Tipos de Profetas que hay en la Biblia: ¿Cuántos Son?

Si deseas acercarte más al amor de Dios, y necesitas leer su santa palabra; en este artículo encontrarás una ayuda para saber cuántos profetas hay en la Biblia. Así podrás comenzar tu camino en el estudio de las Escrituras de una manera más amena y sencilla. Recuerda que la obra de estos hombres, tuvo un impacto importante en lo que hoy conocemos sobre el Creador.

Cuántos profetas hay en la biblia

¿Cuántos Profetas hay en la Biblia?

Un profeta es una persona que hace predicciones por inspiración divina. Es la conexión entre los cielos y el resto de los hombres y cuya misión es comunicar la palabra de Dios. En este sentido, la biblia nos muestra la obra de dieciséis profetas en total. Sin embargo, existen diecisiete libros proféticos en las Santas Escrituras, dado que Jeremías; uno de los profetas, escribió dos libros.

Los hombres que sirvieron como intermediarios entre la humanidad y lo divino, fueron:  Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías y Malaquías.

Debes tener presente que todos ellos vivieron e hicieron su obra, antes de la llegada del Hijo de Dios. Pues luego del ministerio de Jesús en el mundo, a los doce apóstoles también se les conoce de alguna forma como profetas. Pues sabemos que su misión también fue llevar la palabra de Dios al mundo.

Los libros que escribieron los 16 profetas antes de Cristo, los dividen en profetas mayores y profetas menores. Es bueno que sepas que clasificación se basa en el tamaño de los libros. Por lo tanto, nada tiene que ver con la importancia de unos autores con respecto a otros. Aclarado esto, vamos a presentar la clasificación de cuántos profetas hay en la biblia, según el tamaño de sus libros:

  • Profetas Mayores: Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel.
  • Profetas Menores: Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías y Malaquías.

Es decir que si vamos a la Biblia, encontraremos que las obras de Isaías, Jeremías Ezequiel y Daniel son mucho más extensas que la de los otros profetas.

Cuántos profetas hay en la biblia

Origen a los Profetas que hay en la Biblia

El evento histórico que ocasionó la obra de los profetas, fue la pérdida de las diez tribus del Norte al final del reinado de Salomón (1 Re 12). El antiguo Reino de Israel comprendía las regiones del Norte (Samaria) y las del Sur (Reino de Judá) unidas en un solo territorio. Encontrarás que la Biblia designa este período como próspero y fue gobernado por los reyes: Saúl, David y Salomón.

Luego de la muerte de Salomón, el reino del Norte que eran samaritanos, se separaron de las tribus del Sur que eran judías y conformaron su propia ciudad. Encontramos que esta distribución duró poco. Pues luego de 210 años de esta separación, el Reino del Norte fue conquistado y destruido por el imperio asirio. Los mesopotámico, para asegurar su dominio sobre los israelitas que allí vivían, impusieron sus propias religiones paganas. Hacían culto a un becerro, que eran las costumbres egipcias.

Poco a poco estas costumbres paganas, fueron adoptadas también por la tribus del Sur del antiguo Israel. Como comprenderás, esto ocasionó una grave crisis en la fe hacia Dios, por parte del pueblo hebreo. Por lo tanto, el Creador invoca a estos hombres dignos de escuchar su llamado, para que fuesen y dispersaran su palabra. De esta manera evitar que el pueblo de Israel fuese sucumbido ante el paganismo.

Cuando el mismo pueblo de Dios se olvidaba de su nombre y se entregaba a la idolatría de pueblos vecinos, surgió la voz del Señor en la mente de algunos pocos, los llamados profetas.

Profetas vs Sacerdotes

Para ese tiempo, los sacerdotes eran considerados los expertos en la palabra de Dios. En Israel, ellos se ocupaban de mantener las creencias y los mandamientos de Dios en los hombres. Además de construir templos y objetos religiosos para mantener la fe en el pueblo. Pero no todos podían ser sacerdotes, ellos transmitían sus conocimientos de padres a hijos durante generaciones, y solo estas líneas de sucesión tenían la potestad de guiar a los pueblos en la fe.

Como vemos, su labor principal era la de enseñar la religión a todos los hombres del pueblo de Dios. Sin embargo, a menudo eran los más infames de la nación. En lugar de dar el ejemplo y condenar a los pecados, se unían a ellos y causaban dolor a su pueblo. La imagen de Jehová estaba siendo corrompida por las malas acciones y la crueldad de los sacerdotes, por lo que muchos hebreos empezaron a olvidar el nombre del Señor en sus mentes y en sus corazones.

Esto sumado a las nuevas culturas que se empeñaban en imponer sus cultos paganos, causaba una grave crisis a la fe de muchos hijos de Dios.

En contraposición a los sacerdotes, que recibían su envestidura de sus padres, los profetas recibían en llamado directo de Dios. Es decir, que ellos obraban directamente bajo su palabra y conforme a sus mandamientos. No eran corruptos y pregonaban el mensaje divino tal cual llegaba a sus mentes.

Oficio de los Profetas

Como habrás visto, los profetas no eran de una clase hereditaria como los sacerdotes. Ellos eran hombre comunes de diferentes estratos sociales que al escuchar la voz de Dios, dedicaban su vida a cumplir su palabra. Cada uno de ellos recibió un llamado directo del Padre.

Así que es de esperar, que sus oficios fueran muy diversos y en algunos casos, poco relacionados con la religión. Por ejemplo, Amós era un pastor, que recibió el llamado divino mientras guiaba a su rebaño. Isaías, Daniel y Sofonías eran de sangre real, cuyas obligaciones terrenales distaban muchos del camino que Dios les preparaba.

Por último, Jeremías y Ezequiel eran sacerdotes; existen dudas si Zacarías también lo era. Cuyos oficios si estaban mucho más relacionados con el camino que Dios tenía para ellos. Sin embargo, de los otros nueve profetas, no conocemos su oficio o condición.

Período de los Profetas

Podemos encontrar en la biblia, que el tiempo de estos hombres fue alrededor de 400 años. Recordemos que todo estos fue antes de la venida de Cristo. El acontecimiento principal de todos sus relatos es la destrucción de Jerusalén y de sus acciones para evitarlo. Resulta que con la pérdida de los pueblos de Samaria y Galilea que conformaban la región Norte, la ciudad quedó debilitada y eventualmente también fue conquistada por los imperios aledaños.

La Biblia nos da a entender que Dios, envió a sus brillantes profetas para que salvaran al pueblo de Israel, o que en su defecto si no querían ser salvos, advertir de la destrucción que caería sobre ellos en manos paganas.

Dios en su infinita misericordia, daba oportunidades mediante estos hombres, para que su pueblo no se perdiera y siguiera el camino correcto. Aunque estuviesen corroídos del pecado y la maldad en sus corazones, el Padre envió a sus intermediarios para darles otra oportunidad.

Misión de los Profetas que hay en la Biblia

Como vemos el tiempo en que surgieron los profetas, había una fuerte crisis de fe en el pueblo de Dios. Así que su misión principal era la de salvarlos de la idolatría y la maldad en sus corazones. La Biblia nos cuenta que cuando los israelitas dejaron de creer en Dios, surgía un profeta del desierto para advertirle que el Señor los castigaría por abandonar su palabra.

Por ejemplo Isaías, dijo al pueblo que como castigo por darle la espalda a su Padre, serían encerrados en las Tierras de Babilonia (Is 24:22). Pero los israelitas lo ignoraron y seguían adorando a los ídolos. Así, cuando el Rey Nabucodonosor invadió Judá, sometió a miles de hombres a la esclavitud, tal como lo había advertido el profeta.

Sin embargo, la misión de los profetas también era llevar confianza, que la ciudad no sería destruida del todo, que un remanente será salvo. Así lo dice Jeremías en su libro:

“Porque yo se muy bien los planes que tengo para ustedes- Afirma el Señor- son planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza” (Jr 29:11)

También, la misión de los profetas fue anunciar la llegada del Hijo de Dios en el mundo. Ellos anunciaron que propósito sería el restituir al pueblo de Israel y pregonar la palabra de Dios hasta los confines de la tierra. En el libro de Isaías encontramos al respecto lo siguiente:

“Miren, la joven está embarazada y dará a luz a un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel” (Is 7:14).

Cabe destacar que “Emmanuel” en hebreo significa “Dios con nosotros” por lo que estos profetas advirtieron sobre la llegada del mesías y su obra en el mundo.

A Donde Fueron Enviados los Profetas

La Biblia nos muestra que Dios envió a sus profetas, para que llevaran su mensaje a distintas tierras. Era parte del llamado que el Padre les hacía, también mostrarle con exactitud el lugar a donde debían ir y las acciones que debía llevar a cabo. En esta sección encontrarás los distintos caminos que tomaron los intermediarios de Dios, para cumplir con su tarea.

Amós y Oseas fueron a Israel

El profeta Amós con la rudeza y el estilo directo de un pastor, que como sabemos era su oficio, condenó la corrupción en las élites de Jerusalén. También condenó las injusticias sociales y el ritualismo pagano, que no eran bien vistas por Dios. Él le advirtió al pueblo de Israel, que todo aquello era ajeno a las costumbres y dictámenes de la buena religión. Fue acusado por un sacerdote de actuar en contra del Rey, y lo hirieron en la cabeza. Esto le causó la muerte al llegar a sus tierras.

El profeta Oseas fue el primero del grupo de los profetas menores. Este intermediario de Dios, se dedicó a denunciar la infidelidad de Jerusalén para con su Padre. Si lees su libro, podrás ver que su obra también habla del amor tierno del Creador y de su capacidad de perdonarnos. En ella muestra que la compasión Dios es comparable a la de un esposo que perdona a su esposa infiel, o la de un padre que ama a su hijo descarriado. El profeta Oseas combatió fuertemente el culto al becerro de oro, llamando a su pueblo a la piedad y el respeto a la vida.

Jonás y Nahum fueron a Nínive

Todo conocemos o hemos escuchado del viaje de Jonás y su encuentro con el gran pez. Lo que quizás no sepas, es la razón de sus tribulaciones. Resulta que Dios había hablado a este profeta y lo encomendó a pregonar su palabra en Nínive. Esta era una ciudad asiria y desde luego, pagana. Jonás lo desobedeció y tomó un barco en sentido contrario ¿Puedes creerlo?

En consecuencia, Dios envió a una tormenta para que este hombre pueda volver a su misión. Cuando Jonás es arrojado al mar, un gran pez se lo tragó. Él pide perdón a Dios y es vomitado en tierra seca para que cumpla su tarea.

Nahum fue el séptimo según la lista tradicional de los profetas menores. Él era originario de Galilea y también fue enviado a Nínive por Dios. No es de extrañarnos que el Creador encomendara la misión de llevar su mensaje a esta ciudad asiria, debido a los malos modos de Jonás.

Cuántos profetas hay en la biblia

Daniel fue a Babilonia

Este profeta tuvo un destino bastante particular. Él fue escogido, junto a tres niños más del pueblo de Israel para ser educado en el palacio del rey Nabucodonosor. Sin embargo, ellos siguieron estudiando la palabra de Dios por su cuenta y siendo fieles a sus creencias.

Una de sus gestas fue adivinar, mediante la ayuda de Dios, el sueño que tuvo el Rey Nabucodonosor. Así, logra salvarse él y sus compañeros de una terrible muerte.

Este profeta también anunció la caída de Babilonia en manos de los persas. Sin embargo, encontrarás que el acto más asombroso de Daniel, es sin duda su estadía en el foso de los leones. Allí pasó toda una noche y los animales no se atrevieron a tocarlo (Dn 6:10-16).

Ezequiel fue a los Cautivos Israelitas en Babilonia

Cuando leemos la Biblia, encontramos que este profeta hebreo ejerció su obra durante el cautiverio judío en Babilonia. En su libro, vemos que su mensaje se centra en la santidad de Dios y en la reconstrucción de Jerusalén. Su nombre, en hebreo significa “Dios es mi fortaleza” y en eso se basó su mensaje, mostrar al pueblo de Israel que debían volver a confiar en el Creador. Ezequiel también condenó las prácticas idólatras y advirtió de sus consecuencias. Su misión también fue combatir las malas costumbres, la corrupción y las ideas falsas sobre el retorno a Jerusalén.

Abdías fue a Edom

Este es el profeta más misterioso que podrás encontrar, debido a que no conocemos nada sobre él. Incluso dudan de su nombre, pues es posible que “Abdías” que significa en hebreo “sirviente de Yahvé” fuese más un apellido. Su obra es la más corta de todos los libros escritos por los profetas y contiene apenas 21 versículos. Él fue enviado por Dios al sur de judea, en el pueblo de Edom. Allí anuncia la dura profecía contra este pueblo y su gente.

El resto de los Profetas hizo su Obra en Judá

Los nueve profetas restantes, hicieron la obra que Dios encomendó para ellos, en el pueblo de Judá. Allí, tanto Joel, Isaías, Miqueas, Jeremías, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías y Malaquías actuaron de intermediarios entre el pueblo de Israel y el mensaje del Señor. Cabe destacar que sus obras fueron muy importantes para mantener la fe los hombres durantes tiempos difíciles.

Algunos creyentes  de nuestra época, afirman que las profecías de estos hombres se extienden más allá de los tiempos referidos y pueden aplicarse al presente. No cabe duda que cuando revisamos la historia, podemos observar patrones que se repiten y los mensajes de los profetas pueden tener validez en este periodo. En consecuencia, leer la biblia y revisar la palabra de Dios, nos otorga un gran cúmulo de enseñanzas que nos sirven para prevenir las situaciones desfavorables.

No te vayas sin antes leer los siguientes artículos:

Discípulo: Significado y Concepto en el Cristianismo

La Segunda Venida de Cristo, una promesa por cumplirse

Persecuciones Cristianas, una historia muy cruenta

(Visited 24 times, 1 visits today)

Deja un comentario