Descubra los más grandes milagros de San Judas Tadeo, aquí

San Judas Tadeo fue uno de los doce apóstoles y era primo de Jesucristo, este lo eligió como el Santo de las causas imposibles. Su nombre Judas quiere decir “alabanzas para Dios”. Es un santo muy querido por sus devotos católicos por la cantidad de milagros que se le atribuyen. En este post aprenderemos sobre los milagros de San Judas Tadeo.

Historia de San Judas Tadeo y sus milagros

San Judas Tadeo, fue un apóstol de Jesucristo y era primo carnal de Jesús. Su padre se llamaba Cleofás y era hermano de San José padre de Jesús. La madre de Judas, se llamó María de Cleofás y era prima de la Inmaculada Virgen María. El nombre Judas significa “alabanzas sean dadas a Dios” porque según su madre dijo esta frase cuando le dio a luz.

Para diferenciarlo del apóstol Judas Iscariote, en el evangelio se le identifica como “Tadeo” o “Judas de Santiago”. En las escrituras escribían su nombre acompañado para evitar confusión con el otro apóstol. También lo nombran en el evangelio como el hermano de Jesús. De acuerdo al evangelio de San Juan, él participó en la Última Cena, en la que según tuvo una participación explícita.

En el evangelio Judas Tadeo es mencionado muy pocas veces, pues aparte de nombrarlo en el listado de nombre de los doce apóstoles, solo es nombrado por su participación en la Última Cena, cuando le hace una pregunta a Jesús. …” Judas (no el Iscariote) le dijo: Señor, ¿por qué vas a mostrarte a nosotros, y no a la gente del mundo?, a lo que Jesús respondió: El que me ama, hace caso de lo que yo digo; y mi Padre le amará, y mi Padre y yo vendremos a vivir con él”… Juan 14, 22-23.

Judas Tadeo, tuvo que cargar con valentía el nombre de Judas, un nombre que por la actuación del Judas Iscariote, le rodeó de una connotación muy negativa. Al identificarlo como Judas Santiago, entonces también lo mencionan en los Hechos de los Apóstoles, como uno de los apóstoles que luego de la resurrección y ascensión de Cristo, se quedaron orando esperando la venida del Espíritu Santo.

Poca información sobre San Judas Tadeo

De acuerdo a los historiadores del evangelio se tiene diversas versiones de cuando falleció San Judas Tadeo, según el martirologio romano desde el siglo VIII, este apóstol evangelizó Mesopotamia y después estuvo predicando en Persia incluso en parte de la actual Armenia, junto con Simón el Cananeo, hasta que mataron a ambos en Suamir (Persia), posiblemente el año 62 de esta era. En cambio de acuerdo a los orientales, Judas Tadeo murió en Beirut de Edessa (Líbano).

En la leyenda de Tadeo y el soberano de Edessa, crónica por Eusebio de Cesarea, hizo referencia que Tadeo, que era uno de los 62 discípulos de Cristo, fue enviado por Tomás uno de los 12 apóstoles, como mensajero y evangelista de la enseñanza de Cristo a Edessa, esto ocurrió según el cronista luego de la resurrección y ascensión de Cristo Jesús y completar así la promesa del mesías.

Asimismo, Eusebio hace una diferenciación entre Tadeo el apóstol y Tadeo, uno de los 62 discípulos de Cristo, esta confusión es producto de la poca información e imprecisión sobre quién era San Judas Tadeo. La información anterior, la tomaron del descubrimiento y estudio de un tríptico de íconos de ca. 950, encontrado en el monasterio del Sinaí.

Una de las representaciones de San Judas Tadeo, que también está en cuestionamiento, es la de San Judas con el medallón con la imagen de Jesucristo, que de acuerdo a la historia, viene a ser el medallón entregado al rey Abgar, según el panel hallado en Sinaí. En el panel lateral izquierdo (el panel del centro no lo tenía) se observa a un joven vestido de túnica y palio y en el panel de la derecha al Rey Abgar, el primer rey cristiano, cuando Tadeo le entrega el mandylion. Un medallón que tenía un retrato de Cristo.

En la Colección de Abdías, una Pasión latina de entre los siglos IV o V, y conocida con el nombre de “Hechos de Simón y Judas”, en un relato ubicado entre Persia y Babilonia. Relata que los apóstoles Simón y Judas Tadeo luego de la evangelización con las enseñanzas de Jesucristo, convirtieron al rey Acab de Babilonia al cristianismo. De aquí prosiguieron su camino hacia Persia, donde su trabajo de evangelizar resultó más cuesta arriba.

Ambos apóstoles estuvieron predicando las enseñanzas de Jesucristo, recorriendo el territorio dando a conocer el cristianismo, convirtiendo y bautizando a sus pobladores. En este ir y venir siguiendo las enseñanzas de Jesucristo, cuando llegaron a la ciudad de Suamir, se toparon con unos hechiceros escépticos que se según recibían los nombres de Zaroes y Arfaxat.

Estos de manera provocativa y violenta los obligaron a idolatrar a sus dioses, a lo que Simón y Judas Tadeo, se negaron, por haberse negado los dos fueron martirizados. Según al apóstol Simón el Cananeo, los aserraron por medio del cuerpo y Judas Tadeo lo decapitaron, luego de haberle aplastado la cabeza con una maza (Ver artículo: Milagros de San Martín de Porres).

Al divulgarse la información de la muerte de ambos apóstoles el rey Acab de Babilonia, llegó hasta el lugar en donde según había ocurrido la masacre, rescatando los cadáveres de Judas Tadeo y Simón el Cananeo y trasladándose a la ciudad de Babilonia. Estos restos, los llevaron luego de manera secreta a Roma.

En la actualidad los restos de ambos apóstoles son honrados en una cripta de la Basílica de San Pedro y también en la Basílica de San Saturnino de Tolosa, en Toulouse (Francia). Esto debido que en el año 800, el Papa León III le mostró a Carlomagno, un conjunto de restos óseos, que según eran los de ambos santos, dándole parte de los mismo y que Carlomagno llevó a Francia.

Las festividades de ambos santos son celebradas de forma diferente por la iglesia oriental, para el que cada uno tiene sus propios días de conmemoración y en la iglesia occidental que se les honra el mismo día. Al igual que las festividades para honrar a ambos santos de acuerdo a la iglesia oriental, las reliquias tomaron otros destinos.

De acuerdo a la cultura oriental las reliquias de San Judas Tadeo las llevaron a un monasterio de la tradición armenia ubicado en las islas del lago Issyk-Kul, en Kirguistán, dejándolas en este lugar hasta mediados del siglo XV. Aunque después de esta ubicación, se tiene dudas de si continúan allí o fueron llevadas a otro lugar más lejano y escondido, en la Cordillera del Pamir, cabe destacar que esta cordillera atraviesa los países de Kirguistán, Tayikistán, Afganistán, Pakistán y China.

Es como las representaciones de San Judas Tadeo que también han variado, en algunos casos lo representan con el medallón con la imagen de Jesucristo colgando en su pecho. En otra con los instrumento que le dieron muerte sujetándolo con su mano. En tanto que después en el siglo XIV la imagen de San Judas Tadeo con alabarda o con espada.

¿Qué milagros hace San Judas Tadeo?

En el año de 1216, la Orden de los Dominicos se estableció en la actual Armenia, para realizar su trabajo de evangelización en este lugar, en el cual ya había una veneración por San Judas Tadeo, por los cristianos católicos y también por los cristianos ortodoxos, esta importante veneración a San Judas Tadeo se mantuvo hasta que llegaron las persecuciones y destierro de la minoría cristiana.

San Judas Tadeo, es patrono de la iglesia armenia y, es el patrono de las causas difíciles, porque de acuerdo al evangelio Jesús lo proclamó por ser un hombre obediente, cariñoso, noble y dispuesto para lograr manejar las situaciones difíciles, por esto se le ora pidiendo su intermediación ante el Padre Celestial por la solución de las causas imposibles o pérdidas.

Se le atribuye milagros de sanación en personas con enfermedades muy graves y en sus etapas terminales, y quienes al rezarles se han recuperado, asimismo ha hecho milagros al sanar personas que han sufrido accidentes y los han declarado fallecidos y otros milagros como el de hacer retornar o recuperar personas o cosas extraviadas, entre otros.

Milagros de amor filial

A este santo se le busca poco para hacer milagros para encontrar o recupera la persona amada, y sin embargo, este santo tiene la facultad de mediar entre las personas para realizar un enlace divino entre las personas. A San Judas Tadeo se le puede invocar para sanar relaciones de parejas, familiares, para lograr conocer esa persona con la que se quiera compartir el amor en la vida de ambos, como manifestación del amor de Dios todopoderoso en la tierra.

Milagros de San Judas Tadeo

Un milagro que le agradecen a San Judas Tadeo, es la recuperación de un hijo que estaba por malos caminos, en vista que estaba relacionándose con el mundo de las drogas, alcoholismo y delincuencia. Esto sucedió en Zacateca, México. Era una familia muy devota a este santo por lo que le imploraban por la recuperación de este hijo del mundo de la perdición y malas compañías.

La manera que el joven recapacitó sobre la vida que estaba llevando, fue bastante traumático, pues resulta que primero tuvo que vivir la experiencia de un catastrófico accidente, producto de la vida licenciosa que llevaba y que casi lo mata. Su familia que lo querían mucho, se unieron en oración suplicando a San Judas Tadeo por la recuperación de este joven (Ver artículo: Simbolos budistas).

San Judas Tadeo, además de responder a las súplicas por la salvación de este hijo amado, lo ayudó a desligarse con el mundo de corrupción en que estaba viviendo. Luego que superó estas experiencias, se transformó en un hombre que ha viajado por diferentes regiones mexicanas informando del milagro realizado a su persona, gracias a la intermediación de San Judas Tadeo.

Milagros de sanación por una grave enfermedad

Se trató de una pareja de novios que estaban en plenos preparativos nupciales, faltando aproximadamente siete meses para la misma. Mientras estaban en sus preparativos el joven empezó a manifestar una serie de malestares que lo asociaban por el stress de los preparativos.  Sin embargo, a medida que se acercaba la fecha aumentan los malestares y su frecuencia, por lo que la pareja decide, que el joven asista al médico.

Milagros de San Judas Tadeo.

El joven se decidió hacerse un examen médico y, al entregarle los resultados, el diagnóstico fue bastante descorazonador: según tenía un tumor en el cerebro y que era imperativo que se operará para extraerlo. La operación era bastante delicada, y estaba la posibilidad de que no sobreviviera de la misma. Asimismo, estaba la posibilidad que de no operarse tampoco sobreviviera.

El tiempo de vida que le daban a este hombre fueron solo 15 días.  De inmediato su novia empezó a invocar a San Judas Tadeo, cancelaron la boda y se dedicaron a organizar la futura operación de su novio, que se efectuaría en menos de 12 días. Se dispuso a estarse con su novio en el hospital y, mientras estaban en los preparativos para iniciar la operación, empezó la novena a San Judas Tadeo.

Ya prácticamente para ingresarlo al quirófano, ella le colocó la medalla de San Judas Tadeo entre la mano de su novio, mientras él se adormece ella le dijo una oraciones al oído y lo santiguaba. Al cabo de cinco horas de operación, este sufrió un paro respiratorio. Él mientras mantenía la mano cerrada con la medalla de San Judas entre su mano.

El médico sale y le informa de la situación a la novia y, le dice que es difícil que lo lograran salvar, ella comenzó a orarle a San Judas Tadeo y en pocos minutos el pulso de su novio había vuelto, quién una vez recuperado, comprendió el ser bendecido por Dios por medio de la intercepción de otra persona. Convirtiéndose en un fiel devoto del santo e informar de su milagro a otros.

¿Cómo pedir un milagro a San Judas Tadeo?

Siendo el patrono de las causas perdidas, como lo designó Jesucristo, por su carácter humilde y dispuesto a ayudar al prójimo. Para solicitar la intermediación de este santo ante Dios, es hacerlo con fe y amor, confiando en la intermediación del santo por su súplica, sin afanarle, dejando que fluya la energía amorosa para que interceda por el favor solicitado.

Para pedirle un intermediación por la gracia solicitada o precisada, puede hacerla encendiendo una luz en su nombre, alrededor de la imagen del San Judas Tadeo, se puede escribir la gracia pedida en un papel y colocarla al pie de la imagen y también si es posible coloque un jarrón con trigo dorado (Ver artículo: Virgen Monserrat).

Oración para un milagro a San Judas Tadeo por un caso imposible

Oh San Judas Tadeo misericordioso y protector de quién a ti acude, que fuiste digno de recibir del Altísimo la gracia de la vocación y la luz para seguir el apostolado, trabajando junto al Salvador y seguir así el conocimiento de su Evangelio, enseñando en todos los confines de la tierra su Palabra.

Tuviste un compromiso arduo, para llegar los corazones más duros y gracias a tu muestra, tus enseñanzas y a tu entregada vida y testimonio de la Fe, el poder de obra y hacer milagros a todo aquel que en ti se refugia.

Milagros de San Judas Tadeo.

Toca mis plegarias y mi petición, reconociendo tu noble labor durante tu vida santa y en ferviente deseo clamo hoy ante ti ¡Oh San Judas!, que el milagro que hoy me urge pueda materializarse y que mi corazón y mi mente siempre sigan acoplados a ti, clamando tu devoción por donde quiera que yo vaya, siendo testimonio fiel y digno de tu palabra.

Bajo tu favor me acojo, por tu divina providencia y por los méritos que bien te has ganado al lado de Nuestro salvador, me abandono sin dudas, sin miedo y sin recelo, sabiendo que mi petición tiene a bien llegar, y que sea yo testigo, de tu palabra y tus milagros. Te imploro ante tus pies. Amén.

Oración a San Judas Tadeo patrón de las causas imposibles

Amadísimo apóstol San Judas Tadeo, fiel amigo y servidor de Dios, aunque tu nombre lo lleve aquel que entregó al Maestro y quizás esta sea la causa por la cual otros te hayan olvidado, tu caminar ha sido incólume y por ello, te has ganado el digno lugar al lado de Nuestro amado Señor.

Te reconocemos como el Patrón de los casos más difíciles, eres nuestro abogado y nuestro más firme amigo, hoy la iglesia honra tu nombre santo, universalmente te aplaudimos.

Milagros de San Judas Tadeo.

Te pedimos que supliques por nosotros, has de tu ruego mi privilegio, sé que tú ayudas a quién a ti acude, mi esperanza me abandona, por eso me aferro a ti mi San Judas Tadeo para otorgarte mis problemas y aliviar mis aflicciones. En el cielo sé que escuchas mis sinsabores y necesidades, mis sufrimientos y mis pesares (HACER LA PETICIÓN).

Desde hoy te prometo que proclamaré tu fervor, me acordaré de este favor y te honraré como mi guardián en mi más grande fragilidad, hablaré a todos de tu infinita misericordia.

En tus manos y las de Dios, hoy quedó postrado ante ti, me inclino y pido tu bendición. No necesito de nada más, con tu protección y tu compañía podré caminar en paz. Amén (Ver artículo: Oración a San Alejo para alejar la mala suerte).

Plegaria milagrosa a San Judas Tadeo para casos de dinero

San Judas Tadeo apóstol de Cristo y amigo de la luz, mediador y mártir glorioso, quien nos ayuda a aquietar los inconvenientes. Asistimos a ti con mucho fervor, para suplicar tu divina asistencia pues atravesamos un duro momento. La falta de dinero nos tiene afligidos, tú que eres nuestro santo muy querido, noble protector y bendito patrón, acoge mi mente, mi corazón, mi alma y mi cuerpo.

Milagros de San Judas Tadeo.

Te pido clemencia, postrado a tus pies hoy pido que me mires con misericordia y escuches la petición, que mi fe no se vea defraudada al recibir tu favor. ¡Oh San Judas Tadeo!, tú estás siempre atento, escuchas mí tormento y sabes que mal me siento hoy. Necesito sentir la paz de saber que me escuchas, te confío mi petición, ayúdame por favor.

Jesús no se equivocó al seleccionarte como apóstol, en permitir estar a su lado, en predicar su palabra por cada rincón, en todo sitio y lugar donde quiera que ibas, llenando los corazones del amor vehemente, que solo se le puede tener a un ser tan especial, al único y al dueño, al amo y señor, a nuestro Salvador.

Porque sabemos que gracias a ti llegamos a él, siendo escuchados, favorecidos y bendecidos por los Siglos de los Siglos. Amén. Se reza un Padrenuestro y no permitimos que la angustia se apodere de nosotros, con fe y confianza esperamos en Dios.

Oración de cada 28 días, para pedir milagros

Mi caritativo protector, glorioso, amable y poderoso San Judas Tadeo, que recibiste del Salvador la gracia de la vocación al apostolado para seguirle más de cerca en la práctica de las virtudes y predicar su Evangelio.

Milagros de San Judas Tadeo.

Tú, que tuviste el don de impresionar los más duros corazones con tus ejemplos y tus sabidurías de virtud, y el poder de obrar prodigios y milagros, que diste tu vida en defensa y testimonio de la verdadera Fe.

Te pido recibas mis cumplidos por los grandes privilegios, y acepta gustosamente mi visita en agradecimiento de todos los favores obtenidos y para obtener maravillosas y nuevas gracias por tu amorosa y poderosa mediación.

Alcánzame un gran amor al Divino Maestro para que me aliente en la práctica de la virtud, me de consuelo en mis tribulaciones y sostenga con su mano mi esperanza cuando el infortunio y la desgracia me atrapen.

No permitas nunca, ¡Oh santo San Judas!, que la falta de confianza en la Providencia divina me aparte del servicio y del amor de Dios. Dame tu amparo, San Judas Tadeo, y alcánzame lo que necesito y pido para mi bien temporal y eterno. Amén. Reza el Credo y tres Glorias en honor de la Santísima Trinidad y hacer con mucha esperanza la petición de la gracia que se desea obtener.

Oración a San Judas Tadeo para obtener un milagro en el amor

Amado San Judas Tadeo, patrón de lo imposible, fiel servidor de Jesús. Te mantuviste a su lado en los viles momentos, enseñándonos lo que es amar al prójimo. Fuiste discípulo que mantuvo la fe hasta el final, incluso más allá.Eres ejemplo de la compasión y tu piedad es divina. Acudo a ti San Judas Tadeo, pues preciso un favor. Me disculpo por olvidarte en otras ocasiones y venir a ti cuando te requiero (Ver artículo: Oración a San Miguel Arcángel para protección).

Tú homónimo del traidor y con quien muchos te han confundido, yo sé quién eres San Judas Tadeo. Apóstol de Jesús, encargado de enseñar tu credo y glorioso en las alturas. Te pido por favor, intercedas por mí ante el amor. Sufro por no ser correspondido (a) y no encontrar la persona adecuada.

Te pido juntes a mí al amor de pareja que requiero. Me siento desesperado(a) al no encontrar pareja que me ame. Espero tu ayuda para romper esta soledad que me envuelve y me hace sentir mal. Gracias amado San Judas Tadeo.

Oración milagrosa para mejorar la salud

Querido y amado San Judas Tadeo, abogado de los casos difíciles, demandó hoy de tu bondadosa ayuda. La malquerencia se esparce y pido ayuda y protección para no ser su presa. Mi salud no es fuerte en estos momentos. Permite Santísimo, que pueda conservar la firmeza.

Milagros de San Judas Tadeo.

Tengo un profundo miedo que mi cuerpo decaiga y enferme, temo por mi salud física, mental y espiritual. Te pido con Fe que vigorizan mi confianza y alejar el miedo de mí ser. Deseo estar sano en todo sentido. Físicamente, para poder ser pleno en mí andar. Mentalmente, para poder tener claridad en mis ideas y que ellas puedan beneficiar a todos mis hermanos. Espiritualmente, para ser un foco de luz entre la inmensa oscuridad.

Ayúdame con este favor y a cambio te doy mi palabra de ser fiel devoto de tu causa. Ser fuerte y tener tu compasión presente en mi pensamiento. Aleja las enfermedades que son causadas por envidias, hechizos o mal de ojo. Sana mi ser, desde la partícula más pequeña hasta la más grande, cúbreme con tu santo manto.

Hoy me entrego a ti, hoy soy fiel a tu fe y a tu causa. Con fe, dejo mis miedos en el suelo y te doy gracias Santísimo Patrono San Judas por escuchar mi ruego. Gracias por permitirme ser tu fiel devoto. Gracias por sanarme. Amén.

Milagros de San Judas Tadeo.

Testimonios de los milagros de San Judas Tadeo

Una pareja de recién casado en el año 1980, se encontraban disfrutando de los momentos de la luna de miel y los primeros meses de compartir su vida en pareja, la esposa además de agradecida por haber cumplido su sueño de casarse con su amado novio, quería concebir un bebé. Ambos estaban felices de vivir en pareja y, la idea de tener un hijo sería como la guirnalda en el pastel.

La pareja se sentían listos para ser padre, por esto la esposa acudió al médico y le comentó de los deseos de los esposos de convertirse en padres, el médico le efectuó unos exámenes de rutina, para preparar la concepción de un hijo. Unos días después el médico realizó una llamada para decir los resultados de los exámenes a su paciente.

Los resultados de los exámenes, dieron unos resultados no esperados, el médico le notificó que tenía un cáncer en el útero y, por consiguiente no era conveniente salir embarazada. Noticia que trastocar la felicidad de la pareja y del hogar. La esposa tuvo que empezar el tratamiento para combatir el cáncer por varios meses.

Este tratamiento la obligó a estar varios meses en cama y recibir el tratamiento contra el cáncer, sin embargo no perdía la esperanza de quedar embarazada. De nuevo le consulta al doctor sobre sus posibilidades de lograr tener un hijo. Como respuesta el doctor le comunicó que tenía pocas posibilidades de vivir nueve meses, por las condiciones de salud en que se encontraba.

Milagros de San Judas Tadeo.

Con este diagnóstico regresó a su casa destrozada, su esposo para ayudarla a salir de esa depresión, pasaba mucho tiempo con ella. Se dedicó a compartir su tiempo el mayor tiempo posible, para confrontarla y protegerla, una manera de ayudarla fue obsequiando de regalo una medalla con la imagen de San Judas Tadeo.

Por instrucciones médicas tuvo que estar de reposo unos ocho meses en cama, cuando ella volvió a la consulta médica para su control, le dieron la noticia que el cáncer se había desaparecido en su totalidad. Además de que tenía un embarazo de tres meses. Ella logró a buen término su embarazo, gracias a las oraciones de su esposo de salud y protección a San Judas Tadeo patrono de los casos imposibles.

El testimonio de Roberto

Roberto era un trabajador de una gasolinera que esa noche estaba de turno, al principio de la noche la gasolinera estuvo muy concurrida, hasta que poco a poco fue bajando el ritmo y que do él solo encargado de la gasolinera y de abastecer a los camioneros que llegaban a llenar los tanques de sus camiones.

Para distraerse conversaba con los camioneros cuando estos se bajaban y el camión era llenado. Justo cuando estaba llenando el tanque principal de uno de los camiones, un camionero se puso hablar con Roberto, y en un momento de descuido, sacó un cigarrillo de su bolsillo y además una caja de fósforos. Al momento de encender el cigarrillo, encendió además la gasolinera.

El fuego se expandió por la gasolinera en un santiamén. Roberto comentó que su vida pasó por delante de sus ojos en un instante, vio pasar los momentos alegres, los momentos tristes todos estos momentos pasaron como una película en cámara lenta y muy real. Casi de inmediato empezó a orar.

Comenzó a orar a pesar de las llamas que lo estaban rodeando, su mente se llenó de la imagen de San Judas Tadeo, él pensaba en todo ese momento en que San Judas Tadeo le iba a salvar pronto. Él comentó que veía como la imagen de San Judas Tadeo bajaba del cielo y le tendió la mano a Roberto y también a señor camionero que estaba junto a Roberto.

Los dos hombres salieron del sitio y San Judas Tadeo les apago las llamas que les rodeaban sus cuerpos. A penas diez minutos, si acaso menos, llegaron los bomberos a la gasolinera a apagar el incendio de la estación de gasolina. Roberto continuó trabajando en la gasolinera, y está muy agradecido con San Judas Tadeo por haberlo salvado del incendio de la gasolinera, y poder continuar manteniendo a su familia con el ingreso que le provee la gasolinera.

Testimonio de la señora enferma de los riñones

Es el caso de una señora que tenía problemas crónicos en los riñones, y en la consulta médica le notificaron que tenía que ser operada. Desde hace tiempo ella estaba clara que tenía que operarse y ya le había comunicado a sus familiares y amigos  que se realizaran la prueba de compatibilidad, para saber su factibilidad de ser donantes.

En una consulta al médico, este le hizo saber que ya tenía fecha de operación en vista, que ya tenía donante. Asimismo le informó que era una operación de alto riesgo, por lo delicada que esta era. Esta señora era muy creyente de San Judas Tadeo, y desde que se encontraba mal de salud por el funcionamiento del riñón izquierdo, llevaba consigo una medalla con la imagen del santo.

Era una mujer de tan solo 34 años y, debido a la notificación de la gravedad de la operación había dispuesto parte de sus pertenencias a familiares y amigos, en caso que no saliera viva de la sala de operación. Faltando dos consultas previas a la operación, ella portaba en su cuello una medalla de San Judas Tadeo.

Al entrar a la consulta médica, encontró a su doctor todo lleno de estupor y solo apenas podía pronunciar la expresión, ¡Ya no está!, ¡el mal ya no está!, y solo repetía estas expresiones. La amiga que iba donarle el riñón, también se quedó sorprendida. El médico le mostraba la última placa que le había tomado y en la que se apreciaba el riñón completamente sano. Llorando ella solo repetía, gracias San Judas Tadeo.

Milagros de San Judas Tadeo.

(Visited 2.347 times, 1 visits today)
Categorías Santos

Deja un comentario