Santa Filomena: biografía, oración, novena y mucho más

Santa Filomena es una niña mártir que sufrió la persecución más cruel a los cristianos hecha por el emperador de Roma Diocleciano en el siglo 40. Debido a los numerosos milagros que le concede a sus devotos desde 1805 su culto se ha hecho muy popular. Aquí conoceremos su vida, milagros, oraciones y mucho más.

SANTA FILOMENA

Biografía de Santa Filomena

Santa Filomena nació el 8 de septiembre del año 291 después de Cristo, en Corfú, Grecia, practicaba desde muy pequeña el cristianismo por lo que era muy devota de Dios, le tocó vivir la terrible persecución a los cristianos de Diocleciano, era hija única de unos príncipes griegos y antes de nacer Filomena, sus padres ofrecían sacrificios y oraciones a dioses falsos para poder tener hijos.

El médico de los padres de Santa Filomena, les recomendó que se convirtieran al cristianismo, y que le pidieran a Dios que le otorgase la dicha de poder procrear y tener descendencia. Dios, les concedió la gracia de tener su hija, que fue educada con las creencias cristianas. (Ver Artículo: Oración a la Virgen de la Dulce Espera para quedar embarazada)

Al cumplir Filomena 13 años sus padres junto con ella viajaron a Roma para enfrentar una declaración de guerra contra su familia, esperando poder pactar la paz con el temible Diocleciano quien les pidió a cambio de la mano de Filomena para casarse con ella. Los padres de Filomena aceptaron la condición y trataron de convencer a Filomena de que sería feliz convirtiéndose en Emperatriz de Roma.

Filomena les comunicó a sus padres que no podría casarse porque ya era la esposa de Jesucristo, sus padres le imploraron que aceptara por el bien de su patria. El emperador se enteró y los mandó a buscar para convencer a Filomena, haciendo toda clase de promesas para que aceptara el matrimonio, finalmente recurrió a amenazas que tampoco tuvieron resultado por lo que ordenó que fuera encerrada en un calabozo del palacio.

La ataron los pies y las manos con cadenas a fin de persuadir, Diocleciano la visitaba todos los días tratando de convencerla, ordenó le quitaran las cadenas para comiera pan y agua que eran su único alimento, al ver que todo aquello no surtía efecto recurrió a la tortura, pero Filomena se entregó a los brazos de Jesús y de su Madre María Bendita.

Después de 37 días de torturas y sufrimiento se le apareció la madre de Jesús anunciándose que luego de 40 días de encarcelamiento saldría de allí, pero que padecería la agonía de la muerte. Diocleciano insistía en hacerla desistir de su voto de castidad, mandó a que fuera atada a un pilar y que se le azotara sin misericordia, luego de lo cual fue trasladada al calabozo para que muriese allí.

Dos ángeles acudieron a curar sus llagas, cuando el Emperador la vio más hermosa que nunca le dijo que había sido Júpiter quien la salvaba de la muerte para que se casa con él, lleno de ira al ver que Filomena no cedía a sus propósitos, dio la orden de que fuera arrojada al río Tíber con un ancla atada al cuello.

Siendo ayudada nuevamente por los ángeles que cortaron las cuerdas, el ancla cayó, liberando su cuerpo a lo que Diocleciano dijo que se trataba de una bruja y que debía ser atravesada por flechas para acabar definitivamente con ella y que fuera de nuevo llevada al calabozo, el Señor le envió un sueño del que despertó tan hermosa como antes, Diocleciano más enfurecido ordenó que fuera de nuevo torturada hasta que muriese.

SANTA FILOMENA

Ordenó que fuera de nuevo atravesada por flechas pero que antes las encendieran, éstas no salían de los arcos, siendo devueltas contra los soldados, Diocleciano al ver que todo lo que hacía no acaba con Filomena y temiendo otras consecuencias ordenó que le cortaran la cabeza.

Historia de Santa Filomena Mártir

Por muchos años el origen y la vida de Santa Filomena se mantuvo escondido, siendo considerada una leyenda ya que históricamente nunca ha podido ser verificada. Su historia real comienza a ser revelada a partir del descubrimiento de sus restos mortales en el año de 1802, durante unas excavaciones en Roma.

El 25 de mayo de 1802 fue encontrado, el cuerpo de Santa Filomena, se cree que allí permaneció por 1700 años, la tumba cerrada con piedras llevaba la inscripción “Lumena  Paxte  Cum Fi”, que quiere decir “La Paz Sea Contigo Filomena”, en las piedras también se podía ver pintados con color rojo un ancla, dos flechas, una lanza, una palma y una liliácea, que indicaba que la tumba pertenecía a una virgen mártir. (Ver Artículo: Oración a la Virgen de Juquila)

En la tumba se encontraba un esqueleto de huesos pequeños y observándose que había sido atravesado por flechas. Médicos que examinaron los restos certificaron las heridas sufridas por las torturas y que se trataba de una niña de 12 o 13 años. Cerca de su cabeza encontraron un jarrón con sangre seca que luego de ser trasladado a una urna de cristal se transformó en piedras preciosas.

SANTA FILOMENA

Los huesos, las cenizas y la sangre fueron colocados en una caja de madera para ser examinados por expertos, quienes en declaración jurada firmada por médicos, teólogos, expertos en biología y física, jueces civiles y eclesiásticos, aseguraron la autenticidad de los restos mortales. Posteriormente los restos se transfirieron a una caja de ébano forrada de seda, sellada y bajó la guardia de honor transportada para su depósito en la Iglesia de la Diócesis de Nola en Mugnano del Cardinale en el sur de Italia.

Con la llegada de sus reliquias a Iglesia de Mugnano, los feligreses comienzan la devoción por Santa Filomena, por los milagros concedidos. Para los años 30 del siglo XIX su fama se había expandido apareciendo los primeros libros sobre Santa Filomena  sobre los signos encontrados en su tumba, que certificaron que había muerto martirizada. (Ver Artículo: Sabe cuántas Virgenes hay)

El Papa León XII, la declaró Santa, y el Papa Gregorio XVI publicó el decreto de su canonización y la declaró “La gran obradora de milagros del siglo diecinueve”, y después la declaró “La patrona del Rosario Viviente”.

De qué países es Patrona Santa Filomena

En la localidad de Villalba de la Lampreana, España, la devoción a Santa Filomena viene desde hace muchos años, por lo que a solicitud de la Comunidad Autónoma de Castilla y León le fue concedida una pequeña reliquia para su devoción. En su honor se celebran unas fiestas patronales cada año, en las que se realizan diversas actividades culturales y religiosas que incluyen la procesión de Santa Filomena desde la Iglesia Parroquial para recorrer las calles del pueblo.

SANTA FILOMENA

La ciudad de Santa María de la Provincia de San Felipe de Aconcagua en Valparaíso, Chile, celebra cada 9 de noviembre una multitudinaria fiesta a su patrona Santa Filomena cada año, miles de peregrinos llegan de todas partes del país para participar de la celebración que comienza en el Santuario de Santa Filomena. A lo largo del día se celebran misas en distintos horarios, en donde participan peregrinos de todos los rincones de Aconcagua.

Santa Filomena es considerada la patrona de la ciudad de Monterrey en México, así como en otras localidades, está devoción viene dada a raíz de los múltiples milagros que según sus fieles devotos les han sido otorgados por Santa Filomena. En su honor se han construidas varias iglesias, entre las que se destacan la del poblado de Hueyapan en el estado de Puebla y en Guadalajara.

En Venezuela, en la población de Mitón en el Estado Trujillo, se celebran las Fiestas patronales en honor a Santa Filomena la celebración comienza desde muy temprano con repiques de campanas y fuegos artificiales, transcurriendo la celebración a lo largo de toda una semana con diversas actividades deportivas, recreativas y las religiosas en honor a Santa Filomena como patrona de esta localidad. Las celebraciones al final de la semana culminan con la elección y coronación de su reina.

Cuándo se celebra el día de Santa Filomena

El día de Santa Filomena, se celebra el 11 de agosto, siendo éste el día en que sus reliquias fueron trasladadas al Santuario Principal de Santa Filomena en Mugnano, Municipio de la Ciudad Metropolitana de Nápoles, Italia. Sus huesos fueron colocados en una figura de cera que descansa en un cofre que posee una placa de cristal que permite observar la imagen.

La figura está vestida con túnicas de seda, en un dedo se puede apreciar un anillo de oro con un topacio, que resulta ser un regalo del Papa San Pío X. Según la apreciación de sus devotos, visitantes y peregrinos, la imagen experimenta cambios a través del tiempo, cuando se hizo la estatua no se consideraba una obra de arte, pero ahora es muy hermosa con una agradable sonrisa.

Hace aproximadamente 20 años se realizó una nueva caja para su exposición, se notaba el cabello más abundante y dicen que varias veces sus ojos se abrieron, tal como lo aseguran muchos testigos.

La curia romana de la Iglesia Católica eliminó el día de Santa Filomena del Calendario Litúrgico Católico, alegando que no existen pruebas históricas de la existencia de Santa Filomena y que únicamente existen los testimonios de personas que son testigos de sus milagros, pero que el culto litúrgico sería eliminado no así el culto popular y la devoción a Santa Filomena.

Milagros de Santa Filomena

Debido a los milagros de Santa Filomena sus devotos le otorgaron el título Taumaturga del Siglo XIX, que se refiere a los poderes que posee para hacer milagros, a continuación narraremos el más importante de ellos.

Uno de los milagros más famosos de Santa Filomena, fue el milagro de Mugnano, éste ocurrió a la hija de unos franceses llamada Pauline Jaricot, quien padecía de una enfermedad que afectaba a su corazón, en la que sus pulsaciones se volvían tan fuertes que podían ser apreciadas a cierta distancia, su respiración casi se detenía hasta llegar a perder el pulso.

Pauline sufrió por años este padecimiento y uno de ellos sucedió después de rezar una Novena a Santa Filomena ya que se había convertido en su devota, por lo que deseaba visitar su Santuario, pero su estado de salud cada día era más grave. A pesar de esto, ella intentó viajar al Santuario en Roma.

A pesar de su padecimiento, emprendió el viaje, estuvo inconsciente 2 días, en el transcurso del viaje, llegando finalmente a Roma en muy mal estado de salud. Fue recibida por el Papa Gregorio XVI, quien le agradeció el trabajo que realizaba por la Iglesia, la bendijo pensando que no llegaría a Mugnano.

Un día antes de la fiesta de Santa Filomena llegó al Santuario, comulgó cerca de sus reliquias y su corazón latió con tanta violencia que se desmayó, todos la creyeron muerta. Recobró el conocimiento y pidió que la dejaran cerca de las reliquias, Santa Filomena la había sanado.

SANTA FILOMENA

Oración a Santa Filomena

Gloriosa Santa Filomena, virgen y mártir invencible, llena de abundantes gracias desde tu nacimiento que, por tu inmenso amor al Sagrado Corazón de Jesús, tu fe firme y gran devoción a la Santísima Virgen María, soportaste crueles y dolorosos tormentos y entregaste tu tierna y angelical vida, tú que has sido elegida por Dios para auxiliarnos y ser nuestra muy eficaz intercesora en los asuntos más difíciles, en los casos perdidos, te ruego seas mi protectora y me des tu ayuda.

Bendita Santa Filomena, amorosa y virtuosa niña, que con gran solicitud nos haces llegar los favores del cielo y nos ayudas a conseguir la felicidad en nuestras tristezas, tú que eres dulce descanso y consuelo de los afligidos acepta esta oración y súplicas que te hare por tres días como ofrenda de mi devoción y amor.

Implora a favor mío a Jesús y su Gloriosisima Madre, pídeles que me protejan y amparen ya envíen a sus ángeles, como te los enviaron a ti, para que me guíen y alumbran con su brillante luz y se acabe tanta oscuridad y los problemas que me rodean.

Santa Filomena, niña noble y llena de caridad, patrona de las causas más difíciles y pérdidas, haz un milagro en mi vida para que todo cambie a bien, auxiliame sin tardanza bendita y bienaventurada santa y haz que por tu mediación pueda obtener de Dios Padre este inmenso y difícil favor que deseo y necesito en mi vida: (pedir con gran fe y esperanza lo que se desea conseguir).

Oh milagrosa Santa Filomena, desde el lugar que ocupas entre los Coros Angélicos y por el poder que Dios te ha dado para gloria de su nombre, muéstrate generosa conmigo y lléname de bendiciones, alcánzame de Él, que nada te niega, la petición que con toda confianza he hecho y que ya sabes yo no puedo solucionar por mis medios.

También quiero pedirte me ayudes a ser mejor, a alcanzar pureza de mente y corazón y a vivir siempre amando a Jesús, la Virgen y al prójimo. Continúa defendiéndose benignamente con tu protección, y obtenme la gracia de poder entrar un día a los Cielos, donde cantaré eternamente las misericordias del Señor. Amen

Oración Milagrosa a Santa Filomena

¡Oh, gloriosa santa Filomena, virgen y mártir!, ejemplo de fe y esperanza, generosa en la caridad, te suplico que escuches mi oración. Desde el cielo donde reinas, haz caer sobre mí toda la protección y auxilio que necesito en este momento en que mis fuerzas flaquean.

Tú que eres tan poderosa junto a Dios, intercede por mí y alcánzame la gracia que te pido (mencionar la gracia que se desea recibir). ¡Oh, santa Filomena!, ilustre por tantos milagros, ruega por mí. No me abandones, jamás dejes de mirar como un rayo de esperanza sobre mí y mi familia.

SANTA FILOMENA

Aparta de mí las tentaciones, da paz a mi alma y bendice mi casa. ¡Oh santa Filomena!, por la sangre que derramaste por amor a Jesucristo, alcánzame la gracia que te pido (repetir ahora la petición). Santa Filomena, ayúdame a alcanzar la gracia. Te prometo que seré tu devoto y que manifestaré a otros necesitados lo milagrosa y bondadosa que eres. Amén.

Oración Diaria a Santa Filomena

¡Oh! Purísima Virgen, gloriosa Mártir Santa Filomena, quien Dios en Su poder eterno parece haber revelado al mundo en estos días desastrosos para revivir la fe, sostener la esperanza e inflamar la caridad en almas cristianas, vengo a vos a pedir vuestra intercesión.

Dignaos, Oh Virgen llena de bondad y virtud, recibir mis humildes oraciones y obtener para mí esa pureza por la cual sacrificaste los placeres más atractivos del mundo, esa fortaleza de alma que os hizo resistir los más terribles ataques y ese ardiente amor por nuestro Señor Jesucristo que los más temidos tormentos no pudieron extinguir en vos. Así que, animándoos en esta vida, pueda algún día ser coronada con vos en el Cielo. Amén.

Novena a Santa Filomena

Santa Filomena fue una virgen mártir de la Iglesia Cristiana, sus devotos celebrar su día el 10 de agosto de cada año por lo que acostumbran realiza su novena el 1 de agosto, igualmente se puede realizar esta novena en cualquier otro momento, para pedir su intercesión en necesidades y resolución de problemas difíciles.

Oración inicial para todos los días: Oh Virgen fiel y mártir gloriosa, Santa Filomena, que haces tantos milagros en favor de los pobres y afligidos, ten piedad de mí. Tú conoces la multitud y diversidad de mis necesidades. Mírame a tus pies, lleno de miseria, pero lleno de esperanza. Imploro tu caridad.

¡Oh, gran Santa! Escúchame con misericordia y obtén de Dios una respuesta favorable a la petición que ahora humildemente te presento (menciona tu petición). Estoy firmemente convencido de que por vuestros méritos, sufrimientos y muerte que tuviste que soportar, unidos a los méritos de la Pasión y muerte de Jesús, obtendré lo que os pido, y en la alegría de mi corazón bendeciré a Dios. Amén. (Ver Artículo: Novena a San Miguel Arcángel)

Día Primero

Ilustrísima Virgen y mártir, Santa Filomena, he aquí que me postro ante el trono, sobre el cual la Santísima Trinidad te ha complacido colocarte. Lleno de confianza en tu protección, te suplico que intercedas por mí ante Dios, desde las alturas del cielo, para que eches una mirada a tu humilde servidor.

Esposa de Cristo, sostenme en el sufrimiento, fortaléceme en la tentación, protégeme de los peligros que me rodean, y obtén para mí las gracias necesarias. Sobre todo, ayúdame en la hora de mi muerte. Santa Filomena, poderosa con Dios, ruega por nosotros. Amén.

SANTA FILOMENA

Día Segundo

Oh gran Santa Filomena, gloriosa Virgen y Mártir, hacedora de milagros de nuestro tiempo, alcánzame la pureza del cuerpo y del alma, la pureza del corazón y del deseo, la pureza del pensamiento y del afecto. Por tu paciencia bajo los sufrimientos multiplicados, obtén para mí una aceptación sumisa de todas las aflicciones que Dios quiera enviarme, y así como milagrosamente escapaste ilesa de las aguas del Tíber, en las que fuiste arrojada por orden de tu perseguidor, así también yo puedo pasar a través de las aguas de la tribulación sin detrimento a mi alma. Amén.

Día Tercero

Oh Virgen pura y mártir Santa Filomena, mira con compasión desde el cielo a tu servidor, consuélame en la aflicción, ayúdame en el peligro, sobre todo acude en mi ayuda en la hora de la muerte. Cuida los intereses de la Iglesia de Dios, ruega por su exaltación y prosperidad, por la propagación de la fe, por la conversión de los pecadores y por el alivio de las almas en el purgatorio, especialmente las que me son queridas.

Oh gran santa, cuyo triunfo celebramos en la tierra, intercede por mí, para que un día pueda contemplar la corona de gloria que te ha sido otorgada en el cielo, y alabar eternamente a aquel que tan generosamente recompensa por toda la eternidad los sufrimientos sufridos por su amor durante esta corta vida. Amén.

Día Cuarto

Oh Santa Filomena, Virgen y Mártir, a quien Dios glorifica con tantos milagros, a quien el Vicario de Jesucristo ha nombrado la Protectora del Rosario viviente y de los hijos de María, manifiesta, cada vez más claramente desde las alturas del Cielo, que no se puede negar una voz tan santa como la tuya y que tenemos el derecho de contar con tu ayuda. Obtén para nosotros la gracia de ser fieles a Jesucristo, incluso hasta la muerte. Te hiciste conocida por tus milagros. Intercede por mí ante el trono de Dios. Amén.

Día Quinto

Oh Virgen y mártir, Santa Filomena, que hiciste voto de virginidad y lo mantuviste hasta la muerte, ofreciendo tu vida a Jesús. Tu pureza era tu perfección. Te ruego que me ayudes en mi lucha por ser casto y puro. Esto es algo difícil de hacer ahora, con la influencia de los medios de comunicación que nos dicen que el sexo, incluso fuera del matrimonio, es bueno y recomendable.

Que su ejemplo me inspire a mí y a los jóvenes especialmente a considerar sus cuerpos como templos del Espíritu Santo. Que aprenda a vestirme con modestia y sencillez para que pueda llevar a las personas a vivir esta virtud. Amén.

Día Sexto

Oh Virgen y mártir, Santa Filomena, tú fuiste paciente en tu resistencia a todos los sufrimientos y sacrificios. Lo hiciste porque viste que todas las glorias de este mundo son pura vanidad. No estabas apegada a nada ni a nadie. Siempre fijaste tus ojos en la eternidad. Ayúdanos a vivir esta virtud del desapego para que estemos dispuestos a hacer todo lo que Jesús nos pide.

Ayúdanos a poner distancia a la felicidad y a los éxitos de esta vida para que también podamos aprender a esperar la felicidad del cielo. Te pedimos, querida santa, que nos ayudes a desarrollar un corazón apegado sólo a Dios. Amén.

Día Séptimo

Santa Filomena, tú recibiste la ayuda de Jesús y una gracia especial de perseverancia cuando fuiste torturada y condenada a muerte. Esa gracia especial fue el regalo de la valentía. Su atrevida declaración de morir por su fe es una prueba de que Dios no abandonará a sus hijos.

A veces, dudo del lugar de Dios en mi propia vida; en tiempos de dificultades, me quejo fácilmente de su ausencia. Hazme entender que Dios cuida de mí, anticipa mis necesidades y me protege del peligro. Ayúdame a confiar en Dios y a ponerme enteramente en sus manos. Amén

Día Octavo

Santa Filomena, tú viviste en la época más terrible de la Iglesia, cuando los cristianos eran cazados como animales. Pero como los primeros cristianos, encontraste consuelo en estar con vuestros hermanos y hermanas con los que partisteis el pan, compartiendo la Eucaristía en las catacumbas. Recibisteis el Cuerpo y la Sangre de Jesús con devoción, sabiendo que sólo Él podría ayudaros a superar las persecuciones.

Te imploro, mi querida santa, que me ayudes a amar la Eucaristía, a recibir a Jesús diariamente a través de la Santa Comunión. Bendice también a mis hermanos y hermanas, especialmente a los enfermos, que no pueden recibir a Jesús diariamente. Que la presencia de Jesús les permita aceptar los sufrimientos por los que están pasando. Amén

Día Noveno

Oh, querida Santa Filomena, tú conociste a cristianos que, debido a terribles torturas, no pudieron mantenerse fuertes y renuncian temporalmente a su fe, o que, ante el dolor físico, entregaron libros sagrados a los soldados romanos. A estos cristianos los acogiste y comprendiste sus debilidades. No los condenaste ni te mantuviste alejada de ellos.

Continuamos rezando por ellos y con ellos. Te ruego, mi querida santa, que también me ayudes a desarrollar el espíritu de comprensión que me impida condenar a la gente. Inspírame siempre a trabajar por la unidad y la paz en nuestras comunidades, especialmente en nuestras parroquias. Amén.

Iglesia de Santa Filomena en Santiago de Chile

La Iglesia dedicada a Santa Filomena ubicada en el sector Bella Vista de la ciudad de Santiago de Chile, fue declarada en 1995 como Patrimonio Nacional Chileno, a lo largo del tiempo ha resistido numerosos terremotos a pesar de que cuenta con daños estructurales.

Fue la primera obra arquitectónica religiosa de Eugenio Joannon, está conformada por una nave central, dos laterales y una transversal, perteneciendo al estilo gótico, además cuenta con un campanario de 44 metros.

Iglesias de Santa Filomena en México

En México existen varias capillas dedicadas a Santa Filomena, su devoción se ha extendido a diferentes pueblos, entre ellos podemos mencionar: Capilla de Santa Filomena (Hueyapan) Estado de Puebla, en esta localidad es considerada la segunda patrona, en este pueblo se hacen rebozos y chales, una tradición legendaria en México, sus devotas dicen que fue la Santa Filomena quien les enseñó a tejerlos.

La capilla cuenta con dos imágenes, una se encuentra colocada en el altar mayor y la otra más pequeña, es la que utilizan para las procesiones. (Ver Atículo: Aparición de la Virgen de Guadalupe)

Por otra parte, gracias a la devoción a Santa Filomena que ha ido creciendo a partir del siglo XIX podemos encontrar réplicas de su imagen en Monterrey, Guadalajara, Jalisco o en la Ciudad de México.

De Santa Filomena muchos han escrito su historia y su leyenda, su existencia fue conocida muchos años después de su muerte, su devoción comenzó a partir del siglo XIX  cuando sus restos fueron encontrados. La vida de Santa Filomena es un ejemplo de fidelidad al amor a Dios, que se mantuvo pura tras sufrir el martirio de una persecución aún sin el apoyo de su familia.

(Visited 3.049 times, 1 visits today)
Categorías Vírgenes

Deja un comentario