Pensar en Positivo atrae Cosas Positivas para la Vida

Muchas personas tienen a subestimar el poder de la mente, sin embargo grandes personajes afirman que pensar en positivo atrae cosas positivas. Empresarios de éxito, deportistas e incluso psicólogos reconocen el poder del pensamiento positivo para cambiar tu vida. Entonces si quieres cambiar tu futuro, en este artículo encontrarás de que se trata esta técnica maravillosa.

pensar en positivo atrae cosas positivas

Pensar en Positivo atrae Cosas Positivas

En pensamiento positivo como concepto fue introducido en el año 1937 por Napoleón Hill, en su famoso libro “Piense y Hágase Rico.” Esta idea no fue muy aceptada al principio, pues parecía ingenua y simple en comparación con los retos de la vida. Sin embargo, esta opinión solo la mantienen las personas que desconocen las bases del pensamiento positivo.
Está bien demostrado por análisis psicológicos, que el ser humano es incapaz de ver el mundo tal cual es, sino que lo hace a través de su percepción, de sus pensamientos.
Entonces, nuestra mente tiene el increíble poder de mostrarnos solo lo que somos capaces de percibir o lo que entendemos.
Por ejemplo, si vas a un parque lleno de personas y alguien te pide que cuentes a las personas vestidas de negro. Pero luego te pregunta ¿Y bien, cuántas personas pasaron vestidas de… Azul?
Es posible que te enfurezcas y digas que no es justo, pues solo prestaste atención a las vestidas de negro. Sin embargo, este ejercicio sirve para darnos cuenta que la mente reconoce más fácilmente, aquello que está buscando. Si solo te enfocas en las cosas negativas, en lo oscuro del mundo, es natural que sea lo que más veas; pero también hay tonos azules, amarillos u otros, que conforman la realidad.

Pensar en Positivo atrae Cosas Positivas: Filosofía de vida

Cuando decimos que pensar en positivo atrae cosas positivas, no es una idea ingenua y simple. Lejos de eso, se trata de una manera de vivir, en la que eres capaz de controlar tus pensamientos y no dejarlos a merced de las circunstancias.
Pero claro, del dicho al hecho hay un trecho. Si por ejemplo, tienes que entregar una tarea online y tu computador decide dejar de funcionar, además tu servicio de navegación falla y para colmo tu profesor te prohíbe enviarlo otro día. ¡Claro que tendrás pensamientos negativos! Pero de repente miras un anuncio que dice: Sonríe, nada es más valioso que este día. Seguramente esto te parezca tonto, porque claro, como vas a sonreír cuando todo te está saliendo mal.
Sin embargo, la vida no es única y maravillosa porque todo nos salga perfecto, sino porque tu decides que sea maravillosa.
Bien lo dice el famoso director de cine A. Jodorowsky:
“Saber vivir es hacer lo mejor que podemos, con lo que tenemos en el momento que estamos”
Así que a pesar de las críticas, efectivamente pensar en positivo atrae cosas positivas. Solo debes aprender a moldear tu psique para que te lleve por el camino correcto y te muestre el mundo de posibilidades que hay. Sin embargo, ¿Cómo moldeo mi mente? ¿Cómo logro controlar el torrente de pensamientos negativos que llegan a mi todos los días? Es simple, el poder del pensamiento positivo radica en los hábitos que desarrollamos y en las decisiones que tomamos. Aquí encontrarás como lograrlo.
Pensar en positivo atrae cosas positivas

El Poder del Pensamiento Positivo

Radica en evitar que nuestro estado de ánimo dependa de las circunstancias externas. Sin embargo, no es una tarea fácil eso de controlar nuestras emociones a pedir de boca y menos los pensamientos que ellas producen.

Todos tenemos una semilla positiva y una negativa en nuestro interior, y lo que las personas normalmente hacen es regarlas dependiendo de las situaciones.

Por ejemplo, si te sucede algo muy bueno o tus planes marchan de maravilla, es normal que le des agua a la semilla positiva. Te sientes optimista, capaz de cumplir tus metas y sobretodo muy feliz. Sin embargo, cuando todo empieza a ir mal, los proyectos se vienen abajo y las circunstancias son difíciles, entonces regamos con mucho esmero la semilla negativa. Te sientes triste, rabioso, deprimido y pierdes la esperanza de cumplir tus metas. Todo esto es la conducta normal que tenemos aquellos que vivimos el día a día.

Sin embargo, numerosas entrevistas han demostrado que las personas de éxito, los ganadores piensan y actúan de manera diferente. Ellos utilizan el poder del pensamiento positivo para moldear su futuro y construir sus propias oportunidades.

¿Cómo lo hacen? Pues dejando morir a la semilla negativa que llevan en su interior. Nunca le ponen agua, no le dan crédito a los pensamientos negativos y trabajan de manera consciente para evitarlos. Es así, cuando detectan su mente está pesimista producto de las situaciones externas, toman consciencia de ello y bloquean esos pensamientos. Son responsables de su estado de ánimo y no dejan su felicidad como un barco a la deriva, en el mar de las tribulaciones.

Pensar en positivo atrae cosas positivas

¿Cómo atraer lo Positivo?

Pensar de manera positiva no es fácil. Es más, la mayoría de los pensamientos que tenemos al día son negativos, repetitivos y del pasado. Así que para lograr pensar de manera adecuada y transformar nuestra percepción de la vida, hay que implementar ciertos hábitos. Es la manera en la que podemos aprender  ser positivos siempre, sin importar las tribulaciones y los obstáculos.

Las personas optimistas podrán ser más exitosas, y no porque le sucedan más cosas buenas que a otras, sino que simplemente se concentran en las oportunidades y no en lo negativo. Pero si ya tu sabes que pensar en positivo atrae cosas positivas y sin embargo se te hace difícil controlar tu mente, más abajo encontrarás los mejores hábitos para lograrlo. Y tranquilo, el paso más importante ya lo diste, que es el reconocer el poder que tienen tus pensamientos sobre tu destino.

“Pon atención a tus pensamientos pues se vuelven palabras. Pon atención a tus palabras pues se vuelven acciones. Pon atención a tus acciones pues estas se vuelven hábitos. Pon atención a los hábitos pues éstos se vuelven tu personalidad. Pon atención a tu personalidad porque se vuelve tu destino. Lao Tzu”

Y así con esta cita milenaria, se hace introducción al primer hábito para alcanzar el poder del pensamiento positivo.

Hazte Consciente de Tus Pensamientos

Este es el hábito más básico, y el primero que debes desarrollar para pensar en positivo. El orígen de todas nuestras emociones y acciones radica en nuestros pensamientos. Así que aprender a ser conscientes de ellos te ayudará a poder controlarlos.

Nosotros somos el resultado de la suma de nuestros pensamientos. No existe nada en el mundo que no haya pasado por la mente de alguien, antes de convertirse en realidad. Porque antes de construir, pensamos, tenemos ideas y son estas configuraciones mentales las que nos permiten cambiar nuestra realidad.

Debes aprender a tomar consciencia de tus pensamientos y controlarlos cuando te llevan hacia un camino pesimista y negativo. Una de las mejores maneras de hacerlo, es a través de la meditación. Esta estrategia es tan buena para tu mente, que incluso si buscas en la web como ser más inteligente, esta actividad aparecerá en la lista.

La meditación es una práctica que nos enseña a relajar la psique, construir la energía interna, desarrollar la paciencia y aprender a controlar la mente. La verdad nunca nos enseñan lo importante que es estar atentos a nuestros pensamientos. Ellos tienen el poder de hacernos construir el mundo, o llevarnos a acabar con nuestra vida. Sí, así de notable es la influencia de las ideas sobre nuestro destino.

Por eso, el primer hábito de como atraer lo positivo es ser muy consciente de los pensamientos que llenan tu mente.

Cambia el lenguaje

Todo aquel que no crea en el poder de la palabra, lo invito a revisar la historia de la religión. Todas las grandes creencias que han movido el mundo desde tiempos inmemoriales, se basan la palabra de sus profetas. Ejemplos menos dramáticos pueden encontrarse por montones en la psicología. Pero en lo que todos convergen es que el lenguaje y las expresiones verbales, tienen poder para transformar la realidad.

Las palabras que utilizamos tienen más acción de la que a simple vista creemos. Tienen la capacidad de modelar nuestra perspectiva del mundo y de nuestra participación en él. Entonces, para empezar a desarrollar el poder del pensamiento positivo, debes evitar las expresiones que degradantes. Por ejemplo: “yo soy malo para esto” “soy tonto o lento” “soy normal, poco especial.” Todas esas frases que a veces decimos en tono de broma, debemos evitarlas pues su pronunciación paulatina hace que el subconsciente lo crea y sea considerado un obstáculo.

No digo que empieces a adularte con adjetivos que no posees, eso también es poco efectivo. Pero, si puedes hacer un esfuerzo consciente por hallar dentro de tu persona, cualidades dignas de admirar. Entonces puedes empezar a describirte en base a eso.

También debes evitar frases que empiecen con condicionales. Esto es muy importante, porque te ayudan a mantener una perspectiva madura y centrada en las herramientas que posees. Los condiciones pueden ser por ejemplo, “Si hubiese ido” “Si tuviese esto o aquello” estas expresiones no aportan nada a tu realidad y evitan que puedas desarrollar el pensamiento positivo.

En su lugar puedes reemplazarlas por el tiempo indicativo: “Yo fui” o “Voy a”, que demuestran acción y disposición de hacer las cosas con lo que ofrece el entorno, sin caer en lamentaciones.

Enfócate en el Presente

La experiencia directa de cada ser humano es lo que está aquí, ahora. Sin embargo, muchas individuos tienden a preocuparse por el futuro, o por el pasado sin percatarse de lo que sucede. Otro de los hábitos para desarrollar el poder del pensamiento positivo, es enfocarse en el presente y dejar de gastar tiempo pensando en lo que pueda pasar.

Las personas más exitosas y felices, se olvidan de lo que ya pasó o de lo que pueda pasar, y se enfocan en manejar su vida aquí y ahora. No debes confundirte, es muy diferente guardar las enseñanzas de alguna experiencia vivida, a estar preocupado por que vuelva suceder. Debes concentrarte en lo que controlas y prevenir las situaciones con acciones en el presente, sin perder tiempo preocupándote por lo que no ha pasado todavía.

Hay una cita muy famosa que dice “Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.” Así que no malgastes tu tiempo preocupándote por el devenir, ya que esto afecta tu mente y evita que encuentres el pensamiento positivo.

Se Agradecido

La gratitud incondicional es un hábito fundamental para ser exitoso en la vida. Más aún para desarrollar el pensamiento positivo. Si eres agradecido con el universo, por las grandes y pequeñas cosas que te ha dado, siempre hallarás nuevos motivos para sonreir.

Pero este hábito es consecuencia de otro muy importante, y es saber reconocer los privilegios que tenemos. Muchos han escuchado el dicho “Nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde”

Pues sí, es muy común que nos enfoquemos en las cosas malas y en las carencias que tenemos. Pero ¿Qué pasa con lo que sí tenemos? Para ser agradecidos, debemos aprender a valorar nuestras pertenencias, las experiencias que vivimos y la realidad misma.

Para agradecer todo aquello que disponemos, hay que ser humildes e inteligentes, pues solo así veremos las pequeñas cosas que nos hacen vivir de mejor manera. Por ejemplo, el hecho de poder ir al baño, de contar con buena salud, comer o ser testigo de algún gesto amable. Son detalles que solo podemos reconocerlos y agradecer por ellos, si estamos atentos de su existencia.

Para desarrollar verdaderamente este hábito, puedes comenzar pensando en tres cosas por las cuales te sientes agradecido. Puedes implementar esta estrategia todas la noches antes de dormir o en las mañanas, al despertar.

Una vez que hagas esto, verás lo fácil que es agradecer lo que sucede en tu vida y por lo tanto serás más positivo.

pensar en positivo atrae cosas positivas

Sonríe Más

Sonreír tiene más implicaciones de las que inicialmente podríamos pensar. Incluso se ha demostrado que los fetos sonríen en el útero al escuchar la voz de un humano. Es evidencia de que esta acción es una actitud innata que lamentablemente vamos perdiendo a medida que crecemos. Sin embargo, el sonreír como un hábito es capaz de liberar endorfinas y ayudarte a desarrollar el poder del pensamiento positivo.

En otras palabras, si sonríes incluso cuando no sea genuinamente, tu cerebro también recibe esa información de los músculos. Entiende que estás sonriendo y que por lo tanto debes estar poniéndote alegre. Así que empieza paulatinamente a transformar tu estado de ánimo en uno más optimista y acorde con la sonrisa.

Sonreír no solo te alegra a ti, sino que es una señal amistosa para que las personas a tu alrededor se sientan más a gusto. Por lo tanto, este simple hábito te ayuda a abrir más puertas y conseguir oportunidades. Es una herramienta muy poderosa para hacerte sentir mejor y enriquecer tu vida.

Cultiva la Resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tienen los seres humanos de adaptarse positivamente a las situaciones adversas. Los eventos en la vida, suceden y ya. Las etiquetas de buenos y malos se las colocamos nosotros, con el afán de entender el porqué de las cosas. Sin embargo, una manera efectiva de mejorar tu vida, es dejar de juzgar a las cosas que te suceden como positivas o negativas y en cambio reinventarte para sacar el mejor provecho de ellas.

Se Amable

Este hábito es tan poderoso e importante, que ha sido referido en numerosos textos de la historia. No en vano dijo Jesús a sus apóstoles “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39). ¡Qué efectivo es tratar a los demás como deseas ser tratado! Este hábito de te permitirá ganar el cariño genuino de muchas personas y además te ayudará a ser más considerado y positivo. Esta es una de las prácticas que más rinde frutos a la hora de hallar el poder del pensamiento positivo, dado que te permite empatizar con lo que te rodea.

Incluso los vendedores y empresarios más famosos del mundo, hablan de los beneficios de tratar bien a los demás y preocuparse genuinamente por su bienestar.

Evita a las personas negativas

Aunque no lo creas las actitudes o emociones se contagian, y las negativas aún más fácilmente. Así que el último hábito es tratar de evitar a las personas negativas y rehuir de sus malas vibras para que no te afecten. Esto muchas veces no es fácil, dado que por circunstancias de la vida estamos obligados a convivir con personas pesimistas. En estos casos, debes aprender a responder a sus comentarios de manera inteligente, para evitar caer en pensamientos negativos.

Recuerda que pensar en positivo atrae cosas positivas, sin embargo la afirmación contraria también es válida.

No te vayas sin antes leer los siguientes artículos:

La alineación de chakras: ¿Qué es y para qué Sirve?

Desarrollo Humano Integral,  ¿Qué es y cómo Lograrlo?

(Visited 62 times, 1 visits today)

Deja un comentario