, que murieron en la gran persecución desde el año 303 hasta 313, estimando un total de 4000 muertes. Hoy en día los investigadores arrojan un estimado de menos de 10.000 de personas muertas a causa de estas persecuciones.

Actualmente se mantiene  y conserva una cantidad de actas de los juicios hecho a los mártires, estos fueron copiados de forma minuciosa por los correligionarios de los mártires de los archivo principales y guardados en la biblioteca eclesiástica.

Aunque estos archivos se encuentran muy diversos, ya que en su oportunidad, exactamente en la persecución del Emperador Diocleciano, se dio la orden de eliminar todo rastro de la comunidad cristiana, incluyendo registros, por lo que no se pudo guardar y conservar toda la información de los primeros mártires; aún se mantiene en registros históricos los sucesos que acontecieron estas persecuciones.

Por lo que sin más que añadir, se mencionara  las diez persecuciones hecha a la religión cristiana, que tuvieron que padecer los primeros creyentes de esta ideología.

Persecución del Emperador Nerón

Se conoce como una de las iniciales, esta ocurrió aproximadamente en el año 64 y fue originada porque en aquel entonces las llamas de un incendio atraparon al pueblo de Roma.

El emperador Nerón dio la orden de incendiar algunos lugares dentro de la ciudad, el motivo no se sabe, solo que en busca de librarse de la ira de los ciudadanos culpo a los cristianos de dicho acontecimiento ocasionando que los cristianos que se encontraban en la ciudad de Roma fueran atrapados, y se les dio la muerte.

Esta persecución fue una de las más crueles que existió, ya que los cristianos vilmente fueron culpados de un hecho que no cometieron, asimismo su muerte fue hecha por medio de la crucifixión en el monte de Vaticano lugares cercanos a la ciudad.  Y en esta cruzada murieron los apóstoles Pedro y Pablo.

Persecución del Emperador Domiciano

Esta se le conoce como la segunda persecución de gran magnitud hacia los cristianos, fue causada desde el año 81 hasta el 96 aproximadamente, bajo el mando del regente Domiciano.

Dentro de los innumerables creyentes del cristianismo que murieron en la misma, se encuentra Simeón, quien era un obispo de Jerusalen, y su muerte fue hecha por medio de la crucifixión.

De igual forma otra creyente que fue afectada por este hecho es Flavia, hija de un senador romano que apoyaba la religión católica, la misma fue desterrada y obligada a ir al Ponto (mar).

Dentro de esta persecución se declaro la ley que determinaba que ningún fiel creyente a Jesucristo una vez llevado a ser juzgado,  quedaba libre de castigo sin antes haber renunciado a su religión.

Entre otras muertes se encuentran la del cónsul Clemente y su esposa Domitila, siendo denunciados y culpados por ateísmo (gran crimen que se le imputaban a los seguidores y creyentes de la religión cristiana). Por lo que esta fue otra gran masacre precedida por un tirano en el poder.

Persecución del Regente Trajano

Esta fue causada entre los años 109 y 111 después de cristo, dentro de este hecho histórico estuvo presente un joven de nombre Plinio, quien era un mensajero del emperador Trajano, el cual lo envió por un encargo.

El regente le solicito a Plinio ir a la región de Bitinia con el papel de gobernador para hablar en nombre del emperador Trajano. Y este al llegar allá y empezar con sus funciones se encuentra con la presencia de diversos cristianos, por lo que le escribe al emperador sobre la situación.

Dentro de sus escritos menciona las practicas de los cristianos y como lo lograban, hablo sobre las reuniones de estos en ciertos días, donde entonaban de forma cantina alabanzas en nombre de Jesús y su Dios, de igual forma realizaban un juramento en el que se comprometían a no realizar crímenes, y también se alimentaban de un alimento sencillo, se presume que esto hace referencia a lo que conocemos hoy en día como eucaristía.

La respuesta del emperador fue la de anunciar que no era necesario su persecución a menos que irrumpieran el orden publico o si se denunciaban o acusaban, castigandolos.

De igual forma menciona que aquellos que negaron ser cristianos y hayan demostrado con base que dicen la verdad, a través de peticiones a los dioses romanos, es libre de culpa y por lo tanto no castigado, siendo su perdón consentido por su arrepentimiento.

Por lo que visto desde esta perspectiva, los gobernadores como Plinio, tenían entre muchas de sus labores intentar que la población repudiara a aquellos que fueron denunciados y castigarlos por lo que hayan hecho.

Dentro de los muertes por esta persecución se encuentran el papa San Clemente víctima de la misma, San Ignacio un obispo de Antioquía, muriendo de forma devastadora arrojado al coliseo Romano a los leones, Santa Sinforosa y sus sietes hijos, entre otros más.

Por lo que vemos, esta persecución podría decirse que fue menos “cruel y sangrienta” a las anteriores, ya que el emperador en su respuesta dio a entender que los cristianos no debían de perseguirse a menos que comprobaran su afiliación a la religión cristiana, o que  se retractaran y adoraran a los Dioses paganos, olvidando lo que es las tradiciones cristianas, decisión que muchos habrán tomado para poder salvar sus vidas.

Persecución del emperador Marco Aurelio

Esta persecución fue ejecutada hacia el año 167, cuando en Roma quien estaba al mando era el emperador Marco Aurelio, para aquel entonces ya el cristianismo estaba expandiéndose por casi todas la fronteras que abarcaban el Imperio Romano.

Hubo muchas muertes, y en sí la misma se origino a causa de la misma población, ocasionando saqueos a las sociedades cristianas de Asia Menor fundadas por el apóstol  San Pablo en su momento.

El mandato de Marco Aurelio de acabar con la religión cristiana trajo consigo consecuencias desfavorables y horrorosas a la comunidad del cristianismo, como por ejemplo fue la sentencia a muerte de Justino (uno de los primeros apologistas cristianos).

Otro hecho fue la búsqueda y caza a Lyon (discípulo cristiano) y Vienne, en Francia, que a su vez origino diversas acciones por parte de la población como fue violencia, asaltos, robos, lapidaciones, entre otros más, ocasionando el descenso del cristianismo en esta ciudad.

Y otras muertes antecedidas torturas y martirizaciones como fueron la de Potino o Blandina, el martirio de San Policarpo (obispo de Esmirna) en una hoguera con la edad de 86 años, entre otras más.

Persecución de Séptimo Severo

Otra persecución de la cual tuvieron que vivir los cristianos fue la elaborada por Séptimo Severo, que fue la autoridad de Roma desde el año 193 hasta el 211, su gobierno ocasiono muchas muertes de cristianos, testimonio dejado por escrito por Clemente de Alejandría.

En aquella etapa de la historia humana, se observaban muchos casos de enfermedades como la peste, al igual que había hambruna en la población, y el gobernador tomando estos hechos como excusa determino que los mismos eran causados por los cristianos.

Esta persecución fue muy violenta y abusiva, y dado que la iglesia cristiana estaba en una subida de privilegios, es decir, obteniendo poder y afiliación masiva de seguidores, se produjo así el movimiento anti cristiano y su persecución en ciudades como eran Cartago, Alejandría, Roma y Corintio.

De igual forma el el año 202 se declaro una norma donde se hacia prohibición a la religión cristiana y al judaísmo igualmente, representado este como el primer decreto de forma global donde se impedía el cambio de creencias religiosas.

Entre los lugares donde la misma fueron dadas se encuentran Egipto y África, allí hubo innumerables muertes como lo fueron la decapitación de Leonidas (creyente y defensor cristiano), perdonando la vida de su hijo Orígenes  por no encontrar pruebas contra el niño debido a las acciones de la madre de esconder su ropa.

De igual forma la tortura de Perpetua y Felicidad, la tortura de estudiantes de Alejandría, la violencia causada a Santa Cecilia y su esposo Valeriano y muchas personas más. Cabe destacar que en este período ocurrió el suceso conocido por el nombre de la Legión Fulminante,

 Persecución del regente Maximino

Ocasionada en el año 236, para la época surgieron muchos terremotos por lo cual los paganos imputaban y atribuían que la población olvidaba sus Dioses, culpando así a los cristianos de este hecho se exigió el inicio de otra persecución a esta comunidad en donde murieron los papas Pontiano y Antero, y de igual forma hubo tortura a todo aquel que negaba a los dioses romanos por creer en Cristo.

Persecución de Decio

Ocasionada en el año 250 después de Cristo, se dice que entre las Persecuciones del Cristianismo, esta fue la más sangrienta y organizada hasta el entonces porque tenia el objetivo de acabar definitivamente con la Iglesia Cristiana por medio de la muerte de sus lideres, orientándose así al obispado y al clero.

La misma fue decretada por el gobernador Decio con el pretexto de que el cristianismo y el Imperio Romano no podrían nunca compaginar.

Esta persecución tiro a muchos obispos y monjes a los bosques para su muerte. Dentro de algunas muertes y victimas se encuentran la del papa San Fabián  y Santa Águeda, las torturas al célebre Orígenes que fueron tan desbastadoras hasta ocasionar su muerte, u otros más.

La misma fue expandida en todo el Imperio durante dicho reinado, y fue tan drástica que marco firmes duraderas consecuencias a la Iglesia Cristiana.

El emperador Decio declaro al pueblo un edicto en donde se solicitaba y demandaba a la población realizar un sacrificio para gran gloria al emperador en donde un oficial romano debía estar presente para así otorgarles un certificado donde hacia validez de su sacrificio.

Esto origino la habladuría de la población reprobando la violencia a la cual acudía el gobierno, y a su vez, en su pasiva espera se le otorgaba a los mártires cristianos un voto de  aprobación y admiración por su actitud tan humilde que ocasiono su fortalecimiento en la comunidad.

La misma dio fin en el año 251, unos meses antes de la muerte del emperador, lo cual logro un poco de paz y tranquilidad a los seguidores y fieles cristianos

Persecución del Emperador Valeriano

Ocasionada entre los años 256 al 259 , el emperador Valeriano ordeno en su gobierno diversos decretos donde se inculpaba a los cristianos de cualquier hecho que ocurriese y por ende se ordenaba su persecución.

Los castigos determinados a los clérigos y comunidad cristiana  (senadores, hombres y mujeres, niños) variaban entre si, a unos se les exigió y obligo a realizar sacrificios a Dioses Paganos, para otros el castigo fue expulsión y exilio de las ciudades y otros más fueron ejecutados; también se les prohibió la visita hacia sus cementerios, entre otros actos.

Dentro de los que padecieron y murieron por esta persecución  están San Cipriano (un obispo de Cartago), Sixto II (obispo de Roma) y otros. Esta persecución dio fin cuando se capturo al emperador por los persianos.

Persecución del regente Diocleciano

Otra persecución de gran nivel de peligro fue la dirigida por el gobernado Diocleciano, superando a las anteriores en fuerza y maldad ya que el fin que perseguía el regente era de cambiar en todos los aspectos al imperio, recordando que la religión había tomado gran poder político, por lo que debía fortalecer el culto imperial.

En esta batida hubo el derrumbamiento de ciudades enteras pertenecientes al cristianismo, y la misma fue tan duradera que se le denomino Era de los Mártires.

Murieron personajes de gran importancia para la religión como fueron: San Sebastian ejecutado con flechas extendiendo así su muerte, Santa Anastasia, Santa Ines de Roma, Santa Lucia de Siracusa y otras vírgenes más que fueron consagradas fueron ejecutadas mediante la corona de la tortura, en otras palabras laurel del martirio.

De igual forma Santa Catalina proveniente de Alejandría fue asesinada por la espada, posterior a su opinión en donde hacia una critica al césar Majencio por sus actitudes crueles en contra de la comunidad cristiana así como el rechazo a los filósofos paganos de la corte, fueron muertes que forman hoy en día etapas de la historia del cristianismo.

Persecución de Juliano

Esta fue la última persecución por parte del imperio romano hacia los cristianos, Juliano el Apóstata fue el ultimo regente pagano del Imperio Romano, fue criado en una etapa de la historia humana donde el paganismo estaba decayendo en las comunidades romanas.

Para aquel entonces ya el cristianismo tenía más forma y vida en las comunidades del mundo, Juliano nacido en Constantinopla, se crió bajo las enseñanzas de la cultura cristiana, pero descubrió entre sus estudios una gran admiración por la cultura mística pagana, claro esta manteniendo este deseo en secreto.

Este personaje era sobrino de Constantino, quien fue el precursor para la apertura y aceptación del cristianismo en el imperio Romano.

Constantino murió en el año 337 y como era el regente se originaron una serie de batallas para la obtención del poder ocasionando la mayor muerte de la mayoría de su familia, ganando así Constancio II, quien gobernó de forma autócrata hasta su muerte en el año 361.

Esto llevo a Juliano a tomar el poder como gobernador en la proclamación de Augusto en dicho año, donde él manifestó sus creencias religiosas a los antiguos dioses paganos y tuvo la misión de que renaciera la cultura y la religión pagana en el pueblo.

Por lo que por medio de métodos busco quebrar de manera sutil a la Iglesia Cristiana, a través de acciones como fueron el despojo al clero de su derecho a viajar por el estado por su cuenta propia y la prohibición de enseñanzas cristianas sobre obras clásicas como la Odisea, el apoyo a los judíos (enemigos de los cristianos) a través de la fomentación de sus rituales y la reconstrucción del templo de Salomón, entre otras acciones.

Su muerte llego cuando él aún era joven, en la campaña del Imperio Parto, conocido con el nombre de la guerra de Troya y de las expediciones de Alejandro Magno, murió a causa de una herida hecha por una lanza arrojada por un soldado persa, y sus restos fueron sepultados en Tarso, con su muerte se dio fin a las persecuciones cristianas por parte del imperio romano.

Hostigamiento en la edad moderna hasta la actualidad

A pesar de que las más grandes, crueles y sangrientas persecuciones al cristianismo fueron dadas en sus inicios. Posteriormente en la edad moderna surgieron otras más  que tenían el mismo objetivo que las primeras, la eliminación del cristianismo.

Una de estas fue la ocurrida en la Revolución hecha en Francia, en donde fueron torturados y asesinados cientos de sacerdotes y fieles creyentes, guillotinaron a 16 monjas en Compiegne por rehusarse a renunciar sus votos monásticos en las denominadas Masacres de septiembre y los 191 Mártires de París en la Revolución Francesa.

De igual forma, se considera como una de las persecuciones modernas más grande la acontecida en Vietnam donde se calcula la muerte aproximadamente de 130.000 cristianos, entre otras más.

Actualmente, refiriéndonos al siglo XX se hace mención al asesinato de 45,5 millones de cristianos por sus creencias religiosas. Sucesos como la revolución de octubre de España o la guerra civil española fueron acontecimientos en donde muchos cristianos murieron.

Para los años 2003 hasta el 2009, también fueron asesinados aproximadamente unos 2.000 cristianos en Irak, en el 2008 al 2010 muchos de los creyentes católicos igualmente sufrieron persecución y presión para que cambiaran sus creencias a los hinduismos.

Por lo que las persecuciones cristianas hasta hoy en día no se han extinguido por completo, en base estadísticas elaboradas por la OSCE, La Comisión de las Conferencias Episcopales Europeas y otras instituciones, se estima un aproximado 5000 muertos al año y 100.000 cristianos perseguidos, cabe destacar que dichas estadísticas se elaboraron en el año 2010.

Actualmente se han visto casos donde la intolerancia y persecución a los cristianos (principalmente en países de África como lo son Egipto, Nigeria, Kenia, entre otros y países en Asia como Pakistán, Indonesia, entre otras regiones) existe, por lo que la apertura de templos cristianos se tiene prohibido.

Culminado el artículo, verás que el tema de las Persecuciones del cristianismo es un tema interesante y extenso, también importante ya que forma parte de la historia de la humanidad la cual no se debe ocultar. Por lo que, si fue de tu agrado este post, tenemos otros más que pueden interesarte, como son:

Sectas y Nuevos Movimientos Religiosos que no conocías

Maestros ascendidos o seres espirituales iluminados

Conoce la Jerarquía de la Iglesia y Quien la Lideriza

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario