El arrebatamiento de la iglesia catolica según la biblia

En la escatología (parte de la teología que estudia el destino último del ser humano y el universo). Cristiana, el arrebatamiento de la Iglesia, o rapto, es la fe de que al descender Jesús del Cielo, los muertos que llevaron una vida cristiana resucitarán​​ y los creyentes que se encuentren vivo serán transformados.

el arrebatamiento de la iglesia

¿Qué es el “arrebatamiento”?

El rapto  o arrebatamiento, es un concepto escatológico de algunos cristianos, especialmente dentro de las ramas del evangelicalismo, que radica en un acontecimiento del tiempo del fin cuando todos los religiosos cristianos que están vivos, junto con los religiosos resucitados, se levantarán «en las nubes, para encontrarse con el Señor en el aire.»

En Pablo Apóstol Primera Epístola a los Tesalonicenses en la Biblia, se emplea la palabra griega harpazo (griego antiguo: ἁρπάζω), que significa ‘arrebatar’ o ‘para aprovechar’, y manifiesta que los creyentes en Jesucristo serán arrebatados lejos de la tierra en el aire, el término se emplea con mayor regularmente entre los teólogos cristianos conservadores, el rapto también se ha empleado para una unión mística con Dios o para la vida eterna en el cielo.

Existen varios y distintos puntos de vista sobre el momento exacto del rapto y si regreso de Cristo ocurrirá en uno o dos eventos, el pretribulacionismo distingue el rapto de la segunda venida de Jesucristo a la tierra, mencionado en el Evangelio de Mateo, 2 Tesalonicenses y Apocalipsis.

Esta opinión sostiene que el rapto precederá a la Tribulación de siete años, que culminará con la segunda venida de Cristo y será seguida por un Reino Mesiánico de mil años, los adherentes de esta perspectiva se denominan dispensacionalistas premilenialistas, esta teoría surgió de las traducciones de la Biblia que John Nelson Darby analizó en 1833.

Fue promulgada por los seguidores del culto del darbyismo, una doctrina que ha sido considerada herética por la mayoría de los cristianos convencionales, el pretribulacionismo es el punto de vista más extendido en los Estados Unidos en la actualidad, aunque este punto de vista se discute dentro del evangelicalismo.

el arrebatamiento de la iglesia

También hay diferentes puntos de vista entre los cristianos con respecto a la reunión aérea descrita en 1 Tesalonicenses 4. La mayoría de las iglesias ampliamente cristianas y principales no se suscriben a puntos de vista pretribulacionales.

Católicos, ortodoxos orientales, anglicanos, episcopales, luteranos, presbiterianos, metodistas unidos, la Iglesia Unida de Cristo, y la mayoría de los cristianos reformados generalmente no usan el éxtasiscomo un término teológico específico, ni generalmente se suscriben a los puntos de vista dispensacionales premilenial asociados con su uso.

En cambio, estos grupos generalmente interpretan el éxtasis en el sentido de que los elegidos se reúnen con Cristo en el cielo después de su segunda venida y rechazan la idea de que un gran segmento de la humanidad se quedará en la tierra para una tribulación prolongada período después de los eventos de 1 Tesalonicenses 4:17.

¿Quiénes serán arrebatados?

Jesús le señala a sus discípulos: “Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.” Juan 14:3-4, esto quiere decir que existe un sendero por el cual podemos ir, un sendero que nos lleva hacia Él, para estar junto a Él por la eternidad, los que aman a Jesús saben adónde va el camino.

«Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va… en sus bocas no fueron hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios». Apocalipsis 14, 4-5, estos son los que, por la gracia de Dios, han seguido los pasos de Jesús, han hecho lo que es correcto y bueno, y se han transformado en aquello a lo cual estaban llamados a ser: luz y sal en este mundo.

el arrebatamiento de la iglesia

(Mateo 5:13-16) Esto quiere decir que ni desafuero, ni regodeo o queja, ni angustia, ni postración, ni flojera, ni mundanidad o vanidad, etc., se ha encontrado en ellos, todos juntos son llamados “la esposa de Cristo,” han mantenido sólidamente sin Variar lo que es correcto, bueno y verdadero en cada situación, así como su esposo lo hizo en sus días en la tierra, de modo que son puros y dignos de ser “esposa.”

“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado, y a ella se le ha permitido que se vista de lino fino, pulcro y brillante, porque el lino fino es los hechos justos de los santos.” Apocalipsis 19:7-8.

¿Quién se quedará en el arrebatamiento?

En la historia acerca las vírgenes juiciosas e insanas (Mateo 25:1-13) Jesús nos muestra claramente que no todos los creyentes serán incluidos en el arrebatamiento, las “vírgenes insensatas” serán las que se quedarán, son los que no tienen una vida oculta con Cristo en Dios, aunque tienen un buena aspecto externo, siguen viviendo en el pecado en lo escondido, siguen realizando lo que saben que es incorrecto. (Apocalipsis 3:1-3)

Se han formado con sólo tener un buen testimonio frente de los hombres, con victoria sobre el visible, pecado exterior, quizás fueron muy diligentes realizando buenas obras, pero no tuvieron victoria sobre el pecado interior, los celos, la rabia, el orgullo, etc., todo esto que estaba sólo en el interior no habían sido purificados, Jesús viene por una esposa que se ha purificado a si misma  ¡una esposa que es pura en el interior!

¿Cuándo sucederá el arrebatamiento?

La Biblia no nos dice puntualmente cuándo ocurrirá el arrebatamiento, Jesús dice que ni Él mismo lo sabe. “Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.” Marcos 13:32.

Pero en Mateo 24 Jesús manifiesta varias señales que podemos ver para conocer cuándo vendrá el Hijo del Hombre, podemos ver que algunas de estas cosas ya ocurren en este tiempo que estamos viviendo ahora, por lo que posiblemente podemos creer que no falta mucho tiempo.

El tiempo marcha inflexiblemente hacia adelante, y mientras el mundo se hunda más profundamente en la oscuridad, sabemos que la medianoche que Jesús se referencia en la parábola de las diez vírgenes esta próximo, debemos tomar la consejo de Pablo en Efesios 5:16 en el corazón: “… aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.”

Pero para los que andan en la luz, así como Él está en luz (1 Juan 1:7), no hay ningún motivo para preocuparse, sino únicamente esperar aquel día con gozo y expectativa, este es el objetivo de toda su existencia mientras están aquí en esta tierra: prepararse para cuando su esposo venga a buscarlos, viven por lo eterno.

¿Seré parte del arrebatamiento?

Creemos en la segunda venida de Cristo, su vuelta del cielo será personal, visible y glorioso, una bendita esperanza por la cual debemos mirar y orar continuamente.

1.- Antes de instituir su reino en la tierra, Jesús vendrá por su Iglesia, un evento usualmente reconocido como el «Rapto», en ese instante los muertos en Cristo serán resucitados y los cristianos vivos serán alcanzados para hallarse con el Señor en el aire y estar con Él para siempre.

2.- En esta resurrección, aquellos que hayan muerto en Cristo tendrán sus almas y espíritus libres unidos con un cuerpo parecido al cuerpo glorificado de Cristo, los cristianos que habitan en el momento de este acontecimiento no morirán, sino que serán cambiados para ser como Cristo.

3.- Esta expectativa es una estimulación para la vida santa, así como una fuente de consuelo.

4.- Nadie sabe el día ni la hora en que esto tendrá lugar.

5.- Posteriormente del rapto de la Iglesia, los cristianos serán llevados ante el tribunal de Cristo,  los recompensará sobre la base de las obras que han realizado.

6.- Este no es un juicio para determinar su salvación, sino una recompensa por el trabajo en nombre de Cristo.

7.- El Rapto también inaugurará un período que la Biblia caracteriza como el «gran día de su ira», «la gran tribulación» y el «tiempo de la angustia de Jacob».

8.- Este tiempo de dificultad sin precedentes afectará a Israel y a todas las naciones. Su propósito será preparar a Israel para su Mesías.

9.- Al final de la tribulación, Jesucristo regresará con los ejércitos del cielo y la Iglesia para establecer el Reino mesiánico en la tierra.

10.- Su reino durará mil años.

11.- En esta Segunda Venida, el Anticristo será arrojado al Lago de Fuego y Satanás estará atado por mil años.

12.- Las naciones y sus representantes serán juzgados.

13.- Israel será restaurada en su tierra, nunca más será removida.

14.- Cristo reinará con firmeza y equidad.

15.- Su reino estará marcado por la bendición material y espiritual, ya que la maldición sobre la tierra será eliminada.

16.- El reino mesiánico se cerrará con apostasía y rebelión.

17.- Dios aplastará este levantamiento en la última batalla de los siglos y Satanás será arrojado al lago de fuego.

18.- Todos los que rechazaron la Palabra de Dios serán resucitados.

19.- Serán juzgados por Cristo y arrojados al lago de fuego, el lugar donde sufrirán el castigo final y eterno.

Jesús enseñó que Él regresaría

Jesús enseñó que Él regresaría a la tierra, Él esmeradamente advertió a sus discípulos que precisaban estar constantemente listos para esto (Mateo 24:42-51; 25:1-13; Marcos 13:37; Lucas 12:37).

Ellos creyeron que la era actual terminará con su venida (Mateo 24:3), la seguridad de su venida era una de las verdades con las que Él confortó a sus seguidores antes de su muerte (Juan 14:2,3), en el momento de la ascensión de Jesús, dos ángeles fueron al grupo de los discípulos que estaban reunidos para repetir la promesa de que Él regresaría.

Ellos manifestaron que Él vendría de la misma forma que se había ido (Hechos 1:11), Esto rotundamente quiere decir que su segunda venida será literal, física, y visible.

Las epístolas enseñan que Jesús regresará

Los mensajes del Nuevo Testamento hacen referencia constantemente a la segunda venida, y por medio de los pasajes de las Escrituras que tratan de este tema recurre la idea de la inminencia, aunque habrá un período de tiempo entre la primera y la segunda venida (Lucas 19:11)

Todas los aprendizaje sobre el regreso del Señor enfatizan que ocurrirá repentinamente y sin previo aviso; que los creyentes deben estar siempre en un estado de preparación continua (Filipenses 4:5; Hebreos 10:37; Santiago 5:8,9; Apocalipsis 22:10).

(Visited 448 times, 1 visits today)

Deja un comentario