Descubre el arte de perdonarse a uno mismo, aquí

A lo largo de nuestra vida nos desarrollamos y a su vez tomamos decisiones, que en ocasiones son las correctas para nuestras vidas y en otras son el camino equivocado. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que todas las experiencias se deben considerar parte de nuestras vidas. Pues todas nos enseñan y por ello debemos avanzar y a su vez  perdonarse a uno mismo. Es de esta forma que debemos controlar la culpa que nos paraliza.

perdonarse a uno mismo

¿Qué significa perdonarse a sí mismo?

Entre los desafíos emocionales más importantes y a su vez dificultosos es afrontar como perdonarse a uno mismo. Es importante mencionar que el pasado es una pesada carga que en muchas ocasiones nos acompaña. Lo que nos lleva en la mayoría de los casos en vez de aliviarlas las hacemos más insoportables por realizar malas decisiones.

Es importante mencionar que entre las malas decisiones está el no perdonarse a uno mismo. Por esta razón debemos pasar por un proceso que nos permita entender cuando y como nos perdonamos

Importa saber que es perdonarse a uno mismo

El proceso de perdonarse a sí mismo se considera un proceso introspectivo. En este proceso debemos analizar todos los aspectos  relacionados al apego, rencor u orgullo que se siente hacia una persona o alguna circunstancia que nos allá causado sentimientos negativos.  Con el fin de eliminar toda las cadenas que nos llevan a sufrir mentalmente.

No se trata de olvidar

Es necesario, dejar atrás la amnesia auto inducida. Pues este proceso no te lleva a perdonar. Es más bien es olvidar, que es un sistema totalmente distinto. Lo que nos lleva a tener en cuenta que para la mente es mucho más satisfactorio y a su vez benéfico perdonar que olvidar.

Según los estudiosos de la mente, los traumas por más olvidados que estén, realmente no pasan su proceso de sanación si no pasan por el perdón. Esto quiere decir que esta situación sigue en nuestro subconsciente, lo que nos lleva a procesos que pueden provocar que revivan en el presente. Cuando existen circunstancias que los estimulen. Lo que a su vez nos lleva a padecer daños mucho más terribles.

Todo esto nos lleva a entender que debemos tratar la situación de una manera más adecuada desde el principio. Esto nos lleva a entender la importancia que tiene el perdón.

Por lo que podemos pretender olvidar lo que nos genera sufrimiento, inclusive, podemos optar por olvidar a quien nos agredió. Sin embargo, la espina sigue ahí, si haces alguna acción que te traslade de nuevo a ese sentimiento, te dolerá nuevamente. Es por esta razón, que debemos buscar evitar este sentimiento, a través del perdón hacia nosotros mismos.

¿Cómo perdonarse a uno mismo?

Debes tener en cuenta que tu hiciste lo mejor que pudiste. En muchas ocasiones, vives analizando y martirizándote por las decisiones que has tomado en el pasado. Con el objetivo de echar  culpas de lo que somos en la actualidad. Esto a su vez nos permite entender que con lo que sabemos en la actualidad, los actos del pasados son considerados en ocasiones errores.

Todo esto nos lleva hasta un proceso de flagelación, pues en ocasiones no escogemos mejor las palabras o acciones. Los que nos llevan a sentir una culpa insaciable. Sin embargo, nunca pensamos que en ese momento no contábamos con la misma experiencia que se cuenta ahora.

Lo que nos lleva a su vez a entender que seguramente no contábamos con la misma madures y a su vez experiencia. Por lo que en ese momento actuamos de la mejor forma. Pues hiciste lo que tocaba según el nivel de conciencia con el que contabas.

Por lo que tenemos que entender que lo que ocurrió era necesario que ocurriera. No podías hacer otras cosas que te llevaran a acciones distintas pues no lo sabias en ese momento.

El autocastigo es negativo

Esto nos lleva a comprender que por lógica no debemos castigar, pues tenemos que tomar muy en serio el contexto en el que nos desarrollábamos en el momento. La opinión que tienes en la actualidad es gracias al aprendizaje que te dejo esa mala experiencia que viviste en el pasado.

perdonarse a uno mismo

El no saber es un elemento que se debe tomar en cuenta. Pues en ocasiones las prioridades son distintas, los miedos y a su vez los recursos relacionados al conocimiento, también son elementos que nos llevan a tomar malas decisiones. Tienes que entender que hiciste lo mejor que pudiste hacer y a su vez lo único que pudiste hacer en el momento en el que vivías.

¿Por qué no puedo perdonarme a mí mismo?

Algunas personas pueden perdonar con facilidad las ofensas que otros le realizan, sin embargo, las que se realizan a sí mismos se  les hace muy complejo de perdonar. Esto representa una forma de autocastigarse, que a su vez se ve influenciado por contar con un ego muy fuerte. Lo que le lleva a entender que es considerado así mismo muy importante e infalible.

Esto pues, no entienden que todos somos personas capaces de cometer errores. Llevando al ego a recriminarse una y otra vez, pues sienten que los errores no pueden formar parte de él. Lo que nos lleva a entender que son personas que no dejan pasar las cosas tan fácilmente.

Es decir, encuentran cierto deleite y a su vez orgullo en victimizarse. Esto suele ocurrir mucho más frecuente si a su vez cuenta con señales externas que apoyan su estado. Quiere decir, que se considera una amenaza todo aquel que presta atención a su problema y considera que tiene razón.

Por otro lado, perdonarse a uno mismo, puede representar una dificultad cuando se recuerda frecuentemente las consecuencias de esta mala acción o decisión. Pues esto desarrolla en el subconsciente una necesidad de perdón que no es obtenida.

Ejemplo 1

Cuando gritas alguna ofensa a tu madre y esto es a su vez recordado diariamente, ya sea con palabras o actitudes, se puede tornar complejo poder lograr perdonarse a uno mismo por la acción errada cometida.

perdonarse a uno mismo

Ejemplo 2

Se podría dar cuando te encuentras jugando con tu hermano pequeño en la calle y por un descuido de tu parte él sea lastimado o simplemente por un suceso aislado de la vida, inclusive por un día de mala suerte.

Pese a que fuese sin querer, puedes constantemente recriminarte por haber optado por salir a jugar o inclusive por no ser tú la victima del accidente. Inclusive te puedes recriminar por sentir que fuiste tú el verdadero culpable de la situación.

¿Cómo puedo aprender a perdonarme?

No existe realmente un proceso exacto e infalible para lograr aprender a perdonarse a uno mismo, por errores que se han cometido en el pasado. Sin embargo, es bueno contar con estos elementos que pueden ser de utilidad si se adaptan a la situación que vives.

Piensa en el origen de la culpa y a su vez analiza

Debes tener presente la razón de tu culpa, de igual forma, es necesario que determines que esto depende de ti o también de otra persona. También tienes que evaluar si este es un error que has cometido con constancia. A su vez la importancia del error y las emociones que te llevan hasta ese sentimiento de malestar.

Esto en ocasiones nos permite entender que la situación no es tan delicada como la creemos. Lo que nos lleva a un sentimiento de liberación.

Acepta y normaliza el error

Tenemos que tener en cuenta que como seres humanos, no somos perfectos, lo que nos lleva a entender que nos equivocamos y podemos cometer grandes errores por eso. Lo que a su vez nos permite entender que cuando nos convertimos en personas conscientes de lo que fallamos no tendemos a volver a cometer el error.

perdonarse a uno mismo

No debemos amargarnos por algo que ya está hecho por más difícil que sea entenderlo. Es decir, los errores deben ser utilizados como medio de aprendizaje, no para centrar su vida en las culpas que nos ocasionan.

Por lo que tenemos que entender que lo malo no es que tropecemos con la piedra. Realmente lo perjudicial es encariñarnos con esa piedra. Debemos pasar la página. Si, te has equivocado, pero eso le pasa a todos los seres humanos. No puedes evitar errar, pues esta es una forma de aprender a vivir.

Elabora esa culpa

Cuando procedemos a elaborar la culpa es porque una vez que pensamos en frio nos damos cuenta realmente del error que cometimos. Cuando existe culpa en nuestros pensamientos siempre existe la misma interrogante  ¿que si hubieses sabido lo que iba a pasar, fueses hecho lo mismo? Siempre la respuesta a esto es un no.

Debemos entender tras esto que en ese momento contábamos con recursos e información distinta, pues el futuro se considera incierto. De aquí, nos debemos agarrar a que de los errores se aprende y a su vez nos dotamos de nuevos recursos para seguir adelante.

Vuelve a intentarlo

Es sumamente importante pasar la página que nos lleva a dejar atrás la culpa. Lo que a su vez implica volver a intentarlo, dejando atrás el pasado. A su vez tenemos que entender que lo que sucedió no puede ser cambiado. Por ello, debemos tomarlo como aprendizaje.

Tras todo esto, lo que queda es volver a intentarlo de nuevo. Debemos tener en cuenta que volver intentarlo a veces supone tener que perdonar y a su vez aceptar las responsabilidades que nos tocan. Por ello, es necesario que seas honesto contigo mismo, responsabilízate de tus acciones para poder tener nuevas acciones.

Observa el lado positivo de la situación

En los momentos que utilizamos algo que consideramos como negativo, no se nos hace fácil verle los aspectos positivos. Sin embargo, que sea difícil, no quiere decir que no existan estos elementos.

Por lo tanto tenemos que entender que todo error deja una lección importante que debemos aprender. Es importante que tengamos presente que la única forma de crecer, madurar y evolucionar con relación a nuestro potencial es intentar aprender de los ciclos que no consideramos positivos para nosotros.

Sin equivocación no hay crecimiento

Esto pasa a formar parte de nuestra conciencia y nos lleva a su vez a aceptar las situaciones que nos permiten evaluar los sentimientos y pensamientos que tuvimos en el momento en el que cometimos el error.

Si no logras conseguir nada positivo de la situación que padeciste, al menos puedes optar por aprender de lo que te ocurrió.

Actúa ahora mismo

Dependiendo de las causas que generaron la circunstancia debes actuar en el mismo momento. Si el caso se relaciona a que alguien te hirió, es necesario que logres perdonarlo. Cuando eres tú el agresor, debes afrontar que fuiste quien cometió el error y a su vez remediarlo.

Tienes que tener en cuenta que existen cosas que no podrás reversar. Sin embargo, esto no debe ser una escasa para no hacer nada. Siempre tienes que tener en cuenta que existen opciones.

Siempre tienes que tener en cuenta que existen opciones. Es necesario que te responsabilices de todas las acciones y a su vez ser sincero, para así poder arreglar la situación. Esto es un proceso de madurez.

Busca ayuda psicológica o espiritual

Si no eres de aquellos que hablan con psicólogos, siempre puedes dirigirte hacia la iglesia. Los asesores espirituales también pueden hablarte de emociones, lo que podría ser fenomenal para ti. Esto mejora cuando la persona es considerada de confianza.

De igual forma, si crees en Dios es bueno que reces. Según estudios científicos la oración posee elementos que pueden ser curativos para el ser.

Comprométete a perdonarte a ti mismo

En la mayoría de los casos es sumamente dificultoso perdonarse a uno mismo. No es tanto por el sentimiento de culpa que posees. Es más bien porque solemos ser personas negligentes y no hacemos realmente nada para curarnos y perdonarnos.

Quejarse es peor que no hacer nada

Debemos establecer por nuestro propio bien hacer todo lo que está en nuestro alcance para de esta forma sentirnos bien. Es sumamente fundamental aprender a vivir, dejando atrás lamentaciones que realmente no tienen sentido.

La vida está llena de cosas bellas que podemos disfrutar. Si nos enfocamos en lo malo, nos podemos perder de lo bueno de la vida. Debes por lo tanto asumir la responsabilidad de tu vida y a su vez tus errores. No debes victimizarte, pues todos los seres humanos vivimos situaciones adversas. Por lo tanto debemos superarlo.

Nadie recordara a quien se quedó llorando, la gente recordara es quien se levantó luchando. Eres tu quien decide quien serás.

¿Por qué es importante perdonarse a uno mismo?

El principal motivo que nos lleva a entender que debemos perdonar es que no debemos enroscarnos en el pasado. Para de esta forma poder seguir experimentando y a su vez viviendo.

Debes pensar en aspectos sencillos como el de un asesino que después de cumplir con su pena tiene la oportunidad de empezar nuevamente con su vida. Lo que permite que salga y sea una persona diferente.

Es tras este ejemplo que te debes  preguntarte porque te sientes menos y que crimen te lleva a no merecer el perdón.

El perdón es liberador

En algunas ocasiones nos cuesta perdonar pues implica el sentimiento que nos lleva a justificar comportamientos que son considerados errados. Es por esta razón que nos aferramos al rencor que es considerado una penitencia para quien obro mal en nuestra contra.

A pesar de ello, la única persona que sale herida es quien se niega a perdonar. Guardar rencor es comparable a quien toma un veneno y espera que el otro muera. Este es un sentimiento comparable con no perdonarnos.

perdonarse a uno mismo

En ocasiones somos incapaces de perdonarnos a nosotros mismos porque las consecuencias pueden ser dolorosas e incluso desagradables para quien tenga que pasar por el proceso.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que no podemos devolver el tiempo atrás, por lo tanto es inevitable lo que sucedió. Cuando nos vivimos reprochando llenamos el alma de amargura, lo que a su vez impide que continuemos de manera positiva con nuestro camino.

Mientras estés aprendiendo no estas fallando

Es importante que tengas claro que de lo malo también se aprende. Por ello, debemos dejar atrás y modificar nuestro error. Errar no nos convierte en personas malvadas. Es más bien un aprendizaje que nos enseña cómo debemos actuar.

Ejercicio para perdonarse a uno mismo

Procede a realizar un cuadro en donde coloques las cosas que te impiden perdonarte y a su vez lo que debes hacer para perdonarte. Es necesario que seas honesto, para así drenar y a su vez conseguir una solución.

Perdonarse a uno mismo es permitirse avanzar

Debes darte una nueva oportunidad, pues mereces tener una vida plena. Los errores no son los que te definen. Por esa razón debes comprenderte y dejar el pasado atrás, para perdonarte de corazón.

No es sabio vivir encadenado al pasado. Por ello, el proceso de perdonar es necesario a pesar de no ser tan sencillo de realizar. Puedes optar por dejar atrás sin perdonar, pero corres el riesgo de empeorar la situación. Necesitas de agallas para tomar el acto en acción. Para lograr cambios favorables en tu vida.

Si deseas leer un poco más sobre temas relacionados a esto, te recomendamos los siguientes artículos:

(Visited 45 times, 1 visits today)

Deja un comentario