Anatema: ¿qué es y que representa en el cristianismo?

Anatema es una palabra que se refiere a la ofrenda pero relacionada fundamentalmente hacia la entrega de algo por un sacrificio, está relacionada con trabajos de brujería y otras hechicerías, conoce más de este tema leyendo el siguiente artículo.

anatema

Anatema

Es un término que proviene del latín y el griego anathema, y que significa «Maldito» «apartado», es una ofrenda pero relacionada con el mal, ya que está relacionado con la entrega de algo que tienen que ser desprendido del cuerpo para entregarlo y recibir un favor

Se utilizó por mucho tiempo como una sentencia en la cual una persona que había cometido acto de herejía era expulsada del movimiento religioso, se cree que es una pena más fuerte que la excomunión, ya que la persona aparte de ser expulsada también era maldita.

Sin embargo el DRAE hace referencia al término como una excomunión donde un individuo es alejado de su comunidad de fieles, impidiendo el acceso a los sacramentos, está muy relacionado con el destierro y la maldición.

Las condenas por el anatema tenían relación con sentencias de cadena perpetua, en el antiguo testamento se dice que una persona anatemizada estaba condenada al exterminio ya que era considerado una maldición de Dios. Por otro lado en el cristianismo tenemos que el término es usado a una persona que está maldita.

La Iglesia mantienen la palabra de anatema en personas que no deben pisar jamás la casa de Dios, es una condena que va más allá del pecado, la persona queda totalmente execrada de las actividades de la Iglesia y está totalmente negada su participación de ningún tipo.

anatema

Esta forma de condena es la más alta que puede recibir un pecador, ya que no sólo se lo excluye de los sacramentos sino que la sanción dura para siempre, como se menciona en el párrafo anterior.

A nivel político fue utilizada en Italia para etiquetar comportamientos fascistas después de la caída de Mussolini, No obstante el término no necesariamente se utiliza para situaciones negativas, y en los últimos años está siendo utilizado para relacionarlo con acciones buenas.

Uso en diferentes culturas

Vemos casos como la utilización de ofrenda a los dioses con un anatema para referirse a la ofrenda que hacían los griegos a sus dioses, y se cree que realmente los lo usaban con esa finalidad. Eso sí las ofrendas eran muy sacrificadas.

El término comienza a ser desviado con respecto a  su razón natural cuando los hebreos conocieron una forma de maldecir o aislar a los que violentan la norma mosaica, el término «Harem», significa en hebreo «maldito» «Tabú», «Olvidado».

Esta concepción fue utilizada para dar descripciones e muchas situaciones usadas en las primeras ediciones de la Biblia hebrea, la cual fue una de las primeras que traducen los acontecimientos al griego. El término anatema o en su defecto herem se usó como una forma de ofrendar objetos a Dios.

En la antigua Grecia se utilizó con el objeto de ofrecer cosas en pequeñas ceremonias para honrar a los dioses, y estaba, más relacionado con «Regalo al señor» lo cual era más acorde para ellos su utilización.

anatema

Herem fue una palabra que tenía una doble concepción, ya que lo usaban los griegos y los judíos, para los griegos tenían una connotación relacionada a  «consagrar o entregar con fervor y afecto», mientras que para los judíos se aplicaba como «exterminar»,

Con el tiempo el término comenzó a ser utilizado para hacer descripciones relacionadas con objetos y personas que entregaban a los dioses algún tributo como parte de sus prendas en función de recibir o solicitar un favor.

Otras referencias

El término anatema realmente no tienen una definición exacta en su concepto, sobre todo si tomamos en cuenta que en los últimos años habíamos dichos que se retomado para situaciones y ceremoniales buenos…

Es usado en hebreo para la elaboración de la Biblia sobre todo en Levítico para referirse a cosas relacionadas con ofrendas a dios, sin embargo las traducciones de la Biblia del hebreo al griego fueron importantes para adaptar el término a las situaciones relacionadas con Dios.

Recordemos que las ediciones Bíblicas se hicieron primero en idioma griego, y puede darse el caso que la palabra griega anatema tuvo que ser adaptada a la palabra Herem la cual tenía mucha relación con el origen de la palabra principal.

Esta palabra significó una forma de moldear los procesos ceremoniales que se describen en la Biblia, pero no se consideró realmente un rito dedicado exclusivo a Dios, de manera que fuera del contexto bíblico el término era observado como una forma de maldecir de hecho su traducción al griego y a otro idioma es «Maldito».

Aunque el término no era usado directamente en la Biblia, las tradiciones mantienen la creencia de las anatemas o herem eran ritos malditos que provocan la ira de Dios, ya que las ofrendas iban dirigidas otros dioses diferentes a los que realmente manifestaba la palabra.

Estas acepciones del término antema fueron dando poco a poco una forma a la palabra, de manera qua medida donde la espiritualidad y las religiones fueron evolucionando, algunas religiones optaron por dar el concepto de «exterminio de naciones idólatras». Se le daba una referencia para relacionarlo con lo mundano.

Así mismo se relación con la destrucción y se refiere también al caso en personas dedicadas a lo impuro y practicaban herejía, algunos eruditos lo usaron para nombrar un objeto maldito, que incluso en la traducción griega se refería a una ofrenda a Dios.

En términos bíblicos la palabra anatema libro, fue usada para referirse a la deshonra, exclusión y castigo, sin embargo se considera en términos de religión católica, un anatema se considera cuando un individuo valora ciertas cosas particulares de sí mismo sin valor.

Las ofrendas cuando se realizan con la finalidad de alabar a dios, pedir algún favor y reforzar la fe, no se consideran anatemas, con respecto a los procesos y ceremonias religiosas católicas, no obstante cuando esas ofrendas están dirigidas a trabajos de magia negra, brujería o hechicería se consideran anatemas.

El cristianismo establece claramente que las acciones de ceremonias, ritos y ofrendas a Dios deben estar encaminadas a situaciones positivas y buenas, cuando se busca algún fin oscuro y malévolo se desvirtúa la realidad de la ofrenda y se puede considerar una anatema toda la acción espiritual.

El catolicismo termina utilizándolo como un término para sancionar a los que cometan actos que van por encima de los pecados, la persona puede ser excomulgada que no permite de nuevo perdonar el pecado y mucho menos aceptar confesión, las puertas a la Iglesia quedan totalmente cerradas.

En el Concilio de Elvira realizado en el siglo I específicamente en el año 306, se estableció el anatema como una forma de excomunión para eliminar la herejía de la Iglesia. Así mismo por el año 431 Cirilo de Alejandría emitió los llamados doce anatemas y excomuniones a personas que habían infringidos las normas seculares de la Iglesia.

Para el siglo V se establecieron diferencias entre anatema y excomunión, de manera que el primer término se aplicaba a personas para separarlas completamente del cuerpo de Cristo, mientras que el segundo término se usó únicamente a personas o grupo, para alejarlos de la Eucaristía y la atención al culto.

En el Código de derecho Canónico de la Iglesia Católica, se abolieron todas las penas eclesiásticas y algunas se unieron en terminología, por ejemplo la excomunión y las anatemas fueron consideradas en su contenido con el mismo significado, de manera que se consideran ambas acciones como la misa pena religiosa.

Otras definiciones

Teniendo claro que el término anatema es considerado una forma de excomunión o viceversa según la religión católica, debemos explicar algunas connotaciones relacionadas con el concepto que otorga la Biblia y otras figuras religiosas.

En la Biblia el término tienen un concepto relacionado con separación, por ejemplo en Gálatas se dice que representa estar formalmente separado, exiliado, desterrado, incomunicado innominado y no se cree que pueda ser usado para maldecir.

Lo que no se puede usar en términos generales y utilizarlo  para denominar separación de parejas, por ejemplo si un hombre se separa de su mujer, no se puede decir que él fue anatemizado, la connotación en el contexto no es la misma, así mismo, no se puede relacionar con situaciones en la vida social económica o política.

El término únicamente es establecido para ser usado en actividades religiosas y espirituales procedimientos de tipo seculares y establecimiento de la justicia religiosa. Por otra parte, la mayoría de los diccionarios establece el término y lo relaciona con la excomunión, maldición imprecación, incluso se dice que está relacionado con el exterminio de las personas.

Si deseas conocer más de este y otros temas te invitamos hacer click en los siguientes enlaces:

(Visited 464 times, 1 visits today)

Deja un comentario