Conozca cuántos milagros hizo Jesús antes de ser crucificado

Durante la vida terrenal de Jesús  fue protagonistas de muchos milagros y en el Nuevo Testamento lo relatan los evangelistas, estos milagros fueron para realizar sanaciones, exorcismo, resurrecciones y eventos naturales. ¿Cuántos milagros hizo Jesús antes de ser crucificado?, es difícil cuantificarlos, aquí conocerás algunos.

Cuántos milagros hizo Jesús

Los milagros, desde el punto de vista religioso, son hechos que no se le encuentra explicación  por causas naturales y se lo atribuyen a una divinidad. Según esta definición los milagros de Jesucristo fueron eventos sobre naturales, sin explicación…en el evangelio de San Marcos 1. 26-27,  cuando sacó un espíritu malo de un hombre. Todos asustados se preguntaron entre ellos: ¿Qué es esto?, ¿Qué es esta nueva enseñanza?

Los milagros que realizó Jesucristo fueron relatados por sus evangelistas: San Mateo (Mt), San Marcos (Mr), San Lucas (Lc) y San Juan (Jn), y se les puede dividir en cuatro grupos: milagros de sanaciones, exorcismo, resurrección y naturales. La cantidad exactas de milagros efectuados por Jesús se desconocen porque no todos los relataron en los evangelios y además él transmitió ese poder a algunos de sus seguidores e incluso un hombre que no era de sus seguidores sacaba demonio con éxito en nombre de Jesús

San Juan 20 .30, 31. “Jesús hizo, además muchas otras señales milagrosas delante de sus discípulos, que no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que ustedes crean que Jesús  es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que al creer, tengan  vida como creyentes de él”… y 21:25. “Hay también muchas otras cosas que hizo Jesús, que si se escribieran una por una, creo que ni en el mundo entero podrían caber  los libros que serían escritos. Amén”.

Diversidad de milagros que hizo Jesús o señales divinas

En los cuatro evangelios se relatan las señales o milagros  de Jesucristo, algunos de estas señales se relatan en más de un Evangelio y otros son descritos por un solo evangelista. A continuación se enlista los milagros que se conocen, de acuerdo a como aparecen en el Nuevo Testamento y agrupado según el tipo de milagro para su mejor lectura. (Ver artículo: Oración a San Marco de León para el trabajo)

Veinticuatro milagros de sanaciones que realizó Jesús

A continuación relataremos los milagros más importantes de toda la historia, los milagros que realizó Jesús el hijo de Dios:

Mt. 4: 23-25, Lc. 6: 17-19. Jesús enseña mucha gente. Predicaba el mensaje del reino de Dios y sanaba toda clase de enfermedades que la gente tenía.

Mt. 8: 1-4, Mr. 1: 40-45, Lc. 5: 12-15.  Jesús sana a un leproso;

Mt. 8: 5-13, Lc. 7: 1-10.  Jesús sana al muchacho del capitán romano.

Mt. 8: 14-15, Mc. 1: 29-31, Lc. 4: 38-39. Jesús sana a la suegra de Simón Pedro

Mt. 8: 16-17, Mc. 1: 32-34, Lc. 4: 40- 41.  Jesús sana muchos enfermos.

Mt. 9: 1-8, Mr. 2:1-12, Lc. 5: 17-26.  Jesús sana a un paralítico.

Mt. 9: 27-31. Jesús sana a dos ciegos

Mt. 12: 9-14, Mc. 3: 1-6, Lc: 6:6-11.  El hombre de la mano seca.

Mt. 14: 34-36, Mr. 6: 53-56.  Jesús sana a los enfermos en Genesaret.

Mt. 15: 21- 28. Una mujer extranjera que creyó en Jesús.

Mt. 15: 29-31. Jesús sana a muchos enfermos.

Lc. 13: 10-17. Jesús sana en día de descanso a una mujer jorobada

Jn. 5: 1-18. Jesús sana al paralítico de Betesda

Jn. 4: 43- 54. Jesús sana al hijo de un empleado del gobierno.

Mt. 20: 29-34, Mc. 10: 46-52,  Lc. 18: 35-43.  Jesús sana a Bartimeo el ciego.

Lc. 8: 43- 49, Mt. 9: 18-26, Mr. 5: 21-43. La mujer que tocó la ropa de Jesús.

Mr. 7: 31-37. Jesús sana un sordo mudo (Ver artículo: Oración a San Antonio de Padua).

Mr. 8: 22-26. Jesús sana a un ciego en Betsaida.

Lc. 14: 1-6. Jesús sana a un hombre con enfermedad de hinchazón.

Lc. 17: 11-19. Jesús sana a diez leprosos.

Jn. 9: 1- 41. Jesús sana a un hombre que nació ciego.

Lc. 22: 50-51. Jesús sana la oreja del siervo del sumo sacerdote.

Seis milagros de exorcismo

Mt. 8: 28-34. Mr. 5.1-20, Lc. 8: 26-39.  Los hombres endemoniados de Gadara

Mt. 9: 32-33. Jesús sana a un mudo. Con respecto este milagro, la gente que lo presenció comentó “Nunca se ha visto en Israel una cosa de esta. Pero los fariseos decían: Este hombre echa fuera a los espíritus malos por el poder del jefe de ellos mismos (para calumniar y estar a la defensiva).

Mt. 14: 21-28. Una mujer extranjera que creyó en Jesús.

Lc. 8: 1-3. Mujeres que ayudaban a Jesús.

Mc. 1: 23-28, Lc. 4: 33-37. Un hombre que tenía un espíritu malo en la sinagoga en Cafarnaúm.

Mt. 17: 14-21, Mc. 9: 14-29, Lc. 9:37-43.  Jesús sana a un muchacho epiléptico

Tres milagros de resurrección

Lc. 7: 11-17. Jesús resucita al hijo de una viuda en Naín.

Mt. 9: 18: 23- 26, Mr. 5: 37-42, Lc. 8: 50- 55. Resurrección de la hija de Jairo

Lc. 11: 38-44. Resurrección de Lázaro

Siete milagros con la naturaleza

Jn. 2: 3- 11. Un casamiento en Caná de Galilea, transforma el agua en vino

Mt. 8: 23-27, Mr. 4: 35-41, Lc. 8: 22-25. Jesús calma el viento y las olas

Mt.14: 13-21, Mr. 6: 30-44, Lc. 9: 10-17, Jn. 6: 1-14. Jesús da de comer a cinco mil hombres.

Mt. 14: 22-33, Mr. 6: 45-52, Jn. 6: 16-21. Jesús camina sobre el agua.

Mt. 15: 32- 39, Mr. 8: 1-10. Jesús da de comer a cuatro mil hombres

Mt. 4: 18-22, Mc. 1: 16-20, Lc. 5: 1-11. La pesca milagrosa

Mt. 21: 20-22, Mr. 11: 20-26. La higuera seca.

Los milagros realizados por Jesús durante su peregrinación terrestre los contaron cuatro evangelistas en diferentes versiones.  Con semejanza en los detalles y precisiones de la historia de Jesucristo mientras estuvo predicando la palabra de Dios Nuestro Señor, escrita por cada uno de estos evangelistas Mateo, Marcos, Lucas y Juan (Ver artículo: Oración San Rafael Arcángel 21 días).

Si bien ellos cuatros escribieron diferentes versiones de una misma historia, que ha trascendido hasta nuestros días, más sorprendentes es el hecho de que diferentes escritos de la profecía del nacimiento de Jesús lo hayan encontrado en sitios muy recónditos y este certificado en el Corán el profeta más grande que ha pasado por la tierra.

Los milagros o señales divinas realizadas por Jesucristo indignaba a los fariseo y escribas, estos levantaron  calumnias sobre él y su poder sobre natural, cada vez que realizaba un milagro y los hacía cuestionar su conocimiento sobre la ley de Dios, esto lo podemos leer en los evangelios de Mateo 12: 22-31; Marco. 3: 19-30  y Lucas 11. 14-23 y 12-10. “Acusan a Jesús de tener el poder del demonio”.

Mateo 12: 22-31. 22 “Entonces le llevaron a Jesús un hombre ciego y mudo que tenía un espíritu malo. Jesús lo sanó, de manera que el hombre pudo ver y hablar. 23 Toda la gente se admiró, y dijo: ¿Será este el hijo de David? 24 Pero cuando los fariseos oyeron esto dijeron: Este hombre echa fuera los espíritus malos solamente por el poder de Beelzebú, el jefe de ellos.

25 Jesús sabía lo que estaban pensando, y les dijo: cualquier gobierno que se divide en partidos, y unos pelean contra otros, se destruye; y si un pueblo o una familia está dividida por pleitos, no puede durar. 26 Así también, si Satanás echa fuera al propio Satanás, el mismo está dividido; ¿cómo, pues, va a durar su poder?

27 Ustedes dicen que yo echo fuera a los espíritus  malos por el poder de Beelzebú; pues si es así, ¿quién da a los seguidores de ustedes el poder para echarlos fuera? Por eso, ellos mismos demuestran que ustedes están equivocados. 28 Pero yo echo fuera el espíritu a los malos por medio del Espíritu de Dios, y esto quiere decir que el reino de Dios ya ha llegado a ustedes.

29 Pues ¿cómo puede alguien entrar en la casa de un hombre fuerte y quitarle sus cosas, si primero no le amarra? Solamente así puede quitarle sus cosas. 30 El que no está a mi favor, está en mi contra; y el que no recoge conmigo, desparrama.  31 Por eso les digo, que a los hombres se les puede perdonar. 32 Y cualquiera que diga algo contra el Hijo del Hombre, será perdonado; pero el que hable palabras ofensivas contra el Espíritu  Santo, no será perdonado, ni en este mundo ni en el otro”.

Lo más valioso de Jesucristo fue su mensaje,  él recorría pueblos enseñando en la sinagogas de cada poblado. El predicaba la palabra del reino de Dios y mostraba su poder sanando a todo tipo de enfermedades que  la gente tenía. La gente empezó a hablar sobre Jesucristo y se empezó a saber en toda la región de Siria, le siguió gente de Galilea, de Decápolis, Jerusalén y otros sitios de Judea y del oriente del río Jordán.

Su mensaje era enseñar sobre el amor al prójimo, el cambio de actitud hacia la vida, como ser hombres más felices. En el Sermón de Monte (Mateo 5: 1-48) Jesús enseñó a la gente así: Quienes son felices, enseñando a ser personas más espirituales, humildes, puros de corazón. Enseñó también sobre personas con luz propia, que se distingan por medio de acciones íntegras y honestas que aproximen su amor y veneración hacia el Padre Celestial.

Jesús enseñó sobre la ley, es decir enseñó el verdadero significado de la Ley de Moisés y enseñanzas de los profetas. Enseñó sobre cómo mantener una relación sana con tu prójimo, para que no ofendas a Dios. Jesús enseñó sobre: el adulterio, el divorcio, los juramentos, la venganza, el amor para los enemigos.

Mateo 6: 1-34 y 7: 1-28. Jesús enseñó sobre las buenas obras, cómo orar, sobre el ayuno, las riquezas del cielo, transmitir la pureza de espíritu por medio de la mirada. Enseñó sobre la relación con el dinero, cómo cuidar a sus hijos.  Entrarán al reino de los cielos aquellos que hagan la voluntad de mi Padre Celestial.

Los lugares en dónde Jesús realizó la mayoría de los milagros fueron Corazín, Betsaida, y Capernaum, según Mt. 11: 20-24, pero a pesar de esto, Jesús estaba bastante molesto con la gente de estos pueblos, porque a pesar de haber mostrado los poderes de Dios por medio de los milagros que él hizo, las personas no habían cambiado de actitud y ni tampoco las personas se arrepentía de sus pecados.

En Jn 14: 10-14. Jesús la pide a los apóstoles que creyeran en él, y en los milagros que realiza, pues  Jesús  es la manifestación de Dios aquí en la tierra…el Padre que vive en mí es el que hace su propio trabajo, asimismo les hace entender el que crea en él (Jesús) hará las cosas que yo hago, es decir Jesucristo. Les dijo también a los apóstoles que, todo lo que los apóstoles pidieron en nombre de Jesucristo, lo hará para que el Hijo muestre la gloria del Padre.

Detalles de algunos milagros de Jesús

En los siguientes pasajes te mostraré algunos milagros para que conozcas cómo realizó los milagros Jesucristo, durante su peregrinaje terreno,  sanando a las personas de enfermedades como ceguera, lepra, parálisis, sordo mudo,  epilépticos, enfermedades que aun en la actualidad son bastantes complejas para lograr ser sanadas. Más aún cuando llegó a devolver la vida en algunos de estos milagros e incluso desafiar las leyes de la naturaleza.

Mt. 8: 1-4, Mr. 1: 40-45, Lc. 5: 12-15.  Jesús sana a un leproso.

Cuando Jesús terminó el sermón de la montaña, lo siguió mucha gente y entre estos iba un enfermo con lepra, quien se le acercó y ya estando cerca de Jesús se arrodillo frente a él diciendo: Señor si quieres puedes sanarme. Jesucristo, le tocó la mano y contestó: Quiero, ya estás sano.

Jesús le encargó, que no dijera nada a nadie, que fuera a presentarse al sacerdote y le diera una ofrenda de acuerdo a lo dicho por Moisés.  Sin embargo, el hombre cuando se fue y comenzó a contar lo que había pasado, esto ocasionó que Jesús no pudiera entrar en público a los pueblos y, por tanto andaba por lugares donde no había gente y, la gente entonces iba a verlo.

Mt. 12: 9-14, Mc. 3: 1-6, Lc: 6:6-11.  El hombre de la mano seca

Este hombre fue sanado, cuando Jesús entró a la Sinagoga en un día de descanso, y él estaba allí. Al entrar en la sinagoga Jesús se encontró a este hombre y le dijo que se parara en el medio de la sinagoga junto con él,  luego Jesús, preguntó a los fariseos que lo espiaban para ver qué hacía.

CUANTOS MILAGROS HIZO JESÚS

¿Qué se permite hacer el día de descanso el bien o el mal? ¿Salvar la vida o matar? Esto se quedaron callados y Jesús con tristeza porque los sacerdotes de la sinagoga no querían entender las enseñanzas y la palabra de Dios, le pidió al hombre que extendiera la mano y se la sano. Una vez hecho esto los fariseos empezaron a planificar la muerte de Jesús.

La hija de Jairo, y la mujer que  tocó la ropa de Jesús (Mt. 9:18-26, Mr. 5:21-43, Lc. 8: 40-56)

A su regreso en barco al otro lado del lago, llegó mucha gente a recibirlo y en eso llegó hasta donde se encontraba Jesús, uno de los jefes de la Sinagoga que se llamaba Jairo. Al ver a Jesús se arrodilló a sus pies y le suplico por la vida de su hija enferma.

“Mi hija se está muriendo; ven a poner tus manos sobre ella para sanar y para que viva”. De inmediato Jesús se va con Jairo, pero la muchedumbre le obstaculiza su caminar y avance rápido. Entre la gente había una mujer enferma que por durante doce años había tenido derrames de sangre. Había asistido a muchos médicos y gastado todo su dinero y, seguía enferma y triste porque su enfermedad avanzaba.

Cuando oyó hablar de Jesucristo esta mujer se acercó por entre la gente y le tocó su manto. Ella se decía: “Sí solamente le toco su ropa quedaré sana”, y así fue, una vez que le tocó, el derrame de sangre se detuvo y su cuerpo se sintió sano de su enfermedad.  Al instante Jesús se dio cuenta que había sanado a alguien con su poder; así que miró atrás entre la gente y preguntó:

CUANTOS MILAGROS HIZO JESÚS

¿Quién tocó mi ropa? Y sus discípulos le responden, que con la cantidad de gente que le sigue y aprieta cualquiera pudo haber tocado su ropa, y preguntas ¿Quién me tocó?… sin embargo, Jesús seguía mirando a la gente para saber quién lo había tocado. La mujer se le aproximó y toda temerosa y sabiendo que se había curado de su enfermedad, se arrodillo a sus pies y, le contó todo. Jesús le dijo, “Hija, has sido sanada porque creíste. Vete tranquila, y queda sana de tu enfermedad.

Mientras estaba con la mujer, llegaron de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron al padre de la niña, Jairo: tu hija ya murió ¿para qué molestas más al maestro?, Jesús que escuchó, le dijo al jefe de la sinagoga “No tengas miedo, solo cree”.  “Y no dejó que lo acompañaran más que Pedro, Jacobo y Juan, el hermano de Jacobo”.

Al llegar a casa de Jairo, el jefe de la sinagoga, se encontró con gente llorando y gritando y, les preguntó ¿Por qué hacen tanta bulla y lloran así? La niña no está muerta sino dormida. Sin embargo, la gente se rió de él, entonces Jesús pidió que todos salieran y, se quedó con los padres de la niña y los discípulos que lo acompañaban y, se fueron hasta donde se encontraba la niña.

Al ver a la niña le tomó la mano y le dijo: “Talita, cumi” (que quiere decir: Muchacha, a ti te digo, levántate).  Yal momento la muchacha, que tenía doce años, se levantó y camino. Los padres y otras personas quedaron maravillados, pero Jesús severamente solicitó que no lo dijeran a nadie, y que alimentarán a la niña.

CUANTOS MILAGROS HIZO JESÚS

Jesús camina sobre el agua (Mt. 14: 22-27, Jn. 6: 16-21, Mr. 6: 45-52)

45 Luego Jesús hizo entrar a sus discípulos en el barco  para cruzar al lago antes que él y llegar a Betsaida, mientras él despedía a la gente. 46 Y, cuando los había despedido, se fue al cerro para orar. 47 Cuando llegó la noche, el barco ya estaba en el medio del lago, y Jesús solo en tierra. 48 Y vio que tenían dificultades para remar, porque el viento soplaba contra ellos.

Y en la madrugada Jesús se acercó a ellos, caminando sobre el agua, y quería pasarlo de largo. 49 Cuando le vieron andar sobre el agua, pensaron que era un fantasma y gritaron; 50 porque todos le vieron y se asustaron. Pero él les habló y les dijo: ¡Tengan valor; soy yo, no tengan miedo. 51 Y subió en el barco en que estaban, y se calmó el viento; y ellos se quedaron muy asombrados y admirados. 52 Es que no habían entendido el milagro de los panes, pues su corazón estaba todavía endurecido.

En reiteradas ocasiones Jesús le reclamó a los apóstoles y discípulos la falta de fe, porque aun cuando estuvieron con él todo el tiempo que duró su evangelización y, vieron con sus propios ojos, los milagros que llegó a realizar en nombre de Dios Padre, y les hizo saber que él era Dios y hombre verdadero. Siempre tuvieron miedo de lo que podía pasar. Jesús en reiteradas ocasiones les reprocho su dureza de corazón y falta de fe.

CUANTOS MILAGROS HIZO JESÚS

Pues la condición para que ocurriera el milagro, era que primero la persona tuviera fe, por esto cuando Jesús logró sanar a la mujer que tuvo una enfermedad durante doce años, que le ocasionó sangrado. Le dijó que se había sanado porque tenía fe y con solo tocar su ropa pudo sanar. Al leer la biblia, leerán que ella en todo momento se repitió que con tan solo tocarlo ella se sanaría. Así también ocurrió con otras personas que sanó durante su enseñanza de la palabra de Dios.

La mejor manera que Jesucristo escogió para demostrar el poder y las enseñanzas de Dios todopoderoso a las personas, que tenían poca fe y vivían con una actitud de pobreza y falta de fe, fue a través de los milagros para que las vieran como señales divinas del Padre Celestial y, que si confiaban en él y habrian su corazón al amor y el cumplimiento de sus enseñanzas, podrán lograr todo lo que quieran mientras sea en armonía para con todo el mundo en gracias y de manera perfecta. Así sea, Amén.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Categorías Lecturas

Deja un comentario