Oración para iniciar el año nuevo y entregar primicias a Cristo

Estamos en plenas fiestas decembrinas, ya recibimos al Niño Dios en nuestras casas, con nuestras familias. Estamos entonces en la recta final de este año y nos disponemos a preparándonos con la mejor actitud para recibir el año nuevo.  Por esto en este post se muestra la oración para iniciar el año nuevo y entregar sus primicias a Cristo.

ORACIÓN PARA INICIAR EL AÑO NUEVO

Oración para iniciar el año nuevo y entregar primicias a Cristo

En esta época del año tendemos a reflexionar sobre el año que está por culminar y, las metas que nos planteamos al iniciar el año y se evaluar cual cumplimos y cuáles se quedaron por el camino. Esto conlleva a que las volvamos a replantear para el siguiente año y se planifique cómo lograr cumplirlas.

Una sugerencia para cuando se va iniciar algún proyecto, es serenarse, organizar los pensamientos y agradecer por logros obtenidos, en algún proyecto ya realizado. Esto quiere decir, que empezaremos por agradecer a Dios todopoderoso, por como fue el año que está por culminar y, tener la capacidad de reconocer aquellas situaciones negativas que se vivieron y, revisar con humildad que se aprendió de las mismas.

Es decir volver a ser niños y, como cuando se estaba pequeño y se le escribía al Niño Jesús o a Santa Claus, pidiendo obsequios y, algunas veces llegaban los regalos que tu pedía y en otras oportunidades llegaban otros, que te terminaban gustando a veces incluso más. Esto quiere decir, que ahora grande es posible, que se quiera lograr una meta y aun cuando la hemos estado trabajando, puede que no se logre.

Se tiene que tener paciencia y fe en Dios en que las metas se logran, siempre y cuando las trabajes, en los momentos oportunos. Para de esta manera aprender a agradecer por todo los que nos pase a Dios y aprender de la experiencia, y el mejor momento puede ser al inicio de cada año, y a medida que se tenga una actitud de logros y agradecimiento, las metas o propósitos que nos establecimos se lograran cada vez más seguido.

Oración para iniciar el año nuevo

Para esto te muestro unas oraciones para iniciar el año y ponerlo a la disposición de las Tres Divinas Personas, Padre, Hijo y el Espíritu Santo, para que bajo su Gracias, los proyectos que queremos llevar a cabo, tengan su bendición. Además ayudará a sentirse más confiado para llevarlos a cabo, porque formaremos equipos con Dios todopoderoso.

Oración para iniciar el año nuevo

Se sugiere rezar esta oración junto con la familia, y colocados frente  al nacimiento, ofrecer esta oración  al Niño Jesús, y la oremos participando varios integrantes de la familia, como si fuese una conversación con Dios, nuestro amigo y le estemos contando nuestros planes.

La señal de la cruz.

Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración

Primer Lector

“Señor, Dios, patrono del tiempo y de la eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro. Al concluir este año queremos darte gracias por todo aquello que recibimos de ti.

Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser. Te brindamos cuanto hicimos en este año, el trabajo que pudimos realizar, las cosas que pasaron por nuestras manos y lo que con ellas pudimos edificar. (Ver también:Rosario de San Benito Abad)

Segundo Lector

Te mostramos a las personas que a lo largo de estos meses quisimos, las amistades nuevas y los antiguos que conocimos, los más cercanos a nosotros y los que estén más lejos, los que nos proporcionaron su mano y aquellos a los que pudimos ayudar, con los que compartimos la vida, el dolor y la alegría.

Pero igualmente, Señor, hoy queremos pedirte perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Todos los que estén orando

Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal, hecho y perdón por vivir  sin entusiasmos. También por la oración que poco a poco se fue demorando y que hasta ahora vengo a presentarte. Por todos los olvidos, descuidos y silencios, nuevamente te pido perdón. A pocos minutos de iniciar un nuevo año, contengo mi vida ante el nuevo calendario aún sin estrenar y te presento estos días que sólo tú sabes si llegaré a vivirlos.

Oración para iniciar el año nuevo

Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría, la fuerza y la sensatez, la claridad y la sabiduría. Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz.

Cierra tú mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes. Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y las derrame a mi paso. Amén”.

Oremos para ofrecer el nuevo año a Dios todopoderoso

“Señor mío, Dios mío, tú creador del cielo y la tierra, reconocido como el dueño del tiempo del pasado, del hoy y del mañana, queremos agradecerte por todo lo que hemos recibido este año que culmina de ti.

Deseamos darte las gracias por la salud, el amor, la holgura que se ha visto reflejada en nuestra familia y en nuestros amados amigos. Te damos gracias por todas las oportunidades que pusiste a nuestro alcance, te agradecemos profundamente por todas las veces que nos permitiste ayudar a un prójimo, por no renunciar nunca y cumplir tus promesas.

También amado Señor, queremos pedirte perdón por todos los pecados, por todos los errores que consciente o inconscientemente hayamos podido cometer. Perdónanos si nos lloriquear y en algún momento mostramos inconformidad por lo recibido, que siempre es bendecido por ti padre mío Señor mío”: Amén.

Oración para la bienvenida al nuevo año

“Perdónanos si en algún momento no te alabamos lo suficiente, no te valemos lo suficiente, por los descuidos, por el olvido, dispénsame Señor. Te damos Señor las Gracias por este año nuevo que comienza, por esta nueva oportunidad de lograr, de edificar y reparar mis errores Señor. (Ver artículo: Textos Bíblicos para Pastores)

Hoy te imploro Padre por mi familia, mis amigos y por mí te pido gozo Señor, el gozo que nace de la comprensión, del amor, de la tolerancia, llévalo a todas partes de nuestro corazón. Llévanos Señor, guíanos Señor por el camino del bien, que nuestro espíritu se llene sólo de bendiciones. Amén”.

Cuando oramos, los corazones se llenan de gozo y de amor por el prójimo, la fe hacia Dios todopoderoso es plena, y se siente que se puede con todo en la vida, por esto es importante reflexionar y mantener un compromiso de amor con Nuestro Creador, y todos los días entregar nuestros corazones a sentir su amor de Padre Celestial.

Comprometer nuestra palabra, de lograr agradecer por cada día de vida y noches de descanso reparador, igual agradecer por el año que apenas comienza. Te aseguro, que haciendo esto todos los días te sentirás más fuerte y con ánimo de cumplir los compromisos diarios con mucha fe de lograr el éxito.

Así cada día se logra vencer el miedo e inseguridades, y transformar nuestros pensamientos y actitud hacia la vida, y con la ayuda de Nuestro Padre Celestial, cada día de este nuevo año serán plenos de logros y, cuando ocurre un día menos bueno, tenemos suficiente en nuestro banco de días buenos, que nos ayudará a levantarnos transformarlo. Porque cuando oramos y conversamos con nuestro Creador y permitimos su bondad sea la protagonista de nuestras vidas, es mejor vivirla.

Oración para bendecir el año nuevo

“Señor Padre Celestial, estamos aquí en unidad para primero darte la Gloria y la honra, pues eres digno de ser alabados por tus hijos. Te glorificamos y te damos las gracias por este año nuevo que pones delante de nosotros, entregando en nuestras manos 365 nuevas ocasiones para ser mejor hijos tuyos, mejores cristianos y mejores en todo lo que hagamos.

Mi Dios, queremos pedirte que sea Tú dirigiendo cada paso que demos y que todo lo que nos permitas hacer, sea para honrarte mi Dios, te pedimos que así como nos bendijiste durante este año que está pasando, tú mano poderosa no se aparte de nuestras vidas, provee lo que necesitamos para sostenernos como familia y aún para que podamos bendecir a otros que estén en necesidad.

Enséñanos a amar con la clase de amor con el que nos amas a nosotros, a pesar de no merecerlo, ayúdanos a ser tus brazos, y tu boca en donde vayamos para que podamos llevar las buenas Nuevas de Salvación a quien lo necesite, Señor te doy las gracias porque estás atento a las oraciones que elevamos en esta casa, cada día y porque así como nos respondiste durante todo el año pasado, así mismo veremos tu Gloria y tu Poder sobre nosotros en el nombre de Jesucristo. Amén y Amén”.

Cumpliendo nuestros propósitos en este nuevo año

Gratificamos a Dios cumpliendo nuestros propósitos en este nuevo año, aprovechando los primeros días del año y las esperanzas que tenemos en ese momento, y revisar aquellas cosas que no logramos cumplir o hacer, y antes de dedicar las Oraciones de bienvenidas por este nuevo año y, ponerlo en manos de Dios todopoderoso, haga la lista de los asuntos pendientes y transformarla a nuevas metas. Estas las leeremos al culminar la oración de bienvenida al nuevo año.

ORACIÓN PARA INICIAR EL AÑO NUEVO

Con la ayuda del Espíritu Santo se tendrá la ayuda divina de Dios, entonces tenemos que demostrar que lo merecemos y que se quiere aprovechar esta nueva oportunidad. Esto quiere decir que se tiene que actuar en conformidad y como hijos de Dios, ser humildes y responsable de nuestros actos y comprometerse a lograr las metas para este nuevo año.

Al comprometernos en cumplir las metas este nuevo año, también tenemos que ser firmes en cumplir lo acordado y prometido a Dios, para así cuando esté por terminar el año, podamos tachar cada una de las mismas, por haberlas logrado. De ser así nuestra autoestima y confianza en nosotros mismo mejorará y redundará en transformarnos cada día y cada uno de nosotros en mejores personas y nuestra vida mejorará.

Podemos transformar nuestra vida al transformar nuestra forma de ser, esto se puede lograr proponiéndonos metas o propósitos, que nos desarrollen como personas y crecer en nuestro ser  físico, espiritual y emocional. Una manera de lograrlo es proponer metas que permitan mantener un balance en nuestras vidas: profesional, familiar, intelectual, espiritual, diversión, salud y financiera. (Ver también: Rosario a la Virgen de Fátima)

Esto nos llevará a tener una vida equilibrada, se puede empezar por despedir el año viejo, revisando que asuntos quedaron pendientes en el año que culminó o va a terminar. Como las heridas pasadas y que están todavía en vigencia y, la manera que estas pueden sanar es, alimentando nuestro espíritu con la palabra de Dios y lecturas de desarrollo personal y sanar gracias a Dios nuestra alma.

Despidamos el año viejo

Para darle la bienvenida al año nuevo, se tiene que despedir con agradecimiento al año que está por terminar, ante todo tenemos que lograr sanar los resentimientos, tristezas, malos hábitos y enemistades, para poder lograr esto, lo primero que hay que hacer es sanar internamente nuestro amor propio.

Esto quiere decir, que cambiando nuestra manera de pensar de nosotros mismos, darás el primer paso para sanar tu relación con la vida, y entonces te será más fácil reconocer los errores cometidos en el año que está por culminar y superar las tristezas, resentimientos, enemistades y, por consiguientes te transformas en una persona mejor.

Una persona mejor, abierta a que el siguiente año cada día junto con la Gracia de Dios, logres una mejor vida. ¿Cómo podemos sanar internamente y sanar nuestro yo interno? Lo primero que tienes que hacer es, proponerte a tomar acción, para sacar el miedo, porque el miedo paraliza. Si está triste, entonces tienes que empezar a llenar de pensamientos positivos a tu banco de memoria. Así iras desplazando los pensamientos de miedo y tristezas.

Aprender a ver la gente como lo que son seres humanos y, todo los seres humanos nos parecemos. Cuando una persona trata mal a otros, es posible que esté pasando por una mala situación y por esto actúa de manera agresiva para protegerse. Entonces, si aprendes a observar y comprender las actitudes, aprenderás a tratarlas y disminuir tu sentimiento de animadversión hacia los demás. Aprenderás a ser mejor persona y ser una más segura.

Además, de revisar cómo sanar tus heridas internas y aprender a tener una mejor actitud hacia la vida y otras personas, te ayudará a sanar las experiencias vividas en el año por terminar y si, te apoyas en la Santísima Trinidad, el Padre, Hijo y Espíritu Santo y te acercas a ellos en oración y permites que Dios te guie por medio del Espíritu Santo, serás una mejor versión de ti misma cada día. Podrás agradecer a Dios por el año que has vivido y además le agradecerás a través de la siguiente oración

Oración de agradecimiento para el año que concluye

“Gracias Señor por todo cuanto me diste en el año que termina. Gracias por los días de sol y los nublados tristes por todas las tardes tranquilas y las noches oscuras. Gracias por lo que nos prestaste y luego nos pediste.

Gracias señor por la sonrisa amable, y por la mano amiga, por el amor y todo lo hermoso, por todo lo dulce, por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños y de las personas buenas. Gracias por la soledad y por el trabajo, por las inquietudes y las dificultades, por las lágrimas, por todo lo que nos acercó a ti. Gracias por habernos conservado la vida, por habernos dado techo, abrigo y sustento. Amén”.

Entregar las Primicias a Cristo

Las Primicias son las ofrendas para Dios que provienen de los primeros frutos. En este caso serán las primicias, nuestros nuevos propósitos o metas que proyectemos a lograr en el nuevo año. Por esto, cuando nos despedimos del año que recién culmina y agradecemos a Dios todopoderoso por todo lo que nos dio y aprendimos, estamos cerrando un capítulo, con la intención de ir con la hoja en blanco y empezar un nuevo capítulo desde el inicio.

Con esta acción, estamos dispuesto a honrar a Dios comprometiendo nuestra palabra de cumplir, con la Gracia de Dios, los propósitos de nuevo año…Deuteronomio 26:1-4. 1. Cuando hayas entrado en la tierra de Jehová tu Dios te dará por herencia, y tomes posesión de ella y la habites, 2. entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que sacares de la tierra que Jehová tu Dios te da, y las pondrás en una canasta, e irás al lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre.

3. y te presentarás al sacerdote que hubiere en aquellos días, y le dirás: Declaro hoy a Jehová tu Dios, que he entrado en la tierra que juró Jehová a nuestros padres que nos daría. 4. Y el sacerdote tomará la canasta de tu mano, y la pondrá delante del altar de Jehová tu Dios.

ORACIÓN PARA INICIAR EL AÑO NUEVO

Cuando dedicamos tiempo de leer la Biblia, porque te lo planteaste como meta de nuevo año para mejorar tu ser espiritual, por tener ese compromiso cada día o porque quieres aprender a leer la Biblia, encontrarás que el Señor nuestro Dios nos llama a honrarle, esto lo podrás encontrar en el Salmo 22-23. Los que teméis a Jehová, alabadle; Glorificadle, descendencia toda de Jacob, y temedle vosotros, descendencia toda de Israel.

Asimismo, lo leerás en Juan 5: 22. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, Juan: 23. Para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió. A través de tener el propósito en el nuevo año de mejorar nuestro ser espiritual, podemos honrar al Padre, Hijo y Espíritu Santo, estudiando la Biblia y, poniendo en práctica el mensaje de Nuestro Padre Celestial.

Las primicias que quiere Dios, de todos nosotros es que cada día seamos mejores seres humanos, que nos queramos y sanemos a diario. Que cada día soñemos como ser mejor hijo de Dios y ayudar a otros, cumpliendo lo que dijo Nuestro Señor Jesucristo, amaos los unos a los otros. Esto lo podemos lograr, teniendo como propósito ser mejor integrante de una familia.

Mejorar la relación con nuestros padres, hermanos, hijos, sobrinos; por ejemplo, empezando siendo amable y regalarle una sonrisa y elogiando con sinceridad cuando estés compartiendo en casa. Aquí, estarías cumpliendo uno de los mandamientos de la Ley de Dios, honrarás a Dios y le entregaría la primicia de “mejorar tu vida familiar”.

Tu puedes honrar a Dios teniendo el propósito de crecer en tu vida profesional, a través de lo que tengas que hacer para lograrlo, puede ser: terminar unos estudios profesionales inconclusos, siendo un profesional responsable y colaborador, mejorando tus actividades tanto en calidad como en cantidad y, confiando en ti mismo crecer en tu empleo, mejorando de cargo y sueldo.

Cómo te ayuda ser un mejor profesional, creciendo en tu vida intelectual a través de mejorar la calidad de tus lecturas, para mejorar conocimiento cultural, podrás tener mejor conversación, te sentirás mejor y al sentirte mejor, eliminarás las quejas en tu vida y honrarás a Dios con la primicia de tener fe y obediencia a Dios, al sustituir las quejas, llenando tu mente con buena información con una formación intelectual para crecer como mejor ser humano y espiritual, que conlleva a mejorar en todos los sentido y aspectos de tu vida.

De esta manera logras tener muchas primicias para honrar a Dios todopoderoso y a Jesucristo, al seguir sus enseñanzas. Una manera también de honrar a Dios, es cuando decides crecer financieramente, y cumples la con una de las Leyes del dinero, que es el “diezmo”, porque honras a Dios creciendo de manera honrada e íntegra en esta área de tu vida y, también lo honras ayudando a otros que tengan menos que tú.

Puede ser por medio de donaciones, regalos a Hospitales, Iglesias, instituciones Educativas, familiares y otros. También, ofreciendo empleos, educando para enseñarlos a pescar en vez de darles el pescado, y hacer de las personas, familias e instituciones, entes que pueden valerse por sí mismos. Es decir, las primicias a Dios es ser mejor persona cada día de tu vida.

Algunas de las Primicias para Cristo

Según la Biblia, que es el libro donde podemos conocer y estudiar las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo y, de otros profetas que lo precedieron para ir preparando a los hombres para abrirse a aprender las enseñanzas de Dios y honrarlo con nuestra mejor comportamiento con nosotros mismos, con el prójimo y la comunidad donde vivamos.

En la Biblia, aprenderás honrar a Dios aprendiendo a vivir en santidad, te preguntará ¿cómo se vive en santidad?, en Pedro 1: 15-16. Nos dice… como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16. Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

Disciplinando y proponiéndole cada día dedicar tiempo para Él, por ejemplo rezar el Rosario cada día, antes de empezar tus actividades diarias o antes de irte a dormir. Leer un salmo en la mañana y en la noche, que te ayude en algún aspecto de vida que quieras sanar y mejorar… Levíticos 26:2 Guardad mis días de reposo, y tened en reverencia mi santuario. Yo Jehová.

Enalteciendo su palabra: Hechos 13: 48. Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna. Enalteces su palabra poniendo en práctica sus enseñanzas, esto no quiere decir que te des golpes de pecho, sino, cada día mejor persona en lo que te desenvuelvas y ayudar a otros también lograrlo.

Una manera es saber todos los días saber a dónde quieres llegar y ponerte metas diarias para cumplir las metas de inicios de año. Porque tu vida puede ser lo que tú quieres y esto lo puedes lograr con las decisiones que tomes cada día, el éxito de tu compromiso que hiciste al inicio de año, lo obtendrás con tus decisiones y acciones diarias y tendrás muchas primicias para entregar a Jesucristo.

(Visited 900 times, 1 visits today)

Deja un comentario