¿Sabes qué Profetas anunciaron el nacimiento de Jesús?

El nacimiento de Jesús fue el acontecimiento más importante en la historia del mundo, convirtiéndose en la principal figura de la doctrina cristiana. Su nacimiento fue pronosticado 700 años antes de que ocurriera. Aquí vamos a descubrir qué Profetas anunciaron el nacimiento de Jesús.

Qué Profetas anunciaron el nacimiento de Jesús

Los profetas eran considerados los voceros de Dios, reciben una inspiración divina que los convierte en mensajeros de Dios. A ellos se les atribuye el anuncio del nacimiento de Jesús muchos años antes de que sucediera. Así mismo, profetizaron los acontecimientos de su vida, pasión, muerte y resurrección.

En el Antiguo Testamento encontramos que los Profetas que anunciaron el nacimiento de Jesús fueron Isaías, Miqueas, Lucas y Mateo, pero, es importante destacar que casi todos los profetas se refieren en sus textos al nacimiento de Jesús, pero sólo de manera referencial, ya que la profecía del nacimiento fue dada principalmente al profeta Isaías.

Dios encargó a los profetas de anunciar a los pueblos y escribir en la Biblia sus revelaciones, que aparecen en los libros del Antiguo Testamento, esta misión en el Nuevo Testamento fue encomendada a los apóstoles, pero ninguno de ellos tiene la autoría de ningún libro en la Biblia. (Ver Artículo: Cuántos Libros tiene el Nuevo Testamento de la Biblia)

En el Cristianismo, los profetas fueron clasificados, según la longitud de sus libros en la Biblia, en dos grupos los denominados profetas mayores y los profetas menores. Siendo los Profetas Mayores Profetas mayores: Isaías, Jeremías Ezequiel y Daniel. Quedando como Profetas Menores: Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías y Malaquías.

En el Libro de Isaías, el capítulo 7, versículo 14 aparece la profecía que anuncia concepción de María, escrita entre los años 701 y el 681, “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel”; en el capítulo 9, versículo 16, se puede leer “Porque un niño nos ha nacido, hijo nos ha sido dado, y el principado, sobre su hombro. Se llamará su nombre Admirable consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.”.

El profeta Miqueas, anunció en su Libro contenido en el Antiguo Testamento, en el capítulo 5, versículo 2, que Jesús nacería en Belén. “Mas tú, Belén Efrata, pequeña para ser en los millares de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel y sus salidas son desde el principio, desde los días de los siglos”.

En el primer capítulo del Evangelio de San Lucas, en los versículos del 26 al 31, se leen: Versículo 26 “Y al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret. Versículo 27 “A una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. (Ver Artículo: Cuántas Vírgenes existen)

Versículo 28 “Y entrando el ángel a donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres”. Versículo 29 “Pero ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras y pensaba qué salutación sería esta”. Versículo 30 “Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios”. Versículo 31 “Y he aquí, concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre a Jesús”.

En el segundo capítulo San Lucas narra cómo sucedieron los hechos en el nacimiento de Jesús; Versículo 4 “Entonces subió José de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David”. Versículo 5 “para ser empadronado con María, su mujer, desposada con él, la que estaba encinta”.

En el primer libro del Nuevo Testamento, Génesis, en su Capítulo 49, Versículos 8 al 10 se narra la profecía que se refiere al pueblo al que Jesús pertenecería,  “Judá, te alabarán tus hermanos; tu mano estará sobre el cuello de tus enemigos; los hijos de tu padre se inclinarán a ti. No será quitado el cetro de Judá ni el bastón de mando de entre sus pies, hasta que llegue Siloh; a él se congregaron los pueblos.”

En el segundo libro de la Biblia Éxodo se hace mención al primogénito hijo de María,    Capítulo 13, Versículo 2 “Conságrate todo primogénito. Todo lo que abre la matriz entre los hijos de Israel, tanto de los hombres como de los animales, mío es”, y San Lucas en su Capítulo 2, Versículo 7 “Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.”

Periodos en la Historia de las Profecías Bíblicas

El Periodo Preclásico comprende desde el siglo 11 al 9, antes de Cristo,  Los profetas Samuel, Natán, Elías y Eliseo, sirvieron durante a la monarquía en Israel y en Judá. De sus profecías no quedaron escritos, por lo que se les reconoce por lo que hicieron y lo que transmitieron al pueblo.

El Período Clásico abarca los siglos 8 y 7, antes de Cristo, apareciendo en este periodo las primeras profecías escritas, que se referían al triunfo del reino de Siria sobre el reino de Israel en el año 722 antes de Cristo, realizada por los profetas Miqueas e Isaías, en Judá. En los Períodos llamados Exílico y Pos-exílico, durante los siglos 6 y 5. Aparecen las profecías de Daniel, Ezequiel, Abdías, Hageo, Zacarías, Malaquías y Joel. (Ver Artículo: Salmo 91 una Oración de Protección y Sanación mental y física)

El Profeta Isaías

Dios reveló a través del Profeta Isaías la llegada de Jesús al mundo, para morir por nuestros pecados y después de resucitar, crear el reino de Dios en la tierra. Isaías anuncia en lo que se refiere a Jesús, que la paz, la justicia y la equidad para el mundo, sólo será posible cuando llegue Jesús. Isaías en su Libro del Nuevo Testamento describió la historia más completa de Jesús, que observó durante muchos siglos antes de que llegara Jesús.

Isaías, para la fe cristiana, fue el profeta más relevante, a través de su Libro, que forma parte de la Biblia, contó la historia de la época que vivía y su amor a Dios. Muchos dicen que sólo escribió una parte de su libro y que el resto fue escrito por sus discípulos.

Además de profeta se destacó como político y hombre de estado, así como asesor de los reyes de época. Fueron muchas situaciones de la vida de Jesús que profetizó desde su nacimiento, hasta su pasión y muerte. Nació en Jerusalén, se cree que entre los años 770-760 antes de Cristo, hijo del profeta menor Amós, sus profecías fueron desarrolladas tanto en Israel como en Judá. Era primo del rey Uzías de Judá. Se casó y tuvo dos hijos. A su esposa la llamaban “la profetisa” porque era la esposa de Isaías.

Isaías, tuvo dos hijos, cuyos nombres representaban mensajes proféticos Sear-jasub, que significaba, “un remanente volverá” ​ y Maher-salal-hasbaz que quería decir “el despojo se apresura”, haciendo Isaías referencia a que tanto él como sus hijos eran proféticos para Israel.

Su evangelización en el año 735 antes de Cristo, hasta después del año 701. Tuvo una participación muy activa en la política de su época, aconsejando especialmente a los reyes de Judá, Acaz y Ezequías. Al darse cuenta de que el pueblo de Israel no se salvaría, se dedicó a convencerlos con discursos y profecías en relación al bien y al mal.

Narran algunos historiadores que fue partido en dos con una sierra de madera, por orden del Rey Manasés, fue perseguido por difundir sus profecías, mientras era aserrado, los falsos profetas se reían y se alegraban de lo que le sucedía.  Les dijo a los profetas que estaban con él que se fueran a las tierras de Tiro y Sidón, ya que Dios había destinado la muerte para él.

Libro de Isaías

Es el libro más largo de los que conforman la Biblia, está dividido en dos partes, la primera parte fue escrita por el propio Isaías y la segunda se cree que fue escrita por un discípulo. El libro consta de 66 capítulos y 1.291 versículos. En el libro resalta el tema sobre la santidad de Dios, la necesidad de la fe, la esperanza en el mesías y la gloria de Jerusalén.

En ningún otro libro del Antiguo Testamento destaca el hecho de que Jesús era el mesías prometido y esperado, por lo que sus relatos y profecías ejercieron gran influencia en los escritos del Nuevo Testamento.

Primera Parte del Libro de Isaías

Se cree que el Profeta Isaías descendía de una familia real, por lo que recibió una buena educación, se notaba por su destreza en el uso del lenguaje poético y su habilidad para los temas políticos y de clases sociales. Sus profecías comenzaron siendo muy joven y fueron realizadas de manera esporádica a lo largo de cuarenta años. En los capítulos del 6 a 12 se anuncia el nacimiento de Emanuel, que significado “Dios con nosotros”.

Estando Isaías en el Templo en los años 740 antes de Cristo, tuvo una visión que cambió por completo su vida, Dios viviente se le presentó, sorprendido se dio cuenta que tanto él como su pueblo, se habían alejado del Señor, quedando convencido de su misión como Profeta.

QUE PROFETAS ANUNCIARON EL NACIMIENTO DE JESÚS

La prédica de sus mensajes y profecías están directamente ligados con los acontecimientos de su época. El reino de Asiria quería formar un gran imperio para llegar su poder hasta el Mediterráneo.  Isaías se oponía a las prácticas políticas, para él solamente podía existir la fe en Dios. Para Isaías, Dios dirigía lo que ocurría en el mundo, era quien dirigía el destino de los pueblos. Isaías prometió la liberación de Jerusalén a cambio de que su pueblo pusiera toda su confianza y fe en Dios.

Isaías fue conservador en cuanto a la poesía bíblica, su fe estaba totalmente arraigada en la devoción a David, cuya dinastía estaba establecida en Jerusalén, siendo el punto de coincidencia de todos los países de la tierra. Según las profecías de Isaías, el Mesías que vendría sería un descendiente de David, que impondrá la justicia y la paz sobre la tierra.

Segunda parte del libro de Isaías

En los capítulos del 44 al 55, anuncia que Jerusalén ha sido destruida, el pueblo judío está confinado en Babilonia. El estilo de esta segunda parte del libro, es más retórico y repetitivo, su autor es desconocido. Así mismo, se observan los cantos del Siervo de Dios, un seguidor dispuesto a cumplir con la orden del todopoderoso que con plena fe sufre para expiar los pecados de su pueblo y es glorificado.

El Profeta Miqueas

Uno de los profetas que anunció el nacimiento de Jesús en el Antiguo Testamento, fue el Profeta Miqueas. En el quinto capítulo de su libro nos relata “Mas tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre los millares de Judá, de ti me saldrá el que será gobernante en Israel; y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días de la eternidad”,  revelando el lugar donde nacerá Jesús,

Miqueas fue uno de los profetas menores, nació en la ciudad de Moreshet, aldea cercana a Jerusalén,  de origen hebreo, su nombre significa “Quién como Dios”, comenzó su labor como profeta en el año 778 antes de Cristo durante 50 años. (Ver Artículo: Cómo murió Herodes Antipas)

En el Antiguo Testamento aparece un libro que lleva su nombre, escrito en el siglo ocho antes de Cristo y que además consta de 7 capítulos. Su profecía más importante fue la del nacimiento de Jesús. Junto con el profeta Isaías trabajaron en su misión evangelizadora en el reino de Judá, Israel y a las naciones en el área de sus profecías.

En sus inicios como profeta vivió en un pueblo ubicado a 30 km de Jerusalén, desde donde realizó la mayoría de sus profecías. Sus profecías son consideradas como llenas de esperanza, comienza su libro describiendo la venida de Jesús, su entrada a la historia, pero siempre estableciendo la disposición de Dios de vivir entre los hombre.

QUE PROFETAS ANUNCIARON EL NACIMIENTO DE JESÚS

Su profecía en relación a la libertad de Jerusalén, tiene como escena un campo de pastores donde son reunidos como ovejas las personas de su pueblo, después de ser destruido. Posteriormente Dios los liberaría para que fuesen libres, todo esto viene a coincidir con el anuncio de Jesús sobre la libertad de los cautivos.

El Profeta Lucas

En el Evangelio escrito por San Lucas encontramos su profecía realizada en relación al nacimiento de Jesús, además nos dejó escrito una biografía de Jesús y de la primera iglesia fundada. Siendo el único escritor que no era de Israel. Una de sus principales fuentes de información como escritor fue la madre de Jesús.

En su Evangelio dice: “Y al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a Galilea  a una virgen desposada con un varón que se llamaba José y el nombre de la virgen era María, entrando el ángel a donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Pero ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras y pensaba qué salutación sería esta. María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y lo llamarás Jesús”.

QUE PROFETAS ANUNCIARON EL NACIMIENTO DE JESÚS

Lucas nace en Siria en una familia pagana, Siendo Siria la ciudad más importante en el Imperio Romano su economía estaba orientada al ocio y la vida desordenada, lo que atraía de ente que emigró desde diversos pueblos trayendo otras costumbres y creencias.

Su profesión era médico con afición a la pintura, cuando se convirtió a la fe cristiana  conoció a san Pablo, convirtiéndose en su fiel compañero y discípulo durante muchos años. Junto a San Pablo visitan a María, la madre de Jesús, para conocerla. Comparte junto con Pablo la prisión en Roma hasta su muerte.

Se le atribuyen pinturas de María, siendo el cuadro más famoso el que se conserva en la Capilla Paulina de Santa María la Mayor de Roma y la imagen de nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Los pintores lo tienen también por patrono y se encomiendan a él como al artista que tuvo el máximo modelo de hermosura humana, la Virgen María.

Escribe su evangelio en Roma entre los años 62 y 63, dedicado a los cristianos de las Iglesias. Su Evangelio se refiere muy poco a la Ley de Moisés, insistiendo en la salvación y la participación en el Reino de Dios. Lucas aprecia a las personas tal cual como son, débiles y de buena voluntad, las ama y la entiende.

Se le denomina como el evangelista de la misericordia. Su descripción de la vida de Jesús puede considerarse como la más completa, realiza una descripción detallada de la agonía que sufrió Jesús. Su Evangelio, además, es considerado el evangelio de los pobres, Jesús siempre da preferencia a los pequeños, a los enfermos, a los pobres y a los pecadores arrepentidos.

El Profeta Mateo

Mateo, fue uno de los Apóstoles que acompañó a Jesús, a pesar de que no fue catalogado dentro del Cristianismo como un profeta, en su Evangelio se puede concluir que también profetizó el nacimiento y la llegada de Jesús al mundo terrenal, así como otras profecías sobre la destrucción de Jerusalén. El Capítulo 1 de su Evangelio, en los versículos del 18 al 23, se lee:

“Y el nacimiento de Jesucristo fue: Estando María, su madre, desposada con José, se halló que había concebido del Espíritu Santo. Y José, como era justo no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María, tu desposada, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo que había hablado el Señor, por medio del profeta, diciendo: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que interpretado es: Dios con nosotros”.

QUE PROFETAS ANUNCIARON EL NACIMIENTO DE JESÚS

San Mateo, nació en el siglo I en Israel, hijo de Alfeo, vivió en Cafarnaún, un antiguo pueblo pesquero de Galilea, trabajó como recaudador de impuestos, dejándolo todo cuando Jesús lo llama para que se convirtiera en uno de los doce apóstoles.

Después de la muerte de  Jesús, San Mateo predicó el Cristianismo por varios años en Judea y en los países cercanos hasta que los apóstoles se separaron. En la historia no está definida su muerte, algunos escritores dicen que fue muerto por una herida de espada en Etiopía y otros escritores afirman que murió por muerte natural a los 74 años.

El Evangelio de San Mateo fue escrito en arameo, fue principalmente dirigido a los judíos que practicaban el cristianismo, para que luego fuera difundido por la India. Este Evangelio, constituye uno de los cuatro evangelios que conforman el Nuevo Testamento, los principales temas a los que se refiere son: el oro, dinero, deudas, prestaciones, entre otros.

Así mismo, en el Evangelio de San Mateo encontramos una transcripción de algunos mensajes de Jesús, como por ejemplo El Sermón de la Montaña, El Sermón de las Parábolas, y en el que les dice a los apóstoles cuándo comenzaría su predicación, también de describe como sucedió la Pasión y Muerte de Jesús y su gloriosa resurrección.

Su principal objetivo fue probar que Jesucristo sí es el Mesías o Salvador anunciado por los profetas y por el Antiguo Testamento. Este evangelio fue escrito especialmente para los judíos que se convertían al cristianismo, y por eso fue redactado en el idioma de ellos, el arameo. (Ver Artículo: San Buenaventura)

San Mateo es venerado por la Iglesia ortodoxa, la Iglesia católica y por la Iglesia Copta (Egipcia). La Iglesia Latina celebra la fiesta de San Mateo el 21 de septiembre y la Iglesia Griega, lo celebra el 16 de noviembre. A San Mateo se le representa con un libro que porta en su mano. Los banqueros lo adoptaron como su patrono.

La población de Logroño en España, lo considera uno de sus patronos, festejando su día el 21 de septiembre con celebraciones populares, con ventas de comida y vino, entre otros, las escuelas y los locales comerciales de la ciudad permanecen cerrados para que todos sus pobladores participen de la celebración del santo.

QUE PROFETAS ANUNCIARON EL NACIMIENTO DE JESÚS

Los profetas de Israel tuvieron la misión que Dios les encomendó que consistió en comunicar sus revelaciones por medio de las profecías. La profecía del nacimiento de Jesús fue realizada 700 años antes de que ocurriera, así como todos los sucesos que vivió Jesús en su vida terrenal, todas estas profecías quedaron escritas en la Biblia , en el Antiguo Testamento, en los libros de los profetas, así como en el Nuevo Testamento, en los Evangelios escritos por los apóstoles.

(Visited 13.725 times, 1 visits today)
Categorías Lecturas

Deja un comentario