¿Cómo estudiar la Biblia de forma correcta?

Como cristianos independiente de la iglesia en la cual somos creyentes, se conoce que existe un Libro Sagrado que orienta a cada una de las religiones cristianas en el camino hacia el Reino de Dios. El mismo tiene por nombre la biblia, y es el libro principal y fundamental en el cristianismo, por ello se te enseñará ¿cómo estudiar la biblia?.

Como estudiar la biblia

¿Cómo estudiar la biblia?

La biblia es el instrumento que nos guía en el camino del señor, es a través de ella que obtenemos el aprendizaje reflexivo por medio de las historias y textos bíblicos en donde Dios y su hijo Jesucristo han sido partícipe  y han buscado promover e incentivar el amor, la humildad, el perdón, la paz u otros valores propios del cristianismo.

¿Qué es la biblia?

La biblia es un conjunto recopilado de textos sagrados que comprende una serie de historias, corrientes, reglas y tradiciones que guían a los cristianos en base al antiguo y nuevo testamento, entendiéndose por el primero como la cultura judía y el segundo como la evangelización.

Dicho término proviene del griego βιβλίον (biblíon), significando papel o libro, y del vocablo griego τὰ βιβλία τὰ ἅγια (ta biblía ta hágia),  lo que implica y expresa entonces libros sagrados.

Los escritos de la biblia o libros canónicos son textos considerados resultado de la inspiración divina e imagen y anotación del vinculo del señor con nosotros los seres humanos.

Este libro sagrado fue escrito por 40 hombres en un período aproximado de 1600 años, su primer libro es el Génesis y el último es Apocalipsis.

De igual forma este libro es reconocido a nivel mundial por ser el más vendido e impreso, con alrededor de 5 mil millones de copias sacadas y repartidas en todo el mundo.

Lo que hace que se convierta en el principal libro en toda la historia de la humanidad que más se ha comercializado  y por ende es reconocido como un texto de gran influencia en todos los tiempos.

De igual forma ha sido traducido a 2500 idiomas y se puede encontrar en diversas versiones según las corrientes tradicionalistas y las traducciones.

como estudiar la biblia

Estructura de la Biblia

Para determinar cómo estudiar la biblia cristiana es de suma importancia conocer la estructura en la que se encuentra la biblia, de ello se hablará a continuación.

El estudio del libro sagrado cristiano determina su constitución por escritos hebreos, arameos y griegos, siendo estos recopilados del sagrado libro griego Saptuaginta y del sagrado libro hebreo arameo Tanaj, que posteriormente se aglomeraron en lo que conocemos  como Antiguo Testamento.

De igual forma dentro de la estructura de este texto bíblico, se encuentran los relatos, enseñanzas y textos que vinieron posterior a la era de Cristo, y ellos son textos griegos cristianos bajo el nombre de Nuevo Testamento.

Claro está, a lo largo de la historia han existido debates en referencia a este libro sagrado con el objeto de determinar si se incluyen y excluyen algunos textos en ambos testamentos, surgiendo entonces los términos de apócrifos y deuterocanónicos haciendo referencia a uno que otro de estos textos.

Actualmente la comunidad judía, denomina como biblia cristiana a aquel conjunto de textos de índole hebreo – arameo que fueron añadidos posteriormente al Tanaj por parte de los judaísmos tardíos helenizantes alejandrinos y por los cristianos (un tiempo después), por lo que no se expresan del Tanaj como biblia o antiguo testamento.

Según la traducción Reina Valera hecha a la biblia cristiana, son exactamente 66 libros en total que contiene la biblia, 39 pertenecientes al antiguo testamento y 27 del nuevo testamento, para ello se hablará un poco de cada una de estas dos partes de la biblia.

Antiguo Testamento

Este representa a los textos bíblicos previos a la llegada de Jesús a la comunidad Israelita, por ello es la aceptación por parte de los cristianos como la primera parte de este libro sagrado.

Dentro existen 39 textos o libros de la interpretación de los protestantes, 46 libros de la traducción por parte de la iglesia católica y 51 libros por parte de la iglesia ortodoxa.

como estudiar la biblia

Es fundamental destacar que las traducciones del antiguo testamento por parte de los cristianos fueron tomadas de la versión griega más no de la hebrea, y asimismo la interpretación por parte de los judíos varía a las anteriores.

Nuevo Testamento

Por otra parte el nuevo testamento hace referencia a los diversos textos bíblicos que surgieron posterior a la muerte de Jesús donde se reflejan los hechos, las enseñanzas, reflexiones e historias que vivió Jesús y los allegados a él, así como los sucesos acontecidos en la primeras etapas del cristianismo.

Esta parte de la biblia se divide y recopila 27 libros sagrados que se presentan en 4 géneros literarios judeocristianos, y estos son: 4 evangelios, 1 libro de los hechos, 9 epístolas y 1 Apocalipsis.

Los evangelios son escritos o textos elaborados por los discípulos de Jesús en donde se relata o narra las primeras predicaciones, enseñanzas y evangelización de Jesús de Nazaret.

Estos giran entorno al mensaje de la muerte y resurrección de nuestro señor Cristo, también se les denomina como evangelios canónicos y su reconocimiento se da en la religión cristiana como una Revelación donde se narra las diversas confesiones cristianas.

Los mismos son nombrados y conocidos en base a el nombre de su autor, siendo cada uno de estos Mateo, Marcos, Lucas y Juan, discípulos de Jesús.

Siguiendo con el contenido del nuevo testamento, el libro de los Hechos, hechos de los apóstoles o simplemente hechos es el quinto tomo de la biblia donde se narra el proceso de la fundación de la iglesia cristiana y como fue su extensión a lo largo del Imperio Romano.

Esta obra literaria es importante y fundamental para la iglesia cristiana ya que es allí donde se encuentra la historia de lo que fue la iglesia primitiva del cristianismo, no solo en el ámbito espiritual sino también de forma sustancial.

Y gracias a él se conoce la cronología coherente de la historia de los apóstoles posterior a la muerte y resurrección de Jesucristo.

Cuando se elaboran citas literarias de este texto bíblico, se realizan con la abreviatura Hch en el idioma castellano y Act en latín.

De igual forma debido a su presentación en la biblia es que se le da un valor histórico importante a las epístolas paulinas, ya que son estructuradas y organizadas con ayuda de este libro, y en el caso que no existieran, las epístolas estuvieras fragmentadas, incompletas e incluso serían confusas al leerse.

Es importante destacar que este no narra la historia de todos los apóstoles del señor, sino exclusivamente de Pedro y Pablo, aunque el apóstol Juan es mencionado en algunas ocasiones dentro de este libro.

Iniciando dicho tomo se hace mención a los doce apóstoles incluyendo Matías (apóstol que reemplazó a Judas), También dentro del mismo se narran hechos como lo fue la ejecución por el emperador Herodes de Santiago (hijo de Zebedeo), e igualmente se mencionan a personajes neo-testamentarias como lo fue Bernabé de Chipre, Marcos, entre otros.

En el caso de las epístolas paulinas, se hace referencia al grupo de 13 cartas escritas por San Pablo en el siglo I, que son el conjunto de textos que representan el denominado cristianismo paulino.

El cristianismo paulino es una de las cuatro corrientes básicas de la iglesia cristiana primitiva que en el futuro fueron anexadas al libro sagrado de la biblia.

Estas cartas son aceptadas por todas iglesias pertenecientes al cristianismo, incluyendo la iglesia católica, y las mismas representan una fuente de conocimiento inevitable en relación al pensamiento y la espiritualidad.

Por último se encuentra el libro del Apocalipsis, también conocido con el nombre de las Revelaciones de Jesucristo, su género literario es considerado por la mayoría de los estudiosos como el único libro dentro de la segunda parte de la biblia que está enfatizado en un ámbito profético.

Este libro, de igual forma, se determina como el texto más lleno de símbolos en todo el sagrado libro cristiano, y por ende, contando sus símbolos, sucesos y procesos se ha hecho difícil su interpretación de forma totalitaria, por lo que las investigaciones acerca del mismo se han prolongado a lo largo del tiempo e incluso han surgido diversos debates sobre éste.

Su autor es identificado en el mismo texto por ser Juan, y por ello la iglesia católica le  atribuye su autoría al apóstol San Juan, asimismo, este tiene como trasfondo histórico las diversas persecuciones cristianas que cada vez fueron más graves en la historia de los primeros cristianos, así como consejos hacia los lectores con el objeto de que mantengan la fe a pesar de las circunstancias.

Por lo que visto la definición del libro sagrado y su estructura, incluyendo en qué consiste cada una se puede iniciar a narrar sobre cómo estudiar la biblia cristiana, así como la católica.

Estudio del libro sagrado

Visto previamente la biblia es el libro sagrado principal de todas las iglesias pertenecientes a la corriente del cristianismo, es por eso que estudiarla no es lo mismo que leerla.

Debemos recordar que la misma está redactada en base a la inspiración de hechos divinos, y es por ello que sus textos son la representación de la palabra del señor, por lo que merece respeto por parte de cada uno de los fieles creyentes.

De igual forma para estudiarla se necesita de un análisis comprensivo que se logra a través de la práctica y énfasis y perseverancia de quien vaya a estudiarla para lograr así el objetivo propuesto de leerla e interpretarla adecuadamente.

Es importante destacar que su narración, por ser sucesos que ya acontecieron y además ser traducida de su enfoque original, en varias ocasiones por causas como la traducción a un idioma, el cambio de la lectura y análisis por autores u otras causas más, ha originado que en ocasiones se malinterprete lo que expresa haciendo su comprensión compleja.

Por ende su estudio debe ser meticuloso, minucioso y concienzudo, ya que si nos dirigimos a su estructura dicha anteriormente, esta contiene diversos libros escritos en diversas épocas, y que dentro de su historia se encuentran diversas culturas y eras, de igual forma nexos con cualquier historia moderna.

Para aprender cómo estudiar la biblia, se debe buscar enfocar al alcance de la comprensión del mensaje que transmite así como del contexto histórico preciso y apropiado.

Por lo tanto, para ello se te presentarán herramientas que te permitan el aprendizaje acerca de cómo estudiar la biblia católica, facilitando así su comprensión y el conocimiento sobre esta.

¿Cómo estudiar la biblia cristiana?

Para estudiar la biblia, se te presentarán cuatro métodos y maneras para su comprensión que van desde el más fácil hasta llegar a uno un poco más complejo que indaga y hace mayor reflexión sobre los textos en la sagrada escritura.

Método General

La estrategia general es aquella que se puede usar fácilmente al momento de leer la biblia; esta forma se puede realizar a través de  herramientas para analizar y reflexionar, más es importante destacar que en ella no se ahonda mucho en el análisis profundo sobre los textos de la biblia.

Para aplicar este método existen herramientas o estrategias, que a continuación se mencionan y explicarán brevemente.

1. Plan de Estudio

Este paso consiste en crear un plan de estudio, es decir, organizar y preparar un lugar y hora específicos en el que te dedicaras a leer la biblia. Para ello puedes desarrollar un diseño de plan que haga referencia a lo que quieras hacer diariamente con ayuda de un calendario.

Este plan te animará a que descubres que es lo que quieres aprender en cada día acerca de este libro sagrado; y también permitirá mantener una organización en base a los textos que ya hayas leído y las lecciones aprendidas.

2. Busca tu Biblia

Para saber cómo estudiar una biblia es indispensable que te consigas una biblia para analizar y adquirir los conocimientos de ella; es por ello que debes escoger una traducción del libro sagrado.

Es importante destacar que dicha traducción no sea una con simples paráfrasis, ya que así estará garantizado que la lectura del texto bíblico sea original y no una simple interpretación.

Por ende se te presentarán a continuación una serie de consejos que te ayudarán a escoger la biblia idónea para su estudio.

  • Procura no tomar biblias que fueron traducidos del latín en vez del hebreo o el griego, ya que estas en algunas ocasiones pueden presentar una traducción incierta a la original.
  • Debes asegurarte de forma veraz, que el análisis hacia un pasaje que hayas leído se acople con toda la corriente del libro sagrado, por lo que cualquier versión que tengas y no sea ajustada a doctrina de Cristo debe de ser rechazada.
  • Al momento de leer un pasaje o texto de la biblia es importante que te percates de los años históricos de la iglesia para así comparar con tus hallazgos en base al contexto histórico de la narración.
  • Para saber si la biblia se encuentra en una buena interpretación de la original es importante que te informes previamente sobre la historia de la humanidad, es decir, investigar sobre sucesos que aparezcan en la biblia para fijarte que el contexto coincida con la historia, para ello puedes empezar estudiando los Ministerios Ligonier y la radio Wretched que tienen relación en los lugares cristianos bíblicos y la historia de la iglesia.
  • Dentro de buenas traducciones hechas en la actualidad se encuentra la Versión Revisada Inglesa, la Nueva Versión Internacional y la biblia Holman Cristiana, al igual que puedes encontrar la Versión Inglesa Contemporánea.

3. La oración como técnica de estudio

Para estudiar la biblia, no debes dejar que tu ego te ciegue, por ello se recomienda que tomes una postura orativa o actitud de orante, ya que este paso te permite comprender de forma más sencilla el mensaje de la vida.

Por lo que debes recordar, que la biblia es un libro sagrado que contiene una cantidad de relatos, historias y enseñanzas basada en la corriente y cultura cristiana en donde la ciencia no tiene cabida y si eres de las personas que cree en lo que ve, debes saber que estudiar la biblia es creer sin ver, colocar de tu confianza y tener mucha fe.

El cómo estudiar la biblia católica debe enfocarse a la acción de ser devoto en la necesidad de aprender, de adquirir el conocimiento que ella nos ofrece.

Por ende debes educarte e instruirte para leer, analizar y así comprender las palabras del Señor cobrando vida en tí, después de todo, esto funciona como un alimento a tu alma y a tu espíritu.

La oración es una herramienta fundamental para aprender sobre la biblia, por ello orar te servirá para el estudio de la misma.

Debes pedirle con mucha fe al señor que te ayude a comprender su palabra, él ante esta súplica te abrirá los ojos para que entiendas de sus enseñanzas.

Para orar puedes guiarte por la oración expresada en Efesios 1 16 – 23, de la sabiduría y revelación que Pablo hizo por la iglesia, esta oración puedes rezarla por ti mismo. De igual forma existe otra oración encontrada en Efesios 3, 14 – 21 donde Pablo ora para adquirir la madurez espiritual para guiar a la iglesia cristiana, esta oración te servirá a ti también para encontrar esa madurez en el alma que te permita abrirte a la palabra de Dios.

Es fundamental que no minimices o desestimes algunas enseñanzas que se encuentran en la biblia por parecerte confusa, si vas a interpretar la biblia no debes cerrarte a ideas que antes no pensabas, recuerda que muchas de las confusiones que existen en la actualidad es por querer dar un significado a sucesos o hechos que en la biblia aparecen, por lo que, aquello que está escrito en ella es tal cual como se origino, no existen particulares interpretaciones.

4. Por dónde iniciar

Cuando vayas a leer y estudiar la biblia, puedes optar primero por estudiar el nuevo testamento, ya que este es de mayor comprensión y reflexión para aquellas personas que nunca antes han leído enfatizadamente este libro sagrado.

Si lees primero el nuevo testamento, podrás comprender posteriormente el antiguo testamento de forma más fácil, asimismo serás más ágil por la práctica que has ido obteniendo a medida que leías dicho libro.

Por lo que si quieres aprender sobre la biblia yendo de lo más fácil a lo más difícil, entonces debes empezar a leer primeramente el evangelio de Juan, ya que este se lee de forma clara y sencilla por narrar la vida de Jesús, ¿Quién fue?, lo que origina tu adaptabilidad y acondicionamiento a los otros 3 evangelios.

Es importante que lo leas de 2 a 3 veces con el fin de comprender las ideas planteadas por el autor, recordando que debes entender el contexto y los personajes presentes en la narración.

Puedes leer diariamente de dos a tres capítulos, adoptando una actitud y postura de concentración y paciencia, y posterior a terminar con el evangelio de Juan puedes continuar leyendo los evangelios de Marcos, Mateos y Lucas ya que en escala de dificultad continúan después de Juan como los más fáciles.

Posterior a haber leído los evangelios, puedes continuar en tu lectura con las cartas de los Romanos a Judas.

Es importante que el apocalipsis lo dejes de último porque este contiene profecías no explicadas explícitamente que pueden confundirte.

Por lo que es fundamental que primero te familiarices con todos los profetas mayores para culminar con el nuevo testamento del libro del Apocalipsis.

5. Selección de Temas

Como última herramienta dentro de esta metodología general, se te recomienda que selecciones temas para estudiar, ya que cada libro sagrado contiene un índice de temas que tienen la función de determinar áreas de estudios dentro de la biblia.

Por lo que puedes escoger un tema de interés y gusto propio, y para su lectura inicia leyendo de forma genérica los textos expuestos en el tema seleccionado por ti.

Esto causará en ti, una visión general de los escritos expresados en la biblia, por ejemplo la salvación, la obediencia, el pecado, el perdón, el amor, entre otros más.

Recapitulando, para saber como estudiar la biblia cristiana debes leer repetidas veces un mismo capítulo permitiendo así la observación minuciosa y el análisis (por si acaso) de algo que quizás antes no te diste cuenta.

Aplicación de Técnicas de estudio

Dentro de otros métodos para saber como estudiar la biblia, las técnicas de estudios funcionan, ya que son herramientas que te permiten adquirir de manera más fácil y viable el aprendizaje para comprender textos o temas.

Dentro de esta herramienta existen formas, que pueden servirte de guía para dicho estudio, y a continuación se hará de tu conocimiento algunas de estas:

Usar el Diccionario

El diccionario es el método más viable de buscar el significado de palabras que no entiendas, por ende cuando te encuentres leyendo un texto de la biblia y no sepas el significado de alguna palabra, es bueno que acudas a este con el fin de obtener la definición del término y así comprender lo que quiere decir aquella palabra en la narración.

Usa una libreta para anotar

Si eres de las personas que no tiene facilidad para memorizar, opta por tener a la mano un cuaderno que te permita anotar aquello que veas relevante y de tu interés particular.

De igual forma, te permitirá  organizar lo que estudias diariamente, teniendo así un registro de esto para mayor recopilación de información.

Además puedes realizar cuestionamientos con respecto a lo que lees por medio de preguntas como son: ¿Qué?, ¿Cuándo?, ¿Cómo?,¿Dónde?, ¿Quién?, u otras más con el fin de que en ocasiones futuras las respondas en base a los pasajes que hayas leído., por lo que estas preguntas serán de utilidad para comprender la historia y contexto de lo que leíste.

Subraya ideas importantes para ti

La técnica de subrayar es fundamental y viable para obtener conocimiento, ella te permite que denotes aquello que sea de gran importancia en el texto o que tu consideres interesante.

En otras palabras, subrayar las ideas principales aislándolas de las ideas secundarias, originara en tí la comprensión del texto ya que identificaste qué es lo principal de la enseñanza que aparece en el mismo.

Usa referencia cruzadas o pie de páginas

Los pies de páginas o referencias cruzadas son pequeños símbolos que se pueden encontrar en algunos libros que te permiten identificar y buscar textos que se encuentran en otro lugar para así adquirir mayor conocimiento de información.

Estas también pueden mostrar cuando algo se discutió de forma previa; si te das cuenta que tu biblia contiene esta herramienta puedes usarla para hacer más fácil tu estudio.

Estos se encuentran normalmente en la parte de abajo de la página, y los mismos te otorgarán la información del origen de dicho texto o te explicarán designios difíciles, términos o sucesos de la historia.

Para usar esta técnica de estudio puedes empezar eligiendo algunos términos que sean de tu atención y buscarlos en conformidad de encontrar otros textos en donde se narre de la misma cosa.

Para aprender cómo estudiar la biblia católica, es importante que la herramienta previa sea de tu uso, ya que en este caso, estas referencias te permitirán tener un control y organización de la investigación y aprendizaje, por lo que no debes dejarla aún lado y, cada vez que puedas, debes regresar al sitio donde las usaste por primera vez.

Redacta un Diario

Aunque quizás sea algo ilógico o inusual un diario te sirve para memorizar y adquirir conocimiento de forma sencilla, este paso puede ser muy parecido a usar una libreta donde anotes lo que leas, la diferencia radica que la narración será tal cual escribieras un diario.

En otras palabras escribirás diariamente (con fecha, lugar y hora) lo que hiciste ese día en tu estudio de la biblia, donde (igualmente) debes anotar el verso o texto bíblico que leíste al inicio de la narración.

El diario puede mezclarse con la técnica dicha previamente sobre tener una libreta, ya que en él puedes realizar reflexiones acerca de la lectura del día, e incluso cuestionamientos sobre el tema.

Y luego que culmines de escribir la enseñanza del día, puedes incluso orar sobre ella, suplicando a Dios que te ayude a comprender cada día más, y que te abra los ojos al conocimiento nuevo que puedes adquirir en el futuro.

Sin distracciones

Para aprender cómo estudiar la biblia debes estar completamente concentrado en el objetivo a alcanzar, por ello es importante que evites distraerte.

Por ende procura no escuchar música, ver televisión o hacer cualquier otra actividad mientras estás estudiando. Imagina que te encuentras preparandote para presentar un examen.

Claro está, esta herramienta no te está colocando presión en los hombros, si no que te está aconsejando para que puedes adquirir el conocimiento de forma más fácil y rápida.

Si eres una persona que se distrae por cualquier motivo, se te recomienda que optes por ir a un lugar que sea tranquilo y silencioso para que puedas así concentrarte en la lectura y tomar notas de lo aprendido. Ve esto como unos minutos de tu vida que dedicarás a Dios.

Aprende junto a Otros

Estudiar en grupo es un método muy viable para aprender y obtener conocimiento, por ende este método funciona en nuestro tema sobre Cómo estudiar la biblia, ya que sirve técnica de estudio, y en él puedes establecer relaciones con otras personas que persigan el mismo objetivo que el tuyo.

Para aplicarlo debes primeramente encontrar un grupo de estudio, en donde los integrantes del mismo pongan de toda su fortaleza y perseverancia para lograr el objetivo.

Lo expuesto previamente será de gran utilidad para que cuando se encuentren con un texto de difícil entendimiento, entre todos busquen soluciones para poder comprenderlo, y así también encontrar la motivación e inspiración en dado caso en el que puedas perder las esperanzas.

De igual forma compartir el conocimiento que encontraste de tu investigación ayuda a que todos se nutran de la misma, y en un caso en el que la información adquirida sea comprendida erróneamente por tu parte, el grupo te servirá de apoyo y soporte para aclarar aquellos errores o dudas que puedan presentarse.

Es importante que no tomes de orientación única, el conocimiento que otra persona te pueda ofrecer sobre la biblia. Deja que este libro te inspire, y fomente en tí la motivación para investigar y aprender cada día más algo nuevo.

Tu aumento de conocimiento acerca de las enseñanzas y corrientes de la biblia llega con el tiempo, es decir, no puedes dejar de estudiar sobre ella. Para aprender cada día más tienes que ser dedicado, constante, trabajar arduamente y leer mucho.

Igualmente, es fundamental que el conocimiento sea compartido con tu grupo, pero debes recordar que la biblia contiene 66 libros en donde diversos autores expresan su opinión de hechos, acontecimientos, reflexiones u otros temas de índole cristiano, por lo que es un libro que te otorga mucho conocimiento y es bueno que todos aprendan algo de él.

Elabora un programa de lectura bíblico

Para analizar e investigar acerca del cómo estudiar la biblia cristiana, este método es fundamental, ya que te permite organizar y mantener una relación estructurada de aquello que puedes leer de forma más sencilla hasta llegar a lo complicado

Primeramente tienes que elegir el orden por el que leerás el libro sagrado, este puede ser el de tu preferencia, pero es importante destacar que existen programas que ocasionan que la lectura de cada uno de los libros sea ordenada por un motivo, uno de estos programas es “The Gospel According to John”, en otras palabras, el evangelio de Juan (como lo expresamos en los párrafos iniciales).

Dicho previamente, es viable que inicies por los evangelios, ya que cada uno de estos textos bíblicos contiene entre sí aspectos de la vida del señor Jesús.

Yéndonos a un ejemplo, en el evangelio de San Mateo, el autor define y figura a Jesús como un rey, en el caso del evangelio de Marcos, el escritor lo describió y representó como el Maestro, por otra parte en el Evangelio de San Lucas, el mismo identificó a Jesús como un hombre y en el evangelio de Juan, Jesús es proclamado como Dios, o en otras palabras, el Mesías.

Si inicias con el Evangelio de Juan te darás cuenta que la narración y textos bíblicos del autor es muy completo, ya que el detalla aspectos fundamentales de la vida de Jesús que los otros evangelios no, lo que te otorgará una visión completa de los demás evangelios, y también ofrece detalles más explícitos y entendibles del tema.

Por lo contrario, el evangelio de Mateo y Lucas, se les conoce como los evangelios sintéticos o esquemáticos, debido a que ambos narran mismos acontecimientos, hechos, reflexiones u otros temas relacionados a la vida de Jesús pero destacando elementos distintos.

Cuando culmines con los evangelios, continúa leyendo el libro de los Hechos de los apóstoles que fue escrito por Lucas, en él observaras como se desarrolló la religión cristiana en el Imperio Romano posterior a la muerte y resurrección de Jesucristo, en otras palabras, es la historia misma de la iglesia primitiva cristiana.

Seguidamente a culminar con los Hechos de los apóstoles, continúa con la lectura de las Cartas de Gálatas hasta Filemón,  las mismas simbolizan seis escritos y epístolas por autor San Pablo originadas en tres comunidades que visitó. Estas cartas eran dirigidas sus compañeros Timoteo, Tito y Filemón.

Luego continúa con la Carta a los Romanos, donde se narra y expresa las herramientas para encontrar el camino hacia la salvación.

Seguidamente lee las epístolas a los Corintios, en ellas se esquematiza e introduce al tema del Espíritu Santo y el desarrollo de su corriente.

Y luego, continúa con la lectura de los hebreos a Judas, ya que estas reflexiones bíblicas representan el conocimiento primordial a lo que es ser cristiano auténtico.

Es importante destacar que el tema de la revelación en el nuevo testamento sea el último que leas, ya que para este se necesita de una persona experimentada en el conocimiento bíblico, y si apenas estas iniciando el estudio de la biblia, pueden tornarse confusiones en dicho tema, en todo caso puedes buscar ayuda de expertos.

Con lo expuesto previamente das fin a la lectura del nuevo testamento, y así inicias con el antiguo testamento.

Para la lectura de este, debes saber que el mismo no se encuentra organizado cronológicamente, por lo que opta por leer los textos bíblicos por grupos y así se hará más sencillo la adquisición de conocimientos.

Inicia con el Libro del Génesis, en este se relata la historia de cómo Dios creó el mundo y por que, así como fueron los primeros tratos del Señor con los humanos.

Seguidamente continúas con el libro de Éxodo hasta llegar a Deuteronomio, en ellos encontrarás las leyes impuestas por Dios. Y Cuando culmines pasa a leer los textos bíblicos relacionados a la historia, siendo estos desde Josué hasta Ester.

Y seguidamente analiza los libros de sabiduría y poesía, dentro de los que encontramos el libro de Job, los Salmos, La canción de Salomón, los proverbios y Eclesiastés.

Posteriormente, continúa con los textos bíblicos relacionados a los 5 profetas mayores Isaías, Jeremías, Lamentaciones, Ezequiel y Daniel, y culmina con los doce profetas menores logrando así terminar la lectura del viejo testamento.

Se espera que estos consejos sirvan de ayuda y motivación para saber cómo estudiar la biblia cristiana y católica, recordando que este es uno de los libros más antiguos de la historia de la humanidad que logró mover pensamientos, ideologías y corrientes por sus enseñanzas. Y si fue de tu agrado este post te invito a visitar:

Las Bodas de Caná: Significado en el Cristianismo

Persecuciones Cristianas, una historia muy cruenta

Las tentaciones de Jesús: historia y ¿cuáles fueron?

Dar de comer al hambriento según la biblia cristiana

(Visited 18 times, 1 visits today)

Deja un comentario