Masturbarse: ¿es pecado en el cristianismo?

Masturbarse es pecado para la mayoría de las corrientes espirituales, del cristianismo lo condena como un pecado mortal, conoce más sobre este tema leyendo el siguiente artículo.

¿Masturbarse es pecado?

Desde hace muchos años el tema de si masturbarse es pecado ha traído muchas polémicas, frecuentemente se encuentra opiniones diversas que algunos justifican y otros condenan, desde el punto de vista espiritual y religioso, la masturbación es considerada un pecado.

Incluso podemos apreciar como en el almanaque mundial existe una fecha dedicada a lo que llaman el día mundial del orgasmo. La sexualidad está otorgada por dios con el objeto de buscar la procreación, el momento ha servido para otorgar un sentimiento de placer el cual llamamos acto sexual.

Este acto sexual ha sido desviado por el hombre y le ha dado diversas connotaciones, el sexo es una tema que tiene vertientes diversas, cada idea espiritual filosófica y social lo afrontan desde diversos puntos de vista.

La sociedad actual maneja el sexo desde diversos puntos de vista, podemos apreciarlo como un marketing para vender muchos productos, también se utiliza como elementos de placer y diversión, lo que indica su total desviación

El ser humano aprende a tener sensaciones sexuales desde muy joven, y queda marcada en su vida que, el acto sexual representa una sensación de placer, cuando los valores espirituales basados en la moral humana están afianzados, el acto sexual se convierte en una actividad de responsabilidad.

En el caso de muchos jóvenes que no tienen una base religiosa y espiritual firme, se convierte en una acción descontrolada, en la mayoría de los casos se convierte en un problema o los lleva a cometer acciones muy poco dignas.

masturbarse es pecado

Si nos basamos en las virtudes de Dios, la masturbarse es un pecado, desde cualquier punto de vista es imposible justificarlo, sin embargo ciertas creencias y corrientes científicas como la psiquiatría y la psicología justifican el acto de la masturbación dándole matices diferentes y justificando los diversos procedimientos.

Los años de evolución del hombre no han provocado un crecimiento espiritual, las acciones materiales y físicas han determinado que el sexo, la sexualidad y los placeres internos sean considerados como actos de placer y diversión.

Muchas culturas celebran el sexo y la masturbación de distintas maneras, los egipcios y los griegos mantenían en reserva el problema del sexo y la masturbación, en otras culturas estaba relacionado con la espiritualidad divina y se combina con acciones de meditación y relajación.

Otras creencias mantienen la masturbación como un tabú. Se ha tratado de considerar el acto de la masturbación con acto natural del hombre, pero cuando revisamos en diversas líneas históricas religiosas en ninguna aparece la determinación de Dios de considerarla como un acto de comportamiento natural.

El concepto de masturbación se define como la estimulación manual de los órganos genitales para obtener placer. Es establecido como un acto individual, sin embargo los sexólogos consideran que puede ser desarrollado entre las parejas.

Algunas personas tienen problemas cuando se les plantea el tema sobre masturbarse es un pecado, sienten vergüenza y pena al escucharlo, estas personas pueden llegar a ser consideradas como puritanas y realmente con mucho valor espiritual, otras sin embargo no mantiene el criterio de valor espiritual y lo manifiestan de forma muy abierta.

masturbarse es pecado

Actualmente la masturbación es fenómeno común y normal, sin embargo la iglesia tienen suficientes argumentos que pueden llegar a formar su criterio importante con respecto a si masturbarse es un pecado. El Catecismo católico lo considera la excitación voluntaria de los órganos genitales con el objeto de obtener un placer venéreo, incluso sin llegar al orgasmo.

Clínicamente la masturbación no tiene efectos dañinos ni consecuencias físicas, lo considera un acto sexual individual y solitario, sus repercusiones pueden estar basadas en comportamientos anormales y deficiencias en la verdadera situación sexual, como la eyaculación precoz e impotencia.

La masturbación constante puede provocar problemas al momento de mantener una verdadera relación sexual, su incentivo para manifestar el sexo externamente con otra persona puede quedar totalmente limitado, perdiendo habilidad para relacionarse con otros y establecer diálogos maduros.

Desde el punto de vista psicológico la masturbación se convierte en un hábito que puede ocasionar ciertos problemas cuando se abusa de su acción, puede creer el comportamiento narcisista hacia los órganos genitales, la dosificación de estos como una forma de mentalización obsesiva.

Además creen que puede llegar a considerarse un acto de desorganización mental, que de no controlarse puede traer consecuencias fuertes en la personalidad, creando lo que se denomina el vicio solitario. De manera que si apreciamos el punto de vista científico, tenemos que decir masturbarse es un pecado.

Entre las consecuencias negativas que conlleva ser practicante de la masturbación tenemos:

  • Egocentrismo
  • Lesiona el carácter de la persona.
  • Distracción de la espiritualidad.
  • Falta de constancia en acciones normales de la vida.
  • Apatía y complejo de culpa
  • Sentimiento de derrota
  • Debilita la voluntad
  • Se crean obsesiones eróticas
  • Las sensaciones de vacío e insatisfacción sexual se refuerzan y se manifiestan en comportamientos de irritabilidad y rabia.
  • Se forman los pensamientos hacia el fracaso e incapacidad para relacionarse con otra persona.

Observamos entonces que el acto de la masturbación es considerado como algo intrínseco, negativo y desordenado, realizar actos de placeres individuales durante el matrimonio elimina la realidad en la finalidad de la relación de parejas.

Se cree que es un acto de inmadurez espiritual y se requiere de mucha formación religiosa para poder quitarlo de la mente, es importante realizar constantemente hábitos que estimulen pensamientos positivos y puedan eliminar los estados de angustia que genera la masturbación.

Elementos a favor

A pesar de considerar que la masturbarse es pecado, a nivel mundial el 78% de las personas realiza este acto como una forma de actividad justificada en algún momento de su vida, muchas personas creen incluso los cristianos devotos que en alguna situación de la vida la masturbación está justificada.

Lo importante es que no se convierta en un comportamiento habitual, compulsivo incontrolable, algunos promueven el acto como una acción que ayuda a liberar tensiones y ayuda a evitar las relaciones sexuales previas al matrimonio o relaciones sexuales ilegales, como satisfacer el deseo sexual a través de la búsqueda de la prostitución.

También se cree que alguno lo utilizan para poder conciliar el sueño y aumentar el nivel de la conciencia, en cuestiones de sexualidad, permitiendo explorar sus órganos sexuales físicos y conociéndolos mejor, se cree además que la masturbación en personas solteras o viudas ofrece una forma inocente de satisfacer su deseo sexual cuando no se tiene una pareja disponible.

Los defensores del acto señalan que en los matrimonios en los cuales la impotencia sexual se ha hecho presente, permite encontrar una especie de aliciente para su control y alivio, que permite renovar los sentimientos entre la pareja, algunos especialistas en sexología implementan el recursos de la masturbación mutua para estimular y reforzar la relación.

Elementos en contra

En el aspecto religioso y puritano espiritual, masturbarse es un pecado y representa un acto de inmoralidad sexual que no honra a Dios, los pensamientos que se generan son de fantasía sexual inexistentes en la realidad, creando una relación inapropiada y formas de apreciar el sexo totalmente desvirtuado.

La mente en ocio genera este tipo de pensamientos que limitan verdaderamente la apertura hacia pensamientos realices espirituales que son los que permiten formar al ser humano. Los detractores de la masturbación opinan que es un acto que fomenta el hábito del egoísmo promoviendo la dificultad de la relación entre parejas.

Asimismo consideran que facilita la adicción convirtiéndola en un vicio que establece patrones de conducta constante y pensamientos desviados de la sexualidad. La promoción del erotismo y la pornografía motivan estas acciones, las limitaciones en la relación conyugal se hacen presente y se evade el deseo de buscar el placer sexual con la otra persona.

El mal de la masturbación lo consideran algunos pensadores como un apetito desmedido que se manifiesta en forma contraria a los valores relacionados con la sexualidad.

El hombre crea una prisión de placer egoísta que solamente buscar el placer como alternativa para buscar una felicidad ficticia y momentánea, la mente visualiza momentos sexuales que son imposibles en la realidad o son estimulados por el negocio de la pornografía.

La adoración hacia sí mismo aumenta y los sentimientos propios del corazón quedan aislados y creando entonces la sensación de satisfacción donde el corazón es engañado y eliminado como la primera fuerza elemental para el amor.

¿Qué dice la Biblia?

El libro sagrado del cristianismo no tiene referencias específicas con respecto a este tema, los cristianos no tienen instrucciones específicas, consideran que Dios creó el acto sexual con el objeto de ser bueno y fomentar en parte la consolidación del matrimonio, no plantea nada con respecto al auto placer sexual antes durante o después del matrimonio.

No obstante históricamente existen algunas referencias que pueden hacer referencia a momentos en la Biblia donde plantea algunos casos de sexualidad ilegal, a comienzos del siglo XX, las actividades relacionadas con los métodos anticonceptivo estaban consideradas como pecaminosas, incluso se incluyen los actos sexuales que no fueran dirigidos a la reproducción humana.

Otros casos donde se acerca a los comentarios relacionados con actividades cuales desviadas se encuentra en Gálatas 5, 19-21, allí se puede apreciar la siguiente descripción:

“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, desenfrenos, y cosas semejantes a éstas; de las cuales os denuncio, como también ya os denuncié, que los que hacen tales cosas, no heredarán el reino de Dios”.

Por otro lado en Corintios 6, 9-11, existe un relato interesante que puede aclarar muchas dudas a los cristianos:

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

Y esto erais algunos de vosotros; mas ya sois lavados, ya sois santificados, ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.

Así mismo en Efesios 5, 5-8, plantean situaciones donde permiten apreciar directamente conocer situaciones con respecto al tema veamos:

“Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas; porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor: Andad como hijos de luz”.

Al no conseguir argumentos sólidos con respecto a que masturbarse es pecado, la biblia lo enfoca desde el punto de vista de la reproducción, para Dios la unión de dos personas a través del sexo es para considerar únicamente la reproducción humana.

Historias relacionadas con personajes bíblicos como Onan y Tamar así lo confirman. Una de las principales fuentes es una historia en Génesis 38. A menudo utilizada para condenar el control de la concepción, la historia de Onán y Tamar también ha sido citada como evidencia de que la masturbación es pecadora.

Con respecto a la Ley Mosaica, una mujer cuando enviudaba y no daba ningún heredero varón, tenía la posibilidad de casarse con otro miembro varón de la familia de su esposo, esto con el objeto de mantener el linaje de la familia, de manera que el nuevo esposo era llamado amante redentor y tenía la obligación de engendrar un hijo con la mujer llevando el nombre del hermano fallecido.

Esta acción permite considerar que la mujer obligatoriamente debía mantener su pacto y no buscar satisfacción sexual o relación marital con otros hombres, sin embargo encontramos como dijimos anteriormente, la historia de Tamar y Omán, donde este último asume su responsabilidad de la ley judía tomando a Tamar como su esposa.

Sin embargo la historia cuenta que los hijos que nacieron no fueron reconocidos por él ya que no había sido de su engendro.  Omán, considero en el acto sexual dejar el semen fuera de la mujer de su hermano para evitar que el fallecido no tuviera descendencia, esta conducta enfureció a Dios y le quitó la vida a Omán.

Algunos creen que el caso está relacionado la masturbación, ya que en algunos preceptos, la relación sexual o el acto sexual se consuma cuando el hombre realmente coloca parte de su semen dentro de la mujer, y esto consolida la procreación, lo que realmente es el fundamento principal de la unión entre dos personas.

Para Dios, la acción de Omán es considerada como pecaminosa, y se piensa que el acto sexual no concluido es una falta de respeto a Dios, quien lo establece en todas esas formas. Esta historia de tamar y Omán, es la más cercana que podemos conseguir en la Biblia con respecto a la masturbación de manera directa.

Sin embargo la Biblia plantea descripciones relacionadas con el sexo, donde lo especifica cómo el acto del matrimonio para la procreación y el amor para el engendro de hijos en forma divina, es una acto de Dios, por eso no debe ser ni vulnerado ni alterado, Dios reúne a las parejas con el objeto de buscar un amor mutuo y dar vida nueva para suplanta los que se van.

Pero la Biblia no es solo para explicar o describir deseos sexuales individuales, sino para ayudar incluso a los que puedan tener problemas con respecto a la fe y desviaciones que puedan llevarlos a cometer pecados, es un aliciente y ayuda a quienes mantiene algún tipo de problemas con respecto a la masturbación.

Zonas grises

Obviar las discusiones religiosas y bíblicas con respecto a este tema determina que su consideración, la cual pueda estar catalogada como actos de pecado o inmorales dentro de una sociedad que mantienen valores inadecuados y   códigos de ética desvirtuados, justificando las acciones en diversos actos sexuales

Para considerar si masturbarse es un pecado, se debe tomar en cuenta las acciones morales del hombre, y en esta caso si tomamos en cuenta este tema, definitivamente se considera dentro de la religión como una zona gris de la conducta humana, dejar que nuestras mentes piensen y actúen de una forma libre dejan de ser acciones morales ya que desvirtúan las leyes de Dios.

Los pensamientos afecta de manera directa el comportamiento del hombre y en este caso, la Biblia dice que debemos tener cautivo los pensamientos de manera que puedan ser sometidos, Jesús, quien de verdad con su moral eterna manifiesto los pensamientos como propio puros o impuros.

Cada persona debe revisar su corazón y tomar en cuenta si la masturbación es pecado y afecta su corazón, cada cristiano debe ordenar las ideas y mantener el criterio amplio de los valores morales, donde el espíritu santo sirva de guía para que el corazón se enfoque en las verdaderas relaciones entre las personas.

La relación con el creador

No hay término medio entre la masturbación y Dios, no hay unión ni relación y mucho menos configuración que permitan establecerlos con lazos de unión en conceptos, los límites del comportamiento cuando son rebasados se convierten en pecados, y la masturbación es una acción directa de la superación de esos límites. Recordemos que el pecado permite alejarnos de Dios, destruye además el vínculo de amor con respecto al creador.

La vulnerabilidad del ser humano en este aspecto es muy grande, seguir a Dios implica mantener sus preceptos intactos, el amor hacia él, permite considerar y valorar todo lo referente a acciones que van en contra de la moral humana.

¿Es un pecado mortal?

Para considerar la acción con respecto a masturbarse es un pecado mortal, debemos conocer algunas consideraciones sobre todo la que realiza Santo Tomás de Aquino cuando dice que existe una especie de lujuria en la cual hay una razón de torpeza que hace del acto venéreo un maldad humana, y lo considera de esa forma por dos razones.

La primera porque choca contra la recta razón, como lo es cualquier acto de lujuria y en segundo lugar porque se opone al mismo orden natural del acto venéreo necesario para la especie humana, de manera que  lo denomina “vicio contra la naturaleza”. Para Santo Tomás sucede de varias formas:

“Produciendo la polución son coito carnal y por puro placer lo que constituye un pecado de tipo inmundicia y que generalmente le llaman animación.

Realizar el coito con otra especie el cual lo llama bestialidad.

Establecer el coito con persona del sexo no debido sea varón o hembra el cual llama “vicio sodomítico”.

Y también considera una cuarta forma de vicio o pecado, en donde se realiza el coito a través de la utilización de un instrumento no apropiado y se usan procedimientos antinaturales”.

De manera que para santo Tomás de Aquino y la Iglesia tradicional, masturbarse es un pecado mortal identificado en tres lugares en contra de la naturaleza del hombre, terminación, bestialidad y vicio contra la naturaleza, pecados basados en la ley natural del creador donde las virtudes son violentadas.

La gracia de Dios se encuentra dispersa en todos los seres humanos, de manera que a través de oración y la devoción se consolidan los valores que aíslan las perversiones y  actos que puedan llevar a pecar.

Esto implica que cada ser humano debe invertir más tiempo esforzarse por manifestar su espiritualidad hacia Dios, evitando que al caer en esa  forma de pecado mortal pueden perdonar sus pecados antes de morir.

San Pablo habla de los pecados mortales y entre ellos manifiesta que la inmundicia planteada años después d por santo Tomás de Aquino es una forma de pecar que aísla a las personas del reino de Dios, pero en la actualidad el concepto planteado por Santo Tomás de Aquino no está muy relacionado con la homosexualidad actual y tampoco deja muy claro el concepto de inmundicia.

Motivos de la masturbación como impureza

masturbarse es pecado

Las motivaciones o influencias que día a día se manifiestan en la sociedad actual que promueven estos actos que llevan a considerar la masturbación es pecado, permiten  considerar que se debe enfrentar una lucha con respecto a estos temas tan delicados en la vida del hombre actual.

Los motivos que tienden a fomentar actos de masturbación pueden ser internos y externos, según las ideas religiosas basadas en la moral y las leyes de Dios veamos:

Motivación interna

Se manifiestan a través de la ociosidad, la pereza, la cual es la madre de todos los vicios, la intemperancia para comer, el orgullo que permite a una persona de conocer cuándo debe retirarse a tiempo, la falta de oración diaria y búsqueda de Dios.

Motivación externa

Se presenta cuando entre las relaciones sociales se dan miradas curiosas y con exceso de libertad, malas compañías, conversaciones mal sanas que enseñan la maldad, lecturas no acordes, concurrencia al cine, bailes teatros y relacionarse con personas de inclinación sexual indefinida, vestimenta y moda indecente.

Es importante motivar a los hijos a fomentar sus actos rutinarios y las diversiones hacia valores que sean los apropiados, las lecturas basadas en situaciones vacías que solo enfocan actos sexuales sin necesidad real permiten desviar su atención en la obtención de avocamiento y sabiduría.

Las revistas, periódicos y el propio internet mantienen informaciones y contenidos lascivos que los jóvenes obtienen de manera muy fácil, este contenido debe ser controlado y codificado por los padres para que las desviaciones hacia pensamientos no acorde con la moral sean desvirtuadas.

En el mundo existen millones de libros donde cada persona puede acceder de manera fácil, lectura de contenidos estimulantes y fomentadores de conocimiento, la consecuencia de una mala lectura lleva directamente a imaginaciones descontroladas. Por otro lado el bailar constante, la asistencia a discotecas de manera progresiva es un gran estímulo para este tipo de desviaciones.

La confusión hoy en día de la diversión hace que los jóvenes no puedan diferenciar verdaderamente como esta puede manifestarse de manera sana, la risa la alegría, viajes a la naturaleza la playa o algún lugar natural donde no haya influencias negativas.

Cada quien es dueño de recibir la información que desee, por eso las relaciones con personas que se encuentran en pecado solo van a llevar a pecar, es muy difícil que la carga de conocimiento de una persona que esté vinculada a actos inmorales pueda otorgar buenos comentarios y consejos rectificadores.

Uno de los elementos más fuertes con respecto a la consideración de masturbarse es pecado es el cine actual, la vigilancia visual que representa el cine moderno evita que las personas pueden diferenciar la verdad de los vicios y son llevados suavemente a cometer actos que no están acordes con la moral humana.

La inmoralidad que se observa en todo el entorno relacionado con el cine, ha sido justificado por la misma sociedad, aunque no todo el mundo fílmico se encuentra pervertido, en su mayoría y los que promueven artistas, están involucrados en actos sexuales inadecuados donde la masturbación, y los vicios son parte de su vida.

Asimismo la mujer se ha convertido en un objeto en el cual la vincula y lo venden como un marketing comercial, desde la venta de cualquier producto o como sencillamente un aparato para conseguir placer sexual, hace mucho tiempo se observa que la propia  mujer han dejado su pudor y belleza espiritual a un lado, para ser tomadas por la sociedad como el centro de comercialización sexual.

El peligro de cometer pecado

Constantemente los cristianos católicos están a la merced del pecado, su fortaleza espiritual y la fe en Dios les ayuda diariamente a no caer en tentaciones y vicios, siempre se pueden encontrar situaciones donde la relación de personas de diversos sexos pueda llevar a crearse pensamientos lascivos que inducen al pecado.

La opinión de personas que justifican el acto del sexo individual, están entrando en consideración con respecto a que masturbarse es un pecado sin saberlo, es por eso cada creyente debe evitar este tipo de situaciones permanentes, conversaciones o acciones donde constantemente se involucren ideas relacionadas con actos sexuales ilícitos.

El peligro se puede presentar por diversas situaciones que los propios creyentes deben entender e identificar:

  • Para conocer su cuerpo, sobre todo los hombres quienes por curiosidad se les presentan eyaculaciones involuntarias nocturnas o las llamadas poluciones involuntarias, estos impuso  son naturales y deben ser entendidos como reacciones naturales del cuerpo humano que le están dando un mensaje sobre los cambios en su cuerpo.
  • La ansiedad juega un papel influyente para generar actos de masturbación, el estrés, y el exceso de estímulos visuales cuando no existe afecto o sencillamente ha habido una pérdida emocional, los compañeros y  sus conversaciones, libros revistas con informaciones sexuales equivocadas crean esa ansiedad que pueden llevar a considerar que masturbarse no es pecado.
  • Angustia y poco conocimiento de la dignidad, carencias afectivas, fracasos escolares, soledad y por supuesto como dijimos al principio el egoísmo.
  • Trastorno psicológico donde se puede llegar a considerar la masturbación como un síntoma y no como un problema, esto puede generar que se pueda justificar algo que para la religiosidad es un pecado.

La  consecuencia inmediata es que masturbarse es un pecado, desde todo punto de vista lógico y espiritual, es una acción de falta moral grave, a la influencia y la evolución del hombre, lo cual ha permitido recrear, fomentar y desarrollar acciones sexuales totalmente aisladas y no relacionadas con la verdad planteado sobre su relación directa con la procreación.

Efectos del vicio de la masturbación

Masturbarse es pecado desde todo punto de vista espiritual, está catalogado como un pecado de tipo lujurioso por lo tanto genera en el ser humano diversas adversidades propias de los pecadores veamos:

  • Debilita el cuerpo  física y espiritualmente, que pide llevar incluso a enfermedades psicológicas.
  • Limita el entendimiento, la lujuria a través de la masturbación impide pensar en lo eterno y limita los pensamientos del hombre hacia Dios.
  • Debilita la voluntad de hacer el bien y la aferra hacia el mal.
  • Degrada Al ser humano y lo limita hacer uso de la razón.
  • Lo lleva a cometer otros pecados lo que permite dirigir su camino a la condenación.
  • La masturbación es pecado mortal, la lujuria pervierte a los jóvenes y les fomenta el olvido a Dios y por ende la pérdida total de la fe, esto con el tiempo trae problemas que muchas veces ellos mismos no entienden, pero al final de sus días buscan de nuevo al creador,

La impureza que genera la opinión en muchas personas con respecto a masturbarse es pecado, les abre las posibilidades de tener buena argumentación para vivir en paz con la verdadera religión. La felicidad ficticia que genera el acto de la masturbación es pecado, puede llevar a la confusión y la desorientación espiritual.

Los actos lascivos y lujuria no permiten crear verdadero deleite al alma de la persona, generalmente defrauda al corazón y lo torturan, llegando incluso a cometer delitos y pecados más graves.

¿Cómo vencer el vicio de la masturbación y la impureza?

Existen muchas formas de limitar y eliminar el hábito de la masturbación en la vida de una persona, si eres cristiano será mucho más fácil dominarlo, aunque con esto no se esta justificación que puedan realizar este pecado, sin embargo algunos estudiosos consideran que existe dos elementos básicos que la persona puede utilizar para dominar el acto y dejar de considerar que el masturbase es pecado.

Utilizando medios naturales

  • Estas herramientas están contempladas en actividades religiosas que todo creyente puede dominar, de la misma forma quienes aún no son creyentes de la doctrina de Dios puede utilizarlas, veamos algunas
  • Establecer en la mente la firme resolución para luchar contra este vicio
  • Apartarse decididamente de todo cuanto pueda acercarlo a él.
  • Pedir a Dios toda la ayuda.
  • Considerar la castidad como elemento para aliviar el vicio impuro
  • Proponerse de manera firme la liberación de los vicios.
  • Mantener a raya los sentidos y la imaginación.
  • Controlar la vista.
  • Dedicarse al trabajo.
  • Cumplir con los deberes  ciudadanos.
  • Motivar acciones relacionadas con la creatividad.
  • Controlar a raya la libre rienda que muchas veces llegan con imaginaciones externas e internas.

Utilizar medios sobrenaturales

A través de la oración y el sacrificio de ser un fiel creyente de Cristo podemos utilizar tres formas de ayuda, la vigilancia, la mortificación y la oración, el control de cada una mantendrá firmeza en el espíritu y las emociones podrán ser reguladas

Cuando se habla de vigilancia se dice que está relacionada con la humildad, conocer cuál es la mayor debilidad propia y de allí partir para dominar las emociones. De manera que si previmos estos impulsos la persona puede controlar previamente la llegada de toda acción exterior impropia.

La mortificación es la carencia de humildad, cuando se pierde esta, la persona se expone a que sean llevados sus pensamientos hacia situaciones negativas y propenso a cometer pecado, sí mismo la mortificación se debe estimula haciendo pequeños esfuerzos como el ayuno prolongado o crear algún dolor voluntario.

Estas acciones permiten aislar pensamientos impuros, sobre todo relacionados con el tema de masturbarse es pecado. No obstante es importante considerar que la negación a la satisfacción permite cerrar ciertos antojos innecesarios que suelen llegar con el pensamiento.

la tercera acción está relacionada con la oración, permite a muchos fieles y quienes han otorgado votos de castidad, mantener aislados de los pensamientos indignos, sin la oración, la fuerza de Dios no sería la más importante, los pensamientos estuvieran en un estado de vulnerabilidad, que pudiera generar rompimiento de los mantenerlos votos.

La oración es un acto voluntario pero obligatorio que los cristianos y los fieles deben llevar a cabo durante toda su vida, son el apoyo y  la forma en la cual pueden considerar su comunicación con dios.

Siempre es bueno saber que las diversas oraciones (de petición, de alabanza, mental, de auxilio), permiten dar a cada persona una paz y una realidad de bienestar única, alejando de su alma y pensamientos para poder considerar que masturbarse es pecado.

Si te ha gustado este artículo te invitamos a estar en conexión con nosotros a través de los siguientes enlaces:

(Visited 538 times, 1 visits today)
Categorías Dudas

Deja un comentario