Novena a la Virgen de Altagracia, aprenda todo aquí

Cuando oramos a los Santos solicitamos su intersección entre nosotros y Dios, es por esto que pensamos que la mejor forma es realizar una Novena, aquí aprenderemos cómo realizar la Novena a la Virgen de Altagracia, para que nos ayude en nuestras peticiones.

¿Qué es la Novena a la Virgen de Altagracia?

Una Novena no es más que una serie de oraciones en las que manifestamos nuestras ideas y necesidades a Dios, por medio de la intervención de algún Santo.

Se realiza durante 9 días, de allí su nombre, su práctica data desde la época de los Apóstoles cuando se reunían para rezar con la esperanza de la llegada del Espíritu Santo.

Estas oraciones son consideradas un acto de adoración, comunicación  y fe, en donde se debe creer que están siendo escuchadas nuestras inquietudes y necesidades.

Los objetivos para hacer una efectiva Novena deben ser la adoración a Dios, la manifestación de nuestras necesidades, la súplica para obtener lo deseado, la solicitud de mediación y el agradecimiento por lo recibido. (Ver Artículo: novena a san antonio de padua)

Debemos orar no teniendo rencores y así como pedimos por nosotros debemos hacer lo mismo por nuestros enemigos, con pureza de corazón y con la esperanza de ser escuchados por Dios.

Objetivo de rezar la novena a la Virgen de Altagracia

El objetivo de rezar una Novena es la obtención de una gracia o favor especial, es una petición que hacemos a Dios, pero con nuestro pedido de intercesión de algún santo.

La novena se reza con la plena confianza y perseverancia para que sean escuchadas nuestras inquietudes y necesidades, por lo que se hace durante nueve días.

Una novena puede ser rezar oraciones por nueve días, ofrecer nueve situaciones, nueve misas, nueve sacrificios o el ofrecimiento de otra forma de Novena. (Ver Artículo: Novena a la santa muerte)

Cuándo rezar una Novena a la Virgen de Altagracia

Las Novenas son realizadas de forma consecutiva durante 9 días, pero existen algunas particulares que se realizan en momentos específicos, como la del Sagrado Corazón de Jesús que se realiza los primeros 9 viernes de cada mes, de igual forma se acostumbra rezar la novena de cada santo 9 días antes de su fiesta.

La novena de la Coronilla de la Misericordia se reza durante los nueve días anteriores a la Fiesta de la Misericordia que es el segundo Domingo de Pascua de Resurrección.

Los griegos y los romanos rezaban a los dioses por sus difuntos durante nueve días. Siguiendo los primeros cristianos esa costumbre en cuanto al número de días.

Tipos de Novena

Hay diferentes tipos de novenas, una de ellas es la que se realiza después de un funeral, que consiste en rezar los que se denomina Rosario durante nueve días, con el fin de ayudar a las almas en su tránsito del Purgatorio al Cielo.

En el novenario para los difuntos se reza por su eterno descanso, siendo una de las formas más completas para pedir por el eterno descanso de un ser querido. Se inicia al día siguiente a la sepultura o cremación del difunto, y es celebrado por los familiares y amigos.

La Iglesia prefiere que este novenario sea acompañado de la Santa Misa, por lo que es realizado en una Iglesia antes de la celebración de la misa de ese día.

Existen Novenas donde se repite día a día la misma oración y hay otras novenas en donde cada día tiene una oración especial.

Novenas que se rezan como preparación espiritual antes de recibir un sacramento o en la organización de una fiesta de la iglesia.

Novenas donde se realizan peticiones dirigidas a Dios o algún santo para solicitar su intervención, para lograr ayuda a la solución de problemas o atención de necesidades.

Y finalmente las denominadas de indulgencia, que se rezan como penitencia por pecados cometidos, para que se nos entregue la redención.

Dónde debe ser realizada una Novena a la Virgen de Altagracia

Las novenas pueden ser hechas en grupo junto a otras personas, reunidas en cualquier lugar, o puede realizarse de forma individual de manera privada con una intención personal.

Novena a la virgen de altagracia

Intención en la realización de una Novena

Las novenas son oraciones que tienen una intención específica, antes de comenzar su realización se deben definir estas intenciones, estás pueden ser para pedir la solución de un problema o para pedir salud, consuelo, resignación o la asistencia ante determinadas necesidades. (Ver Artículo: Novena a San Miguel)

Independientemente de la intención debe ser hecha con mucha fe, devoción y perseverancia.  Una vez iniciada una Novena debe ser realizada hasta su final sin importar si la petición fue respondida o no.

Novena a la virgen de Altagracia

La virgen de Altagracia es una advocación Mariana, considerada como la patrona de la República Dominicana, su fiesta se celebra el día 21 de Enero de cada año.

Novena a la virgen de altagracia

Su devoción data desde la época colonial, cuando se realizaron los viajes de Cristóbal Colón. Su imagen fue traída desde España por los Hermanos Trejo, Alonso y Antonio.

Su novena se realiza con oraciones durante 9 días consecutivos. Siendo recomendado hacerla 9 días antes de su fiesta, es decir, del día 11 de Enero al día 20 de ese mes.

Para realiza la novena se recomienda: Adoptar una actitud de recogimiento en el lugar donde se realizará, casa, iglesia o en presencia de la imagen de Nuestra Señora de la Altagracia.

Hacer la Señal de la cruz: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Luego de la oración de cada día. Se reza un Padre Nuestro, un Ave María y el Gloria.

 

Oración inicial

¡Oh Madre querida, Virgen dulcísima de Altagracia. Patrona nuestra! Míranos aquí, postrados en tu presencia, deseosos de ofrecerte en este novenario el testimonio de nuestro amor y correspondencia a los innumerables favores que de tus manos hemos recibido, tú eres nuestra Abogada, y como menesterosos venimos a encomendar nuestras necesidades.

Tú eres nuestra Maestra, y como discípulos venimos a aprender los ejemplos de tu santa vida. Eres nuestra Madre, y como hijos venimos a aprender los ejemplos de tu santa vida. Eres nuestra Madre, y como hijos venimos a ofrendarte todo el amor de nuestro corazón. Recibe Madre querida, nuestras alabanzas y escucha atenta nuestras súplicas. Amén.

Primer Día

¡Oh, resplandeciente estrella de la mañana, hermosa como la luna, escogida como el sol y terrible escuadrón contra el abismo infernal!. Tu luz alumbra a los ciegos, tu gracia a los cansados. Te suplico me recrees con tus grandiosos resplandores, para salir de la infeliz noche, de la culpa y verte y amarte con tu hijo Jesús, en el día eterno de la gloria. Amén.

Segundo día

¡Oh magnífica señora de Altagracia, tú que conviertes tristezas en felicidad, desdichas en bendiciones, congojas por bienestar!. Estoy deseoso(a) que de ahora en adelante me protejas de los peligros que me envuelven. Que tu manto sea el gran escudo que necesito para salir airoso(a). Si me cuidas con infinito amor, te prometo cantar en alta voz la gloria en el cielo. Amén.

Novena a la virgen de altagracia

Tercer día

¡Oh princesa del imperio, lecho del mejor Salomón y reclinatorio de la Santísima Trinidad, alegría de los cielos y recreo de los bienaventurados! Por ti, Señora, vive el mundo y respiran tus devotos. Inclina, misericordiosa Reina, tus piadosos oídos a las oraciones de éste tu hijo y desvanece las tinieblas de mis vicios. Con los rasgos de tu santidad, abraza mi corazón, para que yo ame y sirva a tu dulce Hijo Jesús, hasta verle en la corte celestial. Amén.

Cuarto día

¡Oh preciosa virgen de Altagracia, tú que atravesaste por grandes fatigas producto de caminar sin descanso junto a tu esposo!. Deseo que me provees de tu gloria, para así no sufrir tantas congojas del día a día. Al igual que tu maternal amor, espero que San José también me proteja de todo mal y peligro, para que sea mi padre celestial. Amén

Quinto día

¡Oh fiel mediadora entre Dios y los hombres, puerta de la gracia y puerto del naufragio que el mundo padeció!. Gobierna los afectos de mi alma y destierra los malos resabios, hasta que no haya en ella, sino una especial gracia del Espíritu Santo, para que yo ame, como debo, a tu santísimo Hijo y Redentor mío, Jesucristo, y así salga en paz de las tormentas de este mundo y descanse en los umbrales de la que es puerta del cielo, gozando para siempre de la quietud del puerto deseado. Amén.

Sexto día

¡Oh dulcísima Altagracia, tú que engendraste al más perfecto de tus hijos, aquel que dio su vida por nosotros!. Te supliqué que me alcances tu bello don de la piedad. Imploro que Jesús sea el mediador de cada una de mis peticiones, para ver con ojos de gratitud que sean cumplidas. De ahora en adelante todas mis obras serán benignas para honrarte, mi señora. Bendíceme como lo hiciste con los peregrinos, hasta llegar al descanso eterno. Amén.

Novena a la virgen de altagracia

Séptimo día

¡Oh gran princesa excelsa, me encuentro enfermo y deseo que seas la cura de mis males!. ¡Oh mi señora, deseo que mis problemas corporales sean resueltos para estar de pie frente a ti!. Anhelo que a la hora de mi muerte sea subido a los cielos, para gozar de los beneficios de paraíso. Con mi partida seré feliz si permanezco a tu lado. Amén.

Octavo día

¡Oh virgen de Altagracia, tú que eres el consuelo de todos los que cometemos pecado!. Desde aquí llego con la plena seguridad de otorgar tus benignas virtudes. Cuídame de las injurias de mis enemigos, de las malas vibras, de todo tipo de vicios y sobre todo, que jamás te falte. En este día octavo reitero la firmeza de mi devoción por ti. Amén.

Noveno día

Sagrada virgen de Altagracia, a ti me despido en esta novena. Haz logrado que mi alma tenga sosiego, de mis problemas me he levantado, de mis dolores me he curado. Me despido, oh mi señora, no sin antes agradecerte por escucharme. Jamás me desampares de tu protección, que yo rezaré tu oración cada día. Que siempre se haga tu voluntad. Amén, Amén.

Oración final

Mi virgen amada mía, al transcurrir los 9 días de tu sagrada novena, me despido. Gracias por escuchar a este(a) pobre afligido(a) que no hallaba lugar seguro donde refugiar su triste corazón. Reitero mi admiración y deseo de alcanzarte en el reino de la paz que representa el cielo. Así sea. Amén.

Novena a la virgen de altagracia

Reseña Histórica de la Virgen de Altagracia

Hay diferentes versiones sobre el origen y la llegada de Nuestra Señora de la Altagracia a la República Dominicana y el porqué de su veneración en ese lugar.

Diferentes historiadores y curas de la Iglesia Católica proclaman que los hermanos Trejo: Alonso y Antonio, fueron los que llevaron la imagen de la Virgen de la Altagracia al país, desde de Extremadura, España.

Siendo en la localidad de Extremadura donde la virgen se le apareció a un agricultor sobre un árbol, siendo de ahí su denominación (la más Alta Gracia venida de los cielos). Otra versión reseña que la virgen se le apareció a una niña sobre una gran piedra.

El canónigo Luís Gerónimo de Alcocer, escribió que los primeros ciudadanos de la isla fueron los hermanos Trejo, quienes trajeron a la Virgen desde España, y por haber recibido algunos milagros de ella, la entregaron a la Iglesia Parroquial de Higüey para su mayor veneración.

Novena a la virgen de altagracia

Festividad

El día 21 de Enero en la República Dominicana fue declarado como fiesta religiosa por la Iglesia Católica. Siendo en la gestión de Monseñor Arturo de Meriño, arzobispo de Santo Domingo que se pidió a la Santa Sede el permiso para realizar una Misa Propia para el día de la Virgen de la Altagracia

Así mismo, en la República Dominicana fue aprobado oficialmente el 21 de enero como no laborable, de fiesta nacional y religiosa en todo el país.

La Virgen de Altagracia ha sido coronada dos veces por la Iglesia Católica, el Papa Pío XI y Juan Pablo II. Su primera coronación fue el 15 de agosto de 1922 y durante la primera visita del Papa Juan Pablo II el 25 de enero de 1979.

Devoción

La devoción de la Virgen de Altagracia comienza en la localidad de Higüey y se extendiendo a través de los años en una devoción de carácter nacional que forma parte de la identidad de los dominicanos.

Novena a la virgen de altagracia

Iniciándose a mediados del siglo XVI en La Española, tanto en Santo Domingo como en lo que se conoce como Villa de Higüey. Para el siglo XVI el día de principal devoción de la Virgen de Altagracia, era el 15 de agosto, fecha en la cual llegó a la isla,

Imagen de la Virgen de Altagracia

La Virgen de Altagracia representa la escena del Nacimiento de Jesús donde se destaca la maternidad de la Virgen, igualmente se observa la Estrella de Belén, en su manto destacan 12 estrellas que representan los Apóstoles de Jesús.

Lleva una corona en su cabeza por ser la Reina del Cielo, está vestida de rojo, blanco y azul. Delante se encuentra el Niño Jesús, dormido sobre pajas y detrás se observa a San José, vestido con una capa roja y una vela en su mano izquierda. Su rostro se ve sereno, con los ojos bajos, reflejando alegría y paz, en una actitud de meditación.

Novena a la virgen de altagracia

Otras Novenas que podemos realizar

Jesús nos aconsejó la realización de oraciones dirigidas a los Santos para pedir su intercesión  en momentos difíciles y desesperados. Aquí podemos encontrar algunas de ellas:

  • Novena a la Capa Santa de San José
  • Novena a la Virgen Santísima pidiendo un hijo
  • Novena a la Venerable Santísima Cruz
  • Novena al Sagrado Corazón de Jesús
  • Novena de Confianza al Sagrado Corazón de Jesús
  • Novena de la Divina Misericordia
  • Novena a Jesús Misericordioso
  • Novena a la Preciosa Sangre de Cristo
  • Novena de las Santas y Gloriosas Llagas
  • Novena a la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo Agonizante
  • Oraciones y novena a San Miguel Arcángel
  • Novena a San Miguel Arcángel del Padre García (1964)
  • Novena a San Ignacio de Loyola
  • Novena al Santo Cura de Ars
  • Novenario a San Joaquín del Padre Antonio Garcés (Novena muy antigua)
  • Novena por las benditas almas del Purgatorio
  • Novena por las almas del Purgatorio
  • Novena a San Charbel
  • Novena a la Virgen de Guadalupe
  • Novena a la Virgen del Carmen
  • Novena a Nuestra Señora de Fátima
  • Novena a Nuestra Señora de Lourdes
  • Novena a la Virgen del Tránsito
  • Novena a María Santificadora
  • Novena de las 24 Glorias (Santa Teresita del Niño Jesús)
  • Novena de los 54 días; La Reina del Santo Rosario
  • Novena a San Peregrino Laziosi (Protector de los pacientes de cáncer)
  • Novena a Santa Rosa de Lima
  • Novena al Padre Pío
  • Novena a San Francisco de Asís
  • Novena de Adviento de 25 días)
  • Novena a Santa Dympna (epilepsia, problemas mentales, personas poseídas)
  • Novena a Santa Teresita de Los Andes
  • Novena a San Emigdio (Contra los temblores de Tierra)
  • Novena a Santa Eduvigis
  • Novena a Santa Rita de Casia
  • Novena al Angel de la Guarda
  • Novena a los Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y María
  • Novena a Nuestra Señora de los Dolores
  • Novena a Nuestra Señora de Montserrat
  • Novena a San Vicente Ferrer
  • Novena al Santísimo Nombre de María
  • Novena a la Virgen de la Candelaria
  • Novena a la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Buen Consejo
  • Novena al Niño Jesús
  • Novena de Navidad

Novena a la virgen de altagracia

Debemos comprender que cuando rezamos una novena lo primero que tenemos que pedir es que se haga la voluntad de Dios. No hay duda de que Dios siempre nos escucha y sabe que es lo que más nos conviene.

Para Dios nada de lo que pedimos pasa desapercibido. La novena no es una suerte de hechizo para obtener lo que se desea. Hay que poner en las manos de Dios todo aquello que pedimos y esperar que nos otorgue su gracia.

La oración no es para decirle a Dios lo que tiene que hacer y cómo lo debe hacer, orando expresamos lo que sentimos y exponemos nuestras necesidades aunque ya de antemano Dios las conoce.

(Visited 4.914 times, 1 visits today)
Categorías Novenas

Deja un comentario