Santa muerte roja: amarres, historia, novenas, oraciones y más

El amor posee múltiples cómplices, uno de ellos es la Santa Muerte Roja. Según la leyenda esta deidad de la muerte es especialista en el amor; se asocia a la pasión; su sotana roja simboliza la sangre que corre por las venas que al momento que el ser humano se enamora, hace hervir la sangre en el cuerpo, llegando al corazón donde están las emociones más sublimes. Emocionante historia, conoce más de ella con nosotros!!

Santa Muerte Roja

Antecedentes de la Santa Muerte Roja

La Santa Muerte es una sola deidad, ahora sobre los diversos tonos de sus atuendos, esto depende de los favores que se pidan y sean concedidos. Por tanto, la Santa Muerte Roja posee una vestimenta de una tonalidad rojo rubí, cuya invocación está ampliamente relacionada para tratamientos del corazón. Es decir, esta Santa como se conoce en el argot popular, cuando viste de rojo es para atender las situaciones que tengan que ver con el amor.

Ahora, la Santa Muerte Roja, no sólo atiende asuntos amorosos de pareja, pues también proporciona respuesta a  sensibilidades  y emociones de diversa índole. Puede asistir para mejorar significativamente algunos sentires subidos de tono, como el rencor, odio, confusiones, tristezas, entre otros. (Ver también:Santa Muerte 7 Potencias).

De ella se afirma que así como cubre su esquelético  rostro con un velo rojo, al igual que su cuerpo con su ropaje rojo, así envuelve los problemas de quien recurra a ella por protección. En cuanto a la efectividad del favor concedido, dependerá la capacidad de fe y devoción del creyente, quien debe pedir con total vehemencia, fe y entrega para que pueda obtener los beneficios, la intención o el cometido final.

Otro aspecto de su color rojo, es que se usa esta figura con la práctica de la magia blanca con fines amorosos, así es que si en su hogar hay problemas con la pareja, desea estabilidad emocional en asuntos del corazón o desea atraer a su media naranja que aun no llega, coloque y recite las oraciones a una Santa Muerte Roja, pues es la doctora del amor y pasión, seguro le brindará una cura.

Ahora, conociendo que la Santa Muerte Roja, es una personificación de la misma y única conocida como Santa Muerte, Santísima Muerte o Muerte, la Niña, la Flaca, etc., es una deidad originaria y muy popular en México, esta figura esquelética personifica la muerte y es objeto de culto por parte de sus fieles devotos. No es bien vista por algunas iglesias como la católica, bautista, presbiteriana, metodista, entre otras, quienes rechazan y condenan su veneración, considerándola diabólica.

Pese a que se le denomina Santa, todavía no ocupa ese sitial, pues algunas corrientes cristianas (incluyendo el catolicismo) se oponen de forma contundente a que se le adjudique el título de Santa, porque se piensa que carece de las características tradicionales para recibirlo, ya que a excepción de los Arcángeles, solo los seres humanos reciben el título de Santos cuando han llevado una vida en la que ejercitan heroicamente ciertos atributos Cristianos alcanzando un estado de comunión con Dios, denominado Santidad.

Dentro de las causas para no otorgar este titulo, están que para la mayoría de los cristianos, la muerte es un estado y no una persona ni una representación de una, lo que conlleva en que se considere pecado de adoración cualquier intento de volverla santa o mística.

En tal sentido, en México desde el 2005, la veneración promovida en torno a la Santa Muerte fue cancelado por los entes gubernamentales de México, en virtud de que su adoración, según criterios oficiales, “desvirtuaba en gran medida los fines dispuestos en los estatutos de la ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público de México”​. Además de que los ritos con la Santa Muerte Roja u otra, suelen ir asociados a rituales y hechizos, teniendo un componente más esotérico.

Historia de la Santa Muerte Roja

El relato histórico de la veneración a la Santa Muerte Roja u otra representación, tiene un amplia desarrollo dividido en dos etapas. Una etapa de desarrollo donde se juntaron distintos factores que van desde la etapa prehispánica, incluyendo el catolicismo de la colonia, hasta llegar a mediados del siglo XX. Una rápida transición donde el conjunto de estos elementos da a la figura su actual apariencia; esto último achacado a un entorno de marginación social, pobreza y delincuencia.

Santa Muerte Roja

Su nacimiento muestra detalles de una fusión de variados componentes del culto prehispánico por los muertos, las deidades aztecas y mayas relacionados, y de la iglesia católica.​ Los principales elementos encontrados que se pueden distinguir son los siguientes:

  • Dentro de algunos accesorios que porta la Santa Muerte Roja u otra versión de ella, están algunos de los que acompañaron a Ah Puch, deidad maya rey de Xibalbá, el mundo bajo tierra. Configurado como una osamenta o muerto, con una cara de tigre (o búho), ataviado con campanas.
  • Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, dios y diosa de la muerte azteca, la oscuridad y el Mictlán “la zona de los fallecidos”.
  • Día de muertos. Una fiesta mexicana de la era precolombina que honra a los difuntos el 2 de noviembre de cada año, e inicia el primer día del mes 11º de cada año, y que coincide con las costumbres católicas del Día de los Difuntos y Todos los Santos.
  • La Unción de los enfermos en la que se solicita a Dios “dejar el mundo físico en paz con Dios”, en el caso de que el enfermo se halle ya sin posibilidad de sobrevivir.
  • Apocalipsis, la Biblia refiere a la muerte como uno de los Jinetes de este caos en el libro sagrado, en la primera parte del texto del mismo nombre, y la Muerte y el Hades en la última mitad de dicho texto sagrado. De allí que a la Santa Muerte, en ocasiones se evoca montando un caballo. (Ver también: Oración al Ánima Sola para hacer venir al Amor Perdido).

  • A San Pascual o San Pascualito Rey en catolicismo, representa a San Pascual Baylón de Guatemala y  México, conforma una osamenta humano con una corona. La propia religión lo rechaza desde su origen y su veneración, y la Inquisición lo prohibió hasta la actualidad, en que persiste su devoción, al igual que la “Muerte”, se le presenta con  trajes de diversos tonos al igual que las velas ofrendadas, en atención a sus distintos favores o adversos o no.
  • La Muerte, en la cultura helénica y occidental desde tiempos remotos, existe en la mitología la figura de la Muerte. La representación de la muerte que se ha hecho más popular es la de una osamenta con una guadaña y, en ocasiones, con un atuendo negro que lo cubre desde la cabeza hasta los tobillos. En la iconografía de tal figura se pueden ver claramente estos elementos en el culto actual.
  • Sustituto de la corriente mariana, es notable y creador que la Santa Muerte Roja o cualquiera de sus versiones, sea una evocación de mujer. En la mente del mejicano continua la presencia de la figura de la Santa de Guadalupe y esta deidad de la Muerte, siendo una opción actual, en el cual su vestimenta recuerda a la de las vírgenes de los altares y la ornamentación funeraria en las monjas de la época colonial.

  • Es tanto el desconcierto, que muchos fieles también la denominan de forma amorosa virgencita. En el mismo sentido, un periodista la llama la virgen de los olvidados.

Culto prehispánico

Previo a la presentarse ante el soberano y soberana de la muerte se tenía que andar por diversos obstáculos; rocas que chocan entre sí, desiertos y colinas, un cocodrilo llamado Xochitonal, viento de filosas piedras de obsidiana, y un caudaloso río que el muerto atravesaba con la ayuda de un perro que era sacrificado el día de su funeral (Xoloitzcuintle).

Es así que de tal corriente se permite asociar el animismo precolombino con el variado santoral católico, al estilo de la santería cubana, que combina costumbres animistas de África con el catolicismo. En la tradición, se le entregaba a los dueños del inframundo ofrendas. Este detalle es muy importante ya que con el tiempo estas ofrendas seguirán presentes en los altares de la Muerte.

Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl fueron ciertamente las deidades a quienes se confiaban a los fallecidos, pero también se adoraban a aquellos que deseaban tener el control de la muerte. Su templo se encontraba en el centro ceremonial de la antigua ciudad de Tenochtitlán. (Ver también: Oración para el amor con la Santa Muerte).

Algo de estas costumbres precolombinas todavía estaría presente en el ideario religioso mexicano, concretizando así en tal devoción, el cual el 1 de noviembre o Día de Muertos, se festeja el día con los antepasados muertos, o la idea de que a los muertos no hay que recordarlos con tristeza, si no con alegría como ellos vivieron, por lo que es muy popular el llevar música bailable a los entierros.

Culto moderno

Así entonces, es evidente, que el ritual a los difuntos se remonta a 1795, cuya época los pobladores originarios adoraban un esqueleto denominado Muerte, en un poblado del centro de México y hay testimonios de que este culto permaneció oculto en los últimos dos siglos.​ La leyenda popular, que se supone transmitida de boca en boca, indicaría que este culto haya estado naciendo alrededor de los años sesenta.

A ella se daría a conocer el culto en el estado de Hidalgo, México, en 1965. El paso hacia el otro mundo, es así adorada o venerada sobre todo, por individuos que cotidianamente de alguna forma arriesgan la vida; pero los habitantes urbanos de hoy en día, también invocan a esta figura para la protección y la recuperación de la salud, artículos robados, o aun miembros secuestrado de la familia.

Santa Muerte Roja

Tal parecido con el culto a la muerte, se refleja en algunos países de Sudamérica, como Paraguay/Argentina, allí se evidencia en esta solicitud de quienes realizan labores de peligro vital; también en el culto sudamericano se pide a San Muerte por una muerte no violenta ni dolorosa. La Muerte puede ser representada como en masculino o femenina; de forma masculina lo visten de manera tenebrosa, con guadaña y un rosario.

En otras ocasiones, la muerte es femenina, como hombre tiene una túnica larga blanca de satín y una corona de oro. En tanto, como mujer, su vestimenta es más dinámica y versátil, hasta se puede ver vestida de novia.

Significado

Los ritos dedicados a la Santa Muerte Roja u otras versiones de ellas, incluyen procesiones y oraciones con el objetivo de ganar un favor. No obstante esta condición, sus creyentes todavía continúan como miembros de la Iglesia Católica, mientras que millones están cortando lazos con la misma y fundando iglesias y templos autónomos de Santa Muerte.

La Iglesia por  general contienen una o varias imágenes de la dama en cualquiera de sus versiones, generalmente rodeadas de todo tipo de objetos, tales como: cigarrillos, flores, frutas, incienso, agua, bebidas alcohólicas, monedas, dulces, velas, etc.

Según las vivencias folclóricas, Santa Muerte es muy poderosa y tiene fama de otorgar muchos favores. Sus imágenes son tratadas como sagradas y pueden dar favores a cambio de la fe del creyente, con los milagros jugando un papel vital. Como Señora de la Noche, la invocan a menudo personas expuestas a los peligros de trabajar de noche, como los taxistas, dueños de bares, policías, soldados y prostitutas.

Sus creyentes, con ello estiman protegerse contra todo tipo de peligros, ya que sus devotos creen que puede salvaguarda la vida contra los asaltos, los accidentes, la violencia con armas mortales diversas, y todo tipo de muertes violentas. (Ver también: Oración a la Virgen de Guadalupe para el Amor).

En cuanto al simbolismo del color de la Santa Muerte Roja, y bien se refirió, la imagen se viste de forma diferente dependiendo de lo que se solicita. Por lo general, las vestimentas son túnicas de una gran variedad de tonos, pero también es común que la imagen esté vestida como una novia, para los que buscan una pareja, o en prendas europeas de monjas medievales similares a las mujeres católicas.

  • Santa Muerte Blanca: es el color más común y simboliza la gratitud, pureza o la limpieza de influencias negativas. También representa la purificación a plenitud, en el sitio donde se halle, coadyuvará con limpieza y purificación toda las vibraciones negativas, que esté sobre todo en los hogares donde llegan la envidia y rencores inclusive, entre los propios familiares. (Ver también: Santa Muerte Blanca).

  • Santa Muerte Roja: es para el amor y la pasión; también puede simbolizar un estado emotivo estable. Brinda apoyo en todo lo que no esté en armonía perfecta con la pareja o con las personas que le rodean, de igual forma, suele asociarse a la estabilidad emocional.
  • Santa Muerte Dorada: representa o se asocia al poder que da el dinero, el adquisitivo y la economía, éxito, dinero y la abundancia creciente e incluso, con la fama y reconocimiento. Es recomendada utilizarla principalmente en todos los negocios o comercios.
  • Santa Muerte Verde: simboliza la justicia, los asuntos legales o la unidad con los seres queridos. Este matiz es ampliamente reconocido en lo relacionado con lo jurídico, ya que comúnmente se invoca por los abogados sobre todo. Así también provee el auge económico y apoya a que no se carezca de nada, pues  trae abundancia en todos los sentidos.
  • Santa Muerte ámbar o amarillo oscuro: indica salud, las imágenes con este color se pueden ver en los centros de rehabilitación, especialmente en los de drogadicción y alcoholismo. Ayuda mucho en las peticiones de sanación, es muy venerada en diversos centros de salud. También ayuda a sanar espiritualmente, trae armonía y paz a alrededor de los devotos, provee de sustento en la mesa para que nunca falte nada.
  • Santa Muerte Negra: representa una protección total contra la magia negra o la hechicería, o por el contrario, la magia negativa o la fuerza dirigida contra rivales y enemigos. Se usa en la magia negra, velaciones en contra de la familia o negocio, libera de todo atraso, obstáculo generado por obras espirituales que quisieren dañar, ya sea santería, vudú u otro tipo de magia. (Ver articulo: Oración a la Santa Muerte Negra).

  • Santa Muerte Natural o Hueso: es oportuna para propiciar y contar con la paz, un ambiente armónico y lograr todo cuanto se desee, así como favorecer los aspectos que se emprendan, ya sea en el hogar y negocio.
  • Santa Muerte Azul: indican sabiduría, que es favorecida por los alumnos y los que están en la educación. También se puede utilizar para pedir salud. Otorga un mayor entendimiento y facilidad de explicación, así también, ayuda a pensar con nitidez en algún problema y obtener mejores soluciones a los mismos.
  • Santa Muerte morada: facilita el proceso de transmutación, todo tipo de fuerzas negativas, por una fuerza positiva, y que ayude a avanzar en nivel espiritual, asimismo, propicia en encontrar la verdadera misión de la vida y llevarla a cabo de acuerdo al gran plan divino.
  • Santa Muerte Marrón: se usa para venerar y trabajar con espíritus o fuerzas del más allá.
  • Santa Muerte púrpura o amarillo: generalmente simboliza la salud. Es bastante similar a la dorada, y se usa para todo lo relativo a la prevención y provisión financiera, así también ayuda a despejar nuevas rutas u opciones nuevas de trabajo, asimismo auxilia en las relaciones personales, para obtener mejores contactos que puedan ayudar a avanzar de forma más fácil.

Santa Muerte Roja

  • Santa Muerte Plata: ayudará a tener y/o mejorar la buena fortuna, para llamar e incrementar el patrimonio y el éxito en cualquier ámbito de la vida.
  • Santa Muerte Policromada: los siete colores, que Chesnut se cree que probablemente muestra los poderes de la Santería , una fe sincrética traída a México por los inmigrantes cubanos. Aquí los siete colores son oro, plata, cobre, azul, púrpura, rojo y verde. Además de las velas y las vestimentas, cada devoto adorna su propia imagen a su manera, utilizando dólares estadounidenses, monedas de oro, joyas y otros artículos.

Esta imagen policromada, la encontraremos vestida de siete colores, dorado, plateado, cobre, azul, rojo, morado y verde, cada cada color tiene un propósito especial. También ha sido llamada la Santa Muerte de las Siete Potencias, por las virtudes que cada color le brinda. (Ver también: Santa Muerte Negra).

El dorado brindara la riqueza, en si la riqueza o el poder adquisitivo; el rojo ayudara para el amor y la pasión, de esta manera, el rojo en esta figura, evoca místicamente el amor y la pasión, la familiar. El morado, tono de transformación, el cambio de lo negativo a lo positivo, de una mala a una buena suerte, el morado es el color de la salud para todo enfermo.

En tanto, el plateado, se vincula con las situaciones económicas, en especial con la suerte, para atraer fortuna y éxito; el verde, representa la justicia y la prosperidad y sustento abundante; el azul evoca la inmensidad y espiritualidad, asimismo la sabiduría y claridad de pensamiento.

Además la Santa Muerte también tiene su día de los santos , que varía de un santuario a otro. El más destacado es el que tiene lugar el 1 día del mes 11º, mientras que otros celebran su día el 15 de agosto.

Rituales a la Santa Muerte Roja

Ya se conoce ampliamente que la Santa Muerte es una figura multifacética, con varios significados simbólicos conforme al color de su atuendo, en este caso, se refiere a la Santa Muerte Roja. En cualquiera de sus versiones los fieles pueden invocarla por una amplia gama de razones. Esta deidad cuenta con una gran cantidad de parafernalia exclusivas y alusivas a ella.

Sus rituales generalmente se asocian a altares con imágenes o figuras, así como velas de color con su imagen o el color dependiendo de su invocación, que ya se mencionó, posee colores distintos en un color representativo de su propósito. También posee un conjunto de oraciones asociadas con el significado del color.

En sus altares se colocan velatorios, y los devotos recurren a velas de colores específicos según su circunstancia, y en sintonía con el ropaje de la Santa. Algunos conservan toda la gama de colores, mientras que otros se centran en un aspecto del espíritu de Santa Muerte. La imagen de Santa Muerte como satánica o malvada, se deriva de su asociación con el narcotráfico y los cadáveres encontrados en su altar.

No obstante, los colores específicos de las velas en sus rituales indican que los devotos de Santa Muerte Roja u otra versión de ella, provienen de muchos aspectos más allá del crimen, la violencia y tránsito ilegal de drogas. Pues, Santa Muerte Roja es llamada para asuntos del corazón, salud, dinero, sabiduría y justicia. Ahí está la vela marrón de la sabiduría, la vela blanca de gratitud y consagración.

Así se evidencia que conforme el propósito del ritual, se acompaña con luces de preferencia con el tono de su sotana, por tanto, la vela negra para la protección y la venganza, la roja del amor y la pasión, la de oro para los asuntos monetarios, la verde para el crimen y la justicia, la púrpura para la curación. La vela votiva negra se enciende para rezar para implorar la protección y la venganza de la también conocida como la Flaca.

En este caso, pese al predominio de la Santa Muerte Negra entre sus devotos y la publicidad de la misma; aunque pueda resultar una intención solapada, la vela de negra para sus rituales es la de menor venta, debido a su asociación con la magia negra y la brujería. No se ve con regularidad en los sitios devocionales, y generalmente se mantiene e ilumina en la privacidad de la casa.

Tal práctica puede deberse a no llamar la atención de los santos católicos oficiales con fines ilegales, ya se conoce que los narcotraficantes encienden la vela negra de Santa Muerte, pues según se dice, con esto garantizan la protección del envío de drogas a través de la frontera y eventuales accidentes mortales.

En este sentido, se afirma que las velas negras se presentan en los altares de esta deidad que los narcotraficantes usaban para garantizar la protección contra la violencia de las pandillas rivales, así como para asegurar el daño a sus enemigos en las pandillas y la policía. A medida que la guerra contra las drogas en México se intensifica, la veneración de los jefes antidrogas por parte de Santa Muerte aumenta, y su imagen se ve una y otra vez en varias casas de narcotraficantes.

También y paradójicamente, los oficiales militares y de policía responsables de desmantelar los santuarios de esta Dama, conforman una gran parte de sus devotos. Además, a pesar de que su presencia en el mundo de las drogas se está convirtiendo en una rutina. Sin embargo, lo más resaltante en sus rituales, es la invocación de la Santa Muerte Roja, blanca y dorada, son las más veneradas, igual sucede con las velas de estos colores, que son las más vendidas.

Uno de las ceremonias y usos más populares de Santa Muerte Roja, es para atender asuntos del corazón, tal devoción se lleva a cabo con la vela roja que simboliza el amor, es útil en diversas situaciones relacionadas con el amor. Su principal objetivo durante la época colonial mexicana, fue el de la magia del amor, que puede haber sido derivada de la magia del amor que se trajo de Europa.

Sus orígenes aún no están claros, pero es posible que la imagen de la muerte europea, combinada con las celebraciones indígenas de la muerte estén en la raíz de la existencia de esta sana muerte, de modo que el uso de la magia del amor en Europa y la de los tiempos precolombinos, que también se fusionó durante la colonización puede haber establecido al santo como manipulador del amor.

En este sentido, la mayoría de los escritos antropológicos sobre Santa Muerte discute su importancia como proveedora de magia del amor y milagros. Se cree que Santa Muerte atrae a cierto amante y garantiza su amor. Sin embargo, en contraste, también se puede pedir ayude a terminar una mala relación para comenzar otra. Estos milagros de amor requieren rituales específicos para aumentar el poder de su médico.

Santa Muerte Roja

Los rituales requieren varios ingredientes, que incluyen rosas rojas y agua de rosas para la pasión, la barra de unión para unir a los amantes, la canela para la prosperidad y varios otros, según el ritual específico. En caso, tales elementos alusivos a al ritual del amor con Santa Muerte Roja.

Novenas

En esta parte se hablará acerca de las Novenas a la Santa Muerte Roja, quien aparte de las súplicas referidas en otros post, ahora solo se referirán estas plegarias conocidas para el amor en sus diversas formas, a cuyos fines se invocará la Novena a la Santa Muerte Roja para el amor, la cual como su mismo nombre lo dice, se trata de rezarle a este santo durante nueve días seguidos con una oración correspondiente para cada uno de esos días.

Este ritual es sumamente especial, por eso debe procurar tener un altar en donde pueda colocar tranquilamente sus ofrendas las cuales pueden ser frutas, dulces, tabacos, velas y licores, y aparte de esto debe encender una vela roja todas las noches desde el momento en que inicie el ritual.

Razones para la Novena a la Santa Muerte Roja

Los motivos para rezar la novena a la Santa Muerte Roja, es muy personal para cada individuo que lo hace, tanto así que se puede estar hechizado con este tipo de novena a la Santa Muerte Roja para el amor, sin que la persona se entere o se de cuenta de ello, ya que la misma se debe hacer de forma reservada y espiritual.

Este novenario es usado para atraer a personas de forma cariñosa, para vean el amor real, y que nunca se separe de de esa persona por la cual se clama a la Santa Muerte Roja para que la atrajera a usted. Además esta novena a la Santa Muerte Roja para el amor solo se usará también si la relación actual por la que pasa, no está funcionando.

Novena a la Santa Muerte Roja para el amor

Para optimizar su trabajo espiritual, a continuación se especifican las plegarias específicas para invocar a la Santa Muerte Roja en su novenario, es necesario recordar que para llevar a cabo hay que esperar la media noche, se deben tener velas y una imagen de la Santísima Muerte. Adicionalmente a esto debe concentrarse y enfocarse en lo que quiere, para que así la Santa Muerte Roja pueda ayudarle lo más rápido posible, donde deberá hacer lo siguiente durante nueve días seguidos sin interrupción:

Jaculatoria

La jaculatoria es una plegaria que se hace antes de comenzar cada oración correspondiente a cada día de la novena, es por decirlo de otra manera, una introducción. A continuación se describe la misma: “Santísima Muerte Roja, protégeme siempre, no me desampares, y no dejes que (nombre) esté en un instante de sosiego, fastidiarlo a cada instante, y no dejes de perturbarlo para que siempre me tenga en su pensamiento”.

Estribillo

Es la súplica que tiene lugar después de la plegaria correspondiente de cada día novenario, es la oración concluyente al día que se rece.

“Amada, Santa Muerte Roja vestigio de la fuerza de Dios que todo lo puede, desaparece mis penurias. Que tu intención infinita por hacer lo correcto estén siempre conmigo, y que nuestra dicha se cumpla sin mirar a quien. Que tu eterna y divina balanza nos arrope siempre al igual que tu manto sagrado Santísima Muerte”.

Primer día 

En este inicio del novenario a la Santa Muerte Roja para el amor, se recomienda aplicar cada uno de los pasos descritos anteriormente.

“Santísima Muerte Roja, que con la gracia que me otorgaste he logrado obtener la victoria y vencer mis obstáculos, aclarando que no hay imposibles a las cosas que se hacen con el amor. Aleja a mis enemigos, todo lo malo que me rodea, a quien quiere perjudicar mi relación con (nombre) y cúbrenos con tu manto rojo sagrado.

Haz que salga vencedor(a) de todo lo que se me ponga de trabas y que mi hogar lo bendigas con tu defensa y gracias. Amén”. Rezar 3 Padrenuestros.

Segundo día

“Amadísima Santa Muerte Roja, a ti que eres mi amuleto invaluable, nunca me alejes de ti, porque requiero tu asistencia. Eres la señora de la verdad y el destino. Santísima Muerte Roja, te vengo a implorar que el amor de (nombre) reviva en su corazón y se devuelva a mí, que no se vaya jamás y que cumple con sus deberes de novio(a), amén”. Rezar 3 Padrenuestros.

Tercer día

“Señor mío Jesús, vencedor y destructor de las fuerzas del maligno, perdonaste y te entregaste por la humanidad en tu pesada cruz; junto a la Santa Muerte Roja haz que (nombre) solo tenga sus pensamientos posados en mí, se aleje de los caminos de la infidelidad y los embelesamientos diarios.

Santa Muerte Roja

Mi amada, potente Santa Muerte Roja, la fuerza vigorosa de tu manto es puro poder, por ello oye mi plegaria, a ti imploro el ruego que sale del fondo de mí ser en tu ayuda. Que (nombre) solo me vea a mí, como yo pienso en él/ella. Otórgame este amparo amoroso que te pido en esta novena y te ofreceré una vela roja cada nueve días. Amén”. Rezar 3 Padrenuestros y encender 1 vela roja.

Cuarto día

“Santa Muerte Roja querida, a ti suplico desde lo más hondo de mi ser, que amarres de pasión a (nombre) con el carmesí de tu vestido sagrado, de aquellas gotas de linfa que transita mi cuerpo. Así como la fuerza del padre por siempre y traspasa las fronteras, acudo a ti en esta novena, porque eres la madre y el padres que ve más allá de la oscuridad.

Haz que (nombre) me ame con locura y fogosidad, intercepta su corazón egoísta para se retorne a mi como el día que nos conocimos. Te pido también que nunca falte la fuerza del cariño en mi hogar, y así seamos por siempre una familia unida. Amén”. Rezar 3 Padrenuestros.

Quito día

“Santa Muerte Roja, que con tu paraíso, tengo fe en tu fuerte ímpetu, en esta ocasión permíteme exceder de tus virtudes para hacer una petición. Te imploro para que (nombre) regrese a mí, que no esté con nadie más, porque en lo más profundo de mi corazón sé que aún me ama tanto como yo lo(a) amo.

Que su energía y su pensamiento sean todos hacía a mí, y así seré feliz porque entre mis manos se encontrará su amor, amor que tanto he anhelado y lo protegeré como si fuese una rosa roja. Amén”. Rezar 3 Padrenuestros.

Sexto día

“Oh excelentísima Santa Muerte Roja, a la que la Santísima Trinidad aportó para extraer la de vida de los seres vivos que habitan el planeta tierra, con protección te ruego que (nombre) se enamore cada vez más de mí, que las llamas de su ardoroso corazón aumentan y el hielo de la rivalidad y el ofuscamiento no lo hagan desfallecer. Haz que no solo tenga ojos para la belleza física, si no la espiritual, que después de todo el tiempo que pasa, la nunca se acaba, amén”.  Rezar 3 Padrenuestros.

Séptimo día

Solicitud personal y especial para este día (de su preferencia) “Santa Muerte Roja, esta novena a la Santa Muerte para el amor, tiene que despejarse de todos los males y amenazas, cubre con tu santo manto carmesí que representa mi preciado líquido vital y mi pasión exacerbada que profeso hacia (nombre) para nos alegremos de la integridad del amor por la eternidad. Te lo imploro en el séptimo día de haber comenzado esta espectacular novena. Rezar 3 Padrenuestros.

Octavo día

En este día de oración de la Novena a la Santa Muerte Roja para el amor, colocar una vela roja, y de ser posible prender un incienso.

“Milagrosa Santa Muerte Roja, ruego ante ti con un apego enorme para permitas devolver el afecto de (nombre) que su vista de apatía se transforme en mirada de compasión de amor por mí, que su fuerza interna se estremezca por mí, que yo estaré esperando amenamente cuando regrese. Si duerme, que en sus sueños me tenga; si no es así, que siempre me piense, y que este novenario que te dedico lo escuches. Amén”. Rezar 3 Padrenuestros.

Noveno día

“Santa Muerte Roja, que otorgas custodia y es bendita, por las virtudes que asimilas de Dios, protégeme de toda hechicería, padecimientos, envidias y malas energías; y que a cambio me des, salud, fortuna y amor, que mis amistades sean más y que mis enemigos ya no estén.

Haz que también regresé (nombre) suplicando el perdón, por los perjuicios que hizo en el pasado, y yo le perdonaré porque nunca olvidé. Espero el amor con ansias para rehacer nuestras vidas en paz, sosiego y unión. Amén”.  Rezar 3 Padrenuestros.

Como se puede observar, la estructura que posee la novena a la Santa Muerte Roja para el amor, es muy sencilla y fácil de realizar, ya que la misma no es más que una cadena de oraciones que se deben hacer diariamente con su respectivo orden para que la Santa Muerte le ayude con o que más necesite.

Recuerde, en virtud de las practicas de estos novenarios a la Santa Muerte Roja para el amor, se tiene que llevar a cabo de forma ininterrumpida, para así garantizar que esta surta el mayor efecto, y sobre todo realizarla con mucha fe. Éxito.

Oraciones a la Santa Muerte Roja

Seguidamente se cita un conjunto de oraciones dirigidas a la Santa Muerte Roja, para la invocación de esta deidad en caso estar padeciendo por amor, presentar inconvenientes con la pareja o en el entorno familiar siente falta de amor, entendimiento, o algunos desaciertos. Como bien se expuso, esta Santa Muerte Roja atiende los sentimientos y la protección en general, puede hacer uso de las oraciones a la Santa Muerte Roja que conocerá más adelante.

Bien es sabido que cuenta con ella para todos los asuntos que mueven las emociones, para que otorgue estabilidad, siempre requerido y deje ir la inquietud, el estrés y las fuerzas malignas o mala vibra que puedan estar rondando a su alrededor. Un sinnúmero de fieles a Santa Muerte Roja han dejado de sufrir gracias a su nobleza, porque con su manto sagrado purifica las emociones y limpia las impurezas que carga el alma.

Una vez con esta importante y útil información sobre la asistencia, ya tienen a su disposición una plegaria particular hacía la Santa Muerte Roja; también puede realizar un simple rezo, el cual se debe hacer con fe como se ha referido a lo largo de este artículo; pues si no es con fe, nada podrá suceder.

Oración 1

“Tu amada que te encuentras en fuego, todos mis sensibilidades hacia ti, lo padece por mi (nombre) también su pensamiento, son sometidos por mí, al igual que tus emociones, toda tu voluntad, es completamente subyugado por la Santa Muerte, yo te necesito, te cito y te pido que me vengas a escrutar (nombre) ante mí tú estás sumiso, te suplico que me manifiestes tu amor, y te venzas a mis extremidades, y que cometas todo lo que yo pueda solicitar.

Santa Muerte Roja de la sombra, tú que eres la sujeta el cosmos y todas las intenciones de la tierra, se tu juzgando la meditación y todas las acciones de mi hombre. Señora trasladame a (nombre) absolutamente sumiso ante mí, que sus pies comparezcan a mi morada, que su núcleo y sus sentimientos, desembocan amor por mí, que su cuerpo solo solicite mi cuerpo, y que su ardor sea directamente lo que yo le proporciono.

Santa mía no le aceptes paz a mi hombre si no se halla a mi lado, no cedas que ninguna dama se le aproxime, y si por alguna razón ellas se les aproximan, que se las retire perpetuamente, si no es para mí, no deseo que sea de ninguna más, Santa Muerte Roja, te pido con el corazón que le des la placidez, únicamente junto a mí, esta novena a la Santa Muerte es con fe y fervor.

Santa Muerte Roja

(Nombre) tu corazón, todos tus movimientos y tu cuerpo, no le conciernen a nadie, simplemente a mí, a partir de este instante, en el nombre de la Santa Muerte yo (nombre) demandó: trae a (nombre) dócil de amor por mi a mis pies, para que logre manifestar todo lo que siente hacia mi persona.

Te imploro que agites todas las energías, y que domines a (nombre), elevo esta súplica para que lo transportes hacia mi como sea, sin interesar donde esté, así sea de la noche, sitúa perennemente a mi lado a esa persona y que su norte siempre esté consignado adyacente con el mío.

Santa Muerte Roja, tú que de verdad puedes hacer y lograr todo, solicitó a ti que me dirijas ante (nombre), totalmente embelesado hacia mí, te ruego que tu divino corcel lo traslade hasta donde yo esté, y que seas tú lanzándolo a mis regazos, se tu creando, que, si bien yo no esté con él, que me husmee y me sienta, que jamás desista de pensar.

Señora de la noche y del día, con esta novena a la Santa Muerte Roja para el amor, te solicito que continuamente el espíritu del caballero de mi vida esté a mi lado, junto a mí, que todo el cariño sea totalmente a mi disposición, y que no posea mirada para más nadie, para ninguna matrona, que me ame simplemente a mí. Amén”.

Oración 2

“Santa Muerte Roja, que adoras las tinieblas, señora roja y preciosa, vengo ante tu presencia en búsqueda de tu bondadosa caridad, postrado ante tus santos pies pongo toda mi fe, amor y confianza en tus manos. Y ponerme bajo tu protección santa madre del amor y la compasión, dame tu protección sobre mis enemigos. Y todos aquellos que me desean mala voluntad. Hermosa amante roja, te pido que me concedas tus bendiciones, quita la mala suerte y desgracia de mi.

Hermosa amante roja, te imploro me concedas tu gracia, quítame todo lo adverso y fallido, y sustitúyelo por poderosas bendiciones de buena fortuna, abundancia, mi reina, mi madre, vela por mi casa y mi familia, cúbrenos siempre con tu protección. Nunca dejes que la sangre de mis seres queridos se derrame, por mis enemigos o quien les quiera hacer daño. Santa madre del cielo y de la tierra, dame los mayores poderes sobre los ángeles, santos y todos los mortales.

Escucha mis súplicas y mis oraciones, defiéndeme en todo momento, mantenerse a salvo del peligro y del crimen. Quitadme toda pobreza, paro y sal, y concédeme tus bendiciones enviadas desde el cielo. Trabajo honesto y estable, prosperidad, abundancia, éxito y buena salud. Rezo para que siempre escuches mis oraciones y me concedas tu intercesión divina ante el Dios todopoderoso.

Deseo que sepas que coloco toda mi súplica a los pies del dios que todo lo puede, y la santa trinidad. Que eternamente  mi petición sea concedida y mis oraciones respondidas, bajo tus infinitas bendiciones por siempre. Santa Muerte Roja del amor, por tu amabilidad y compasión. Te agradezco con todo mi corazón y alma. Amén”.

Oración 3

“Amadísima y Sagrada Santa Muerte Roja, por medio de este tributo pretendo que me ampares bajo tu manto carmesí de la pasión para que me auxilies en superar mis problemas sentimentales. Mis emociones están dolidas y te invoco para encontrar una solución. Purifica mi corazón y elimina las malas vibras que circulan a mis alrededores para que no perforen mi alma ahora que estoy sensible.

Solicito a tu presencia, que corrijas mis excesos, erradica mis fallas y límpiame con tus energías de amor. Escucha mis plegarias porque las envío desde lo más profundo de mi corazón. Necesito tu intervención con urgencia, porque de lo contrario no sé qué haré ante esta situación que me tiene tan triste. Te pido que sanes mis sentimientos. A cambio, te prometo (promesa) y convertirme en devoto tuyo. Valora de corazón todo lo que haces por mi.

En caso de faltarme el amo, procura atraer a las personas correctas, procura amor. Si sufro dolor, aléjalo, mantenme bajo tu manto sagrado de color rojo para que nada malo me ocurra. Protege sin condición a mi familia, quienes se preocupan por mis emociones con amor verdadero. Amada muerte roja, haz que vuelva la paz a mi corazón. Así sea. Amén”.

Oración 4

Santa Muerte Roja, a través de este ruego, pretendo acercarme a tu presencia, pues busco refugiarme en tu manto color pasión para que ayudes a superar todas mis angustias. Santísima muerte roja, vengo a ti como tu fiel servidor(a) que soy para que no eches en tierra estas palabras. Me encuentro dolido por el amor.

Me encuentro muy emotiva, y se hallan en conflicto, por eso suplico ante ti, para conseguir una solución. Santa Muerte Roja, lava mi corazón de todos los sentimientos impuros que pueda sentir y alivia ese dolor que me embarga. A mi alrededor están todas las malas vibras como entes periféricos esperando entrar en mi vida, haz que me vuelva inmune a ellas y no perforen mi alma buena.

Te suplico que modifiques y limpies mis pecados, purifica mi alma con tu energía pasional y puro amor. Oye estas plegarias, pues salen desde lo más hondo de mi corazón para ti, por causa de mi sufrimiento. A gritos te pido por tu ayuda, de lo contrario, no sé qué haré ante esta situación comprometedora. ( Petición)

Cura mi órgano vital, a cambio de prometo (promesa) y ser un leal devoto más de tu santo manto rojo y a partir de ahora valorar más lo que haces por mí. Si amor me falta, pues dame ese amor, atrae hacia mi, mi alma gemela, mi otra mitad. Si el dolor me colma, entonces aléjalo(a) y cobíjame bajo tu velo de pasión para que no regrese a mí. Protege a mi familia, pues es el amor verdadero más desinteresado que tengo y tendré. Amén”.

Para qué sirven

Gracias a las oraciones o las novenas en honor a la Santa Muerte Roja desnuda los sentimientos en general, presta apoyo para que esta deidad jamás le abandone y no se sienta desprovisto de protección amorosa, esta ayuda a que el alma y el corazón hallen la paz y la felicidad al lado del ser más idóneo. Es decir, la Santa Muerte Roja permite conocer el amor sin fingimientos.

Santa Muerte Roja

También es muy útil, para fortalecer el espíritu debido a su fuerza poderosa que también aleja del pensamiento y el alma, rencores, ira y odios que pueden llegar a destruir. Le hará creer en el amor y la persona eterna. Rendir culto a la Santa Muerte Roja, amarla, le hará una persona amorosa con los semejantes, pues descubrirá que solo a través del amor las pequeñas cosas se vuelven grandiosas.

Pero además sirve para algunas causas que se piensan imposibles, como atraer el amor, mejorar las relaciones de parejas, permitir que el amor imposible sea correspondido. Asimismo, permite alejar a todo aquel elemento que intente interferir en la relación como terceras personas o rumores malsanos que logren fracturar la confianza en las relaciones íntimas.

Amarres

En temas del corazón, definitivamente la Santa Muerte Roja puede convertirse en una aliada para ligar a la persona que tanto quiere en su vida, las oraciones a la niña roja, hará que esa persona le busque, y no encuentre tranquilidad si no es a su lado. Los amarres de amor con la Santa Muerte Roja son muy poderosos y confiable, amarrar a un ser querido llevará cierto tiempo.

El trabajo de la atadura por amor, se concreta por medio de una ceremonia con tabacos, plegarias acompañadas de velas simil personas (mujer y un hombre), totalmente azucaradas por un lapso de 7 días. Así, una vela portará un amarre, lo que significa atar listones de color negro y rojo entrelazadas y amarradas en forma de trenzas, así te tejen los amarres de amor, donde cada vela y cada trenza llevará el nombre del ser amado.

Luego entonces, la siguiente se pliega conjuntamente a la otra y así se puede tener listo el amarre de amor. El amarre o ligamiento obedece a un encantamiento para asegurar que alguien quede enamorado y sujeto a la voluntad y arbitrio de otra persona. Asimismo, el amor florecerá por medio de este ritual que tiene el poder de unir y ligar a estos dos seres por siempre.

El amarre con la Santa Muerte Roja, son ceremonias sagradas y promesas que se deben atender oportunamente, de tal manera que también se puedan usar el amarre en casamientos y hacer el encantamiento de una manera más santa y estar ligados por siempre con ella, es decir a la santa muerte.

El amarre con la Santa Muerte Roja, es posible que lleve en alguna etapa del ritual algo de magia negra, que son ejecutados por expertos o sumos sacerdotes de magia negra, donde visualizan a cada una de los individuos para poder trabajar la atadura, y así lograr el éxito del trabajo.

Por lo general, se hacen los amarres con magia blanca, es decir, se apoya con todo lo blanco, como velas blancas, flores blancas, ropa blanca, etc. Estos rituales se llevan a cabo en el día, las misas también son blancas, claro eso depende de como esta la pareja en el momento de hacer el amarre, pues la magia blanca es algo más espiritual.

En tanto, los amarres de amor con Santa Muerte Roja o negra, al inicio de la ceremonia de la magia blanca se acompaña con algunos conjuros y también el endulzamiento para encantar y atraer al ser amado. Pero la magia oscura se lleva a cabo en la madrugada, sobre la 3:00 am, en cuyo caso, todo es negro, sus velas cintas, flores, misas, y muchas veces están acompañados de la luna llena.

Los amarres, son medidas extremas, pues son fuertes y se suele trabajar con ello, ya que estos resultan más potentes que permiten ejercer el control del ser amado y someterla más dócilmente, en conjunto con la Santa Muerte Roja. En tanto, la magia roja normalmente es empleada para el control del sexo, la palabra lo dice, tendrá que ser todo rojo, empezamos a trabajar al atardecer cuando el sol está rojo.

En este tipo de ceremonias se puede usar sangre de animales para los rituales, también velas rojas, flores rojas, cintas rojas, y así lograr una dominación sexual plena y fuerte. De acuerdo a sus devotos, con los amarres se obtienen trabajos efectivos y garantizados en un cien por ciento.

Oración 

Antes de iniciar su amarre, es necesario disponer de la figura o una imagen de la Santa Muerte Roja y colocarla en una habitación aislada y hacer su ritual, en donde nadie entre a interrumpir el ritual, y hacer todos los pasos:

  • Colocar 10 velas, de preferencia, las diez serán rojas para mejorar resultados, aunque pueden ser blancas también.
  • Disponer de una estatuilla o una imagen de la Santa Muerte Roja.
  • Colocar de pétalos de rosas rojas, con una cinta (negra o roja), un platón y una foto de la persona que se desea atraer a su vida y una foto de quien realiza el amarre.
  • Escribir con una aguja el nombre de la persona, y de quien realiza el amarre juntos con la inscripción “gracias, Santa Muerte Roja”.
  • Encender la vela 1 para que ilumine el sitial y a la Santa Muerte Roja.
  • Luego sostener ambas fotos junto a la imagen o estatuilla de la Santa Muerte Roja, y colocar al reverso “con tu poder estaremos unidos hasta la eternidad,  gracias santa muerte”.
  • La imagen de la Santa Muerte Roja debe ir en el centro de las otras dos fotos.
  • Proceder a amarrar todo con la cinta roja.

Santa Muerte Roja

Cuando los 3 elementos estén firmemente atados, se colocan en el plató rodeado con los pétalos de rosas rojas para elevar la siguiente oración:

“Mi querida, confió en ti, en tu bendición, por tanto te imploro en este día santísima Muerte, solicito tu poderío ante el fuego ardiente, en el aire, en la tierra y por tus moralidad en el agua, te invoco en esta hora y en este santo instante sagrada muerte, imploro por mi fuerza y la de mi corazón, por las lágrimas derramadas por María y su amor por Jesús.

Igual suplico Santa Muerte Roja, que lleves en esta hora y en este santo instante por los sublimes sonidos de mi corazón, el andar de (persona) hacia mi presencia, que en cualquier sitio que me encuentre, atraigo su espíritu vivo en esta hora y en este santo momento.

Mi amada Santa muerte, extiendo mi fervorosa súplica para que ates a (nombre) a mi vida, para solamente se entregue a mi persona. Que (nombre) no desee estar con más nadie solo conmigo, que solo desee mi carne, que se entregue para siempre, durante la noche, durante el día, que no beba, no coma, no escuche, no hable, no cante a menos que sea en mi presencia.

Que mi recuerdo permanezca en su cabeza desde que sale el sol hasta que sus ojos se cierren al dormir, que en sus sueños solo este mi presencia. Mi amada niña roja, mi adorada Santa Muerte Roja, te pido que uses tu poder para alejar a (nombre) de cualquier otra persona que quiera interponerse, que si tiene ojo que nos las vea y si tienen manos que no la toquen, que su espíritu en cuerpo sólo sea para mí, lo quiero amarrado, humillado, dependiente de mí, quiero verlo loco, loco por mi.

(Nombre) por la gracia que posees, te pido que (nombre) me desee a mi (nombre) que solo logre ser feliz en mí, como si yo fuese la última persona viva en el planeta. Quiero que su alma y su corazón estén llenos siempre de mí, te pido hoy en tu nombre Gran Reina Santa Muerte Roja, que florezca como en la primavera el sentimiento de amor en (nombre) que día tras día no encuentre tranquilidad si no es a mi lado.

Así entonces, mi amada santa, que empiece a amarme y que nunca se olvide de que yo soy su único amor, te pido en este instante que piense en mí, solo en mí, que yo (tu nombre) sea su mujer, su amante y su amiga que me perciba como si yo fuese la única persona del mundo. (Ver también: Tatuajes de Santa Muerte).

 Santa Muerte Roja

Que (nombre) venga hacia mí ya, de prisa, colmado de amor y de esperanza, que nunca tenga calma si no es a mi lado, que venga en mi búsqueda y que lo haga ya, que vuelva a mí eternamente hacia mí. Santísima Muerte, elevo mi súplica para que me traigas a (nombre) humillado, manso, que me ame como yo lo amo, que me desee como yo lo deseo, yo soy su amor, su único amor, por toda la eternidad.

Yo eternamente te mostraré gratitud de corazón de tu ayuda santísima muerte, yo te amo, prometo llevar tu nombre conmigo siempre, tu mi amada niña roja, siempre en mi corazón. Quiero que me devuelvas a mi amado y que lo hagas hoy, me entristece que no este, me entristece su desánimo.

Deseo que se olvide de una vez y para siempre de otros amores que cree tener, te pido mi poderosa niña roja que vengas a mi rescate y apartes de él a otras mujeres, que lo olvide para siempre y entienda que yo soy tu único amor, nada nos podrá apartar (nombres de ambos) juntos siempre hasta el final, en esta vida y en la que viene nos vamos a reencontrar, tu santa muerte nos vas ayudar y a terminar juntos esta vida nos vas ayudar.

Quiero que (nombre) nada más me pertenezca, que cualquier mujer que esté junto a él se aburra, que se colme de estrés, que peleen, que se odien que se aborrezcan, repelan, que la rabia sea parte de cada uno de sus encuentros, que la trate mal y nunca pida disculpa, para que esa mujer salga corriendo de la vida de mi hombre. Que todo termine y solo quiera encontrar refugio a mi lado.

Amada, mi querida niña roja (nombre) este preciso instante dejará de lado todo lo que lo aleje de mí, que no te resistas, si tú, ven a mí, llámame, que siempre estaré, siente por mí, pues, yo me enamore de ti, no te resistas a nosotros, tu y yo somos uno solo. Invoco a mi ayuda a los ángeles Gabriel, para que le anuncie al oído que me ama, Miguel para que para que saque a cualquier espíritu del mal que quiera atacarnos, a Rafael para que sea la luz en mi tiniebla.

Elevo esta plegaria en forma de oración para ti, con toda la fe posible, mi amable Santa Muerte Roja, sé que todo lo vas a lograr, santísima muerte, amén, amén”.

Santa Muerte Roja

Oración de amarre 2

“Amor del puro que arde, pasión que atrae con la fuerza de un imán, haz en nombre de la Santa Muerte Roja que (nombre) para toda la vida este ante mi presencia, para que te apoderes de todo su pensar y actuar, y que sean dirigidos a mi en todo instante de su vida, a partir de ahora y siempre estaré presente en su mente y corazón, gracias a tu poder que representas con tu fuerte color rojo.

Queridísima niña mía, requiero a (nombre) en mi vida y en mis brazos, te necesito (nombre) para que te dirijas a buscarme y me declares tu amor. Con el poder de la Santa Muerte Roja, estarás doblegado(a) a mi para toda la vida, para que haga lo que yo le pida. Santa muerte roja, tú que eres la señora de las pasiones y del amor, vas a mantener a (nombre) para siempre unidos. Amén”.

Al día siguiente se enciende la vela roja número 2, en caso que la primera se haya consumido, repetir el procedimiento, y así sucesivamente hasta que se acabe la vela roja número 10. También, antes de iniciar el rito, hay que tener 4 velas rojas, la fotografía de la persona que se ama a disposición para que vuelva, así como la imagen de la Santa Muerte Roja. Esta oración se recita por 9 días con luna llena.

Oración de amarre 3

“Te invoco por la energía universal completa, por el poder ardiente de las flamas del fuego, por el aire que respiramos, por el agua que bebemos, por el poder de un corazón perdidamente enamorado y por cada lágrima que he derramado por amor, te pido, santa muerte roja para que (nombre) regrese a mi, en donde quiera que esté, que su cuerpo y espíritu vuelvan a mí y permanezcan aquí para siempre para que nunca más se aleje.

Que su espíritu se una al mío para que se enamore de mí por partida doble, para que (nombre) no piense en más nada sino nada más que mi persona, para que no esté al lado de otra persona, para que vuelva a mi manso(a) como un cordero, deseo que me pertenezca solo a mí y nada más que a mí, que mi imagen siempre esté en su mente por el poder de la sagrada Santa Muerte Roja.

Santísima muerte roja, sé que al invocar tus poderes, estaré alejando a sus amantes de mi camino. Haz que la boca de (nombre) solo diga mi nombre. Santa Muerte Roja, sé que estás escuchando estas plegarias, te pido con fe para que mi amor regrese como una paloma mansa y se quede conmigo. Santa muerte, santa muerte, santa muerte. Amén”.

Santa Muerte Roja

Aplique el mismo ritual de las oraciones de amarre anteriores, también recitar 3 padre nuestro luego de haberla rezado diariamente, para que pueda reforzar un poco más su inmenso y grande poder que ya de por si tiene, y que la fuerza de la Santa Muerte Roja para el amor le acompañen. (Ver también: Novena a San Marcos de León).

¿Es mala la Santa Muerte Roja?

En torno a la Santa Muerte Roja, se han tejido muchas dudas y falsas creencias, pues muchas personas tienen prejuicios de que únicamente los delincuentes veneran a la Santísima Muerte, o que siempre obra la mal, pero esto es absolutamente falso. Es que miles de personas alrededor del mundo, con familia, hijos y amor hacia la vida, que trabajan honradamente para ganarse el pan de cada día, también le rinden culto a la Santa Muerte.

La Santísima roja invita a disfrutar, reconocer y entender que se viene al mundo para aprender, a ser felices, crecer espiritualmente y ayudar al prójimo. La Santa Muerte Roja es sinónimo de vida, pero también simboliza la trascendencia hacia el otro mundo. Durante la vida brinda compañía y guía para que las cosas que ocurran sean tomadas con sabiduría, mientras que cuando se fallece, ayuda para ascender al nuevo mundo.

Santa Muerte Roja

Es por ello, que resulta fácil comprender que muchas personas reconocen y adoran con ceremonias especiales para la Santa Muerte Roja, porque comprenden que la vida solo se trata de una transición para reposar finalmente en el paraíso verdadero, no terrenal. Con la santa muerte y sus cultos se percibe a la muerte como algo innegable en la vida, una ley natural y que se tiene que aceptar.

Entendiendo entonces que la muerte actúa como un ser sufriente que se encarga de un trabajo penoso, que se le dio un gran poder pero una carga aún más grande. Recibe su poder de Dios, a quien obedece, al ser la muerte una certeza indispensable e ineludible para la vida. Bajo esto se ve a la Muerte más como un ángel que como cualquier otra cosa.  Pues la muerte es justa y pareja para todos pues todos vamos a morir.

Ahora, la Santa Muerte Roja u otra de sus versiones, no es buena ni mala per se, en principio depende de los fines de la invocación de quienes hacen uso de su intercesión. Para la iglesia católica y otras corrientes religiosas, esta deidad en mala y diabólica en cualquiera de su representaciones, por considerar que esta no posee los atributos necesarios para ocupar el sitial de Santa.

Por otro lado, se puede pensar que la Santa Muerte Roja u otra versión de esta, es mala debido a que un gran número de devotos y fieles están asociados al llamado bajo mundo, es decir, a los vicios, incluyendo las drogas, la prostitución, al narcotráfico, secuestros, crímenes, etc., además de sus símbolos tenebrosos y algunas prácticas indebidas con dicha deidad.

Por último, la Santa Muerte Roja, de acuerdo a su fieles es poderosa, milagrosa y que salvaguarda del peligro y de toda cosa adversa a sus fieles y devotos seguidores. Es capaz de entender de dolor y de alegría. Aseguran que colocar en sus manos huesudas cualquier inconveniente esta lo oirá y prestará el auxilio y respuesta esperada, por tanto, para estos es una deidad buena y cariñosa, pero con una doble cara o personalidad, siendo buena o mala según se invoque.

En todo caso, esta deidad de la muerte con su doble cara obrará en la vida y asuntos de sus creyentes, de acuerdo a la fe de estos, lo cual es perfectamente respetable, aunque no se compartan sus creencias y prácticas religiosas.

Santa Muerte Roja

(Visited 3.561 times, 1 visits today)
Categorías Rituales

Deja un comentario