Oración y Plegarias para un Bebé Recién Nacido

La llegada de un bebé a la familia, viene adornada de alegría y amor genuino. Sin embargo, estos pequeños son tan vulnerables que queremos darle la mayor protección posible. Con esa intención, muchos padres le rezan a sus niños la oración para un recién nacido. En este artículo encontrarás esta maravillosa plegaria para los más pequeños y otras oraciones de bebés que los protegen de diversas dificultades.

Oración para un recién nacido

Oración para un Recién Nacido

Existen muchas oraciones a Dios y sus ángeles para que protejan a los niños. Entonces, si quieres derramar bendiciones especiales sobre tu bebé recién nacido, aquí encontrarás las más poderosas y hermosas para santificar su camino.

Las oraciones de bebés son muy especiales porque tienen como objetivo proteger a estos seres tan inocentes y vulnerables.

La oración para un bebé recién nacido permite que el Creador cubra con su manto protector a tu hijo y así brindarle seguridad celestial a tu pequeño. Existen varias plegarias con las que puedes cuidar de tu bebé ya que necesitan de todos el amparo que la familia pueda brindarle. No hay como el manto divino de Dios que viene en forma de oraciones de bebés. Después de todo, ellos son tan inocentes y delicados, que todavía son considerados angelitos.

A continuación encontrarás las oraciones más eficaces, para proteger a tu hijo de todo peligro y bendecir su camino para que crezca fuerte y feliz.

Oración para un Recién Nacido ¡Protección y Bendición!

“Escucha mis palabras, Señor, percibe mi susurro; gracias por este hermoso regalo. Tú que eres defensor mio; que en la necesidad me diste holgura, ten piedad de mí, oye mi oración. Así como Sara concibió y dio luz un hijo a Abraham, en el tiempo que tú dispusiste. Hoy te pido que derrames tu bendición sobre mi bebé; cúbrelo con tu manto y permite que crezca sano y salvo.

Haz Padre tu voluntad sobre mi pequeño hijo, envía a todos los santos y los ángeles de tu corte celestial, para que velen sus sueños y bendigan sus pasos. Permite que cuando él se acueste, enseguida se duerma; porque tú, Señor mío lo sostienes y lo cuidas.

Acuérdate oh misericordiosisima Virgen María de mis humildes súplicas. Tú que eres madre; cuida y derrama tu bendición sobre mi pequeño bebé. Oh madre de Dios, que fuiste concebida sin pecado original, guía a mi hijo por los caminos seguros y procura para él todo lo bueno, todo lo sano.

 Dulce princesa ,ampara a mi niño y no permitas que nada malo le suceda. Vela sus pasos y sostén sus manitos para que no se acerque al peligro. Haz de mi retoño, un árbol fuerte y próspero, permite que su vida sea larga y dichosa.

Ángeles celestiales, ustedes que cuidan del reino de los cielos, permitan que mi bebé se convierta en alguien sabio y fuerte. Preparen su camino, lejos de las tentaciones y los vicios.

Te doy las gracias Señor, de todo corazón, por haber traído esta bendición a mi vida.  Permite que siempre haya refugio en ti, Padre misericordioso. Se una guia para mi bebé, como una lámpara en la oscuridad, hasta que luz de la mañana aparezca en nuestras mentes y corazones.

Te lo pido con acción de gracias. Amén”

Oración para un recién nacido

Bendice a tu Bebé con esta Oración

Esta plegaria es muy especial y permite que el bebé siempre esté protegido y sea feliz. Se la puedes leer todas las noches antes de acostarlo, para que los ángeles celestiales cuiden de él y bendigan su vida.

“Señor mío tú que estás en el Cielo, bendice a mi pequeño hijo. Comanda a tus querubines y todos los Santos del paraíso, para que derramen sus bendiciones sobre mi bebé. Permite que el resplandor de tu presencia, guíe mi niño por tus dulces caminos.

Escucha Padre creador de los cielos y la tierra, la petición que esta madre te hace y consagra buena protección a mi hijo. Yo cantaré Señor, en honor a tu nombre al ver que cubres con tu gracia la vida de mi pequeño.

Glorificado seas Dios misericordioso, el firmamento pregona la gracias de tus manos, que con amor enviaste a mi hijo. Hoy te suplico que le bendigas y le protejas Padre. Da luz a los ojos de mi hermoso bebé y permite que con ella aleje toda mala intención de su camino. En ti confío como madre.

Tú que eres más valioso que el oro, que el metal más fino, permite que mi bebé siempre viva entre personas dulces y honradas. No dejes Señor, que nadie se atreva a hacerle daño. No lo desampares nunca Dios, ni de noche ni de día.

Espero Padre, que te agraden las palabras de mi boca, que te plazca el susurro de mi corazón. Que encuentres mi súplica buena y justa, para que hagas de ella tu voluntad. Otorga a mi hermoso bebé un camino de bendiciones y protección, alumbra sus pasos con tu compañía.

Te lo pido con acción de gracias, ahora y siempre. Amén”

Oración para que Dios Cuide de mi Bebé

Esta plegaria es maravillosa para proteger a tu hijo de las malas intenciones y energías negativas. Procura leerla varias veces durante el día o la noche. Esto ayudará a que Dios cubra con su manto protector a tu niño y evite que nada desfavorable le suceda.

“Oh Señor mío, tú eres mi bien, nada es comparable a ti. Tú que me conduces a fuentes tranquilas y acompañas mis fuerzas. Hoy te pido mi Señor, que cubras bajo tus alas a mi pequeño hijo. Bendícelo Dios de la gloria y evita que las tribulaciones lleguen a su camino. Unge con perfume celestial su cabeza, Creador y aleja de mi bebé de todo peligro, de toda mala intención.

Tú Señor que fundaste los mares y los ríos, que eres dueño de la tierra y todo cuanto en ella habita; ampara a mi hermoso hijo de toda energía negativa. Cuida de sus manos inocentes y de su corazón puro, bendice su cuerpecito y guía sus pasos.

Siempre responde a su llamado en día de aprieto, apóyalo desde tu morada, auxilia desde los cielos. A ti Señor mío elevo mi alma, para que veas que petición es buena y que mis intenciones son de madre.

Escucha Dios, mi voz que te llama, protege a mi hijo siempre. Bendito seas Dios de la Gloria, que enviaste este pequeño tesoro para alegrar mi vida, no permitas que nada ni nadie le haga daño.

Te lo pido con acción de gracias, amén.

Protección para Bebés que Acaban de Nacer

Como sabes hay un montón de riesgos para los bebés recién nacidos. Por lo que esta oración de bebés te permitirá derramar sobre él muchas bendiciones para que no corra peligro. Aunque no seas devota, una plegaria llena de energía positiva no le hará mal a tu pequeño. Al contrario, ella te ayudará a alejar las dificultades durante esta etapa tan delicada y que tu bebé crezca sano y hermoso.

Sin embargo, para que pueda ser más efectiva es bueno que pongas tu amor de madre en la plegaria. Este sentimiento genuino y puro permitirá, que la oración para un recién nacido sea escuchada por el Padre. Aún más, si la lees a tu niño cuando esté dormir o le des pecho, su protección será mucho mayor. Recuerda, la fe en Dios es protección para el inocente.

“Señor, escucha mi voz; ten consideración de mí y atiende mi súplica. Hoy te pido por mi hijo recién nacido; protégelo de cualquier peligro y libralo del mal. Bendito seas Dios que oyes mi voz de madre.

Tú eres escudo sobre él y sobre todo lo que le rodea; que tu presencia aleje todo riesgo de su ingenua luz. Padre poderoso que por el aliento de tu boca se hicieron las constelaciones, anula toda amenaza que quiera acercarse a la morada de mi bebé.

Permite que tus ángeles guardianes cubran su espalda y su frente, que nada malo pueda pasarle en tu presencia. Desde el cielo cuida la estancia de mi hijo en la tierra, Señor. Procura que su vida sea larga y saludable.

Presta tu apoyo en sus primeros pasos, en sus primeros días en el mundo. Dame la sabiduría y la presteza para cuidarlo de la mejor manera, que tu amor nos acompañe, ahora y siempre.

Amén”

Plegaria para un Bebé que estás en Riesgo

Como madres, sabemos que los bebés pueden presentar diversas complicaciones en su primeros días o meses de vida. Estos pueden ir desde nacer prematuros, tener bajo peso, presentar infecciones y hasta la asfixia prenatal es uno de los riesgos. Siempre recurrimos a los médicos y especialistas para que ayuden a nuestros pequeños y tenemos fe en que todo salga bien.

Sin embargo, en esos momentos difíciles de espera y angustia, podemos clamar a Dios para que también interceda por la salud del pequeño. Aquí encontrarás las dos oraciones de bebés más utilizadas para pedir por la salud de tu hijo.

Oración para un Recién Nacido Enfermo

Esta plegaria es muy poderosa para salvar la vida de un bebé. Al hacerla pides al Creador por una segunda oportunidad para tu pequeño y a cambio ofreces una reforma para tu vida.

“Bendigo al Señor en todo momento, a partir de hoy su alabanza está siempre en mi boca. Empuña el escudo y la adarga, levántate y ven en mi ayuda; blande tu espada y combate las enfermedades de mi hijo.

Señor mi corazón arde en mi pecho, el dolor de una madre clama por tu ayuda. Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, porque eres el Dios verdadero y misericordioso. ¡Cuántas maravillas has hecho tú, Padre de la Gloria! Que has traído a este bebé a mi camino. Señor, no permitas que se vaya de mi lado.

Extiende tu mano poderosa sobre él y cura todos sus padecimientos, te lo pido con acción de gracias Señor. Tú que eres creador del Cielo y de la Tierra, no reprimas tu bondad hacia mí, y cuida de la salud de mi hijo.

Se hoy mi refugio y mi fortaleza, socorre a mi bebé en estos momentos difíciles. Te lo pido Señor, bendito seas, desde siempre y por siempre.

Amén.

Oración Para un Recién Nacido Prematuro

Cuando el bebé nace prematuro, pueden venir complicaciones como inmadurez en los pulmones, dificultad para regular la temperatura corporal y muchas otras más. Es normal que como madre te preocupes por el bienestar de tu hijo en estos momentos. Por lo tanto, puedes usar esta oración para un recién nacido prematuro, para derramar bendiciones sobre tu pequeño y alejarlo del peligro.

“Desde lo alto invoco al cielo y la tierra, para que el Dios de la Gloria escuche mi súplica. Vela por la protección de mi hijo, que vino al mundo en tiempo prematuro. Porque yo, como verde olivo en la casa de Dios, confío en tu misericordia.

Aún así vengo a ti Padre eterno, para que envíes a tus ángeles guardianes y cuiden del bienestar de mi bebé. Escucha Dios mi oración, libra a mi pequeño de todo peligro y permite que crezca sano y fuerte.

  Perdona mis ofensas Padre y cuida de mi bebé que es inocente. Te lo pido con acción de gracias.

Amén.”

No te vayas sin antes leer los siguientes artículos:

Oración conseguir la salud para un Bebé enfermo

Oración para dormir a mí bebé y poder descansar

Jesús y los niños, los Herederos del Reino de los Cielos

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario