Ritos y Ceremonias del Budismo: ¿Qué Son?

En este artículo, encontrarás mucha información sobre la doctrina filosófica y espiritual de los ritos del Budismo. Estas hermosas creencias te llevan en un viaje ancestral y tiene el poder de cambiar tu vida. No en vano es considerada la cuarta religión más grande del mundo, aunque ellos prefieren referirse a sus enseñanzas como una forma de vida.

Ritos del Budismo

Ritos del Budismo

El Budismo es una religión mundial y una doctrina filosófica espiritual. Sin embargo no profesan su fe hacia un Dios absoluto, sino que basan sus creencias en un ideal, que es Buda. Entonces no es de extrañar que todos sus cultos, tradiciones y ceremonias fueron inculcadas por este gran filósofo y mendicante.

Encontrarás que esta forma de vida es muy hermosa, puesto que el principal objetivo del Budismo es superar el sufrimiento y el ciclo de muerte. El ideal es llegar a una tranquilidad mental, que sea independiente de los imprevistos externos y un control total del pensamiento. Según sus creencias, esto puede lograrse mediante el Nirvana, que es un estado de liberación de todas las ataduras terrenales y el dolor.

Para lograrlo, veremos que los creyentes realizan una serie de ritos del Budismo a través de los cuales planean encontrar sus debilidades y reforzarlas. De esta manera pueden elevar su fortaleza espiritual y desarrollar por completo sus capacidades.

Imagina que es una alternativa muy diferente y disciplinada, a la forma que tenemos de vivir hoy en el mundo. Por lo tanto muchas personas lo ven como un escape, una experiencia que les permite desarrollar su potencial espiritual dentro del caos moderno. Es por eso esto, que el Budismo es la cuarta religión más grande del mundo, con 7% de la población mundial como creyentes.

A continuación, encontrarás los ritos del Budismo más conocidos en sus tradiciones. Estos permiten que sus seguidores encuentren nuevas formas de la verdad en sus caminos.

Ritual de Iniciación

Antes de empezar, debes saber que existen dos grandes ramas del Budismo que son: Escuela de los Ancianos y El Gran Camino. Además de esto, cada escuela posee variantes con respecto al ritual de iniciación, pero aquí encontrarás los aspectos más generales.

Primera Fase

Normalmente, la iniciación se compone de dos períodos, el primero es cuando el joven cumple 8 años y se denomina Pabbajja. Esta palabra significa literalmente “salir” y se refiere a cuando un laico sale de su casa para llevar la vida de un monje budista en las comunidades. Así cuando el niño tiene 8 años, es llevado al monasterio en un día específico que sea favorable para el joven según el horóscopo.

Puedes pensar que es muy pequeño el laico, para empezar una vida tan disciplinada. Sin embargo esta primera etapa de la iniciación es sencilla. Cuando el niño entra al monasterio, es recibido por los monjes y honorablemente le hacen entrega de las tres joyas del Budismo a saber:

  • Reconocer a Buda como Guía
  • Descubrir sus enseñanzas
  • Integrarse a la comunidad Budista

Después de esto se le afeita la cabeza, como un símbolo de su aspiración a renunciar a la vanidad personal. Estarás de acuerdo en que el cabello es un rasgo hermoso que nos embellece. Por esta razón ellos se desprenden humildemente de esta característica para entrar en el mundo monástico.

Luego de eso, le permiten al joven desvestirse y se le entrega una túnica amarilla y se le entrega los objetos de que debe tener un monje budista. Estos son, tres prendas de ropa, un cinturón, una aguja, una hojilla para afeitarse, un filtro, un abanico y un bol.

Finalmente, a nuestro joven se les leen las 5 reglas básicas de la moral Budista que debe seguir al pie de la letra:

  1. No destruir la vida
  2. No Robar
  3. Evitar malas Conductas
  4. No decir mentiras
  5. Evitar productos que alteren la mente

Segunda Fase

El segundo periodo se denomina Upasampada, que significa literalmente “acercarse a la tradición ascética” y comienza cuando termina la Pabbajja. Como vemos, aquí ya se considera al joven como un monje budista, y se le asigna un maestro mayor para que guíe en su camino. Este último es como un instructor y esa es más o menos su misión.

Él le enseña al joven las diez leyes que todo monje debe respetar, le imparte clases para que aprenda sabiduría y desarrolle la compasión. Por último alienta su carácter analítico mostrándole que nada debe ser creído si no está convencido de ello. Es bastante raro que encontremos estas conductas en una religión, pero así es el Budismo. Ellos no impone un pensamiento, sino que nos imparten una guía para el alma.

Luego de unos años de aprendizaje y antes que el joven cumpla veinte años, se celebran otros ritos del Budismo. A través de ellos, el muchacho finalmente se convierte en monje definitivo. El ritual más conocido es la ceremonia de Chod, que es una experiencia bella y misteriosa del Budismo tántrico. Está lleno de simbolismo y corresponde a una batalla en contra de los miedos de la persona y su superación. Se considera una parte cultural muy importante del Budismo tibetano y es muy guardado entre el maestro y el aprendiz.

Ritual de Muerte

En la tradición Budista se vive y se muere a la vez, es una sola experiencia. Al ser creyentes, reconocemos que la vitalidad del cuerpo no es duradera sino transitoria. Aceptamos verdaderamente que la muerte es parte el ciclo de la vida. Estarás de acuerdo en que es sorprendente la manera tan madura en como estas personas afrontan su destino. Cuando eres Budista crees que el balance de energía acumulada en vida y el apego propio a la existencia ocasionan que la propia conciencia fluya en un ciclo de nacimientos y renacimientos denominado Samsara.

Cuando eres creyente de esta filosofía, tu objetivo no es renacer infinitamente. Impresionantemente, su objetivo es liberarse del ciclo de renacimiento mediante el Nirvana o la iluminación. Los budistas no creen en lo eterno y por eso rechazan la noción de un alma individual que aguarde la esperanza de vivir eternamente.

Así que ellos no ven la muerte como algo malo y triste, por el contrario, es un paso importante para alcanzar la liberación del sufrimiento. A continuación encontrarás los ritos del Budismo funerarios que ayudan en la transición energética del difunto.

Oración a Buda

El funeral empieza con oraciones a Buda. El cuerpo de la persona se envuelve en un sudario, que no es más que una tela de lino. Esta ceremonia dura alrededor de tres días, en los cuales el cuerpo no se debe tocar para que sea guiado al camino correcto. Después el cadáver del fallecido es colocado en un ataúd para velarlo.

Rito de Paso

Esta ceremonia consiste en leer a la persona fallecida, el libro de los muertos. De este modo en el Budismo, el ser humano se convierte en protagonista de su propio destino y esa responsabilidad personal es algo que nos recalcan constantemente con este ritual.

Cuando eres creyente, la muerte es de suma importancia porque es una oportunidad de expandir la conciencia y favorecer un mejor renacimiento en la siguiente vida. La lectura del Libro Tibetano de los Muertos, tiene como objetivo despertar en ella la consciencia del “yo” metafísico y así liberarse del ciclo del Samsara.

Como verás todo esto es muy místico y su misión es dar claves al difunto que le servirán en el estado intermediario en que se encuentra. Cuando eres budista, el morir representa una pequeña pausa, para luego volver a renacer. A este vacío le denominamos “bardo” y dura 49 días.

Así que si crees en la reencarnación, pues en este pequeño lapso de tiempo tu energía renacerá en otro individuo. Durante este periodo los familiares ofrecen alimentos y ofrendas al espíritu del fallecido. También hacen  diversos tributos y ofrendas.

Ritos del Budismo

Gnan Sop

Esta ceremonia comienza al finalizar los 49 días de los ritos funerarios. Si, aunque no lo creas, todavía no se ha preparado completamente el espíritu del fallecido para partir. En esta ceremonia, se designa a un monje para que acondicione el cuerpo del difunto con formol. Esto con el objetivo de conservarlo durante siete días más, tiempo que el cadáver debe pasar en su casa o la de su familia. Normalmente un niño aprendiz acompaña al monje en sus rutinas, para que se vaya familiarizando con la muerte, sus consecuencias y ceremonias.

La urna donde se deposita el cuerpo, se mantiene cerrada, con velas alrededor y una foto de la persona para que puedan recordarlo. Los integrantes de la casa y las personas que se acercan a presentar sus respetos suelen utilizar ropa oscura o quizá camisas blancas. Como verás ellos usan ropa de luto al igual que todos nosotros, solo que su enfoque es un tanto diferente.

Honor especial al Difunto

Bueno antes de explicar esta parte de los ritos del Budismo, debes entender que para ellos la muerte es como una celebración, o sea que tiene un componente social. Por lo tanto, los familiares del difunto suelen mantener la casa abierta para que los allegados se acerquen a dar sus respetos. Y es allí, donde ocurre esta parte especial de la ceremonia.

Debes tener presente que solo se realiza en las regiones budistas muy conservadoras. En ellas, algunos de los individuos son escogidos para hacerle un honor especial al difunto. este consiste en ser convertidos en monjes, si como leíste; se deben convertir en monjes. Bueno si son mujeres las escogidas, ellas se transforman en algo así como “madres blancas” y por lo tanto se deben alejar del muchachos para conservar su estado puro. No debes hablar con ellos ni tener mucho contacto y además debes vestirte de blanco todo el tiempo. Cuando eres hombre, te debes rapar el cabello, usar la túnica y seguir los principios de respeto y sabiduría, tal cual hacen los demás monjes.

Ritos del Budismo

Fin del Periodo de Luto

Bueno hay una parte de la ceremonia donde los monjes entonan cantos y acompañan al cuerpo al lugar de cremación. Aunque esto último no es obligatorio. Pero si, en esas regiones tradicionales, las madres blancas deben ir detrás del ataúd y sujetar unos hilos que están unidos a féretro. Es bastante diferente a otras costumbres, sin embargo tiene un simbolismo muy bonito. Estos “hilos” marcan el camino que el espíritu de la persona fallecida debe seguir, para renacer en su otra vida.

Después de una semana de la cremación, se celebra un ritual en honor al difunto y otro a modo de despedida final. Pero no creas que todo termina allí, porque anualmente se hace una ceremonia especial al fallecido, durante siete años seguidos. Luego de este tiempo, es decir después de los siete años, se dejan de hacer estas celebraciones. Aunque en ocasiones, los períodos de ceremonias solo se alargan y se celebran cada 49 años. Así que como verás, estas personas mantienen muy presentes las memorias de sus muertos.

Ritos del Budismo para Año Nuevo

Estas ceremonias cambian de fecha según el país, dado que los budistas; excepto los japoneses, se guían por el calendario lunisolar budista. En países como Sri Lanka, Camboya, Birmania, Tailandia y Lao la celebración del año nuevo dura tres días ¿Puedes creerlo? Pues sí, estas ceremonias comienzan en la primera luna llena del mes de abril, según el calendario gregoriano.

Alternativamente, los países que siguen la rama del budismo del Gran Camino tienen su celebración programada en la primera luna llena del mes de Enero, según el calendario Gregoriano. En China, Vietnam y Corea lo celebran en Enero o la primera parte de Febrero y por último los que pertenecen a la región del Tíbet lo celebran en Marzo.

La alegría es un aspecto fundamental en estas ceremonias. Cuando eres budista, en año nuevo vas a los templos y ofreces tributos y oraciones a buda. También practicas la meditación, con el objetivo de observar tu vida pasada y rectificar tus errores. También te haces consciente del transcurso del tiempo y de la conservación de tu esencia con respeto y amor.

Existen diversos rituales, por ejemplo en Tailandia es muy conocida la famosa batalla de agua. En ella, familiares y amigos utilizan colores brillantes; se lanzan agua mezclada con purpurina unos a otros. Esto con la intención de limpiar las malas energías y purificación de los pecados.

Sin embargo existen unos ritos del Budismo más tradicionales y marcados que se celebran en esta época. Ellos tienen la intención de ayudarnos como creyentes, a elevar nuestras mentes en este nuevo año y dar un paso más cerca a la tranquilidad espiritual.

Ritos del Budismo

Visitar Monasterios Budistas

Cuando hablamos de Buda, debemos recordar que él dejó unos preceptos bastante tangibles para alcanzar la liberación y la iluminación. Uno de ellos es “incrementa tu generosidad” y eso es lo que plantea esta ceremonia en año nuevo. Este ritual consiste en dirigirte a un monasterio budista a orar y dar comida a los monjes. Este acto te permite equilibrar tus energías, ya que devuelves un poco al mundo de todo aquello que te ha dado.

La acción de dar, no solo la restringimos a comida o cosas materiales, también se alienta el servicio como una manera de generosidad. Con ello se fomenta la abnegación y los buenos sentimientos en nuestros corazones, porque ellos también necesitan ser cultivados.

Con este fin, muchas personas que también se dirigen a los templos, ofrecen su tributo a través de la limpieza. En este caso nos dedicamos a limpiar las imágenes de Buda y figuras sagradas. También sobre distintos lugares del monasterio de vierten aguas con alguna fragancia agradable. Esto con la intención de atraer la buena suerte en el nuevo año que empieza.

Llevar Arena a los Monasterios

¿Qué es el Nirvana? A diferencia de lo que muchos podemos pensar, el nirvana no es un lugar al que puedas ir, sino que es un estado mental. Con la intención de alcanzarlo, muchas de las personas budistas acostumbran a llevar puñados de arena a los monasterios cercanos. Esto es con el fin de simbolizar la suciedad que han acumulado durante el año viejo, y su intención de desprenderse de todo esto para alcanzar la iluminación.

A diferencia de otras religiones, el budismo enseña que la persona puede construir su destino y que su estado sagrado de paz debe ser alcanzado con esfuerzo. Esta filosofía te enseña a desprenderte de todo aquello que te hace daño, o que te quita energía. Por lo tanto la ceremonia de año nuevo es bastante famosa y significativa.

Cabe destacar en algunos lugares, suelen hacer pequeñas montañas con la arena que han llevado a los templos y las adornan con banderas y listones de colores. Luego pasean la imagen de Buda alrededor de estos pilares en procesión, mientras las personas se rocían agua para limpiar sus cargas.

El Losar

Esta es una palabra tibetana que significa “año nuevo” y es el día festivo más importante en el Tíbet, Nepal y Bután. Pues como habrás notado, las ceremonias budistas son más bien largas y esta no es una excepción. El “losar” se extiende por 15 días, donde los tres primeros son los más importantes. Cuando eres budista tibetano, estos días son bastante especiales y simbólicos, donde se realizan los siguientes ritos del Budismo:

  • El primer día del Losar, debes preparar una especie de brebaje o bebida especial llamada Changkol. Pero no te preocupes, no es nada raro. De hecho se prepara a partir de un tipo de cerveza tibetana que es muy agradable. Además, tradicionalmente la gente se reúne para orar y recibir la bendición de los lamas o monjes tibetanos.
  • El segundo día del Losar, se denomina Losar del Rey. En este momento, si eres ciudadano del Tíbet o Nepal serás saludado por el jefe de la ciudad o el pueblo, que generalmente son altos funcionarios.
  • En el tercer día del Losar, pues vas a una celebración pública con comidas y bebidas tibetanas típicas.

Es importante que sepas, que este Losar es precedido por cinco días ceremoniosos. Si, aunque te parezca increíble, ellos empiezan las ceremonias antes del año nuevo. Estas son llamadas Vajrakilaya y consisten en ofrecer a los altares familiares: Dulces, panes y frutas como tributos de prosperidad.

Estos altares son mantenidos bien arreglados durante los 15 días del Losar. En ellos se acostumbra a colocar las galletas apiladas unas sobres otras. También se coloca una botella de cerveza de cebada, una rama de trigo de hojas verdes sembrada en un vaso y por último, colocamos una especie de embudo. Este se llena de un lado con harina de cebada y en el otro con semillas.

Ritos del Budismo para la Prosperidad

Es bien conocido que el Buda de la abundancia, o como algunos lo conocemos: El Buda de la riqueza, es uno de los más potentes activadores de la buena fortuna y el dinero. Si alguna vez has visto esta figura, sabrás que está representada con Buda sonriendo, con unas monedas de oro en una mano y un saquito en la otra. Esto representa el principio de la prosperidad, que se basa en el dar y recibir. Por lo que esta figura suele activar las energías del dinero en tu espíritu y en tu mente.

Los rituales suelen ser muy variados, pero en todos se mantiene el ofrecer tributos al Buda dorado. Estas pueden ser comidas, frutas, vino tinto, mirra, entre otros. Algunos creyentes, colocan dinero propiamente alrededor del Buda, para que atraiga mayores riquezas a su vida. Otros más espirituales le hacen oraciones y peticiones formales de abundancia y holgura económica.

Sin embargo, estos rituales solo son efectivos si eres consciente del Camino Medio que se practica en el Budismo. Cuenta la leyenda, que en los primeros intentos de Buda por conseguir la iluminación, practicó el ascetismo extremo y a causa de ello casi muere de hambre.

Dicen que en sus últimos alientos, escuchó a un maestro que enseñaba a una niña a tocar el sitar. Le decía que si la cuerda estaba muy floja, no sonaría y si estaba muy tensa se rompería al tocar. Allí Buda entendió que los caminos extremos son inadecuados, y solo escucha las peticiones de abundancia cuando cumplen este principio.

Tres Aspectos Fundamentales en las Ceremonias

Los ritos del Budismo, te permiten aprender a controlar tu mente y tus emociones; te ayuda a florecer como persona a través de la paz interior. Dentro de sus prácticas más comunes, puedes encontrar el refugio en Buda, en el Dharma y Sangha. También como practicantes, debemos observar los preceptos morales, la meditación y el cultivo de las Paramitas, que son las virtudes y perfecciones. Algunos otros practicantes, se dedican al monasticismo, que es la adopción de una vida más o menos ascética y religiosa.

Pero en general los ritos del Budismo se centran en tres aspectos fundamentales:

  • Devoción
  • Contemplación
  • Experimentación

Devoción en los Ritos del Budismo

Esta no es más que entregarte a una idea más elevada, y es consecuencia de tres principios básicos del carácter de una persona: Compromiso, fe y el amor. El compromiso se refiere a mantener la disciplina y el enfoque constante en aquello que deseas conseguir, porque cabe destacar que todos tenemos ideas distintas de lo que es la iluminación y la paz mental. Sin embargo, el budismo te exige una entrega y responsabilidad sobre aquello que te enseñan y a través de lo cual buscan germinar tus capacidades.

La fe se refiere a tu sincera creencia en lo que estás aprendiendo, y que esas enseñanzas te llevarán a un lugar mejor. Es necesario que como seres humanos demos ese salto de fe para poder transformar nuestras vidas. Es necesario tener la mente abierta y dispuesta a ser moldeada por la filosofía  del budismo e ir cada vez un poco más allá. Sólo mediante un voto de fe en las sagradas enseñanzas de Buda, podrás tomar una nueva actitud y ampliar tus horizontes.

El amor es el último de los principios, que debes poseer para ser devoto al budismo. Solo a través del amor puedes unificar el compromiso y la fe. Es la única manera de llevar a cabo tus acciones con gratitud y buena disposición. A través del amor las dificultades más ásperas, se suavizan y los retos más complicados se simplifican. El amor es un alivio al sufrimiento, y es primordial para mantenerte disciplinado en las enseñanzas del gran Buda.

Contemplación en los Ritos del Budismo

Bueno todos sabemos que en el budismo la meditación está a la orden del día. A través de esta práctica se puede alimentar a la mente y aprender a concentrar tus pensamientos en el camino de la sabiduría y la absorción de las enseñanzas. Los ritos budistas buscan mostrarte dentro la de contemplación, tu fortaleza espiritual y el desarrollo máximo de tus facultades.

Experimentación en los Ritos del Budismo

En este caso, no es más que tu participación en los ritos del budismo. A través de ellos encontrarás una manera de elevar tu espíritu y  hallar la paz mental. Así podemos aprender a rechazar la idea de aferrarnos a situaciones y bienes materiales, que no son permanentes. La experimentación nos muestra que la verdadera felicidad, se encuentra alejado del mundo externo y solo podemos hallarla dentro de nuestro ser.

Ritos del Budismo Religioso

El budismo señala un camino con el que se intenta evitar los extremos y una búsqueda excesiva e improductiva. Para ello desarrollaron los ritos del budismo religiosos o más bien filosóficos, que nos permiten alcanzar el Nirvana. Esta son unas prácticas nobles que evitan la satisfacción excesiva por un lado y una mortificación innecesaria por el otro. Mediante estos ejercicios, el budismo te ayuda a comprender la sabiduría, la conducta ética y el cultivo de la mente y corazón.

Como ya habrás notado, se necesita disciplina y método en esta forma de vida. Sólo así podrás eliminar la ignorancia y el anhelo de las cosas vanas y efímeras.

Ritos del Budismo

Hacer Flexiones en el Suelo

No creas que son las flexiones que te obligan a hacer en educación física. Esta son especiales del budismo que se conocen como “genuflexiones” y se realizan en forma de rituales piadosos. Puedes hacerlo si eres un monje o simplemente si eres devoto a estas creencias. Es una manera de mostrar tus respetos a Buda y a sus enseñanzas.

Existen dos formas distintas de hacerlas: Una se hace de pie y en marcha. Como creyente recitas el mantra universal Om Mani Padme Hum, juntado tus manos frente al pecho. Luego las levantas hacia arriba por encima de la cabeza y das un paso hacia adelante.

Después bajas las manos hasta la altura de la cara y das otro paso hacia adelante, llevas las manos hacia el pecho mientras das un tercer paso. Luego separa las rodillas, lleva el pecho hacia adelante, te arrodillas y luego extiendes tu cuerpo para tocar en suelo con la frente. Posterior a eso te levantas y vuelves al repetir los movimientos.

La segunda forma de hacer estas genuflexiones, es tocando el suelo con todo tu cuerpo. Por lo general, estas se hacen en lugares muy sagrados o monasterios.

Bueno, primero que nada debes extender una alfombra dado que todo tu cuerpo debe tocar el suelo. Luego vuelves a ejecutar todos los movimientos de la marcha anterior, solo que esta ves debes estirar completamente tu cuerpo para que repose sobre la superficie.

Estas reverencias son muy comunes en el budismo y se consideran importantes para cultivar el espíritu y la mente. Muchas veces se utilizan para acompañar una oración o pedir por la protección de un ser amado.

Molinillo de Oraciones

Los molinillos son piezas de cobre o de madera que contienen grabados en su superficie sutras o pensamientos budistas. Tienen forma de cilindro y se acostumbra a colocarlos en los monasterios o templos dedicados a Buda. Esta ceremonia consiste en envolver los molinillos en telas o pieles de animales y caminar con alrededor de los lugares sagrados. Según la tradición esto equivale a aprender todos los pensamiento que se encuentran en el molinillo y así acumular sabiduría.

Ritos del Budismo

Tributos al fuego

Existen diversos ritos del Budismo relacionado con el fuego, en todos ellos este elemento simboliza un canal. Bien sea para llevar tributos al mundo espiritual, o para purificar tu aura y dejar aquello que te molesta en el pasado. Existe una ceremonia budista japonesa muy conocida, que se remonta al año 1251.

Este ritual muy famoso lo llamamos Hi Matsuri y su principio es que el fuego convierte todos nuestros infortunios y preocupaciones en energías positivas. Es muy hermoso y a pesar que es de orígen japonés, se celebra alrededor del mundo siempre que haya un templo budista.

La ceremonia es simple, en el templo donde se realiza cuenta con un árbol de metal. Al llegar, los monjes te obsequian tablitas con cintas rojas para que escribas en ellas, aquello que quieres eliminar de tu vida. Luego que hayas puesto todos tus infortunios, debes colocar la tablilla bajo el gran árbol. Allí cuando todos los feligreses hayan hecho sus escritos, un monje budista procede a encender fuego, generando un espectáculo impresionante.

Aún más increíble, es la historia detrás de este hermoso ritual, de tributo al fuego. Pues se dice que era tan efectivo, que lo llevaban a cabo todos los años en la antigua corte imperial japonesa.

Ritos del Budismo

Soltar Yaks y Ovejas como Ritos del Budismo

Primero te preguntarás ¿Qué es un Yak? Pues resulta que son unos mamíferos de tamaño mediano y con aspecto de buey, que viven en Asia Central y el Himalaya. Aclarado esto, encontramos que es uno de los ritos del budismo más conocidos en esas regiones.

La ceremonia consiste en que ofreces como tributo un Yak o una Oveja a Buda. Para ello, procedes a amarrarle unas cintas de colores en el cuello. Pero tranquilo, les debes hacer daño, solo liberarlos para que caminen por la vegetación y de hecho se espera que mueran de condiciones naturales. De esta manera, estarás realmente rindiendo un tributo al entorno según el pensamiento budista.

Bautizo en los Ritos del Budismo

Los budistas no bautizan a sus hijos, ya que si naces en una familia que practique la filosofía, eres budista por defecto. Bastante simple ¿no crees? Sin embargo,  existen ritos del Budismo relacionados con bautizos y son normalmente llevados a cabo entre los monjes.

Resulta que ellos tienen unas ciertas etapas de conocimiento. Por ejemplo si has dominado las enseñanzas de un nivel, tu maestro te hace una ceremonia de bautizo para que entres al nuevo círculo de aprendizaje. Es decir que cuando eres monje, te bautizas varias veces a lo largo de tu vida según a los conocimientos milenarios que adquieras.

La ceremonia tiene sus variantes según la rama del budismo en donde se practique. Sin embargo, en líneas generales es tu maestro quien la dirige. Comienza cuando él observa los mandalas, que son las representaciones espirituales y rituales del macrocosmos. Luego toma una botella entre sus manos e imagina que los cuatro Reyes Celestiales del budismo escupen agua para llenarla. Finalmente, lo vierte sobre tu cabeza para que obtengas la sabiduría de Buda.

Es un dato curioso, que estos cuatro Reyes Celestiales del budismo son nada más y nada menos, que dragones. Según la tradición, ellos protegen los cuatro puntos cardinales del mundo y son colaboradores de Buda.

Ritos del Budismo

Encierro en los Ritos del Budismo

Bueno en esta ceremonia básicamente rompes todo contacto con el mundo exterior, y te dedicas a recitar mantras. Este ritual ayuda a tu mente a soportar el estrés y a controlar los pensamientos. Normalmente las personas que lo practican se desconectan por tiempos cortos. Sin embargo, existen testimonios de monjes que se han encerrado por años y solo salen luego de culminar este período.

Aunque quizás lo veas un poco extremo, en realidad el encierro es uno de los ritos del Budismo que más te ayuda a cultivar tus virtudes individuales. Un ejemplo claro, es la calma y serenidad que mantuvieron unos niños tailandeses al quedar atrapados en una cueva, producto de una excursión que salió mal. Los buzos internacionales que fueron en su búsqueda, quedaron impresionados al ver que todos los pequeños estaban tranquilos, esperando a ser rescatados.

Puja del Sutra del Corazón

El Sutra del Corazón es un libro budista muy apreciado en esta filosofía de vida, debido a su brevedad y profundidad. Esta ceremonia se trata de la lectura de este libro, en conjunto con oraciones y mantras a Buda. Es bastante largo e intenso puesto que puedes durar hasta horas haciéndolo.

El ritual se realiza con la intención de sumergir tu mente en la idea del ser sin identidad, que es uno de los propósitos que se persigue. La ceremonia también puede ir acompañada de instrumentos como tambores y cánticos sagrados, con la intención de recibir la bendición de Buda.

Purificación con Yamantaka

En el budismo, existe una deidad que se considera el destructor de la muerte y cuyo nombre es Yamantaka. Como ya sabes, dentro de esta filosofía “terminar la muerte” es una de las metas principales. Esto solo se cumple al salir ciclo del Samsara. Entonces Yamantaka como deidad, simboliza tu objetivo de practicante y es dar un paso más hacia la iluminación. Es decir el final de la muerte.

Sin embargo, este ritual se orienta más a la purificación y limpieza energética. Buda te limpia haciendo uso de los cuatro elementos: Tierra, agua, fuego y aire. El monje a cargo de hacer el ritual utiliza plumas de pavo real y distintas hierbas para frotarte y eliminar las malas energías.

Ritos del Budismo

Ritos del Budismo: Mo

Desde tiempos muy antiguos, la gente del Tíbet ha confiado en el Mo, como un sistema de predicciones tibetanas. Esta ceremonia es un método para obtener indicios de los eventos futuros, y se realiza lanzando unos pequeños dados especiales. Al hacerlo, realizas preguntas relacionadas con tu vida y la de tus seres queridos; como el surgimiento de obstáculos o enfermedades. También puede ser para averiguar las posibles consecuencias de un viaje, o una decisión importante.

Es normal que cuando escuchas la palabra “dados” lo asocies con el azar. Sin embargo, este ritual está lejos de eso; se basa en distintas deidades budistas de meditación, pertenecientes a la tradición tántrica.

Generalmente los protectores del Dharma son los más consultados, ya que ellos cuidan de la conducta piadosa correcta de los budistas. Además, diferente a otras ceremonias de adivinación, que solo responden preguntas de si o no, el Mo da respuestas mucho más completas.

Por ejemplo, si preguntas acerca del emprendimiento en algún proyecto, el ritual te dará la respuesta clara e incluso la acompaña con consejos para asegurar el éxito. Claro, estos consejos se relacionan mucho con la filosofía, es decir que te recomienda la meditación, oración, entre otros.

Por último, debes saber que estos ritos del Budismo Mo, sólo pueden ser realizados por personas realmente instruidas. Para que te puedan interpretar correctamente la ceremonia, el monje debe haber hecho extensos retiros de meditación en solitario.

Dar vueltas por la Derecha

Esta ceremonia se da con frecuencia en los monasterios o templos sagrados, cuando somos adeptos al budismo. Vamos a estos lugares y recitamos sutras o pensamientos de Buda mientras damos vueltas por la derecha del templo. Normalmente cargas con molinillos de oración en tus manos, y rodeas las estatuas sagradas según las agujas del reloj.

Puede que digas ¿Para qué voy  a hacer eso? Es normal preguntarlo, y la respuesta es que según la tradición haciendo esta ceremonia acumulas buenas energías, sabiduria y valía para enfrentar las tribulaciones.

Las Danzas Religiosas en los Ritos del Budismo

Cuando está terminando un año, en los monasterios se realizan bailes religiosos. Aunque te parezca ceremonioso, en realidad es una danza animada ejecutadas con máscaras y disfraces. Es un espectáculo muy bonito de ver, porque los monjes acompañan el ritual con música tocada con instrumentos tradicionales del Tíbet.

Como sabemos, esta filosofía no pierde una oportunidad para enseñarnos algo importante. Así que las danzas, generalmente nos ofrecen instrucciones morales relacionadas con la compasión. Algunas nos recuerdan el respeto a la vida, a reconocernos como seres sensibles y darnos méritos por presenciar los rituales.

Podemos ver estos bailes como una forma de meditación, y una ofrenda a las deidades del budismo. Aunque algunas veces, se realizan estos rituales para espantar a las malas energías y los espíritus errantes del año viejo.

Ritos del Budismo

Costumbres según los Ritos del Budismo

Como ya sabes, hay dos grandes corrientes del budismo que son: Escuela de Los Ancianos y El Gran Camino. Sin embargo las costumbre en los ritos y festividades varían mucho dependiendo del país donde se celebren. Aún así, existen dos importantes costumbres que se mantienen uniformemente en todas las prácticas de la filosofía y que además, al nombrarlas ya las asociamos con el budismo.

La primera de ellas es la meditación, que la has visto integrada en muchos de los ritos explicados en el artículo, y la segunda es la adoración.

Meditación

No es un secreto para nadie que la meditación es la práctica el budismo por excelencia. Incluso esta palabra ya es poderosa pues significa “cultivo, desarrollo o producción”

Es una actividad que te otorga elevación, fortaleza mental, sabiduría y una comprensión más íntegra de la realidad. Dentro del budismo, es muy importante que adquieras todas estas características; que las hagas parte de tu carácter. Solo de esta manera podremos erradicar el dukkha, que es la palabra para el sufrimiento. El objetivo de la meditación es ayudarnos en el proceso de desarrollo personal, que podamos ser felices con la sencillez de nuestras almas y valoremos los detalles más pequeños de la vida.

Esta práctica te permite adquirir una visión más humilde de tu persona, más sincera y sobretodo llena de sabiduría. Existen diversas técnicas de meditación, dependiendo de las variantes del budismo y las escuelas donde se enseñen. Sin embargo todas convergen en dos componentes, que son el Samatha (calma mental) y Vipassana (conocimiento directo, intuición).

Así que te invito a practicar esta fabulosa costumbre milenaria. Así sea porque quieres entrar al budismo o si solo deseas adquirir las bondades de esta actividad.

Adoración

Bueno esta segunda costumbre, también es bastante intuitiva y se refiere presentar respetos a las enseñanzas de Buda. Lo puedes realizar tanto en los altares personales como en los monasterios, y consiste en hacer mantras u oraciones. No es obligatorio, pero también puede llevar ofrendas y rendir tributos materiales para promover la prosperidad.

No te vayas sin leer los siguientes artículos:

Dioses Del Budismo, ¿Cuáles son los Principales?

Símbolos Budistas: Significados, Tipos, Usos y mucho más

El budismo: Doctrina Filosófica y Religiosa

(Visited 10 times, 1 visits today)
Categorías Budismo

Deja un comentario